¿Cómo ser feliz?
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

¿Cómo ser feliz?

La Base de Datos Mundial de la Felicidad dice que está en nuestras manos el ser más felices y no depende sólo de cambios externos como, por ejemplo, tener más dinero
7 de julio, 2013
Comparte
Felicidad BBC

Felicidad BBC

De acuerdo con estudios de diferentes partes del mundo, recopilados por la Base de Datos Mundial de la Felicidad, en Rotterdam, el secreto de la felicidad está en nuestras manos y no en los lugares en los que solemos buscarla.

El profesor Ruut Veenhoven, director de dicha base de datos y profesor emérito de las condiciones sociales para la felicidad humana de la Universidad Erasmus en Rotterdam, señala que su propio estudio encontró una ligera correlación negativa entre el número de veces que los participantes en el estudio espontáneamente relacionaron “objetivos” y “felicidad”.

“Aunque generalmente se asume que las metas son necesarias para llevar una vida feliz, la evidencia no es concluyente. La razón parece ser que la gente infeliz está más consciente de sus propios objetivos porque buscan mejorar sus vidas”.

Pese a que hay una correlación positiva entre darle un sentido a la vida y ser feliz, los estudios indican que no es una condición necesaria para ser feliz. De hecho, los estudios señalan que una vida activa tiene la correlación más fuerte con la felicidad.

“Para llevar una vida feliz, una vida satisfactoria, necesitas estar activo”, le dice Veenhoven a la BBC. “Participar (en actividades) es más importante que saber por qué lo estamos haciendo”.

Pero las mejores noticias que ofrece la Base de Datos Mundial de la Felicidad es que está en nuestras manos el ser más felices y no depende sólo de cambios externos como, por ejemplo, tener más dinero.

“La investigación ha mostrado que podemos hacernos más felices a nosotros mismos porque la felicidad cambia con el paso del tiempo”, señala el profesor Veenhoven, “y esos cambios no están sólo relacionados con mejores circunstancias sino con una mejor manera de lidiar con la vida. La gente mayor tiende a ser más sabia y, por esa razón, más feliz”.

¿Qué debemos hacer para ser más felices?

Es una pregunta muy ambiciosa y muy subjetiva, pero estudios recopilados por la base de datos señalan que las personas tienden a ser más felices si:

  • Están en una relación de largo plazo
  • Están activamente envueltos en política
  • Son activos en el trabajo y en su tiempo libre
  • Salen a cenar
  • Tienen amistades cercanas (aunque la felicidad no aumenta en relación con el número de amigos que se tienen)

Hay algunos hallazgos sorprendentes:

  • La gente que toma alcohol con moderación es más feliz que la gente que no toma en lo absoluto
  • Los hombres tienden a ser más felices en una sociedad en la que las mujeres disfrutan de mayor igualdad
  • Ser considerado atractivo físicamente aumenta la felicidad en los hombres mucho más que lo hace en las mujeres
  • Tiendes a ser más feliz si piensas que eres atractivo o atractiva, independientemente de si objetivamente lo eres
  • Tener hijos reduce los niveles de felicidad, pero tu felicidad aumenta cuando crecen y abandonan el hogar

La cola de cada día

Los estudios también advierten sobre los efectos de viajes largos y diarios hacia nuestros trabajos.

Un estudio alemán, realizado por Frey y Stutzer en 2004, halló una estrecha relación entre el tiempo que una persona pasa desplazándote hacia su trabajo con la satisfacción en la vida. Las personas que pasan una hora de camino hacia su trabajo son significativamente menos felices que aquellas que no tienen que hacer recorridos largos para llegar a sus sitios laborales.

El estudio añade que ni siquiera los salarios altos compensan la pérdida de tiempo en el ir y venir a la oficina.

El profesor Veenhoven y sus colegas ha intentado persuadir a las personas a llevar a cabo actividades que las hacen felices y a que las reporten en un diario en internet. El proyecto ha atraído a más de 20.000 usuarios.

Jana Koopman, una pensionada, asegura que esa propuesta ha cambiado su vida, no sólo porque le ayudó a identificar lo que la hace feliz y la motivó a tomar clases de pintura, sino porque le ha hecho reducir aquello que no la hace feliz.

“Puedes limpiar todo hoy y mañana volverá a estar sucio nuevamente. ¿Para qué hacerlo? o ¿por qué hacerlo con tanta frecuencia? Me gusta leer. Ahora, agarro un libro y dejo todo lo demás a un lado”.

Pero no se preocupe si no puede apagar el computador y tomar un libro o un pincel de inmediato. No podemos ser felices todo el tiempo.

La investigación demuestra que la tristeza es útil, pues actúa como la luz roja del semáforo que frena el comportamiento negativo.

De acuerdo con los estudios tomados en cuenta en la Base de Datos es bueno para todos estar tristes 10% del tiempo.

Veenhoven y sus colegas comenzaron a analizar la información recolectada en el diario digital para llevar a cabo más estudios sobre la felicidad.

