Dreamers presos en EU se declaran en huelga de hambre
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Dreamers presos en EU se declaran en huelga de hambre

No comen desde el jueves para protestar que han sufrido dificultades para hacer llamadas telefónicas a sus familias.
26 de julio, 2013
Comparte
Liliana Ruiz (al centro, abajo) habla en un megáfono a partidarios de ocho activistas de los derechos de los inmigrantes que fueron detenidos en el puerto de ingreso Morley Gate cuando intentaban cruzar a Estados Unidos desde Nogales, Sonora, el lunes 23 de julio de 2013. Hazelton, una pequeña ciudad de Pensilvania que busca endurecer sus leyes contra los inmigrantes que están en el país sin autorización, perdió el viernes otra batalla legal para implementar restricciones que inspiraron medidas similares en todo el país. //Foto AP

Liliana Ruiz (al centro, abajo) habla en un megáfono a partidarios de activistas de los derechos de los inmigrantes que fueron detenidos en el puerto de ingreso Morley Gate cuando intentaban cruzar a Estados Unidos desde Nogales, Sonora, el lunes 23 de julio de 2013.  //Foto AP

Después de cinco días en el Centro de Detenciones de Eloy, dos dreamers de un grupo de nueve jóvenes detenidos por autoridades migratorias en la garita de Nogales, Arizona, se comunicaron con The Associated Press para decir que están en huelga de hambre, y un miembro del grupo que los defiende dijo que al menos otras tres integrantes participan de la medida.

Luis Gustavo León y Ceferino Santiago dijeron telefónicamente que no comen desde el jueves para protestar que han sufrido dificultades para hacer llamadas telefónicas a sus familias.

“Al momento que decimos que llamamos de Eloy, dura como 15 segundos, y se corta la llamada”, dijo Santiago, un joven de 20 años oriundo de Oaxaca.

Benito Miller, uno de los miembros de la Alianza Nacional de Jóvenes inmigrantes (NIYA por sus siglas en inglés) dijo que tenían conocimiento de que Lulú Martínez, Lizbeth Mateo y Claudia Amaro Escalera, otras de las “dreamers” detenidas, también participaban de la huelga.

“Nos están restringiendo llamadas”, dijo Miller, aunque añadió que pudo sostener varias llamadas con Lizbeth Mateo.

La policía de Inmigración y Aduanas (ICE por sus siglas en inglés) la agencia federal que está a cargo de la deportación y los centros de detención migratorios, no emitió comentarios sobre estas denuncias ni sobre una huelga de hambre.

Tampoco comentó hasta el momento sobre las denuncias de problemas con las llamadas telefónicas desde el centro de detención situado en la localidad de Eloy, unos 105 kilómetros 65 millas) al sureste de Phoenix. Miller dijo que logró hablar con Mateo por lo menos por 10 minutos antes de que se cortara la llamada. Su familia también pudo participar de la conversación.

“Estamos muy angustiados. Hasta hace como 30 minutos ella pudo comunicarse con nosotros, se oye muy bien. Dice que está bien, está tomando informaciones de otras personas que están detenidas,” dijo Joel Mateo, el padre de Lizbeth Mateo, en declaraciones a la AP desde Los Angeles el viernes por la mañana. “Los tenían aislados, les cortaban las llamadas,” agregó.

Mateo dijo sentirse bien orgulloso “de la valentía” de su hija “por querer ayudar a otros jóvenes que injustamente han sido deportados”.

“Ellos tienen mucho que dar a este país, son jóvenes talentosos”, agregó.

Los dreamers fueron traídos a Estados Unidos ilegalmente cuando eran pequeños.

Algunos de ellos están habilitados para obtener un permiso de trabajo y protección contra la deportación mediante una orden ejecutiva del gobierno conocida como deportación diferida, que entró en vigencia en agosto de 2012, pero el plan establece que deben haber estado dentro del país para calificar.

Mateo se “autodeportó” junto con Marco Saavedra y Lulú Martínez para organizar a través de NIYA el regreso de otros dreamers a Estados Unidos.

La meta de los jóvenes es protestar contra las deportaciones realizadas por el gobierno del presidente Barack Obama y presionarlo para que cree algún mecanismo que permita la reunificación familiar de los deportados o de quienes decidieron irse del país por voluntad propia.

