Cierra parcialmente el gobierno de EU: ¿quién pierde más?
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Cierra parcialmente el gobierno de EU: ¿quién pierde más?

La paralización por falta de pacto presupuestario en el Congreso tiene implicaciones inmediatas para miles de personas, así como un impacto a largo plazo para republicanos y demócratas. Por ahora, unos 700 mil empleados públicos dejan de trabajar.
Por Thomas Sparrow/BBC Mundo
1 de octubre, 2013
Comparte
Casa Blanca. Foto: AP

Casa Blanca. Foto: AP

Por primera vez en 17 años, amplios sectores del gobierno federal de Estados Unidos quedan paralizados por falta de un acuerdo en el Congreso para aprobar un nuevo presupuesto.

De fondo está la nueva ley de salud, que la oposición quiere detener y el gobierno del presidente Barack Obama desea mantener contra cualquier iniciativa que busque frenar su aplicación desde este martes.

El impacto de esta pelea política entre republicanos y demócratas tiene dos escenarios que empiezan a dibujarse: el inmediato y el futuro.

El primero es claro y ha sido descrito ampliamente: En el primer cierre de su estilo en más de tres lustros, el gobierno se está viendo obligado a detener todos los servicios federales no esenciales desde la medianoche de este lunes, lo que comenzó a afectar a unos 700.000 empleados, así como los servicios en los parques y monumentos nacionales o las postulaciones de visas para extranjeros, entre otros (ver resumen al final).

Lo que es menos claro es el impacto que podría tener a futuro esta paralización, sobre todo para los dos partidos políticos principales.

No sólo se avecina próximamente otra decisión importante, esta vez sobre el techo de la deuda. Además, en la mira de muchos estrategas, aunque todavía como un objetivo algo lejano, ya están las elecciones parlamentarias del próximo año.

Y a juzgar por algunos de los sondeos que se han dado a conocer en los últimos días, el cierre del gobierno sería un golpe particularmente fuerte para los republicanos en el Congreso, si bien los demócratas no salen tampoco muy bien parados.

El juego de la culpa

Las encuestas y el cierre del gobierno

  • El 44% culparía a los republicanos en el Congreso si hay un cierre, mientras el 35% culparía a Obama y los demócratas, según una encuesta de CBS News y The New York Times concluida el 23 de septiembre con poco más de mil adultos a nivel nacional.
  • Esa misma encuesta señala que el 87% está frustrado sobre la posibilidad de la parálisis gubernamental.
  • Otra encuesta, de The Washington Post y ABC News, revela que los estadounidenses rechazan el papel de todos los actores en el más reciente debate presupuestario.
  • Según la misma encuesta, concluida el 29 de septiembre entre unos mil entrevistados, el 26% aprueba el trabajo de los republicanos en el Congreso y el 34%, el de los demócratas.
  • El 50% ve con malos ojos el trabajo de Barack Obama en este caso.

Uno de los principales puntos de disputa en el Congreso que ha generado la parálisis es la ley de salud pública del presidente Barack Obama, que en Estados Unidos se conoce popularmente como Obamacare.

Especialmente en la Cámara de Representantes, los republicanos han demandado que esa ley se derogue o se le retire el financiamiento como una condición para continuar financiando el gobierno. Pero los demócratas en el Senado han prometido rechazar cualquier proyecto de la Cámara que toque la ley de salud.

En medio de todas las críticas de lado y lado, los estadounidenses parecen haber decidido que la culpa principal recae sobre el partido opositor, considerado por muchos como obstruccionista.

Una encuesta de CBS News y The New York Times determinó que el 44% de los encuestados culparía más a los republicanos de un cierre gubernamental y el 35% a los demócratas. Otra, de ABC News y The Washington Post, estableció que el 63% ve con malos ojos el trabajo de los republicanos en las negociaciones sobre el presupuesto federal y el 56%, el de los demócratas.

