Cuerpo de Mandela arriba a su pueblo natal para entierro
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Cuerpo de Mandela arriba a su pueblo natal para entierro

Será sepultado este domingo 15 de diciembre en la localidad de Qunu.
14 de diciembre, 2013
Comparte
El nieto de Nelson Mandela Mandla Mandela (derecha) observa a los jefes locales que escoltan el féretro cubierto con una piel de león del ex presidente de Sudáfrica a su llegada a su propiedad en Qunu, localidad donde será sepultado, el 14 de diciembre de 2013. (Foto de AP/Elmond Jiyane, GCIS)

El nieto de Nelson Mandela Mandla Mandela (derecha) observa a los jefes locales que escoltan el féretro cubierto con una piel de león del ex presidente de Sudáfrica a su llegada a su propiedad en Qunu, localidad donde será sepultado, el 14 de diciembre de 2013. (Foto de AP/Elmond Jiyane, GCIS)

Nelson Mandela regresó a casa el sábado.

Una carroza llevó el cuerpo de Mandela a su pueblo natal en una zona rural de Sudáfrica, donde siempre quiso regresar para su muerte, y en la que será sepultado el domingo.

Previo a la ceremonia de despedida el domingo hubo un anuncio sorpresivo ya que Desmond Tutu, el arzobispo retirado de Sudáfrica y aliado de Mandela durante largo tiempo, dijo que no asistiría al funeral porque no se le acreditó como clérigo.

“Aunque me habría gustado mucho acudir al servicio para dar una despedida final a alguien a quien quise y aprecié, habría sido falto de respeto aparecer por sorpresa en un funeral catalogado como acto familiar y privado. Si alguien me hubiera informado que sería bienvenido no habría habido manera de que no estuviera ahí”, dijo Tutu.

Tutu, que igual que Mandela recibió el Premio Nobel de la Paz por su oposición al apartheid, ha sido crítico ocasional del gobierno en turno.

Mac Maharaj, portavoz de la presidencia, dijo que Tutu está en la lista de invitados y expresó confianza en que el ex arzobispo asista al funeral.

“Es una persona importante y espero que que puedan encontrarse alternativas para que asista”, apuntó.

En Qunu fue donde Mandela recorrió las colinas y cuidó ganado cuando joven, y aprendió lecciones de disciplina de los jefes tradicionales. Aquí inició su jornada —”el largo camino hacia la libertad” que lo puso al frente de la lucha de los negros sudafricanos por la igualdad racial que resonó por todo el mundo.

Mientras los motociclistas uniformados y personal armado escoltaban el vehículo que llevaba los restos de Mandela, la gente que esperaba al lado del camino cantaba, aplaudía y, en algunos casos, lloraba.

“Cuando vi pasar la carroza no podía calmar mi emoción. Sentía como si él estuviera tomando mano”, dijo Norma Khobo. “Fue muy emocionante. Lo vi”.

El vehículo con el ataúd de Mandela, cubierto por una bandera de Sudáfrica, llegó a la residencia familiar bajo un cielo nublado a las 4 pm hora local acompañado de un enorme convoy de policías, militares y otros vehículos, mientras un helicóptero del ejército sobrevolaba.

De acuerdo con las tradiciones de la etnia xhosa a la que Mandela pertenecía, se le honró colocando una piel de leopardo sobre el ataúd.

En el aeropuerto de Mthatha el ataúd recibió la bienvenida de una guardia militar y se le colocó en el convoy para el viaje de 32 kilómetros hasta el pueblo de Qunu.

La viuda de Mandela, Graca Machel, y su ex esposa, Winnie Madikizela-Mandela, se abrazaron llorosas en el aeropuerto de Mthatha a la llegada del féretro.

La ceremonia de despedida a Mandela inició con un homenaje el sábado en una base aérea en la capital de Sudáfrica tras la que sus restos fueron subidos a un avión hacia su destino final.

Hombres y mujeres soldados, con uniformes y equipo de combate, fueron apostados en posición de firmes en cada lado del camino que parte desde el aeropuerto en Mthatha mientras vacas pastaban en los alrededores.

Algunos civiles también se colocaron a lo largo de la ruta y se protegían del sol con sombrillas.

