10 curiosidades sobre el nacimiento del bebé real
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

10 curiosidades sobre el nacimiento del bebé real

Reino Unidocelebra el nacimiento de quien estará de tercero en línea para ocupar el trono británico, después de su abuelo Carlos y su padre William.
Por Keith Moore y Kathryn Westcott // BBC Mundo
22 de julio, 2013
Comparte

La duquesa de Cambridge fue llevada este lunes al hospital St. Mary de Londres, la capital británica, con los primeros síntomas de trabajo de parto, según informó el Palacio Kensington.

El bebé llega cargando la historia en sus mínimas espaldas.

El nacimiento de los herederos de la corona es y ha sido siempre vital para cualquier monarquía y ese grado de importancia está reflejado en las tradiciones que han acompañado el evento a través de los siglos.

Algunas siguen vivas mientras que otras, seguramente para el alivio de Kate Middleton, han sido confinadas a los libros de historia.

He aquí diez de ellas.

1. Hasta 1948, los secretarios del Estado de Asuntos Internos solían estar presentes en los nacimientos reales.

El secretario de Asuntos Internos Sir William Joynson-Hicks, por ejemplo, asistió al nacimiento de la reina Isabel II en 1926, a pesar de que el gobierno estaba envuelto en una disputa con los mineros de carbón.

Se pensaba que la costumbre tenía algo que ver con la verificación de que el niño era efectivamente hijo de la reina o de que era varón.

Pero antes del nacimiento del príncipe Carlos, los investigadores de la oficina de Asuntos Internos no encontraron evidencia que apoyara esa creencia, así que la práctica se suspendió, según la biografía de la reina escrita por Ben Pimlott.

2. El arzobispo de Canterbury tampoco atenderá el nacimiento, como era costumbre en el pasado.

Una excepción se dio en 1841, cuando nació el primer hijo de la reina Victoria -Alberto Eduardo- pues el arzobispo llegó tarde. Es probable que se haya debido al pesado tráfico de carruajes en las calles de la época, pero eso no está confirmado.

3. Según se reportó, hubo 42 personajes públicos eminentes llamados a verificar el nacimiento del hijo del rey Jacobo II de Inglaterra y VII de Escocia, Jacobo Francisco Eduardo, en 1688 en el Palacio de St. James.

Fue “el primer circo mediático de la historia debido a un nacimiento real”, según la catedrática de la Universidad de Cambridge Mary Fissel.

La gente cuestionaba el hecho de que la esposa del rey, María II de Inglaterra, estaba genuinamente embarazada y cuando empezó su trabajo de parto, cuenta Fissel, se esparcieron los rumores en los tabloides y en los cafés de que el bebé realmente era un niño que una sirvienta había traído a la habitación en una olla o que lo habían metido por una puerta secreta.

Ese escándalo dejó una duda indeleble sobre la legitimidad del bebé, señala Fissel, y nunca pudo ser rey. Guillermo III de Orange y su esposa María llegaron al trono después de la llamada Revolución Gloriosa en 1688.

4. El hijo de Kate y William no necesitará un apellido, pues tendrá el título de Su alteza real príncipe o princesa.

Pero si quisiera uno, tiene tres entre los cuales escoger: Mountbatten-Windsor, Wales (Gales) o Cambridge.

En 1917, Jorge V adoptó el apellido Windsor como el “apellido” de su familia, para cambiar el de Saxe-Coburg y Gotha que sonaba demasiado alemán para llevarlo durante la Primera Guerra Mundial.

La reina Isabel y el príncipe Felipe combinaron sus dos apellidos, de ahí Mountbatten-Windsor. Sus descendientes directos lo pueden usar, pero no están obligados a hacerlo.

En su rol militar, William usa el nombre de su casa real, Wales (Gales), que tomó de su padre. Pero también está disponible como apellido Cambridge, por el título que se le dio a la pareja cuando se casaron: los duques de Cambridge.

5. La noticia será expuesta en un caballete.

Dicta la costumbre que las noticias de nacimientos o muertes de miembros de la familia real son desplegadas en las rejas del palacio de Buckingham antes de ser difundidas por cualquier otro medio.

En este caso, serán expuestas en un caballete ornamentado que estará en el patio delantero del palacio.

Se le informará primero a la reina, los miembros de la familia real de más alto rango y la familia Middleton, si no están en el hospital.

Paso seguido, un edecán real irá a toda prisa del hospital al palacio, escoltado por la policía, con el boletín. El anuncio, del tamaño de un folio, con el membrete del palacio y firmado por los principales doctores, le comunicará a la nación si es niño o niña.

Después de que se exhiba esta nota, se divulgará oficialmente por Twitter y Facebook, y se le informará a los medios.

6. Los nacimientos reales usualmente son celebrados con un saludo de 41 cañonazos de la Tropa Real de la Artillería Montada del rey.

Ese día, si se siguen los planes, Londres retumbará.

El saludo real tradicional consta de 21 cañonazos pero como serán disparados en un parque real -Green Park- habrá 20 disparos más: un total de 41.