Conocer estas opiniones resulta particularmente importante cuando se entiende la posible parálisis gubernamental no como un hecho aislado, con su impacto inmediato en la vida de miles de personas, sino en el marco más amplio de la política estadounidense.

Después de todo, los procesos electorales en el país son conocidos por su larga duración, por lo que desde ya hay análisis sobre el impacto político que puede tener esta disputa en el Congreso en las elecciones de mitad de periodo, previstas para noviembre del próximo año.

Impacto político

“No hay duda de que lo que está pasando ahora impactará el ambiente político inmediato y podremos ver fácilmente a ambos partidos golpeados por la opinión pública”, le dice a BBC Mundo Lara Brown, directora de un programa de manejo político en la universidad George Washington, en la capital del país.

La analista agrega que este tema puede tener un impacto en las elecciones de 2014, pues el último año antes de los comicios es particularmente importante para la búsqueda de candidatos estratégicos.

Brown también explica que buena parte de la culpa del debate actual recaerá sobre los hombros de John Boehner, el republicano que preside la Cámara de Representantes, pues muchos no entenderán por qué su partido decidió involucrarse en la disputa de Obamacare, que en opinión de Brown es una pelea perdida de antemano.

Pero la analista también da a entender que la derrota percibida de los republicanos no es necesariamente una victoria para los demócratas, pues éstos -presidente Obama incluido- también sufrirán por el impacto. Las encuestas mencionadas no dejan bien parado al partido del presidente.

Otro analista, Alan Abramowitz, no está tan seguro de que la actual disputa gubernamental tenga un impacto en las elecciones y afirma en diálogo con BBC Mundo que los efectos en los comicios “son difíciles de estimar”.

Abramowitz, experto en elecciones de la Universidad Emory, en Atlanta, dice que todavía es necesario ver cómo se va a desarrollar la parálisis gubernamental tras la falta de acuerdo.

“Ciertamente, si hay un cierre prolongado o un incumplimiento en la deuda que resulte en consecuencias negativas significativas para la economía, entonces creo que de acá a un año eso puede tener un impacto en las elecciones”, dice.

Y en ese sentido, más que el cierre gubernamental, lo que va a tener un efecto aún mayor en la economía nacional es otra decisión que se avecina en octubre: la votación sobre el techo de la deuda.

Como concluye el propio Abramowitz, “si miramos a futuro hacia una posible confrontación por el techo de la deuda, probablemente se desarrollará del mismo modo (que ahora en las encuestas), pero con ramificaciones más serias”.

Cómo afectará el cierre parcial del gobierno

  • La Institución Smithsonian (19 museos y galerías y el Zoológico Nacional) cierran sus puertas.
  • También cierran varios parques nacionales, incluidos la Estatua de la Libertad, el Parque Yosemite y la Prisión de Alcatraz.
  • Personal que resulta afectado: Departamento de Defensa (400.000), Departamento de Comercio (30.000), Departamento de Transporte (18.481), Departamento de Energía (12.700).
  • El Departamento de Estado podrá seguir operando por tiempo limitado. (Se verán afectadas la emisión de pasaportes y el procesamiento de visas en el extranjero).
  • El Departamento de Defensa continúa las operaciones militares.
  • El Departamento de Educación sigue distribuyendo US$22.000 millones a las escuelas públicas, pero la contratación de nuevo personal se verá severamente golpeada.
  • El Departamento de Salud y Servicios Humanos mandarán a sus casas a más de la mitad de su personal.
  • La Reserva Federal, el Departamento de Seguridad Interna y el Departamento de Justicia enfrentan pocos o ningún trastorno.
  • El Servicio de Correo y el Control de Tráfico Aéreo continúa operando normalmente.
Deuda en EE.UU.
Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Getty Images

El envío de vacunas a México puede ser 'el gesto más significativo' de Biden hacia América Latina

La medida que contempla la Casa Blanca es vista como un primer paso de una "diplomacia de las vacunas" de EE.UU. a nivel regional. ¿Se extenderá a otros países?
Getty Images
22 de marzo, 2021
Comparte

Además de los apuntes de rigor en sus etiquetas, los 2,5 millones de dosis de vacunas anticovid-19 que Estados Unidos planea enviar a México llevarán un mensaje político implícito: Washington vuelve a cooperar al sur del continente.