Mandela había expresado su voluntad de vivir sus últimos meses en su querida aldea rural, sin embargo los pasó en un hospital en Pretoria y después en su casa en Johannesburgo, debido a su estado crítico de salud a causa de problemas pulmonares y otras enfermedades, hasta su fallecimiento.

En la ceremonia solemne en la base aérea Waterkloof en Pretoria, transmitida en vivo por la televisión sudafricana, se efectuaba un servicio multirreligioso y un homenaje musical en nombre de Mandela.

El presidente Jacob Zuma elogió a Mandela en un relato detallado de la lucha de éste contra el régimen racista blanco y después del discurso dirigió al grupo en una canción.

La viuda de Mandela Graca Machel, vestida de negro, lloró y se secaba las lágrimas que asomaban bajo las gafas oscuras. La ex esposa de Mandela, Winnie Madikizela-Mandela, lucía afligida al igual que el presidente de Kenia Uhuru Kenyatta y el ex mandatario sudafricano Thabo Mbeki.

El poema favorito de Mandela “Invictus”, estaba impreso en la parte trasera del programa de mano.

Se espera que los restos de Mandela lleguen a Mthatha la tarde del sábado donde recibirán honores militares. También se practicará una serie de rituales antes de que una caravana lleve el cuerpo de Mthatha a Qunu.

Se invitó al pueblo a que salude al cortejo en su camino a Qunu. El cuerpo será llevado a la propiedad de Mandela donde se practicarán más rituales.

También está planeada una vigilia por parte del Congreso Nacional Africano en la universidad Walter Sisulu en Mthatha, a la que asistirán líderes de la organización y funcionarios del gobierno.

Mandela murió el 5 de diciembre en su casa de Johannesburgo a los 95 años de edad.

Associated Press.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Enmienda 25 o 'impeachment': ¿puede Trump ser destituido tras el violento asalto al Capitolio?

Demócratas del Comité Judicial de la Cámara de Representantes están pidiendo que se destituyan los poderes del presidente. Hay dos vías para hacerlo.
7 de enero, 2021
Comparte

Apenas faltan 13 días para que Donald Trump abandone oficialmente la Casa Blanca y arranque la legislatura del demócrata Joe Biden, cuya victoria electoral fue ratificada por el Congreso de Estados Unidos este jueves.

Pero tras el violento asalto al Capitolio por parte de seguidores de Trump, prolongado durante horas y que dejó cuatro muertos, los demócratas del Comité Judicial de la Cámara de Representantes están pidiendo que se destituyan los poderes del presidente.

Escribieron una carta al vicepresidente Mike Pence en la que le urgían a actuar y sacar a Trump de la presidencia, alegando que había cometido un acto de insurrección y “buscaba socavar” la democracia.

Para destituir al presidente de Estados Unidos hay dos mecanismos: el llamado juicio político –impeachment– o la enmienda número 25 de la Constitución, aseguran expertos.

Sin embargo, ambas vías pueden resultar difíciles e improbables de aplicar dado el poco margen de tiempo que le queda a Trump al mando.

“Creo que la mejor salida es que Trump renuncie, que los de su propio partido lo presionen para que renuncie. Él no lo hará, pero debería”, aseguró el politólogo de la Universidad de Harvard, Steven Levitsky, entrevistado por BBC Mundo.

El vicepresidente Mike Pence y la presidenta de la Cámara de Representantes Nancy Pelosi.

Getty Images
Tras los episodios violentos y el desalojo de los seguidores de Trump, el Congreso ratificó este jueves la victoria de Joe Biden en las pasadas elecciones presidenciales del 3 de noviembre.

Tras los violentos acontecimientos del miércoles, Trump ha asegurado que la transición de poder se ejecutará de forma “ordenada”, pero que está en desacuerdo con el resultado de las elecciones presidenciales del pasado 3 de noviembre, las que califica como fraudulentas a pesar de que el Departamento de Justicia estadounidense lo haya descartado.

Pero, ¿en qué consisten las dos vías principales por las que Trump puede ser destituido antes del 20 de enero?

Enmienda 25

Dicha enmienda recogida por la Constitución permite la transferencia de poder desde la presidencia a la vicepresidencia ya sea de forma temporal o permanente.

