Combate a la tortura y desapariciones forzadas entre las recomendaciones a México ante la ONU
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Combate a la tortura y desapariciones forzadas entre las recomendaciones a México ante la ONU

Le hacen a nuestro país 188 recomendaciones; México cuenta con unos meses para pronunciarse sobre ellas.
Por Dulce Ramos /Enviada
23 de octubre, 2013
Comparte
Foto: Cuartoscuro.

Foto: Cuartoscuro.

En el segundo Examen Periódico Universal (EPU) que hace México ante la ONU en Ginebra, Suiza, el tema que predominó fue la implementación del Mecanismo de Protección a Periodistas y Derechos Humanos; países miembros de Naciones Unidas convocados pidieron a nuestro país reforzar la protección a defensores de esas garantías y a periodistas.

Naciones como Colombia, Suiza, República Checa, Finlandia, Francia, Alemania, Suecia, Hungría, Polonia, Portugal, España, Estados Unidos y Reino Unido, entre otros, alentaron al gobierno mexicano a incrementar los fondos económicos de este mecanismo y la cantidad y calidad de su personal.

Otro de los temas sobre los que varios países emitieron recomendaciones estuvo relacionado con las desapariciones forzadas y el contexto de impunidad que les rodea.

En este sentido Suiza recomendó que se investiguen todas las acusaciones de desapariciones forzadas, se castigue a los responsables y se compense a las víctimas.

Francia alentó al país  a hacer un registro de desaparecidos. Además, el tema del arraigo fue considerado por Bélgica y Alemania, como otro reto del Estado mexicano y le alentaron a abolir esta figura.

Por otra parte, de 188 recomendaciones que se hicieron a México, un gran porcentaje de países recomendó tomar medidas urgentes en cuanto al tema del feminicidio, desigualdad, violencia de género y discriminación de la mujer, especialmente de las indígenas.

Llamó la atención la observación de Holanda en cuanto a la legislación de algunos estados de la República en los que se protege la vida desde la concepción, lo que ha influido en la dificultad de las mujeres para poder recurrir al aborto en caso de violación o enfermedad.

Otros retos que enfrenta el país mencionados por los 89 oradores presentes al examen se refirieron al aumento de casos de tortura, los derechos de los migrantes, la desigualdad social, el fuero militar y el combate a la corrupción.

Las recomendaciones emitidas este día serán estudiadas por el gobierno de México y en marzo de 2014 deberá informar al Consejo de Derechos Humanos de la ONU sobre cuáles de ellas están dispuestos a aceptar para trabajar con el fin de darles cumplimiento.

Cada cuatro años y medio, desde 2008, los 193 estados países que forman parte de la Organización de las Naciones Unidas examinan el estado de los derechos humanos en sus territorios y quienes evalúan avances o retrocesos son los estados mismos en el (EPU).

Para la valoración de la situación de los derechos humanos en México, la ONU tomó en consideración tres informes: el elaborado por el gobierno mexicano y que fue enviado hace seis meses, el de la Alta Comisionada para los Derechos Humanos, Navi Pillay, y el de organizaciones civiles.

En el EPU de México participaron 89 delegaciones; todas coincidieron en que México ha registrado avances en la materia en los últimos años.

Durante más de tres horas, 40 funcionarios que conforman la delegación mexicana que viajó a Ginebra, Suiza, encabezados por el canciller José Antonio Meade enumeraron ante la ONU los avances que se han tenido en la promoción y defensa de estas garantías, y enfatizaron sobre la disminución de la violencia y la importante baja en las quejas ante la Comisión Nacional de los Derechos Humanos contra miembros de las fuerzas armadas.

Como ejemplo,  Meade recordó que en enero pasado se publicó la Ley General de Víctimas. En el tema de Justicia Militar, que motivó recomendaciones en el examen anterior, reveló que se trabaja para redefinir la competencia de la justicia militar.

Adelantó que ya se elabora el Programa Nacional de Derechos Humanos. Ese documento, que se sustenta en el Plan Nacional de Desarrollo 2013-2018, “será fundamental para consolidar una política de Estado que involucre a todas las autoridades y a la sociedad civil para implementar la reforma constitucional en la materia”, aseguró.

