Periodistas exigen seguridad en marchas por 14 ciudades
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Periodistas exigen seguridad en marchas por 14 ciudades

Periodistas de 14 ciudades pidieron en Xalapa que el Gobernador del estado, Javier Duarte, se comprometa a que haya una investigación seria del asesinato de Regina Martínez.
Por Lilia Saúl Rodríguez
29 de abril, 2013
Comparte

Periodistas de 14 ciudades se manifestaron a un año del asesinato de Regina Martínez Pérez, corresponsal de la revista Proceso en Veracruz.

En Xalapa, Juan Villoro encabezó la protesta junto a diversas organizaciones de periodistas.“Quienes escribimos no podemos ser rehenes de nuestro miedo”, citó el escritor mexicano Juan Villoro, quien acompañó a los periodistas en Xalapa, Veracruz; al manifestarse contra la violencia y por la libertad de expresión.

La protesta sirvió para denunciar maltratos a periodistas, violaciones a derechos humanos y manifestarse contra la censura y la falta de investigación por parte de las autoridades en los asesinatos y desapariciones.

La principal exigencia fue la petición expresa al gobernador de Veracruz, Javier Duarte, para que se investigue de manera seria el asesinato de la periodista Regina Martínez.

“El sentimiento es que nadie puede creer en una investigación que el proceso fue tan desaseado, nunca se siguió la línea de trabajo con su actividad periodística… Antonio Hernández Silva fue presentado como el asesino de Regina; sin embargo, hay cosas que son inverosímiles. El ahora acusado y sentenciado es una persona que estaba aislada y que confesó que lo habían torturado y amenazado de muerte a su madre, esas declaraciones fueron desechadas por la juez que resolvió el caso, que es la misma que mandó a la cárcel a dos personas por haber tuiteado y ser catalogados como intento de terrorismo”, explicó la periodista Daniela Pastrana, quien forma parte de la organización Red de Periodistas de a Pie.

Quienes marcharon en ciudades como la de México, en Chiapas, Tamaulipas, Oaxaca y otras, se pronunciaron en contra de la muerte de periodistas y solicitaron a las autoridades se otorguen garantías por parte del Estado mexicano, para que puedan ejercer su profesión.

“Quienes escribimos no podemos ser rehenes de nuestro miedo…Hoy México vive un momento muy complicado en el tema de la violencia, en donde los periodistas han sido sacudidos por varias muertes y desapariciones del gremio…Hoy más que nunca debe de existir solidaridad entre los reporteros para exigir garantías en el ejercicio periodístico.

“Yo celebro que se hagan este tipo de protestas. Es un acto de resistencia, me sumo a la defensa de la palabra y la libertad de expresión, más ahora cuando vemos la presión que hay hacia los medios, los atentados, las granadas contra periódicos, como ocurrió con Río Doce en Sinaloa y otros tantos”, dijo en Xalapa el escritor y periodista.

Villoro explicó en entrevista que los periodistas han sido víctimas en esta guerra contra el narcotráfico.

“Los periodistas son víctimas y deben ser señalados los culpables, todo asesinato responde a una razón, a una causa. Los periodistas han sido asesinados por tocar intereses, hay que buscar los intereses de los que han sido afectados, no sólo la detección de quienes fueron los responsables, sino de quienes permitieron que se ataque a los periodistas; hay que presionar para que se reabran expedientes”, señaló el escritor en Xalapa.

 

Las protestas

La protesta se llevó a cabo en la Plaza Lerdo de Xalapa, Veracruz, entidad considerada por Reporteros Sin Fronteras como la más peligrosa para ejercer periodismo.

En Oaxaca, Oaxaca, reporteros y fotógrafos de diferentes medios de comunicación protestaron en céntricas calles, en el marco del primer aniversario luctuoso de la periodista, refirió Notimex.

Said Hernández, reportero de una revista local en Veracruz y agredido recientemente, dio lectura a una carta en la que hizo un recuento de las agresiones hacia periodistas en ejercicio de su labor informativa.

En Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, comunicadores protestaron por los homicidios y agresiones de los colegas en esa entidad y el resto del país. El acto se realizó frente a la estatua de La Libertad y el busto de Joaquín Miguel Gutiérrez Canales, en lo que denominaron Jornada Nacional por el Periodismo.

En la ciudad de México se llevó a cabo una protesta frente a la Secretaría de Gobernación, donde los manifestantes colgaron en las rejas de la dependencia manteles bordados con los nombres de los periodistas asesinados.

Periodistas de a Pie junto con otras 30 organizaciones crearon el sitio http://jornadaperiodistasmx.tumblr.com donde se pueden encontrar videos de la jornada así como fotografías y contenido de la manifestación.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Shingo, el pueblo de Japón en el que aseguran que está enterrado Jesús (junto a la oreja de su hermano)

De acuerdo a la leyenda, en una remota localidad en el norte de Japón, estaría enterrado el cuerpo de Cristo, quien dicen que vivió allí hasta los 106 años y tuvo descendencia.
9 de abril, 2020
Comparte

Jesús no murió a los 33 años, sino que vivió en realidad hasta los 109.