Y no serán los únicos. En la Torre de Londres se dispararán 62: los 21 básicos, 20 por ser un castillo real y 21 en nombre de la ciudad de Londres.

Las banderas británicas ondearán en las astas de todos los edificios gubernamentales, barcos de la Marina Real y los establecimientos de Defensa.

7. El bebé nacerá en un hospital.

El príncipe William fue el primer heredero de la corona británica que llegó al mundo de esa manera.

Tanto él como su hermano Harry nacieron en el ala privada Lindo del Hospital de St. Mary en Paddington, Londres, el mismo lugar en el que la duquesa de Cambridge planea dar a luz.

La reina nació en la casa de sus padres, 17 Bruton Street de Mayfair, Londres.

El actual heredero al trono, el príncipe Carlos, nació en el palacio de Buckingham y su hermana mayor, Ana, nació en Clearence House, otra de las residencias reales de la capital inglesa.

8. Lo más probable es que los nuevos padres le presenten al bebé al mundo a través de la prensa que acampará afuera del hospital.

La reina mostró a sus hijos desde el balcón del palacio de Buckingham, frente a una enorme multitud.

9. El faldón de bautizo será una réplica de uno que ha sido usado desde 1841.

La prenda fue hecha originalmente para el bautizo de la hija mayor de la reina Victoria, la princesa real Victoria Adelaide Mary Louisa.

Confeccionado con encaje Honiton y satín blanco, ha sido usado por las generaciones subsecuentes.

La reina actual lo usó, así como sus hijos y nietos.

En 2008, el hijo del príncipe Eduardo y la condesa de Wessex vistió una réplica para preservar el original.

10. No se sabe aún dónde será bautizado el bebé, pero al príncipe William, como a su padre Carlos, los bautizó el Arzobispo de Canterbury en la sala de música del palacio de Buckingham.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Getty Images

La carta en la que Pancho Villa le propuso a Zapata invadir EU (y que nunca llegó a su destino)

En una carta que intercambiaron dos de los líderes más icónicos de la Revolución Mexicana desvela que Villa le propuso a Zapata atacar territorio estadounidense. Esto decía la misiva.
Getty Images
19 de noviembre, 2020
Comparte

¿Qué habría ocurrido si los mexicanos Pancho Villa y Emiliano Zapata hubieran unido fuerzas para invadir Estados Unidos?

La idea quedó plasmada en papel. Así se lee en una de las al menos 30 cartas que intercambiaron dos de los líderes más icónicos de la Revolución Mexicana, de cuyo inicio se cumplen 110 años este 20 de noviembre.

El largo conflicto armado (1910-1917) que inició como una lucha contra la perpetuación en el poder del general Porfirio Díaz, dejó más de un millón de muertos en el país.

Villa, alegando que Estados Unidos estaba respaldando al gobierno constitucionalista mexicano durante el conflicto, intentó lograr el apoyo de Zapata para trasladar la lucha al otro lado de la frontera escribiéndole una carta:

El enemigo común para México es actualmente los Estados Unidos y la integridad e independencia de nuestro país está a punto de perderse si antes todos los mexicanos honrados no nos unimos y con las armas en la mano impedimos que la venta de la Patria sea un hecho.

La misiva, sin embargo, nunca llegó a las manos del Caudillo del Sur.

Carranza y EU

8 de enero de 1916. México se desangra mientras aumentan las diferencias entre las diferentes facciones revolucionarias que un día se unieron contra el porfiriato.

Año y medio antes, Venustiano Carranza había logrado unir a los principales líderes revolucionarios para conseguir que el presidente golpista Victoriano Huerta dejara el poder.

Venustiano Carranza

Getty Images
Venustiano Carranza resultó ser el líder revolucionario triunfador tras la salida de Huerta y tuvo el gobierno bajo su mando hasta 1920.

Sin embargo, pronto discrepó con las reivindicaciones de Villa y Zapata. Fue entonces cuando comenzó una “guerra de guerrillas” entre grupos y la etapa más cruenta de la Revolución Mexicana.

Es en este contexto que Villa le escribió la carta a Zapata en la que mostraba su enojo por haber sido derrotado cuando intentaba invadir el estado de Sonora desde Chihuahua “porque el enemigo contó con el apoyo indebido y descarado del gobierno americano”.

Además, aseguraba que Carranza pretendía firmar un acuerdo de colaboración con Washington que, según el revolucionario, ponía en riesgo la soberanía de México.

Con las dos invasiones estadounidenses al país aún recientes (en 1914 y 1847, en la que México perdió la mitad de su territorio), el Centauro del Norte consideró en su carta a Zapata que una invasión conjunta era la mejor manera de frenar el avance del “enemigo”.


(…) encontrándonos a inmediaciones de Agua Prieta y en vísperas de atacarla, llegó el enemigo por territorio americano y en trenes, un refuerzo de cinco mil carrancistas que el Gobierno de los Estados Unidos permitió pasar.

¿Puede registrarse mayor acto de ofensa para el pueblo mexicano y ataque a su Soberanía Nacional?

