De estudiantes malos a superempresarios
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

De estudiantes malos a superempresarios

Una nueva investigación sugiere que la rebeldía adolescente puede proporcionar valiosas experiencias
20 de octubre, 2013
Comparte
Bill Gates fue arrestado en Alburquerque en 1977. Foto: BBC

Bill Gates fue arrestado en Alburquerque en 1977. Foto: BBC

“Oliver es por lejos el peor alumno que he tenido en mi carrera en esta escuela pero, quizás, algún día, conducirá un Rolls-Royce”, escribió su entonces director del colegio cuando Olly Olsen tenía 10 años de edad.

Ahora, a los 40, Olsen emplea a 80 personas en Office Group, una empresa inmobiliaria que proporciona espacios flexibles de oficina y tiene una facturación anual de US$40 millones.

A pesar de una completa falta de interés en la escuela -donde vendía dulces, manejaba las apuestas por partidos de fútbol y no iba a clases-, Olsen tiene éxito en el competitivo mundo de los bienes raíces.

“Quería demostrarle a mis maestros que no era bruto y podría llegar a ser un éxito”, le dice a la BBC.

La experiencia de Olsen es más común de lo que se podría pensar y una nueva investigación sugiere que la rebeldía adolescente puede proporcionar valiosas experiencias.

Para explorar el asunto, investigadores alemanes y suecos utilizó datos del seguimiento que se les hizo por más de 40 años a mil niños de una ciudad sueca.

Descubrieron que, en comparación con aquellos que no fundaron sus propios negocios, los empresarios tendían más a haber mostrado un comportamiento antisocial en la adolescencia.

El tipo de conducta que calificaban como antisocial incluye:

  • quedarse fuera de casa más tarde de lo permitido
  • ausentismo escolar
  • hacer trampa en los exámenes
  • emborracharse
  • fumar marihuana
  • hurto
  • merodear en la ciudad por la noche

En el caso de actividades criminales más serias, no fueron consideradas como predictores de la capacidad empresarial en el futuro.

Chicos malos

Además, la relación sólo se aplica a los emprendedores masculinos: los investigadores no encontraron pruebas de que las adolescentes problemáticas fueran más propensas a crear sus propias firmas.

Dr. Martin Obschonka, de la Universidad de Jena, uno de los autores del estudio, dice que empresarios frecuentemente se dedican a “romper reglas productivamente”.

Su investigación sugiere que leves actos de rebeldía en la adolescencia pueden ser un precursor de esa útil habilidad.

“Los datos sugieren que la rebeldía de los adolescentes contra las normas socialmente aceptadas y el cuestionamiento temprano de los límites no conduce necesariamente a una vida criminal y antisocial”.

“Más bien puede ser la base para un emprendimiento productivo y socialmente aceptable”, añade.

En su informe, Obschonka habla de Bill Gates, el fundador de Microsoft, y una foto que le fue tomada por la policía de Albuquerque en 1977.

Gates, quien tenía 22 años en ese momento, fue arrestado por pasarse una luz roja y conducir sin una licencia.

Se pregunta si la foto podría confirmar el estereotipo de los empresarios como aventureros sin ley ni orden.

Ángel inversor

Doug Richard, fundador de una escuela para que empresarios elaboren modelos de negocio, rechaza esa imagen.

Como inversionista Richard, ha visto miles de personas deseosas de iniciar sus propios emprendimientos.

“Lo que me sorprende es la gran diversidad de personas que veo. Cada vez creo menos en ese concepto idealizado del emprendimiento, la noción de que la persona tuvo que haber sido un nadie para convertirse en un empresario exitoso”, le dice a la BBC.

“Gente de toda clase logra que sus empresas funcionen y se desarrollen bien”.

No obstante, el mismo Richard encontró que su escolarización en Estados Unidos no lo retaba y convenció a las autoridades a que lo dejaran irse sin terminar la secundaria, para unirse a la tripulación de un buque de investigaciones en el océano.

“Yo era una persona introvertida, poco social y tranquila, pero para ser justos con la investigación, no le presté mucha atención a las reglas así que me metí en problemas. No iba a clase”, confiesa.

Richard estudió psicología y derecho, y fundó exitosas empresas de programación y equipos de computación.

Para él, una buena idea, la persistencia y una pizca de suerte son los ingredientes claves del éxito en los negocios.