Análisis enfocados en adictos al trabajo confesos muestran que hacer un poco de ejercicio para relajarse después de una jornada laboral -y no tomarse una cerveza en el sofá, por ejemplo- los hace más felices.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Cómo la peste negra de hace 700 años sigue afectando tu salud ahora

Las mutaciones que salvaron vidas en la pandemia de la peste bubónica están causando enfermedades autoinmunes en la actualidad.
22 de octubre, 2022
Comparte

La devastación de la pandemia de peste bubónica dejó una marca genética en la humanidad tan asombrosa que todavía sigue afectando nuestra salud casi 700 años después.

Cerca de la mitad de la población murió cuando la peste negra arrasó Europa a mediados del siglo XIII.

Un estudio pionero que analizó el ADN de esqueletos centenarios encontró mutaciones que ayudaron a las personas a sobrevivir la plaga.

Pero esas mismas mutaciones están vinculadas a enfermedades autoinmunes que afectan a las personas en la actualidad.

La peste negra es uno de los momentos más significativos, mortíferos y sombríos de la historia humana. Se estima que murieron hasta 200 millones de personas.

Huella en la humanidad

Los investigadores de la Universidad de Chicago sospechaban que un evento de tal enormidad tuvo que haber moldeado la evolución humana.

Analizaron el ADN extraído de los dientes de 206 esqueletos antiguos y pudieron fechar con precisión los restos humanos antes, durante o después de la peste negra.

El análisis incluyó huesos de los pozos de peste de East Smithfield en Londres, que se usaron para entierros masivos en la ciudad, con más muestras provenientes de Dinamarca.

análisis de dientes antiguos

Universidad McMaster

El principal hallazgo del estudio, publicado en la revista Nature, tuvo que ver con mutaciones en un gen llamado ERAP2.

Si la persona tenía las mutaciones correctas, tenía un 40% más probabilidades de sobrevivir a la plaga.

“Eso es enorme, es un efecto enorme, es una sorpresa encontrar algo así en el genoma humano”, me dijo el autor principal del estudio, el profesor Luis Barreiro de la Universidad de Chicago.

El trabajo del gen es producir las proteínas encargadas de desmenuzar los microbios invasores y mostrarle los fragmentos al sistema inmunológico, preparándolo de manera más efectiva para reconocer y neutralizar al enemigo.

El gen viene en diferentes versiones, las que funcionan bien y las que no hacen nada, y obtienes una copia de cada padre.

Así, los afortunados, aquellos que tuvieron más probabilidades de sobrevivir, heredaron una versión de alto funcionamiento de la madre y el padre.

Y los sobrevivientes tuvieron hijos y transmitieron esas mutaciones útiles, por lo que de repente estas se volvieron mucho más comunes.

“Es tremendo, vemos un cambio del 10% en dos o tres generaciones, es el evento de selección más fuerte en humanos hasta la fecha”, me dijo el profesor Hendrik Poinar, genetista evolutivo de la Universidad McMaster.

Los resultados se confirmaron en experimentos modernos con la bacteria de la peste, Yersinia pestis.

Las muestras de sangre de personas con las mutaciones útiles fueron más capaces de resistir la infección que las que no las tenían.

“Es como ver el desarrollo de la peste negra en una placa de Petri, eso es revelador”, afirma el profesor Poinar.

análisis de tejidos

Universidad de Chicago

Incluso hoy en día, esas mutaciones resistentes a la plaga son más comunes que antes de la peste negra.

El problema es que se han vinculado a enfermedades autoinmunes, como la afección inflamatoria intestinal, la enfermedad de Crohn.

Así que lo que ayudó a mantener con vida a tus antepasados hace 700 años, podría estar dañando tu salud en la actualidad.

Las cicatrices del pasado

Hay otras fuerzas históricas en nuestro ADN con un legado que nos afecta.

Alrededor del 1 al 4% del ADN humano moderno proviene de nuestros antepasados que se aparearon con los neandertales y esta herencia afecta nuestra capacidad para responder a enfermedades, incluida la covid.

“Entonces, esas cicatrices del pasado aún afectan nuestra susceptibilidad a las enfermedades hoy en día de una manera bastante notable”, dice el profesor Barreiro.

Y explica que la ventaja de supervivencia del 40% es “el efecto de eficacia selectiva más fuerte que se ha calculado en humanos”.

Al parecer empequeñece el beneficio de las mutaciones de resistencia al VIH o aquellas que ayudan a digerir la leche, aunque el investigador advierte que las comparaciones directas son engañosas.

La pandemia de covid, sin embargo, no dejará un legado similar.

La evolución funciona a través de tu capacidad para reproducirte y transmitir tus genes. La covid mata principalmente a los ancianos que ya pasaron el momento de tener hijos.

Con la peste, la capacidad de la enfermedad para matar en todo el espectro de edad y en cantidades tan grandes fue lo que llevó a que su legado tuviera un impacto tan duradero.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.