¿Qué cobro indebido de Telmex provocó la demanda de Profeco?
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

¿Qué cobro indebido de Telmex provocó la demanda de Profeco?

De perder la demanda, Telmex debería reembolsar alrededor de 124 pesos a cada uno de los clientes afectados por un año de cobro indebido
Por Daniel Casillas @daniel_casijazz
1 de abril, 2013
Comparte
Instalaciones de Telmex.

Instalaciones de Telmex.

Ayer la Procuraduría Federal del Consumidor  (Profeco) anunció que interpuso una demanda de acción colectiva  en contra de la empresa Teléfonos de México (Telmex) por haber incurrido en cobros indebidos.

La Profeco destacó que Telmex intenta confundir a los usuarios al cobrar por el derecho a la información, cuando  “nadie debe cobrar por un derecho constitucional reconocido por el Estado, ya que es parte inherente  a la persona”.

¿Pero qué es lo que cobra Telmex?

La demanda de acción colectiva promovida por la Profeco  obedeció a que  Telmex cobró indebidamente por los servicios  “Privacidad en Directorio y 040”, y “Detalle de llamadas entrantes y salientes”.

En el caso del cobro por la “Privacidad en Directorio y 040”, la Profeco señaló que Telmex cobraba  un concepto de 10.40 pesos mensualmente por la privacidad del servicio, cuando a partir de la entrada en vigor de la reforma al artículo 16 constitucional, de 2009, el derecho a la protección de datos  personales se reconoció como derecho humano.

Cuando Telmex ya no pudo cobrar ese servicio, que según su página en internet “no genera cargo”, a partir de noviembre pasado,  comenzó a cobrar el servicio denominado “Detalle de llamadas entrantes y salientes”.

Sobre ese cobro, el pasado 1 de febrero del presente año, Telmex publicó un comunicado en el que explicó que  “ofrece a sus clientes este servicio de valor agregado registrado el 17 de abril de 2008, para proporcionar a sus clientes el ‘Detalle del servicio medido (que) es el producto que detalla las llamadas efectuadas’ en un teléfono fijo.

La operadora agregó que en el documento de registro correspondiente se establece una tarifa de $26.00 (más impuestos) de renta mensual; sin embargo, destaca que el servicio de detalle de llamadas que ofrece actualmente Telmex a sus clientes incluye también el registro de las llamadas entrantes y reduce la tarifa registrada a $10.40 (más impuestos) mensuales.

Pese a la explicación de Telmex, la Profeco indicó que con el cobro de ese “servicio”, se vulneraron los derechos e intereses de los usuarios al violentarse los mandatos constitucionales.

Nadie debe cobrar por un derecho constitucional reconocido por el Estado, ya que es parte inherente  a la persona y no puede ni debe  lucrarse como lo hace Telmex”, expresó el titular de la Profeco, Humberto Benítez Treviño.

Todos los usuarios de Telmex a los que se les haya realizado este tipo de cobro pueden sumarse a la demanda colectiva y, una vez que el juez emita una sentencia, la empresa debería reembolsar el monto de los cargos indebidos en sus recibos desde el 1 de marzo del 2012, porque es en esa fecha cuando entraron en vigencia las reformas legales que le dieron la facultad para interponer demandas colectivas.

Si el juez fallara contra Telmex, la empresa debería reembolsar alrededor de 124 pesos a cada uno de los clientes afectados por un año de cobro indebido de ese servicio, tomando en cuenta la fecha del 1 de marzo de 2012 a la fecha.

Si han sido afectados por los cobros de Telmex y quieren unirse a la demanda colectiva propuesta por la Profeco, aquí les dejamos una liga con una guía para hacerlo:

Proceso y requisitos de quejas y denuncias

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Derrumbe en Miami: la carta en la que se advertía a propietarios de graves daños que sufría el edificio

Los expertos alertan que es muy pronto para sacar conclusiones apresuradas sobre las causas y recuerdan que aunque las inspecciones determinaron "daños estructurales mayores", no alertaron sobre la posibilidad de un colapso inminente.
30 de junio, 2021
Comparte

A medida que pasan los días y los trabajos de rescate continúan en el edificio que colapsó parcialmente en Miami, las preguntas sobre cómo pudo derrumbarse un edificio de 12 plantas en cuestión de 11 segundos se multiplican.