Y señala que sólo porque la investigación encontró un vínculo entre los años de adolescencia rebeldes y posterior éxito en los negocios, eso no significa que uno causa lo otro.

“No son tan tontos”

El profesor Peter Saville ha estado interesado en las motivaciones de la gente de negocios por mucho tiempo, tanto como investigador en el campo de la psicología industrial y organizacional y como por ser él mismo un empresario.

Él es menos crítico de las conclusiones de la investigación.

Según su opinión, rebelión adolescente muestra “energía y vitalidad” y los empresarios “no suelen ser tan estúpidos como para cometer delitos graves”.

Su propia adolescencia fue agitada. El punto culminante (o quizás un bajón desde la perspectiva de los padres) fue una broma que se salió un poco de control y resultó en un gran incendio en unos terrenos baldíos cerca de su casa.

Tal vez la última palabra la debe tener Olly Olsen, quien desesperó a su director de escuela con su lamentable rendimiento escolar.

Él asegura que sin su cofundador, Charlie Green, su compañía no sería el éxito que es hoy. A Green le fue bien en la escuela, fue a la universidad y les causó mucho menos estrés a sus padres.

Contenido relacionado

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

GameStop: los inversores aficionados que se enfrentan a Wall Street

Un estudiante, un ingeniero y una enfermera. La BBC habló con algunos de los inversores minoristas afectados por el escándalo de GameStop, quienes aseguran que "los grandes fondos de inversión apoyan un mercado libre capitalista solo cuando les conviene a ellos".
30 de enero, 2021
Comparte

Antes de la pandemia, Alex Patton nunca había pensado en convertirse en un inversor aficionado.

Pero ahora, tras el alza frenética de las acciones de GameStop, una cadena de tiendas de videojuegos, es un veterano de los mercados financieros.

Antes del COVID no sabía nada sobre inversiones“, señaló el ingeniero de ciberseguridad de 28 años que vive en Kingston upon Thames, al suroeste de Londres.

Pero después de que el mercado de valores sufriera una fuerte caída en marzo del año pasado y asestara un golpe a sus ahorros para una pensión, Patton decidió que debería, como él mismo dice, “asumir un papel más activo en la gestión de mi dinero”.

Al tener doble nacionalidad británica y estadounidense, el ingeniero no tuvo problemas para abrir una cuenta con la plataforma estadounidense Robinhood, la corredora de inversiones minoristas en el centro del escándalo de GameStop.

Animado por sus amigos, Patten comenzó a revisar el foro “WallStreetBets” en la red social Reddit.

“Un amigo me dijo: ‘Deberías echarle un vistazo a GameStop’. Y me di cuenta de que algunas personas en Reddit hacen un trabajo realmente impresionante investigando acciones”.

Posición arriesgada

Los principales hedge funds (fondos de cobertura o fondos de inversiones de alto riesgo) habían apostado miles de millones de dólares a que las acciones de GameStop caerían, debido a que su modelo de negocios está basado en ventas físicas que han sido superadas por ventas en línea.

La investigación en Reddit indicó que las posiciones tomadas por los vendedores en corto representaban más del 100% de las acciones existentes de GameStop, señaló Alex.

(En una “venta en corto” se toman prestadas acciones de un corredor por un interés relativamente bajo para venderlas, con la intención de volver a comprarlas una vez que su precio haya caído aún más. La diferencia entre el precio más bajo y el más alto es la ganancia que obtiene el fondo de inversión).

“La gente había realizado investigaciones que mostraban la posición de riesgo en la que se encontraban esos hedge funds o fondos de cobertura. Y pensamos: ‘Podemos aprovechar eso. Esta es una oportunidad'”.

Los inversores aficionados comenzaron a comprar frenéticamente acciones de GameStop e hicieron subir el precio de las acciones en más de un 700% en una semana.

Patton invirtió US$1,000 en acciones de GameStop y obtuvo una ganancia de US$2,000. Pero fue uno de los afortunados que se salió a tiempo.

“La teoría era que a medida que el precio continuaba subiendo, los fondos de inversión que habían vendido en corto se verían obligados a comprar esas acciones a cualquier precio para evitar mayores pérdidas y cerrar sus posiciones en corto”, afirmó.

Pero la actividad atrajo la atención de los reguladores de la bolsa esta semana, y los inversores minoristas se vieron repentinamente excluidos por sus plataformas de negociación, incapaces de seguir comprando acciones de GameStop y de otras empresas.