Añadió que en 2012 se creó el Mecanismo de Protección para Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas, así como líneas de cooperación con los gobiernos locales para la prevención y protección de la vida, integridad, libertad y seguridad de periodistas y defensores de derechos humanos.

En el rubro de desapariciones forzadas citó las reformas al Código Penal Federal enviadas recientemente al Congreso, las cuales homologan a los estándares internacionales la definición de ese delito.

También recordó la propuesta del Ejecutivo al Senado de la República para el retiro de la reserva formulada a la Convención Interamericana sobre Desaparición Forzada.

“Se aprobó también en 2011 la Ley del Registro Nacional de Personas Desaparecidas y Extraviadas que obliga al Gobierno Federal, en coordinación con las autoridades locales, a construir un registro de personas en esta situación “, abundó.

Sobre el temas de género, dijo que en México se ha desarrollado el Programa Nacional para la Igualdad de Oportunidades y no Discriminación contra las Mujeres 2013-2018, ya en operación y que por primera vez asume en la planeación del desarrollo nacional la perspectiva de género.

Al referirse a los migrantes citó las recientes acciones que incluyen la emisión de la Ley de Refugio y Protección Complementaria de 2010, y la Ley de Migración en 2011, así como programas de protección de niñas, niños y mujeres migrantes.

Ve aquí el video de la intervención íntegra de la delegación mexicana:

Recordemos que el arraigo y el fuero militar son dos temas que México rechazó analizar en febrero de 2009, cuando por primera vez se sometió al primer EPU.

En aquel entonces México recibió 91 recomendaciones, aceptó 83 y rechazó ocho. Todas en torno a los temas ya mencionados. Cuatro años después, el país volvió este miércoles 23 de octubre a la sede de las Naciones Unidas, en Ginebra, a someterse al EPU, y una vez más, las delegaciones lo confrontaron con los temas que en 2009 no abordó.

Ayer martes 22 de octubre por la tarde, el presidente Peña Nieto envió al Congreso cinco iniciativas en materia de derechos humanos que tocan algunos de los temas que, en los documentos que en la ONU servieron como guía para el EPU, aparecen como parte de la agenda que México requiere revisar en materia de derechos humanos.

En la sede de la ONU en Ginebra, previamente, la sociedad civil enlistó los asuntos que, a su parecer, merece la pena vigilar pese a las reformas constitucionales, como respeto a los derechos de las mujeres o la violencia contra defensores y periodistas.

“El discurso oficial está muy lejos de la realidad. Ha habido muchas promesas, muchas palabras sobre acciones que se van a tomar que realmente no se traducen en acciones concretas que puedan poner freno a estas violaciones graves de derechos humanos que hemos visto en los últimos años y empezar a redirigir el rumbo”, dijo el defensor de derechos humanos Daniel Joloy, tras un evento paralelo en la sede de la ONU en Ginebra, el que una veintena de organizaciones civiles abordaron las deficiencias de México en materia de Derechos Humanos.

¿Cómo está México en esos pendientes? Con los reportes de la sociedad civil, Animal Político explica los avances y retrocesos en los temas que hace cuatro años, los países le pusieron a México sobre la mesa.

Arraigo

Suiza y Nueva Zelanda son dos de los países que en 2009 le pidieron a México eliminar el arraigo de inmediato. El estado se negó a aceptar esa recomendación.

Un año después, en 2010, el Subcomité para la Prevención de la Tortura visitó México y documentó que la mitad de las personas bajo arraigo mostraban signos de haber sufrido violencia. Además, la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) tiene documentado que entre 2008 y 2011 se presentaron 405 quejas por violaciones relacionadas a esta práctica que las organizaciones estiman violatoria de los derechos de la libertad personal, la legalidad, la presunción de inocencia y las garantías a un debido proceso.

