close
Suscríbete a nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Los criterios de la SCJN para acreditar el acoso laboral
La Primera Sala señaló que se debe distinguir el acoso laboral de conductas inherentes a las exigencias del empleo.
Por Omar Sánchez de Tagle
8 de febrero, 2014
Comparte

Si usted quiere denunciar ante un juzgado el mobbing o el acoso laboral, a partir de ahora ya existen criterios establecidos por la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) para poder acreditarlo por distintas vías legales.

De hecho, el máximo órgano de justicia del país estableció dicha normativa para que se puedan llevar los casos de acoso laboral por la vía penal, administrativa, civil o laboral, de acuerdo a la pretensión que demande el afectado.

Basados en un caso que llegó a la Primera Sala, los ministros realizaron un estudio a fondo sobre las características del mobbing tomando en consideración diversos estudios doctrinales, su normatividad en los tratados internacionales y lo previsto en la legislación interna, como por ejemplo, el Acuerdo General de Administración III/2012, que contiene las bases para investigar y sancionar el acoso laboral y el acoso sexual en la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

¿Pero, cuáles son los criterios que se deberán tomar en cuenta las personas para denunciar este tipo de acoso?

1.- La persona que demanda deberá demostrar que el objetivo de sus agresores y compañeros de trabajo es la de intimidarlo, opacarlo, aplanarlo, amedrentarlo o consumirlo emocional o intelectualmente, con mira a excluirlo de la organización, o a satisfacer la necesidad de agredir, controlar o destruir, por sus hostigadores.

2.- La agresividad o el hostigamiento laboral se da entre compañeros del ambiente del trabajo y siempre hay una persona que solo recibe agresiones; es decir, hay un agresor activo y una víctima pasiva. El acoso laboral entre compañeros de trabajo debe ocupar un nivel similar en la jerarquía ocupacional o por parte de sus superiores jerárquicos.

3.-Las conductas deben de presentarse de manera sistemática, es decir, a partir de una serie de actos o comportamientos hostiles hacia uno de los integrantes de la relación laboral, de manera que un acto aislado no puede constituir mobbing, ante la falta de continuidad en la agresión en contra de algún empleado o del jefe mismo.

4.- Se debe de detallar la forma en que se desarrolló la conducta hostil. Además, se precisó que el estándar probatorio que tiene a su cargo el afectado no debe ser estricto.

Estos lineamientos los estableció la SCJN luego de resolver un caso de acoso laboral, en el que la víctima no acreditó en la vía ordinaria civil las conductas que configuran el acoso laboral y ante la insuficiencia probatoria para acreditar la conducta misma.

Finalmente, la Primera Sala señaló que se debe distinguir el acoso laboral de conductas inherentes a las exigencias del empleo.

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.
La escandalosa historia alrededor del primer billete con una mujer emitido por el Banco de México
El enigma de quién es la mujer que aparece en el primer billete emitido por el Banco de México en 1925 perdura hasta la actualidad.
10 de junio, 2019
Comparte

La mujer del primer billete de 5 pesos emitido por el entonces recién creado Banco de México es un enigma que ha perdurado por casi un siglo.

Con sus ojos grandes y claros, finas facciones, aretes prominentes y una larga cadena de joyas que rodea su cabeza y cuello, su imagen estuvo en las manos de los mexicanos durante casi la mitad del siglo XX, de 1925 a 1970.

La mujer no es un personaje de la historia de México y en el billete no hay alguna leyenda que indique quién es.

Por su imagen, popularmente fue llamada por los mexicanos como “la gitana”.

Pero además, desde que salió a circulación y hasta la actualidad en México ha corrido un rumor de que se trataba de la amante del secretario de Hacienda de la época, Alberto J. Pani (1923-1927).

El presunto romance del alto funcionario con una actriz catalana llamada Gloria Faure, el cual causó un gran escándalo en la década de 1920, reforzó la leyenda.

Tanto así que la mujer del billete también fue llamada “Gloria, la gitana”.

¿Pero quién es realmente la mujer que aparece en él? ¿Qué se sabe del amorío del secretario Pani? ¿Cómo surgió el billete?

Esto es lo que se sabe del supuesto romance del funcionario con Faure y lo que el Banco de México explicó a BBC Mundo sobre el origen del enigmático billete.

El escándalo de Nueva York

El ministro Pani viajó a Nueva York en septiembre de 1925 para establecer acuerdos con banqueros de Wall Street.