Y también, comienzan a aparecer nuevas evidencias y detalles que ayudarán a los expertos a determinar con el tiempo las causas.

Desde el pasado fin de semana, medios de Estados Unidos han publicado documentos que dan cuenta de un deterioro notable en las instalaciones del Champlain Tower South.

Es el caso de una carta enviada en abril pasado a los propietarios de los apartamentos en la que se alertaba de que el “deterioro del concreto” se estaba “acelerando” y que el daño “comenzaría a multiplicarse exponencialmente”.

La carta, enviada por la presidenta de la asociación de propietarios de Champlain Towers South, Jean Wodnicki, tenía como objetivo explicar a los inquilinos por qué una renovación que en 2018 se había estimado en unos US$9 millones había aumentado a casi US$16 millones tres años después.

La recertificación

El Chaplain Towers South es un condominio de 12 plantas y más de 100 apartamentos ubicado frente al mar en el norte de Miami Beach.

El edificio fue terminado en 1981, según datos de la ciudad.

Dado que las normativas vigentes establecen que las construcciones de este tipo deben pasar una inspección a los 40 años para garantizar su habitabilidad, el edificio estaba siendo sometido a reparaciones para poder ser inspeccionado por peritos y obtener su recertificación, de acuerdo con autoridades locales.

Un consultor de ingeniería, Frank Morabito, había sido contratado en 2018 para hacer la evaluación inicial para el proceso y en su informe entonces indicó que había “abundantes grietas” y desprendimientos en el estacionamiento subterráneo del edificio.

La inspección detectó daños graves en la losa de concreto debajo de la plataforma de la piscina -al punto de señalar que había “agotado su vida útil”- y problemas en la entrada que estaban “causando un daño estructural importante a la losa estructural de concreto debajo de estas áreas”.

Para 2021, según mencionó Wodnicki en la carta del 9 de abril, el edificio estaba en peor estado.

“El daño observable, como en el garaje, ha empeorado significativamente desde la inspección inicial“, escribió en la carta, a la que tuvo acceso primero el diario USA Today.

“Cuando se puede ver visualmente el concreto desconchado (agrietado), eso significa que la barra de refuerzo que lo mantiene unida se está oxidando y deteriorándose debajo de la superficie”, alertó Wodnicki.

Otras advertencias

Wodnicki señaló también que “el deterioro del hormigón” se estaba “acelerando” y que “la situación del techo empeoró mucho”.

“Se han identificado nuevos problemas. Además, los costos aumentan cada año. Así es como hemos pasado de los US$ 9.128.433.60 estimados en el informe de 2018 de Frank Morabito, a la cifra mucho mayor que tenemos hoy”, explicó.

Wodnicki alertó además que era “imposible saber la extensión del daño en la barra de refuerzo subyacente” hasta que se abriera el concreto.

“A menudo, el daño es más extenso de lo que se puede determinar mediante la inspección de la superficie”, agregó.

La carta a los residentes presentaba una imagen más sombría sobre el estado del edificio que la que se les dio, según aseguran, después de la inspección de 2018.

Muchos de los que sobrevivieron al derrumbe aseguran que en aquel entonces se les dijo que el edificio estaba “en muy buenas condiciones”.

No está claro si los elementos señalados en la carta de Wodnicki están vinculados con el derrumbe.

rescate

AFP
Las tareas de rescate continúan.

Los expertos alertan que es muy pronto para sacar conclusiones apresuradas sobre las causas y recuerdan que aunque las inspecciones determinaron “daños estructurales mayores”, no alertaron sobre la posibilidad de un colapso inminente.

Este tipo de daños es frecuente en edificios viejos y sobre todo en los que se encuentran en la zona frente al mar y esto no implica necesariamente que se encuentren en riesgo de colapso.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=3gwP5X5szQM

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.