Casi 8 mil 600 personas fueron arraigadas entre enero de 2008 y octubre de 2012 y de todas las solicitudes hechas, los jueces sólo se han negado a conceder la medida en 4.7% de las ocasiones. Si bien la Procuraduría General de la República argumenta que entre 90 y 95% de las personas arraigadas han sido consignadas, han omitido señalar que sólo 3% recibe sentencia condenatoria. Todos esos datos están compilados en el informe que preparó por el EPU la Comisión Mexicana de Defensa y Promoción de los Derechos Humanos y el Instituto Mexicano de Derechos Humanos y Democracia. El documento analiza el acceso a la justicia y la impunidad. La impunidad alcanza niveles superiores al 98%, de acuerdo con un informe de la Comisión Mexicana de Defensa y Promoción de los Derechos Humanos y el Instituto Mexicano de Derechos Humanos y Democracia.

Uso extensivo del fuero militar

Una decena de países pidió en 2009, entre ellos Italia, Perú y Uruguay, pidieron a México investigaciones a fondo sobre las violaciones a derechos humanos cometidas por militares. A horas del EPU, la Comisión Mexicana cita una cifra de la Comisión Nacional de Derechos Humanos: las quejas recibidas por el organismo por violaciones cometidas por las fuerzas armadas se incrementaron 1000% en el último sexenio.

Según la Secretaría de la Defensa Nacional, 3 mil 612 elementos han sido sentenciados por la justicia militar, sin embargo, sólo 33 han recibido sentencia por violaciones a derechos humanos y todos están ligados a un mismo caso.

En octubre de 2010, el Presidente Felipe Calderón envió al Congreso una iniciativa para reformar el artículo 57 del Código de Justicia Militar, pero la reforma fue insuficiente. Con ella se excluía de la jurisdicción militar sólo la desaparición forzada, la tortura y la violación, por lo que quedaron fuera otras formas de atentar contra los derechos humanos como las detenciones arbitrarias, las ejecuciones o los allanamientos.

En la víspera del EPU, Peña ‘hace la tarea’

La tarde del martes, el presidente Enrique Peña Nieto envió al Congreso de la Unión iniciativas para la protección de los Derechos Humanos. La primera aborda los límites del estado en la suspensión de derechos y garantías. Con la segunda, el presidente propone acotar la actuación del estado sobre la expulsión de extranjeros, que garantiza su derecho de audiencia y el debido proceso.

La tercera pretende adecuar el delito de desaparición forzada a estándares internacionales. La cuarta busca proteger a los elementos de las fuerzas armadas que sean portadores del VIH y la quinta solicita retirar distintas reservas a tratados internacionales sobre derechos humanos.

El envío se hizo horas de que en Ginebra, México se sometiera al EPU.

Sobre los pendientes de México en materia de arraigo y fuero militar, Animal Político presenta completo el informe preparado por la CMDPDH y el IMDHD para el Examen Periódico Universal en materia de acceso a la justicia, así como el informe que mandó Artículo 19 para el EPU:

Acceso-a-la-Justicia-en-México by http://www.animalpolitico.com

Article 19 Upr17 Mex s Main by http://www.animalpolitico.com

*Con información de Ntx y MVS Noticias.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Iquitos, ciudad escondida en la selva que se convirtió en 'isla bonita' de la población LGTB de Perú

En un país que no reconoce la unión entre personas del mismo sexo ni el cambio de identidad, el colectivo LGTB ha encontrado un colorido refugio en la selva amazónica.
29 de junio, 2022
Comparte

Ser una persona LGTB no es fácil en Perú.

Según muestran varios informes internacionales y el testimonio de personas homosexuales, la situación de este colectivo puede mejorar mucho.

Las leyes peruanas impiden el matrimonio y cualquier unión civil entre personas del mismo sexo y no se permite el cambio de identidad legal a las personas trans.

Un estudio de la ONG Promsex realizado en 2016 encontró que ocho de cada 10 estudiantes LGTB dijo sufrir acoso verbal por su condición sexual en la escuela, mientras uno de cada cinco refirió agresiones.

Y Perú ocupaba el puesto 71 en el índice global de igualdad que publica Equaldex, una red estadounidense que comparte datos de asociaciones LGTB en todo el mundo. Solo Bolivia y Paraguay mostraron una opinión pública más hostil a los no heterosexuales en Sudamérica.

Pero hay un lugar en el que las cosas son un tanto diferentes, según cuentan sus propios habitantes.

Es Iquitos, una ciudad de cerca de 150.000 habitantes, capital del Departamento de Loreto, en mitad de la Amazonía peruana y a la que solo se puede llegar en avión desde Lima.