María Antonia Díaz, la madre de Adriana Paola Gil Díaz, otra de las jóvenes detenidas, dijo no ha sabido de su hija desde hace cinco días y supone que es porque la joven no puede hacer llamadas de larga distancia a México.

Diaz no tiene autorización para ingresar a Estados Unidos. Madre e hija regresaron a México para que la joven pudiera cursar estudios universitarios pero eso no fue posible.

“Toda la vida, la hemos pasado juntas, yo sé que algún día se tenía que separar de mí, no espera uno en esta circunstancia, espera uno que se case”, dijo la madre. “Así yo no puedo ir para allá ni ella puede venir acá”.

Margo Cowan, abogada de los dreamers detenidos, ha dicho que ha solicitado visas humanitarias y solicitudes de asilo político para sus clientes.

La mayoría de los dreamers intentaba reingresar luego de haber salido por voluntad propia, conscientes de que vivían en Estados Unidos sin autorización legal.

“Fuimos forzados a hacer esto porque nos cerraron todas las puertas,” dijo León por teléfono desde el Centro de Detenciones de Eloy. “Nosotros estamos luchando y le estamos echando muchas ganas, gracias a todo el apoyo que nos han dado”, agregó.

“Vamos a estar aquí el tiempo que sea”, dijo Santiago por teléfono desde Eloy.

AP

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

La misteriosa muerte de 4 miembros de una familia que fueron secuestrados a mano armada en California

Hay un sospechoso bajo custodia, quien tiene antecedentes de robo a mano armada.
7 de octubre, 2022
Comparte

Los residentes de Merced, una ciudad rural de California, están conmocionados.

Un trabajador encontró los cuerpos de los cuatro miembros de una familia -incluyendo el de una bebé de 8 meses- que fueron secuestrados a mano armada esta semana.

Las víctimas fueron identificadas como Aroohi Dheri, de 8 meses; su madre, Jasleen Kaur, de 27 años; su padre, Jasdeep Singh, de 36; y el tío de la pequeña, Amandeep Singh, de 39.

Los cuerpos los encontró el trabajador de un huerto en ese condado del centro de California.

Un sospechoso está bajo custodia, pero todavía no se ha identificado el posible móvil de los asesinatos.

“Toda una familia desapareció y todavía no sabemos por qué”, dijo el alguacil del condado de Merced, Vern Warnke, en una conferencia de prensa el miércoles por la noche.

“Lugar especial en el infierno”

Warnke no dijo cómo mataron a la familia, pero señaló que probablemente fueron asesinados antes de que se hubiera reportado su desaparición.

Las imágenes de vigilancia que se publicaron el miércoles muestran a un hombre que porta lo que pareciera ser un arma de fuego mientras habla con las víctimas masculinas el lunes por la mañana, afuera de su negocio de camiones, en Merced.

Después, se ve cómo las víctimas suben en una camioneta con las manos amarradas por la espalda y al sospechoso arrancando el vehículo.

El camión regresa unos minutos más tarde, el sospechoso entra en la propiedad y, con arma en mano, también monta en el camión a Kaur y a su bebé.

El martes, la policía detuvo a Jesús Manuel Salgado, de 48 años, después de que la familia del sospechoso se comunicara con las autoridades para decir que el hombre había admitido estar involucrado en el secuestro.

El alguacil Warnke dijo que el sospechoso intentó suicidarse antes de ser detenido y que tuvo que ser sedado porque “se pone violento cada vez que recupera la consciencia”.

“Las circunstancias que rodean todo esto, cuando seamos capaces de publicarlo todo, deberían enojarnos muchísimo”, agregó, visiblemente emocionado.

“Hay un lugar especial en el infierno para este tipo”.

Posibles cómplices

La tarjeta de crédito de una de las víctimas se usó en un cajero automático dentro del condado el martes por la mañana, pero la policía determinó que Salgado no era la persona que aparecía en las imágenes de vigilancia del cajero.

“Creo plenamente que revelaremos y descubriremos que hubo alguien más involucrado”, dijo el alguacil.

También dijo que, aunque no haya indicios de que el secuestrador estuviera pidiendo el pago de un rescate, sí creen que el crimen puede tener una motivación económica.

La policía dijo que Salgado fue condenado previamente por cargos de robo a mano armada en 2005, pero quedó en libertad condicional en 2015.

Los investigadores aún no han establecido vínculo alguno entre el sospechoso y sus víctimas.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.