Trabajó en la CIA quien filtró información sobre programa de vigilancia electrónica de EU
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Trabajó en la CIA quien filtró información sobre programa de vigilancia electrónica de EU

En una entrevista desde Hong Kong, donde se está quedando en este momento, Snowden que "solicitará asilo a cualquier país que crea en la libertad de expresión y se oponga a la victimización de la privacidad a nivel global".
10 de junio, 2013
Comparte
Edward Snowden

Esta imagen cedida por el periódico británico The Guardian muestra a Edward Snowden, denunciante de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA, por sus siglas en inglés). El estadounidense de 29 años y contratista de la NSA es la fuente de la filtración a The Guardian sobre los programas de vigilancia del gobierno de Estados Unidos. (Foto AP)

Un analista de inteligencia de 29 años que dice haber trabajado en la Agencia de Seguridad Nacional y la CIA fue identificado como la fuente de las revelaciones sobre los programas gubernamentales secretos de vigilancia electrónica.

Las filtraciones han reabierto el debate que comenzó después de los atentados terroristas del 11 de septiembre de 2001, el cual versa en torno al equilibrio que debe haber entre las preocupaciones de privacidad y las medidas más estrictas de protección contra ataques terroristas, y condujeron a la NSA (siglas en inglés de la Agencia de Seguridad Nacional) a pedir al Departamento de Justicia que realizara una investigación penal.

El periódico británico The Guardian, el primero en dar a conocer los documentos, indicó que había publicado la identidad de Edward Snowden, ex asistente técnico de la CIA y actual empleado del contratista de defensa Booz Allen Hamilton, a petición propia.

Mi único motivo es informar al público sobre lo que se hace en su nombre y lo que se hace contra ellos”, declaró Snowden al periódico.

Por su parte, The Washington Post también identificó a Snowden como su fuente principal en los datos sobre las operaciones de inteligencia.

Las informaciones publicadas en ambos rotativos la semana pasada revelaron la existencia de dos programas de vigilancia.

Uno es un programa de supervisión de registros telefónicos con el que la NSA recopila cientos de millones diarios, que van a una base de datos a través de la cual puede conocer si sospechosos de terrorismo han estado en contacto con personas en Estados Unidos. El gobierno del presidente Barack Obama dice que el programa de la NSA no escucha las conversaciones.

Por otra parte, un programa de vigilancia de internet, llamado PRISM, permite a la NSA y al FBI conectarse directamente con nueve proveedores de internet de Estados Unidos para recopilar información de uso de la red, como audio, video, fotos, mensajes electrónicos y búsquedas, todo con el fin de detectar comportamientos sospechosos que comiencen en el extranjero.

Snowden dijo que las alegaciones de que los programas son seguros no son ciertas.

“Cualquier analista puede investigar a cualquier persona en cualquier momento. Cualquier persona. En cualquier parte. La identificación y seguimiento de esas comunicaciones depende de las redes de sensores y de la autoridad con que cuenta el analista”, dijo Snowden en un video que acompaña las revelaciones en la página de internet del Guardian.

No todos los analistas tienen autoridad para analizar cualquier cosa. Pero yo, sentado en mi escritorio, tenía la autoridad de escuchar a cualquiera, desde usted o su contador, hasta un juez federal, incluso al presidente si tenía un mensaje electrónico personal”, agregó.

En una entrevista desde Hong Kong, donde se está quedando en este momento, Snowden declaró al Post que “solicitará asilo a cualquier país que crea en la libertad de expresión y se oponga a la victimización de la privacidad a nivel global“.

“No me voy a ocultar”, le dijo Snowden al Post. “Permitir que el gobierno de Estados Unidos intimide a su pueblo con amenazas de represalias por revelar acciones indebidas es contrario al interés público”.

El Post declinó ofrecer más detalles acerca de sus reportajes sobre Snowden.

Portavoces de la Casa Blanca, el director de Inteligencia Nacional, la NSA y la CIA no hicieron comentarios de inmediato sobre las revelaciones, ni tampoco confirmaron si Snowden trabajó en órganos de inteligencia de Estados Unidos.

