El Salvador y la frágil tregua con las maras
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

El Salvador y la frágil tregua con las maras

El principal escenario de esas negociaciones son las prisiones salvadoreñas, repletas con integrantes de la "letra y el número": 18 y MS. Mara Salvatrucha y Barrio 18, dos bandas que trascienden las fronteras de El Salvador y constituyen verdaderas organizaciones delictivas trasnacionales, especialmente poderosas en Centroamérica.
3 de febrero, 2014
Comparte
Foto: AP

Foto: AP

Las elecciones presidenciales de este domingo en El Salvador fueron seguidas con especial interés desde las cárceles de ese país.

Lea también: El Salvador y Costa Rica preparan segunda vuelta

Y con toda razón: de lo que sucediera dependía, en buena parte, el futuro de uno de los procesos de negociación más fascinantes -y polémicos- de los últimos tiempos en América Latina: la tregua y el diálogo con las maras.

El principal escenario de esas negociaciones son las prisiones salvadoreñas, repletas con integrantes de la “letra y el número”: 18 y MS. Mara Salvatrucha y Barrio 18, dos bandas que trascienden las fronteras de El Salvador y constituyen verdaderas organizaciones delictivas trasnacionales, especialmente poderosas en Centroamérica.

Pero la incertidumbre sigue. Al no llegar ninguno de los candidatos al 50% más 1 de los votos, se realizará una segunda vuelta el próximo 9 de marzo entre Salvador Sánchez Cerén, del gobernante FMLN (izquierda) y Norman Quijano de Arena (derecha).

Tema polémico

El candidato de Arena, Norman Quijano, fue el único que tocó el tema durante su discurso para aceptar los resultados de la primera vuelta. Y lo hizo de soslayo: “queremos vivir en un país libre de pandillas”, dijo.

En su caso, esa frase sólo parece significar una cosa: mano dura.

Durante las semanas de campaña previas a la primera vuelta, Norman Quijano la emprendió contra la frágil tregua que se mantiene con las maras desde marzo de 2012.

Observadores salvadoreños dicen que esta decisión de endurecer la posición frente al proceso viene del nuevo asesor político de Arena, Juan José Rendón, un conocido -y controvertido- estratega político venezolano, que ha asesorado a decenas de candidatos latinoamericanos, como Álvaro Uribe y Juan Manuel Santos en Colombia y el recién elegido Juan Orlando Hernández en Honduras.

“Arena y Norman Quijano han endurecido tremendamente su discurso de seguridad y lo han convertido casi en la bandera única de su campaña en esta recta final”.

Quien dice esto es José Luis Sánz, uno de los periodistas del sitio El Faro, que ha contado como ningún otro la historia visible y oculta del proceso con las maras. De hecho, fue el Faro el que primero reveló la existencia de un acuerdo entre el gobierno y las pandillas, a principios de 2012.

La decisión de Quijano y sus estrategas de enfocarse en un discurso duro en temas de seguridad obedece no sólo a a la tradicional posición de Arena en estos temas, sino que por varios meses existió la posibilidad de que un hombre salido de sus propias filas -el expresidente Antonio Saca, quien se presentó por un partido independiente- los sacara de la carrera presidencial.

Finalmente, Saca ocupó el tercer lugar en la primera vuelta, con poco más del 11% de los votos.

Hace poco, hablando sobre Saca -quien también se oponía al proceso con las maras- Quijano dijo que su intención era “militarizar la seguridad pública” del país.

“Lo cual no cuadra con el programa de gobierno que había planteado unas semanas antes” dice José Luis Sánz.

“La campaña de cara a la segunda vuelta puede ser muy agresiva”, agrega Sánz, quién habló con BBC Mundo antes de que se realizaran las elecciones del domingo.

¿Qué pasará?

El mensaje es claro: si Arena recupera el poder la tregua está en problemas.

Sin embargo, del lado del FMLN tampoco hay mucha claridad. Aunque el proceso se ha adelantado en medio de un gobierno del Farabundo Martí, la actitud del presidente Mauricio Funes ha sido ambigua: para empezar, siempre ha negado estar haciendo esfuerzos a favor de la tregua. Y en 2013 despidió de su gobierno a los dos arquitectos del proceso: el ministro de seguridad, David Munguía Payes, y el viceministro Douglas Moreno.

“El proceso está aparentemente congelado. Si yo tuviera que calificarlo de alguna manera, diría que es casi un coma inducido. Durante el último año el gobierno no ha hecho ningún aporte más que dificultar el trabajo de los mediadores”, dice el periodista del Faro.

“El discurso ahora es -incluso para mantener en la zona de las pandilla la expectativa- ‘no es el momento. Cuando pasen las elecciones lo será’. El problema es que depende de quien gane”.