“Aquí uno puede ser quién realmente es”, cuenta en conversación con BBC Mundo Carlos Vela, homosexual residente en Iquitos.

“En general, la aceptación es muy buena. Muchos visitantes europeos dicen cuando vienen que hay tanta tolerancia como en Europa”, corrobora Silvia Barbarán, activista que lleva años trabajando con personas LGTB en la ciudad.

Qué hace diferente a Iquitos

No es casualidad que la marcha del Orgullo Gay de Iquitos haya ganado fama como una de las más concurridas y coloridas de Perú.

“Aquí celebramos el Orgullo con mucho calor”, comenta Carlos. El calor húmedo de la Amazonía anima a los participantes a mostrar un desparpajo difícil de imaginar en otros lugares de Perú en los que el clima social no es tan abierto.

Valery La Mas es una mujer transexual que se mudó a Iquitos hace cinco años desde Leticia, la ciudad colombiana en la que nació. “En Colombia estamos mejor que en Perú, pero en Iquitos se ha avanzado mucho en los últimos años”.

“Aquí las mujeres trans tenemos alternativas a trabajar en la prostitución”, indica.

En esta ciudad rodeada de vegetación y flanqueada por dos afluentes del Amazonas, no es difícil encontrar negocios de peluquería y estética regidos por personas LGTB y la hostelería local emplea a mujeres trans en sus cocinas.

Map

Es un ambiente muy distinto al que reflejan los informes de Promsex o el que retrató la película “Retablo” en 2017.

En ella, el cineasta Álvaro Delgado Aparicio contaba a través de la historia de un artesano la crueldad que a veces pueden alcanzar los comportamientos homofóbicos en las pequeñas comunidades montañosas de los Andes.

El ambiente cálido y exuberante de la selva contrasta con el frío y la austeridad del paisaje andino, una diferencia que a menudo se refleja también en el carácter de la gente.

La riqueza de la selva amazónica y la sensualidad de sus culturas ancestrales, así como los contactos frecuentes con poblaciones de Brasil, han sido algunos de los factores a los que se ha aludido para explicar la mayor tolerancia de Iquitos.

“Siempre fue más fácil ser LGTB en la selva, quizá porque allí hay una cultura prehispánica que tolera mejor la idea de los tres géneros”, comenta Jorge Chávez, del Movimiento Homosexual de Lima.

No en vano, Iquitos y otros lugares de la selva se convirtieron en el refugio de las personas LGTB que en la década de 1980 huyeron de las campañas de “limpieza social” lanzadas contra ellas por los grupos armados de extrema izquierda MRTA y Sendero Luminoso, que dejaron decenas de muertos en matanzas aún recordadas como la de Tarapoto en mayo de 1989.

Campesinos con sus mulas, en la época de Sendero Luminoso.

MARIE HIPPENMEYER
La violencia de Sendero Luminoso y el MRTA contra los no heterosexuales desplazó a muchos de sus hogares.

Norma Muller, antropóloga de la Pontífica Universidad Católica del Perú, apunta que “la población de la selva es más abierta al amor y a la diversidad sexual, porque no lo asocian con el pecado, como ocurre en la tradición cristiana”.

Quizá el menor peso de la religión en estos territorios sea una de las razones por las que este lugar se convirtió en refugio para los perseguidos por la homofobia y hoy sea en palabras de Valery La Mas, la “isla bonita para los LGTB peruanos”.

Pero a sus 64 años, Silvia Barbarán recuerda que las cosas no siempre fueron fáciles. “Incluso en los medios locales era frecuente escuchar alusiones despectivas a los no heterosexuales”.

“Todo empezó a cambiar a partir de 2002, cuando comenzó a desarrollarse un movimiento con muchas asociaciones y un gran trabajo de educación y concienciación”.

Barbarán cuenta como la unión hizo la fuerza. “Una de las claves fue que todas las asociaciones íbamos juntas a protestar cada vez que se producía un episodio de discriminación. Cuando a una mujer trans le negaban la atención en el centro médico, salíamos todas las asociaciones con protestas en las calles y denuncias en los medios”.