(…) ya ha de conocer Ud. los tratados que Carranza celebró con el Gobierno de Washington.

(…) decidimos no quemar un cartucho más con los mexicanos nuestros hermanos y prepararnos y organizarnos debidamente para atacar a los americanos en sus propias madrigueras y hacerles saber que México es tierra de libres y tumba de tronos, coronas y traidores.

Pancho Villa

Getty Images
Villa expuso en su carta a Zapata la necesidad de atacar EE.UU. para “hacerles saber que México es tierra de libres”.

Con objeto de poner al pueblo al tanto de la situación y para organizar y reclutar el mayor número posible de gente con el fin indicado, he dividido mi Ejército en guerrillas y cada Jefe recorrerá las distintas regiones del país que estime convenientes, mientras se cumple el término de seis meses, que es el señalado para reunirnos todos en el Estado de Chihuahua con la fuerzas que se haya logrado reclutar y hacer el movimiento que habrá de acarrear la unión de todos los mexicanos.

Como Ud. es mexicano honrado y patriota, ejemplo y orgullo de nuestro suelo, y corre por sus venas sangre india como la nuestra, estoy seguro que jamás permitirá que nuestro suelo sea vendido y también se aprestará a la defensa de la Patria.

Como el movimiento que nosotros tenemos que hacer a los Estados Unidos, solo se puede llevar a cabo por el Norte, en vista de no tener barcos, le suplico que me diga si está de acuerdo en venirse para acá con todas sus tropas y en qué fecha, para tener el gusto de ir personalmente a encontrarlo y juntos emprender la obra de reconstrucción y engrandecimiento de México, desafiando y castigando a nuestro eterno enemigo, al que siempre ha de estar fomentando los odios y provocando dificultades y rencillas entre nuestra raza.


¿Cómo apareció la carta?

Sin embargo, todo parece indicar que esta propuesta nunca llegó a ser leída por Zapata.

Dos meses después de ser escrita, la carta fue encontrada entre las ropas de uno de los mexicanos muertos en el ataque liderado por Villa a Columbus, en Nuevo México.

El revolucionario, quien es considerado por esto como el único latinoamericano que ha encabezado una invasión a EU, acabó por lo tanto cumpliendo su plan en solitario y a la espera de recibir una respuesta de Zapata a su invitación que nunca llegó.

El historiador Armando Ruiz Aguilar, autor del libro “Nosotros los hombres ignorantes que hacemos la guerra” que compila la correspondencia entre ambos insurgentes, reconoce la “incógnita” en torno al hecho de que el documento se encontrara en ese lugar y dos meses después de ser escrito.

“No se sabe si al villista muerto lo descubrieron realmente ahí, como herido en la batalla (de Columbus); o si ya lo habían localizado anteriormente y hubo una refriega antes de que lo mataran”, le dice a BBC Mundo.

“Algunas informaciones apuntan a que (el mensajero) podría ni haber salido nunca de Chihuahua”, dice.

Emiliano Zapata

Getty Images
Emiliano Zapata nunca recibió la carta en la que Villa le proponía invadir EU.

Varios expertos creen que la carta podría haber sido “sembrada” de algún modo por EU como parte de una estrategia o incluso cuestionan su veracidad, basados por ejemplo en el hecho de que la caligrafía no se corresponde con la de Villa.

Ruiz Aguilar, sin embargo, defiende su importancia histórica y resta importancia a este detalle, al recordar que en aquella época “las personas con liderazgo dictaban las cartas a otras personas”.

Tras su hallazgo, la carta se envió a EU, donde no se redescubrió y salió a la luz pública solo hasta 1975. Actualmente, se conserva en los Archivos Generales de Washington.

¿Y si Zapata la hubiera leído?

Preguntado sobre qué habría ocurrido si Zapata hubiera recibido la misiva, el historiador cree que probablemente no habría aceptado la propuesta de invadir territorio estadounidense.

“Era muy, muy riesgoso y Zapata tendría que estar vigilando a la vez su frente de acción, que estaba en el centro del país. Además el desplazamiento hacia el norte habría sido muy caro”, opina.

Carta de Villa a Zapata

Armando Ruiz Aguilar
La carta no fue escrita por Villa de su puño y letra.

Para Ruiz Aguilar, una de las conclusiones más interesantes de haber estudiado esta y otras decenas de cartas enviadas entre ambos líderes es poder conocer de manera mucho más personal e íntima el tipo de relación que mantenían.

“Ellos nunca fueron compadres, de hecho no se conocieron hasta 1914 en Ciudad de México. Las primeras cartas son muy cortas, diplomáticas y con muchos saludos, pero sus textos son después más cálidos y se aprecia cómo se va afianzando una amistad”, destaca.

De su lectura se extrae, dice el experto, que son dos hombres que aman a México, que saben que tienen diferencias pero que se unen en su objetivo de acabar con el carrancismo.

“Sus cartas dejan claro que tras su lucha había una visión que iba más allá. Muestran sus verdaderos ideales, que tenían una opinión política y un proyecto de nación”, concluye.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=OVL4DOiuFt8

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.