El anuncio de la Casa Blanca de que prevé compartir esas vacunas de AstraZeneca con México y otros 1,5 millones de dosis con Canadá es uno de los primeros pasos del presidente Joe Biden en la “diplomacia de las vacunas”.

Biden ya había señalado su intención de distribuir en “el resto del mundo” el excedente de dosis que tenga su país y ahora comienza con los dos vecinos con los que comparte frontera.

Esto ocurre en momentos en que EE.UU. busca la ayuda de México para controlar el flujo de migrantes hacia el norte.

En este contexto, el envío de las vacunas estadounidenses al sur de la frontera es visto por expertos como un guiño en particular a México y en general a Latinoamérica, donde el coronavirus hace estragos y faltan dosis para contenerlo.

“Esto es algo que refleja el deseo de fortalecer alianzas que se debilitaron en los últimos años y mostrar que EE.UU. está dispuesto a cooperar en un tema donde hay mayor necesidad en América Latina”, señala Michael Shifter, presidente del Diálogo Interamericano, un centro de análisis regional en Washington.

“En ese aspecto, es el gesto y la decisión más significativa hasta ahora (del gobierno de Biden) respecto a América Latina. Pero es un paso que debería convertirse en una política más seria, extendiéndolo al resto del continente”, le dice Shifter a BBC Mundo.

“Un favor”

Tanto EE.UU. como México evitaron este jueves presentar el acuerdo por las vacunas como una transacción.

Una mujer de tercera edad recibe la vacuna contra la covid-19 en México.

Reuters
El envío de las vacunas estadounidenses al sur de la frontera es visto por expertos como un guiño en particular a México y en general a Latinoamérica.

Esto supone de por sí una diferencia respecto al expresidente estadounidense Donald Trump, quien exigió públicamente a México y países centroamericanos pactos migratorios a cambio de comercio o ayuda económica.

El canciller mexicano, Marcelo Ebrard, sostuvo en Twitter que el acuerdo con EE.UU. “sería el inicio de una amplia cooperación en vacunas”.

La secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, negó por su lado que el envío de las vacunas esté relacionado con la situación migratoria, pero admitió que ambos asuntos están sobre la mesa bilateral en simultáneo.

“Rara vez hay un solo tema que se esté discutiendo con cualquier país al mismo tiempo”, dijo Psaki en conferencia de prensa. “Ciertamente, ese no es el caso de México”.

Biden también ha buscado enterrar la política migratoria de Trump, al suspender acuerdos de cooperación con Guatemala, Honduras y El Salvador, comenzar a procesar las solicitudes de asilo en EE.UU. de miles que aguardaban en México y parar la construcción de un muro fronterizo.

Pero al mismo tiempo Washington ha solicitado la ayuda de México para intentar cortar un creciente flujo de migrantes hacia el norte, que amenaza con desatar una crisis fronteriza.

Este asunto estuvo presente en una videoconferencia que Biden mantuvo este mes con su par mexicano Andrés Manuel López Obrador, quien a su vez planteó la necesidad de obtener vacunas anticovid en su país.

Migrantes rechazados en El Paso, Texas, en la frontera con México. 18 de marzo

Getty Images
El envío de vacunas por parte de EE.UU. a México puede llevar a una cooperación en materia migratoria, dicen algunos analistas.

Los especialistas creen que el envío de los 2,5 millones dosis de AstraZeneca puede llevar a México a cooperar más con EE.UU. en migración.

“No estamos exigiendo que México nos dé algo a cambio. Pero creo que está implícito”, dice Alan McPherson, un experto en relaciones de EE.UU. con América Latina que dirige el Centro para el estudio de la fuerza y la diplomacia en la Universidad de Temple.

