Sostenes inteligentes para comer menos
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Sostenes inteligentes para comer menos

El nuevo prototipo de Microsoft tiene como finalidad registrar el estado de ánimo de la mujer que lo usa para ayudarla a evitar comer de más a causa del estrés.
7 de diciembre, 2013
Comparte

Hasta ahora, la mayoría de los diseños de sostenes apuntaban a una sola cosa: hacer que los pechos se viesen más grandes, más juntos, más firmes, más voluptuosos…

El nuevo prototipo de Microsoft, en cambio, tiene una finalidad muy diferente: registrar el estado de ánimo de la mujer que lo usa para ayudarla a evitar comer de más a causa del estrés.

El corpiño está equipado con una serie de sensores que monitorean la actividad del corazón y la piel de la portadora.

Estos dos indicadores le permiten al dispositivo hacer una lectura de su estado de ánimo y diagnosticar cuándo está más tentada a comer más de la cuenta por motivos emocionales.

Esta información se transmite a la usuaria a través de una aplicación en su teléfono móvil.

Sostén recargable

Según sus creadores, la ventaja de usar un sujetador como herramienta, es que, al estar más cerca del corazón, puede medir su actividad como un electrocardiograma.

Los intentos por adosar un aparato similar en una prenda interior masculina no dieron los mismos resultados por la distancia que hay entre el corazón y los sensores.

Las mujeres que pusieron a prueba esta tecnología reportaron sus emociones seis horas por día, durante cuatro días.

“Para los participantes fue un poco tedioso usar el prototipo ya que había que recargarlo cada tres o cuatro horas”, explicó la jefa del equipo de investigadores de Microsoft, Asta Roseway.

Sujetadores para la salud y la autodefensa

Las prendas tecnológicas se emplean cada vez más para monitorear diferentes variables vinculadas a la salud.

El mes pasado, se lanzó otro sostén conectado a Twitter que enviaba un tuit cada vez que estaba desabrochado, con el fin de alentar a las mujeres a examinarse los pechos.

Y, el año pasado, una firma estadounidense que está desarrollando un sujetador que analiza la temperatura de los senos como método para detectar el cáncer, obtuvo una patente.

Mientras tanto en India, en respuesta a una serie de brutales violaciones que conmocionaron al país en el último año, un grupo de estudiantes desarrolló un sostén con sensores y circuitos electrónicos que se activa -dando un shock eléctrico- cuando alguien intenta manosear a la mujer que lo usa.

Lea también: Un sujetador eléctrico contra violaciones

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Coronavirus: la enfermera que ‘vacunó’ a miles con agua salina en Alemania

Las autoridades en Frisia, Alemania, temen que más de 8.500 personas, muchas de estas vulnerables, pudieron haber recibido la falsa vacuna.
12 de agosto, 2021
Comparte
Centro de vacunación en la ciudad de Dresde, Alemania

Getty Images
El engaño sucedió en un centro de vacunación como este de la ciudad de Dresde.

Una enfermera está siendo investigada por haber inyectado con agua salina en lugar de con una vacuna de covid-19 a miles de personas en Alemania.

El engaño sucedió entre marzo y abril de este año en un centro de vacunación de la provincia de Frisia, una zona rural en la costa del mar del Norte.

Aunque la inyección de una solución de agua salina es inocua, se estima que unos 8.600 residentes recibieron la falsa vacuna, muchos de ellos de avanzada edad, por lo que están en un grupo de alto riesgo si se contagian de coronavirus.

El subdirector de policía de Wilhelmshaven-Frisia, Peter Beer, dijo en rueda de prensa que, basados en los testimonios de testigos, había “una sospecha razonable de peligrosidad”.

Las autoridades están instando a las personas que pudieron ser afectadas a que se vuelvan a poner una vacuna.

No hay mucha información con respecto a la enfermera responsable del engaño -que no ha sido identificada- pero se sabe que trabajaba para la Cruz Roja y estaba encargada de llenar los viales con las vacunas Pfizer, Moderna o AstraZeneca.

A finales de abril se supo de una situación de intercambio de la solución en los viales, pero en el momento se creyó que había sido un incidente único, según el diario alemán Süddeutsche Zeitung.

En esa ocasión, la enfermera reconoció que había llenado seis jeringas con solución salina en lugar de la vacuna Pfizer. Uno de los viales se cayó al piso mientras lo mezclaba y trató de ocultarlo, escribe el diario alemán.

Las manos de una enfermera inyectando el brazo de una paciente

Getty Images
La enfermera estaba encargada de llenar los viales con la vacuna.

Las autoridades procedieron a verificar el nivel de protección de más de 100 personas vacunadas ese día mediante pruebas de anticuerpos.

La policía y la fiscalía continuó investigando y encontraron indicios concretos de nuevos casos durante la indagación de testigos de mediados a finales de junio, de acuerdo al subdirector de policía Beer.

Se ha podido establecer que unas 10.000 vacunas estarían comprometidas.

“Estoy completamente estupefacto ante este episodio”, comentó el concejal de Frisia Sven Ambrosy, al tiempo que instó a la revacunación de los afectados lo más pronto posible.

“Debemos evitar el daño a estas personas, incluso si no sabemos realmente cuántas personas están afectadas”, declaró.

No está claro cuáles fueron los motivos de la enfermera para efectuar el engaño, pero con anterioridad había manifestado su escepticismo contra las vacunas en las redes sociales, según los investigadores.

El caso de la enfermera ha sido remitido a una unidad especial que investiga crímenes políticamente motivados.

Protesta del grupo antivacuna Querdenken en Stuttgart, Alemania

EPA
Los grupos antivacuna han ganado adeptos en Alemania.

En Alemania, grupos que se oponen a las vacunas han tomado fuerza y ganado adeptos con sus mensajes infundados y teorías de la conspiración en las redes, y multitudinarias marchas de protesta.

Uno de estos grupos, Querdenken, tiene vínculos con la extrema derecha, y el verano pasado intentó penetrar y tomar por la fuerza el Bundestag (Parlamento de Alemania) al final de una manifestación en Berlín.

Esas acciones han engendrado una nueva corriente de personalidades en las redes sociales que promueven la desinformación, reclutan seguidores y hasta venden mercancía alusiva a su postura.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=XIphRMBUYy0

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.