Los precios cayeron bruscamente, lo que permitió que los fondos se salieran de su apuro.

“Los reguladores asumen que los inversores minoristas no podemos gestionar nuestro riesgo, mientras que los grandes fondos han asumido un riesgo enorme, un riesgo increíble, y simplemente se les permite continuar con sus actividades como de costumbre”, señaló el ingeniero.

Aunque Patton salió económicamente ileso, considera que la intervención de los reguladores fue una injusticia.

Existe una enorme brecha entre la clase media ordinaria, la gente de clase trabajadora, y estos fondos que tienen miles de millones“, señaló. “Otros inversores aficionados están sufriendo mucho más por esto que yo”.

“No es un libre mercado”

Myron Sakkas

MYRON SAKKAS
Myron Sakkas: “Los grandes inversores apoyan un mercado libre capitalista solo cuando les conviene a ellos”.

Myron Sakkas, de 18 años, es oriundo de la ciudad de Coventry en Inglaterra y estudia en la Universidad de Warwick.

Myron perdió 30 libras esterlinas (cerca de US$40) en acciones de GameStop, que tuvo durante “un par de horas” y vendió cuando vio lo que estaba sucediendo.

El estudiante tiene una cuenta en la plataforma Trading 212 desde agosto del año pasado y espera ingresar a la banca de inversión después de graduarse.

Sakkas aseguró estar desilusionado por lo que ve como una “manipulación del mercado” dirigida contra personas como él.

Para el estudiante había un objetivo claro en las “guerras de acciones” de GameStop, como él las llama: “los responsables de la crisis financiera de 2008 que nunca debieron rendir cuentas”.

“Entendemos que existen peligros, pero aquí no había un riesgo real de un colapso en la bolsa. La intervención fue generada por personas que protegen los intereses corporativos y las personas comunes fueron otras vez los grandes perjudicados“.

“Cuando la gente común intenta ganar dinero en un sistema en el que sólo los inversores ricos pueden hacerlo, eso es lo que sucede”, señaló Sakkas a la BBC.

Esos grandes inversores apoyan un mercado libre capitalista solo cuando les conviene a ellos. Lo que vimos ahora no fue un mercado libre y llevó a que mucha gente común perdiera mucho dinero”.

Sakkas señala que su cuenta sigue bloqueada y no puede usarla mientras se verifica su identidad.

Pero afirma que cuando vuelva a tener acceso retirará los US$1,000 que tiene en su cuenta.

“Tal vez deje de invertir por un tiempo”, señaló. “Tengo otras cosas que hacer”.

No parece correcto

Melissa Holdren

MELISSA HOLDREN
Melissa Holdren es muy crítica de las acciones de Wall Street.

En las redes sociales los inversores aficionados instaron a sus compañeros a retener sus acciones para evitar pérdidas adicionales, mientras cuestionaban al mismo tiempo a las plataformas que restringieron sus cuentas.

Melissa Holdren, una enfermera de 43 años que vive en Massachusetts, Estados Unidos, estaba tan indignada con la acción de las plataformas de inversión que compró acciones de una de las empresas afectadas.

Holdren usó su cuenta en Fidelity, una importante corredora conocida por sus fondos mutuos, para comprar acciones por un valor de US$500 en la cadena de cines AMC Entertainment.

Fue algo nuevo para la enfermera, que siempre ha confiado en las grandes empresas para administrar las inversiones de su jubilación.

“Me parece muy cuestionable que una corporación privada pueda bloquear en forma unilateral la compra de acciones”, afirmó.

“No parece correcto. Si les preocupa la volatilidad del mercado, ¿por qué están bloqueando sólo un lado de las transacciones?”

Holdren, cuyo abuelo se ganaba la vida como corredor de bolsa independiente, sabe que puede perder dinero si caen las acciones de AMC. Pero espera que su pequeña inversión ayude a sobrevivir a la cadena de cines.

La enfermera es muy crítica de las acciones de Wall Street.

“En general, necesitamos repensar muchas de nuestras estructuras financieras”, aseguró.

Después de la crisis de 2008 quedó claro que gran parte del mercado financiero estaba divorciado de la realidad de una manera que no era saludable“.

“Que se preocupen tanto de lo que está pasando en Reddit en este momento en lugar de preocuparse del panorama más amplio es engañoso”.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=EAzpg7J-OxA

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.