close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Los 15 puntos de Morena para no privatizar Pemex

Entre otras cuestiones, Morena propone cortar la transferencia de Pemex al sindicato petrolero para gastos políticos
18 de marzo, 2013
Comparte
Morena

Morena

Al advertir que el presidente Enrique Peña Nieto busca privatizar a Petróleos Mexicanos (Pemex), el Movimiento Regeneración Nacional (Morena) presentó una propuesta energética alternativa para fortalecer a la paraestatal sin privatizarla.

En un mitin en el Hemiciclo a Juárez, Martí Batres, presidente de Morena, presentó los 15 puntos para fortalecer a Pemex:

1. Construcción de 5 nuevas refinerías en el territorio nacional.

2. Ampliar el presupuesto para investigación y tecnología.

3. Fortalecimiento del Instituto Mexicano del Petróleo (IMP).

4. Bajar el precio de gas doméstico, gasolina y luz para beneficiar a familias y empresas.

5. Reintegrar a Pemex en una sola empresa nacional.

6. Crear una sola política energética que abarque gas, petróleo, electricidad y energías alternativas.

7. Disminuir la exportación de petróleo crudo.

8. Absorber la deuda de Pemex para que pueda invertir en su desarrollo.

9. Combatir todas las formas de corrupción y saqueo que se dan en torno al petróleo.

10. Rechazo a cualquier forma de inversión privada en Pemex.

11. Ampliar la exploración de nuevos yacimientos.

12. Disminuir la sobreexplotación.

13. Aprovechar el gas del Golfo de México para dejar de importarlo.

14. Disminuir el gasto oneroso de la alta burocracia directiva de Pemex y cortar la transferencia de Pemex al sindicato petrolero para gastos políticos.

15. Cancelar los contratos de Pemex con compañías extranjeras que tienen sobreprecios; incorporar estrategias sustentables y ecológicas, y establecer una aportación fija de Pemex al erario.

Batres explicó que el primer punto es ampliar la exploración de nuevos yacimientos para disminuir la sobreexplotación.

También propuso construir 5 refinerías nuevas para dejar de importar gasolina de Estados Unidos; aprovechar el gas del Golfo de México y dejar de importarlo; ampliar el presupuesto para investigación y tecnología; y bajar el precio del gas doméstico

También reintegrar a Pemex en una sola estrategia nacional; integrar una sola política energética que abarque petróleo, gas, electricidad y otros energéticos; disminuir exportación de petróleo crudo y aumentar exportación de refinados y petroquímicos; absorber la deuda de Pemex por parte del Gobierno federal; y combatir todas las formas de corrupción y saqueo que se dan en torno al petróleo.

Finalmente, plantea disminuir el gasto oneroso de la alta burocracia directiva de Pemex; cortar la transferencia de Pemex al sindicato petrolero para gastos políticos; cancelar los contratos de Pemex con compañías extranjeras que tienen sobreprecios; incorporar estrategias sustentables y ecológicas; y establecer una aportación fija de Pemex al erario.

Martí Batres aseguró que aunque lo niegue, Peña Nieto, a lo largo de meses, ha prepara el terreno para dar un golpe artero, cobarde y traicionero al pueblo de México con la privatización de Pemex.

“No estamos distraídos y no nos pueden engañar, Enrique Peña Nieto quiere privatizar el petróleo por más que diga que no, por más que lo quiera ocultar (…) por más que lo niegue lo que ha hecho a lo largo de meses es preparar el terreno para ello”.

Advirtió que el petróleo no es de Peña Nieto, ni del gobierno, sino de todos los mexicanos y llamó al pueblo de México a que “no permitamos que los mexicanicidas sigan liquidando el patrimonio del país”.

Anunció el inicio del trabajo de mil brigadas en defensa del petróleo y la economía popular a lo largo del país y pidió a sus simpatizantes informar a los mexicanos sobre “las intenciones privatizadoras del gobierno” a través de periódicos murales, volanteo y otras acciones pacíficas.

Con información de Reforma y Radio Fórmula.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Getty Images

Cuánto puede tardar en regenerarse la selva consumida por los incendios en la Amazonia

El cambio climático y la intensidad del fuego pueden determinar la rapidez de la recuperación de las zonas afectadas por las llamas.
Getty Images
27 de agosto, 2019
Comparte

Más de 40.000 especies de plantas, 1.300 tipos de aves y 426 diferentes de mamíferos viven en la selva tropical del Amazonas, la más grande del mundo con 6,7 millones de kilómetros cuadrados.

Muchos animales y plantas, sin embargo, están amenazadas por los incendios que hace semanas azotan la zona. Las llamas no se limitan solo a la Amazonia de Brasil, también están afectando a los bosques de Bolivia y Paraguay.

Las imágenes son desoladoras: el humo y las llamas han cubierto centenares de miles de hectáreas de selva.

Los datos satelitales del Instituto Nacional de Investigación Espacial de Brasil (INPE, en portugués) señalan que, en lo que va de año, se ha registrado en Brasil un incremento en los incendios de más de un 80% respecto a los mismos mismos meses de 2018.