Convierte al vicepresidente en presidente si este se muestra incapaz de continuar con sus responsabilidades, por ejemplo, si sufre una enfermedad física o mental.

Asaltantes del Congreso.

Getty Images
El asalto al Capitolio y la intervención de las fuerzas de seguridad han dejado al menos cuatro muertos.

La sección número 4 de dicha permite al vicepresidente y la mayoría del gabinete declarar al mandatario incapaz de desarrollar su deber en el cargo.

Para ello necesitarían firmar y remitir una carta a los presidentes de la Cámara de Representantes y el Senado y declarar al presidente como no apto para gobernar o incapaz de desempeñar sus poderes y deberes.

De ser así, el vicepresidente Mike Pence asumiría automáticamente el poder hasta el próximo 20 de enero, cuando empezaría el mandato de Biden.

El presidente tiene la oportunidad de ofrecer una respuesta por escrito, y si impugna el hallazgo, entonces le corresponde al Congreso decidir. Cualquier voto en el Senado y la Cámara de Representantes que ordene la destitución del presidente requiere una mayoría de dos tercios.

Mientras se resuelve el caso, el vicepresidente actuaría como presidente.

Recientemente, cuando Trump fue diagnosticado con COVID-19 el pasado octubre, también hubo discusiones sobre invocar la enmienda 25 ante las preocupaciones de que pudiera estar demasiado enfermo para gobernar el país.

La enmienda 25 fue ratificada en 1967, cuatro años después del asesinato de John F. Kennedy, con el objetivo de resolver las disputas de sucesión presidencial en caso de incapacidad.

Funeral de John F. Kennedy.

Getty Images
La enmienda 25 fue ratificada en 1967, cuatro años después del asesinato de John F. Kennedy.

Por este motivo, varios presidentes han usado esta enmienda, específicamente la sección 3, porque les permite transferir temporalmente el poder a la vicepresidencia.

En 2002 y 2007, el presidente George W. Bush puso a su vicepresidente a cargo al ser sedado durante colonoscopias rutinarias.

El presidente Ronald Reagan hizo lo mismo en 1985, mientras estuvo ingresado en el hospital por una cirugía por cáncer.

Hasta la fecha, ningún presidente ha sido destituido del cargo usando la enmienda 25.

Juicio político o ‘impeachment’

El juicio político, también conocido como impeachment, tiene lugar en el Congreso de EU con el objetivo de llevar a cabo una posible destitución del presidente.

La Constitución estadounidense establece que el presidente “debe ser destituido de su cargo si es acusado de y condenado por traición, soborno, u otros crímenes o delitos graves”.

Es un proceso político, más que penal.

Seguidores de Trump alrededor del Capitolio.

Getty Images
Seguidores de Trump se congregaron e irrumpieron en el Capitolio de Estados Unidos este miércoles, reclamando fraude en las pasadas elecciones presidenciales.

Este proceso tiene lugar en dos etapas.

Tendría que ser iniciado por la Cámara de Representantes y solo necesita una mayoría simple para ser activado.

Luego, el juicio se celebra en el Senado, donde se necesitan dos tercios de los votos para destituir al presidente, y este hito nunca se ha alcanzado en la historia de Estados Unidos.

“Es un proceso bastante largo, a menos que lo hagamos al estilo peruano, de vacar al presidente de la noche a la mañana. Es poco probable que eso pase”, explicó Levitsky a BBC Mundo.

Donald Trump ya ha sido cometido a un proceso de impeachment una vez, y ningún presidente lo fue dos veces durante su mandato.

En diciembre de 2019, la Cámara de Representantes, de mayoría demócrata, aprobó dos artículos de impeachment tras acusar a Trump de abuso de poder y obstrucción al Congreso.

Los demócratas acusaron a Trump de retener US$391 millones en ayuda a Ucrania para presionar y forzar que el país europeo investigara al actual presidente electo, Joe Biden, y a su hijo.

En febrero de 2020, el Senado, de mayoría republicana, votó a favor de absolver a Donald Trump en el juicio político por dicho escándalo.

Si el presidente Trump fuera destituido a través de un juicio político, el vicepresidente Pence se haría cargo de la Oficina Oval.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=l2QCDx-bbAc&feature=emb_logo

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.