En un comunicado, Booz Allen confirmó que Snowden “fue un empleado de nuestra compañía durante menos de tres meses, asignado a un equipo en Hawai”.

El comunicado indicó que si los reportes de prensa sobre lo que Snowden había filtrado eran exactos, “esto representa una grave infracción del código de conducta” y la compañía prometió trabajar estrechamente con las autoridades en la investigación.

Snowden declaró al Guardian que no tenía diploma de secundaria y se había alistado en el ejército de Estados Unidos hasta que le dieron la baja por una lesión, y que después trabajó de guardia de seguridad en la NSA.

Posteriormente laboró en la CIA como técnico de información y en 2007 lo enviaron a Ginebra, Suiza, donde tenía acceso a documentos secretos.

Durante ese tiempo sopesó la posibilidad de filtrar información sobre los programas secretos del país, pero le declaró al diario que decidió no hacerlo porque no quería poner en peligro a nadie y esperaba que la elección de Obama como presidente redujera el alcance de algunos de los programas secretos.

Snowden dijo que estaba decepcionado que Obama no lo hubiera hecho.

“Buena parte de lo que vi en Ginebra me decepcionó mucho sobre cómo funciona mi gobierno y las consecuencias de sus actos en el mundo”, le dijo al Guardian. “Me di cuenta que era parte de algo que hacía mucho más mal que bien”.

Snowden renunció a la CIA en 2009 para comenzar a trabajar con un contratista privado y pasó los últimos cuatro años en la NSA como empleado de Booz Allen Hamilton y, antes de eso, en Dell.

El Guardian reportó que Snowden estaba trabajando en una oficina de la NSA en Hawai cuando copió los últimos de los documentos que planeaba revelar y dijo a sus supervisores que necesitaba una licencia de varias semanas para someterse a un tratamiento contra la epilepsia.

Salió con destino a Hong Kong el 20 de mayo y permanece allí desde entonces, según el periódico, que atribuye a Snowden haber dicho que escogió esa ciudad porque “tiene un compromiso serio con la libertad de expresión y el derecho a la disensión política”, y porque cree que es uno de los lugares del mundo que puede resistir los dictados del gobierno de Estados Unidos.

Me siento satisfecho de que todo esto valió la pena. No me arrepiento de nada“, le dijo Snowden al Guardian, que indicó que el individuo le había pedido que dieran a conocer su nombre después de varias semanas de entrevistas.

Por su parte, Ronald Marks, ex funcionario de la CIA, explicó que “a través de software, uno puede buscar palabras y frases clave que relacionen una comunicación a un grupo o individuo en particular que pondrán en alerta a las diferentes agencias que tienen interés en ello”, tal como Amazon o Google escanea millones de correos electrónicos y compras para hacer un seguimiento preferencial de los consumidores.

El autor de “Spying in America in the Post 9/11 World”, agrega que algoritmos detallados tratan de determinar si algo está relacionado con ciudadanos estadounidenses. Pero el proceso no es perfecto, ya veces lo que debería ser información privada llega a organismos no autorizados para verla.

Legisladores que estuvieron el domingo en programas de televisión hablaron de los pros y los contras de los programas de vigilancia.

La jefa del Comité de Inteligencia del Senado, el demócrata Dianne Feinstein dijo a la cadena ABC de que el programa telefónico ayudó a frustrar un complot en 2009 para bombardear trenes subterráneos de la ciudad de Nueva York y ha desempeñado un papel en la causa contra un estadounidense que exploró objetivos en Mumbai, India, antes de un ataque terrorista mortal allí en 2008.

El senador demócrata Mark Udall dijo en “State of the Union” de CNN que no estaba “convencido de que la colección de este vasto tesoro de datos hubiese permitido interrumpir tramas” contra Estados Unidos. También dijo que espera que el gobierno proteja su privacidad.

AP

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Homero Zamorano, el conductor acusado de la muerte de al menos 53 migrantes en Texas

El chofer del tráiler en el que murieron decenas de migrantes cerca de San Antonio, Texas, ha sido acusado y enfrenta una posible cadena perpetua o hasta la pena de muerte.
1 de julio, 2022
Comparte

Cuatro días después del hallazgo de decenas de migrantes muertos en un tráiler en Texas, Homero Zamorano está frente a un proceso judicial que podría llevarlo a pasar el resto de su vida en la cárcel o incluso enfrentar la pena de muerte.