Pero ¿cuánto puede tardar en regenerarse la selva amazónica consumida por los incendios?

amazonas

Getty Images
La deforestación y el cambio climático pueden afectar a la regeneración de las áreas afectadas.

El profesor de ciencias del ecosistema en la Universidad de Oxford (Inglaterra) Yadvinder Malhi asegura que “el bosque tarda entre 20 y 40 años, si se le permite regenerarse”.

No obstante, en conversación con BBC Mundo, el académico precisa que hay varios aspectos que pueden afectar esta recuperación.

Uno de ellos es cuán dañada esté la tierra quemada. Si ha sufrido múltiples incendios -afirma-, es más probable que presente daños permanentes y su recuperación sea mucho más lenta.

Otro de los factores tiene relación con la cercanía del pedazo de tierra quemado a un bosque sin daños.

“Si está al lado de un bosque intacto, los pájaros y animales van a irse naturalmente al área dañada y ayudarán a la regeneración”. De lo contrario, dice Malhi, “va a ser mucho más difícil porque se tendrán que introducir las semillas y las especies”.

Cambio climático y deforestación

El cambio climático es otro de los factores que puede determinar la rapidez con la que las hectáreas quemadas van a regenerarse.

Claire Wordley, investigadora del Departamento de Zoología de la Universidad de Cambridge (Inglaterra), afirma que este factor es extremadamente difícil de prever y controlar.

“Ya se ha pronosticado que si la temperatura llega a ser muy alta, el Amazonas no podrá producir suficiente lluvia para mantener su selva tropical. Entonces, si hace demasiado calor, puede convertirse en sabana”, dice a BBC Mundo.

Según la académica, aunque es difícil hacer una estimación del tiempo que tardará la selva dañada en recuperarse, sí está claro que no serán diez años. “Pueden ser cientos”, afirma.

amazonas

Getty Images
Varias zonas de la región amazónica están siendo afectadas por la cría de ganado.

Por otra parte, el uso de la tierra para la agricultura y la deforestación también pueden ser una barrera para impedir la recuperación de la tierra.

Para el investigador ecológico Phil Martin, aunque recuperar las plantas y árboles “puede tomar entre 150 y 200 años”, eso sería en “perfectas condiciones”.

“El problema es que hoy hay varias áreas que están siendo afectadas por agricultores y la cría de ganado. El cambio climático también puede afectar, vemos que ahora los incendios son mucho más frecuentes y destructivos que antes”, indica.

Cambios en la estructura

Los incendios modifican drásticamente la estructura de la vegetación de un determinado lugar. Y esto, a su vez, afecta a las especies que viven en el área.

Así lo afirma José María Cardoso da Silva, profesor del Departamento de Geografía y Estudios Regionales de la Universidad de Miami (EE.UU.). Para el académico, la recuperación de las especies puede tardar varias décadas o siglos, siendo aún más difícil si los incendios son sucesivos.

amazonas

Getty Images
Miles de diferentes especies viven en el amazonas.

“Si los incendios se convierten en la norma en el paisaje, los bosques nunca se regenerarán en su condición natural y veremos un nuevo tipo de vegetación empobrecida dominada por unas pocas especies de árboles comunes que pueden sobrevivir en el nuevo régimen de incendios“, señala a BBC Mundo.

Da Silva agrega que “los incendios también pueden facilitar la expansión de especies invasoras que, con el tiempo, pueden limitar la regeneración de los ecosistemas naturales”.

¿Los incendios son parte del ecosistema del Amazonas?

Otro dato que hay que tener en cuenta para entender cuán difícil será recuperar las zonas afectadas es que los incendios en la selva amazónica no ocurren naturalmente.

“En muchas partes del mundo, el fuego es parte del ecosistema. Pero en la selva tropical, los árboles no están preparados, nunca han experimentado incendios”, explica Malhi.

“Entonces incluso pequeños incendios pueden matar muchísimos árboles. Puede ser muy dañino”, agrega.

Una opinión similar comparte la investigadora Claire Wordley.

“Hay zonas, como Australia o algunas partes de Estados Unidos, que están preparadas para lidiar con el fuego pero la región amazónica no tiene esa misma capacidad. Sudamérica es una de las regiones que se recupera más lentamente de los incendios“, dice.

amazonas

Getty Images
La región amazónica no tiene mecanismos de protección contra el fuego.

Según estudios, incluso tres décadas después de ser golpeados por un incendio, los bosques quemados tienen un 25% menos de carbono que aquellos que no fueron blanco de llamas. Y es que el Amazonas no tiene mecanismos de protección contra el fuego y esto genera que la mortalidad de los árboles sea mucho más alta.

“Esto muestra que necesitamos décadas o incluso cientos de años para que los bosques se recuperen de un incendio”, dice la brasileña Erika Berenguer, de la Universidad de Oxford, a BBC News Brasil.

“Tenemos árboles enormes que caen. Morirán. Entonces pueden nacer árboles delgados. Estos árboles nuevos crecen rápido, pero tienen una baja densidad de madera. Retienen poco carbono”, agrega la investigadora.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=1n31Ogeuvvw

https://www.youtube.com/watch?v=2UdkGCpO8eU

https://www.youtube.com/watch?v=6AMWU9EbdCU

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.