“Sería perfectamente comprensible si México viera esto como un favor de EE.UU. queriendo algo a cambio. Por ejemplo, una acción para reducir el número de migrantes que llegan a la frontera”, dice McPherson a BBC Mundo.

Este mismo jueves, citando la necesidad de “prevenir la propagación de covid-19”, México anunció restricciones al tránsito terrestre para actividades no esenciales en sus fronteras norte y sur.

La medida, que en principio durará desde este viernes hasta el 19 de abril e incluirá un “control sanitario” fronterizo, puede de hecho contribuir a cortar el tránsito migratorio.

¿Y el resto de la región?

Por ahora se desconoce si el gobierno de Biden planea enviar vacunas a otros países de América Latina.

Con más de un cuarto de las muertes por covid-19 en todo el mundo, pese a tener sólo el 8% de la población global, la región ha sido especialmente golpeada por la pandemia.

En los últimos meses China y Rusia le han sacado una ventaja considerable a EE.UU. en Latinoamérica en el uso de sus vacunas con fines diplomáticos.

Pero las dosis siguen escaseando en la región, las campañas de vacunación avanzan con lentitud y los reclamos de vacunas aumentan.

EL expresidente de Brasil, Luiz Inacio Lula da Silva, recibió la vacuna el 13 de marzo.

Reuters
El expresidente brasileño Lula da Silva sugirió a Biden que envíe dosis de la vacuna a Brasil.

El expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva sugirió a Biden el miércoles que envíe dosis a su país, el segundo del mundo con más muertes por coronavirus y donde ocurre un colapso histórico de los servicios de salud.

“Nosotros sabemos que EE.UU. tiene vacunas que no está usando”, dijo Lula en una entrevista con la cadena CNN. “Esas vacunas podrían ser, quien sabe, donadas a Brasil o a otros países más pobres que no pueden comprar”.

En algunos países sudamericanos han comenzado a escucharse incluso cuestionamientos a la atención que Washington le presta a la región.

“Cuando nos preguntamos qué puede hacer EE.UU. por el Mercosur, bueno, primero que nada escucharnos, porque hasta hoy pareciera que el único que nos escucha es China”, dijo el canciller de Uruguay, Francisco Bustillo, durante una conferencia virtual organizada por el centro de análisis Atlantic Council en Washington.

Uruguay es uno de los países latinoamericanos que tiene a China como principal proveedor de vacunas.

Sin embargo, el secretario de Estado de EE.UU., Antony Blinken, aseguró en una reciente entrevista con la BBC que su país está decidido a ser “un líder internacional en vacunación”.

En este sentido, Biden enfrenta el desafío de atender la demanda internacional de dosis y al mismo tiempo seguir acelerando la vacunación de estadounidenses que según la Casa Blanca es su máxima prioridad.

A diferencia de EE.UU., Canadá y México ya autorizaron la vacuna de AstraZeneca, lo cual ha facilitado el envío.

Dosis de la vacuna AstraZeneca.

Reuters
El gobierno de Biden acordó que enviará a México 2,5 millones de dosis de vacunas AstraZeneca.

Pero algunos ven esto como el posible primer capítulo de una estrategia regional de Washington.

“Podríamos predecir que EE.UU. intentará hacer esto con otros países latinoamericanos”, dice McPherson.

“Sería una diplomacia inteligente de alguna manera, porque por un lado, podrías recibir algo a cambio y, por otro, es bueno para el sistema internacional que haya más personas en el hemisferio y el mundo vacunadas”.

Shifter advierte que EE.UU. debe evitar “aplicar criterios políticos” para el reparto de vacunas en América Latina, donde a su juicio China le está “ganando” la carrera a Washington en la lucha contra la pandemia.

“EE.UU. tiene que mostrar que cuando habla de cooperación no es pura retórica, que hay acciones atrás”, señala.

“Esto (el envío de vacunas a México y Canadá) es importante, pero más allá de eso tiene que haber un plan a nivel hemisférico”.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=z074SRnf2lY&t=7s

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.