El estadounidense de 45 años era el conductor que manejaba el vehículo en el que murieron al menos 53 personas. Es el más grande caso de migrantes fallecidos en EE.UU. del que haya registro.

Zamorano ya recibió cargos federales por “tráfico de extranjeros con resultado mortal”, informó el Departamento de Justicia de EE.UU.

“Si es declarado culpable, Zamorano enfrenta cadena perpetua o posiblemente la pena de muerte”, señala.

Junto a él, otro estadounidense, Christian Martínez, enfrenta los mismos cargos. Dos mexicanos, Juan Claudio D’Luna Méndez y Juan Francisco D’Luna Bilbao, están siendo procesados bajo distintos cargos por su posible participación en el fatal incidente.

Conforme ha avanzado la investigación, han surgido más detalles de quién es Zamorano y por qué se le responsabiliza de la tragedia que ha puesto de luto a decenas de familias en México, Guatemala, Honduras y El Salvador.

¿Qué se sabe de Zamorano?

Zamorano, de 45 años, es originario de Brownsville, una ciudad de Texas fronteriza con México.

Familiares han señalado que desde muy joven hizo su vida apartado de ellos y que sabían que se metía en problemas frecuentemente. Supuestamente trabajaba como empleado de mantenimiento en Houston.

Una ilustración de Zamorano en el tribunal

Reuters
Zamorano tuvo su primera comparecencia ante una jueza el jueves.

“Se perdía durante años y aparecía de vez en cuando. Básicamente se crió a sí mismo”, dijo uno de sus cuñados al diario The Texas Tribune.

“Él siempre ha tenido un problema con las drogas”, señaló la hermana de Zamorano, Tomasita Medina, al diario Los Angeles Times. “Él siempre estaba dentro y fuera de nuestras vidas por eso”.

Según el congresista Henry Cuellar, que ha accedido a detalles de la investigación, un examen toxicológico después del incidente mostró que Zamorano había consumido metanfetamina, una potente droga sintética.

¿Qué se sabe de su participación?

El pasado 27 de junio, Zamorano condujo el tráiler en el que aparecieron los migrantes en la ruta que va de Laredo, en la frontera, a San Antonio, un trayecto de unos 250 km.

Fue captado por las cámaras en un punto de inspección del servicio de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, por sus siglas en inglés) a unos 50 km de distancia desde Laredo.

El conductor al pasar por Encinal

INAMI
Al pasar por el filtro de revisión del CBP en Encinal, el conductor fue captado por las cámaras de seguridad.

Sin embargo, el vehículo no fue revisado debidamente. El gobernador de Texas, Greg Abbott, aseguró que ocurrió así “porque la Patrulla Fronteriza no tiene los recursos para poder inspeccionar todos los camiones”.

Horas después, cuando ocurrió el hallazgo de los migrantes, Zamorano “fue encontrado escondido en la maleza después de intentar fugarse”, según la investigación del Departamento de Justicia.

En un principio, los servicios de emergencia le prestaron ayuda, pero luego fue detenido por la policía de San Antonio.

La investigación ha revelado que, aparentemente, Zamorano no sabía que el aire acondicionado del tráiler no funcionaba. Los migrantes estaban en el vehículo con mínima ventilación en un día que rozó los 40 °C a la sombra.

Los cuerpos de emergencia que hallaron a los migrantes muertos dijeron que estaban “calientes al tacto”.

Mapa del presunto trayecto del camión

BBC

Según los documentos de la acusación, Christian Martínez envió mensajes de celular a Zamorano para indicarle la ubicación de una casa de seguridad de traficantes donde recogió a los migrantes en Laredo.

En camino a San Antonio, el conductor ya no respondió a los mensajes.

Fue a través de una revisión del teléfono de Zamorano que las autoridades dieron con los otros presuntos cómplices.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=DSeuPF0Fn_g&feature=emb_title

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.