“Así se fue ganando espacio, y ahora gais y trans tienen mucha visibilidad”.

Indígenas junto a una choza en la selva amazónica.

Getty Images
La diferente actitud ante la vida de los pueblos de la selva ha sido citada como una de las razones de la mayor tolerancia en Iquitos.

La bandera del VIH

Silvia Barbarán es una de las heterosexuales que se ha convertido en uña y carne con las personas LGTB.

En 2001 contrajo el virus del VIH y decidió lanzarse a concienciar a sus vecinos de los riesgos de una enfermedad que todavía hoy muestra una alta prevalencia en la región de Loreto.

Así montó Lazos de Vida, la asociación en la que atiende a niños portadores del virus, lo que la puso en contacto con muchos activistas LGTB comprometidos en la misma causa.

“El movimiento gay fue muy activo en educar a la población en que había que protegerse del virus. Eso ayudó mucho, porque la gente empezó a ver que no eran personas dedicadas solo a la fiesta, sino vecinos implicados en su comunidad”.

Su labor presionó además al gobierno en Lima para extender los tratamientos antirretrovirales contra el VIH, que entonces eran muy difíciles de encontrar en Iquitos.

Años de activismo y movilización desembocaron en la aprobación en 2010 de una ordenanza regional que reconocía una protección especial y una participación reforzada del colectivo LGTB. Más tarde se acompañó de una estrategia para la prevención del acoso escolar por motivos de género en las escuelas.

Barbarán concluye satisfecha que “hoy hay un movimiento LGTB muy fuerte”.

Un movimiento que en los años de la pandemia, cuando Perú era uno de los países que más sufría el golpe de la covid, recurrió a la imaginación para celebrar la fiesta del Orgullo sin violar las restricciones de las reuniones públicas y organizó una marcha que, en lugar de discurrir en carrozas por el centro de la ciudad, lo hizo en pequeñas embarcaciones por el río Itaya, uno de los que rodean Iquitos.

En 2022, tras una larga espera, el Orgullo volvió a tierra firme. “Vienen muchas familias, como antes de la pandemia”, celebra Barbarán.

Retos pendientes

Pero incluso desde dentro de la comunidad LGTB iquiteña hay voces que advierten de que no se deben lanzar las campanas al vuelo.

El panorama general en el país no invita al optimismo.

Pedro Castillo y Keiko Fujimori, en un debate electoral.

Getty Images
Pedro Castillo y Keiko Fujimori coinciden en su rechazo a las uniones no heterosexuales.

Tras una larga batalla judicial, el Tribunal Constitucional volvió a rechazar recientemente el recurso presentado por Susel Paredes, una congresista que reclama que se reconozca su matrimonio con otra mujer celebrado en Estados Unidos.

Y el Congreso aprobó en mayo un proyecto de ley que según sus detractores impedirá el enfoque de género y la educación sobre la igualdad y la diversidad sexual en las escuelas peruanas.

El rechazo a la unión entre personas del mismo sexo es uno de los aspectos en los que coinciden el presidente Pedro Castillo y la que fue su rival en las últimas elecciones, Keiko Fujimori, una coincidencia en la que muchos aprecian el peso que tienen en Perú visiones conservadoras de la sociedad y la familia defendidas por las iglesias católica y evangélicas.

BBC Mundo trató de recabar la visión del Gobierno, pero el Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables no respondió inmediatamente a una dolicitud de comentarios.

En la región de Loreto la prevención del VIH sigue siendo asignatura pendiente.

Es la segunda región con más casos del país solo superada por Lima Metropolitana.

Carol Carobi, funcionaria del Gobierno Regional y una de las pocas mujeres trans que ocupa un cargo público en el país, destaca que “los trans todavía estamos peor que los gais y seguimos conviviendo con el estigma también en muchos lugares de Iquitos”.

“Hemos empezado a ganar espacios, pero aún estamos en un proceso”.

Silvia Barbarán señala cuáles deben ser los próximos desafíos: “En los últimos años en Iquitos hemos avanzado muchísimo, pero el reto es ahora ocupar otros espacios en la sociedad, también los cargos políticos. Y para eso hay que estudiar”.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=FL9hB7wQsZA

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.