En esa ocasión llevó como acompañante a Gloria Faure, quien era una actriz de origen catalán que por entonces se sabía que era amante del funcionario, según una investigación de Mariana Saucedo, experta en numismática del Banco de México publicada en “Extraordinarias mujeres en los billetes de México”.

El señalamiento también es recogido en el compendio Behind the Throne: Servants of Power to Imperial Presidents, 1898-1968 (Detrás del trono: siervos del poder para los presidentes imperiales 1898-1968), de Robert Freeman Smith.

Los expertos coinciden en que, en un momento, la presencia de Faure y su relación con el secretario provocó un escándalo en las negociaciones con los banqueros, entre ellos Thomas W. Lamont.

“En Nueva York, los ultraconservadores contrataron detectives privados para seguir al ministro de finanzas (Pani). Los reportes de los ir y venir con Gloria Faure (…) fueron enviados a Lamont”, señala Freeman Smith.

Aunque los banqueros no prestaron mucha atención a las denuncias de adulterio, filtraron lo que sabían a la prensa, asegura el autor.

En la edición del 14 de octubre de ese año del diario New York Daily Mirror se destacaba “una fotografía de una belleza de cabello negro posando con un vestido provocativo por arriba de las rodillas con el título ‘el señor Pani es un amante encantador“, dice Freeman Smith.

Cuando la prensa evidenció la relación, incluso el secretario fue acusado de “trata de blancas”, refiere la investigación de Saucedo.

“Pani fue detenido en su cuarto de hotel y puesto a disposición de las autoridades. Este papelón alcanzó niveles considerables pues el funcionario estuvo a punto de dimitir de su puesto y de romperse las negociaciones entre ambos países”, explica Saucedo.

Las noticias llegaron a México y en el congreso los diputados criticaron duramente los andares de Pani en su misión oficial en Nueva York.

El origen del rumor

A partir de ese episodio es que surgió el rumor sobre los amoríos extramaritales de Pani y la mujer en el billete de 5 pesos.

“La leyenda numismática cuenta que Pani, en venganza por la humillación sufrida en el país vecino, entregó la foto de su amante a la American Bank Note Company para que apareciera en los primeros billetes emitidos por el Banco de México”, dice Saucedo.

El director general de Emisión del Banco de México, Alejandro Alegre, explicó a BBC Mundo que ese billete fue diseñados e impresos por la American Bank Note Company estadounidense.

En 1925 fue creado el Banco de México y por aquella época el país no tenía una fábrica de moneda propia -solo la tuvo hasta 1969- por lo que su papel moneda era impreso en el extranjero.

El primer billete era ese de 5 pesos, pero también fueron emitidos otros de 10, 20, 50, 100, 500 y 1.000 pesos.

“La American Bank Note Company proponía, a solicitud del banco, los diseños que fueran a ser representados en los anversos y reversos de los billetes”, explica Alegre.

Y es claro que “la gitana” del billete no es Faure, pues ese grabado fue elaborado 15 años antes.

¿Quién es la mujer entonces?

El diseñador de la figura en este billete fue Robert Savage, considerado uno de los grabadores más destacados del siglo XX en Estados Unidos.

El grabado con buril fue creado en 1910 por el artista y está registrado con el nombre “Cabeza ideal de una joven argelina” con código C-1031.

“Dentro de las propuestas se presentó este retrato de la joven argelina. Seguramente gustó a quienes decidían en ese momento las características de los billetes, y es por eso que aparece”, añade Alegre.

Sin embargo, ni los expertos en numismática de México, ni los de EE.UU., han podido determinar quién fue aquella mujer que fue inmortalizada por Savage.

No obstante, para el Banco de México poco hay de misterioso en el origen del billete, aunque reconocen que sobre él pesa una gran leyenda urbana de un turbio amorío.

“El mito surge de los corrillos políticos de la época, de esto que se da en muchos países de comentar, más allá de las capacidades y talentos de los servidores públicos, la vida de los funcionarios, cierta o no”, apunta Alegre.

“Era parte de eso, de cómo seguimos comentando la vida y obra de muchos políticos”.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=0imLxAHjGjA

https://www.youtube.com/watch?v=Gr_Uqx2j47Q&t=53s

https://www.youtube.com/watch?v=GCO92Wbx4Wg

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.