El que fue crucificado en Jerusalén fue su hermano.

Y se casó y tuvo tres hijas.

Estas tres afirmaciones forman parte de la creencia de un pequeño grupo de cristianos que residen en el lejano poblado de Shingo, en el norte de Japón.

Donde además, afirman, “está enterrado Jesús, el verdadero. Junto a la oreja de su hermano”.

Aunque parece un absurdo, este lugar enclavado entre montañas atrae a unos 20.000 peregrinos y turistas que cada año visitan el lugar que es conocido como el “Museo de la Leyenda de Cristo”.

A Cristo, en realidad, en este remoto paraje japonés lo llaman Daitenku Taro Jurai. Y el lugar de su supuesta sepultura es un montículo de tierra coronado por una enorme cruz de madera.

“Es solo una atracción turística, para hacer dinero”, le dijo a la cadena ABC Marcel Poliquin, un sacerdote católico que vive cerca del museo.

Sacerdote

Getty Images
En Japón apenas el 1% de la población se considera cristiano.

Pero, ¿cómo un grupo de personas que viven a más de 20.000 kilómetros de Jerusalén terminan creyendo que no solo Jesús vivió entre ellos, sino que además está enterrado allí?

Todo parte de una creencia que viene del siglo XVII.

¿En qué creen?

De acuerdo a la información entregada por el “Museo de la Leyenda de Cristo”, cuando Jesús tenía 21 años viajó a Japón para aprender más de las otras religiones que existían en el mundo.

Ese detalle, anota el grupo de creyentes, explicaría los años ocultos de Jesús, de los que nada dicen los relatos bíblicos.

Allí estuvo hasta que cumplió los 33 años, cuando regresó a Jerusalén -vía Marruecos- para continuar con su predicación.

Pero a partir de este punto es donde el relato realmente se complica: Jesús efectivamente es arrestado por las autoridades romanas, quienes lo condenan a la crucifixión. Pero, según la leyenda japonesa, se cambia de lugar con su hermano, conocido en Japón como Isukiri.

Así, dice este grupo, Jesús logró escapar de Jerusalén con dos reliquias, con las que llegó hasta Shingo: una oreja de su hermano crucificado y un mechón del cabello de María.

Y estableció su residencia en Japón, donde se retiró y formó una familia. Finalmente fue enterrado en el lugar donde hoy se erige la enorme cruz de madera, afirman.

Buda de Nara

Getty Images
La mayoría de los japoneses practica el budismo o el sintoismo.

Además, la misma historia señala -basándose supuestamente en unos rollos del siglo XVII que convenientemente desaparecieron durante la II Guerra Mundial- que la familia de los Sawaguchis, cultivadores de ajo de la zona, son los descendientes directos de Jesús.

De ellos, ninguno cree en Cristo, en un país donde la población es mayoritariamente budista y sintoísta.

El origen de la leyenda

Esta creencia -parte del folclore local- surge de la mezcla de varios relatos: los mitos de misioneros cristianos enterrados en las cercanías, el afán de un alcalde de atraer turistas y las elucubraciones de arqueólogos oportunistas.

De acuerdo al periodista Winifred Bird, no hay una fecha exacta en la que se haya dado la creación del lugar “sagrado”, pero hay un registro de que en la década de 1930 se comenzó a hablar sobre el supuesto sitio donde existía la tumba de Cristo.

“Hacia 1935 llegó a esta región Kiyomaro Takenouchi, un religioso que había leído unos documentos luego conocidos como los Libros Takenouchi, donde se señalaba que Cristo estaba enterrado en Japón”, escribió Bird.

Jesús

Getty Images
De acuerdo a la leyenda, la persona que fue crucificada no fue Jesús sino su hermano.

“Cuando llegó al lugar, uno de los locales le mostró dos montículos de tierra cubiertos de bambú. Él declaró inequívocamente que uno era el lugar donde estaba enterrado Jesús y el otro, donde yacía el fragmento de su hermano”, anotó.

A esto se unió el empeño del alcalde de la época, Denjiro Sasaki, quien vio en el asunto de la tumba de Cristo una oportunidad turística.

Y efectivamente viene dando su rédito.

Pero, ¿los locales creen en la leyenda?

Es la parte central de nuestra industria turística. Si no lo crees, no te salvas“, le dijo al diario “Japan Times” Mariko Hosokawa, una habitante de Shingo.

Otros son más escépticos.

“Por supuesto que lo de las tumbas es una mentira. Sin embargo, hay algo que puede sugerir que en esta región sí ocurrió un hecho inédito y espiritual”, agregó Toshiko Sato, otra habitante de la zona, en alusión a la leyenda.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la última versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=rCXa2gRXlcM

https://www.youtube.com/watch?v=VhMGk9zH0Zo

https://www.youtube.com/watch?v=QWwnV83nGzY

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.

close
Información verificada del COVID-19 #CoronavirusFacts