“Si gana Arena cabe pensar que el proceso va a tener muy difícil sobrevivir. Uno cruza los dedos para que haya algo de cordura, por lo menos para administrar cualquier política que se vaya a ejecutar de una manera prudente. Teniendo en cuenta que la tregua no es sólo una política sino un escenario, es la realidad actual”

“En caso de que llegue el Frente, por lo menos ha tenido la prudencia de no pillarse los dedos, y aunque no lo dice y no parece tener un proyecto claro, el escenario parece un poco más prometedor para el proceso”.

Resultados

Pese a las dificultades que atraviesa, la tregua ha mostrado resultados. En 2012, la tasa de homicidios en El Salvador se redujo de 14 diarios -una de las más altas del mundo en ese momento al medirse per cápita– a cinco. En 2013, en medio de la incertidumbre, empezó a crecer de nuevo -en noviembre pasado llegó a 11- pero aún se mantiene por debajo de los niveles epidémicos que existían previo a la tregua.

Ante esto, el modelo del proceso es observado con interés -e incluso copiado, aunque con timidez- en otros países de la región, como Honduras y Guatemala.

En el Salvador, el proceso cuenta con el apoyo de la Organización de Estados Americanos, OEA, a través de Adam Blackwell, secretario de Seguridad Multidimensional de la organización, quien se ha involucrado de lleno.

Eso hace que el proceso con las maras sea algo nuevo y fascinante: un gobierno y un organismo internacional involucrados en un proceso de tregua y diálogo con un actor supuestamente no político, como son las pandillas maras.

Un proceso que surge de la necesidad pragmática: un país en jaque por unas pandillas que -según dijo a BBC Mundo Laffite Hernández, director del periódico El Mundo- se calcula tienen 72.000 integrantes en el país. Más que el ejército y la policía juntos.

Pero, como lo dice José Luis Sánz, en algunas zonas las maras no han roto el tejido social. Son el tejido social. Eso les da una indudable dimensión política, algo que ha empezado a reflejarse en el discurso de algunos líderes de las maras sobre las raíces de ese fenómeno.

Todo esto hace hace que en la segunda vuelta de las presidenciales salvadoreñas haya mucho en juego. Por eso serán seguidas con gran interés por la comunidad internacional, no sólo desde las cárceles salvadoreñas.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Euro llega a su nivel más bajo en 20 años frente al dólar: qué consecuencias tiene la histórica paridad de las monedas

La divisa europea se hundió hasta niveles no vistos desde finales de 2002 en un contexto de crisis energética y bajas tasas de interés en la zona. Algunos economistas ven cada vez más cercana la posibilidad de una recesión.
12 de julio, 2022
Comparte

La divisa europea llegó a su nivel más bajo en 20 años, rozando la paridad con el dólar.

Las dos monedas estuvieron a menos de un centavo de alcanzar exactamente el mismo valor, cuando el euro rondó los US$1,007 el lunes, lo que supone un descenso de casi el 15% desde el comienzo del año.

Esto ocurre mientras aumenta el temor en los mercados de una recesión económica en Europa, en un contexto de alta inflación y una creciente incertidumbre sobre la continuidad en el suministro de gas ruso.

Atrás quedaron los años en que el euro era tan fuerte (1,6 veces el dólar durante la crisis financiera mundial de 2008) que muchos europeos iban de vacaciones a Estados Unidos por los bajos precios en hoteles y comida, volviendo a casa con las maletas llenas de productos electrónicos y ropa.

Pero ahora la situación es completamente distinta, con Europa sufriendo las consecuencias económicas de la guerra en Ucrania y la decisión del Banco Central Europeo de mantener las tasas de interés.

¿Por qué se está hundiendo el euro?

La depreciación del euro ocurre en medio de una crisis energética en Europa provocada por la invasión rusa en Ucrania.

Existe inquietud frente a la posibilidad de que esta crisis cause una recesión de consecuencias insospechadas, una sombra que se intensificó el lunes ante la reducción del suministro de gas ruso y la preocupación de que la inflación siga aumentando.

Gasoducto entre Bulgaria y Grecia

Getty Images

El gigante energético ruso Gazprom inició 10 días de mantenimiento en su gasoducto Nord Stream 1, con Alemania y otros países europeos observando ansiosamente si el gas regresará después de esta operación.

Rusia podría aprovechar la oportunidad para cerrar las válvulas.

“Hay mucho miedo sobre lo que pueda pasar en el plano energético con la guerra. Ya veremos si seguimos recibiendo gas de Rusia.”, dice Juan Carlos Martínez, profesor de Economía de IE University.

A ese conflicto se suma el golpe que ha recibido la divisa porque las tasas de interés están subiendo mucho más rápido en Estados Unidos y eso atrae los capitales hacia la mayor economía del mundo.

“La causa más importante de la caída del euro es la diferente velocidad en la política monetaria de la Reserva Federal de Estados Unidos y el Banco Central Europeo”, argumenta Martínez en diálogo con BBC Mundo.

Mano con euros.

Getty Images

Para los inversores, los rendimientos de los bonos del Tesoro de EE.UU. son más altos que los de la deuda de Europa, lo que hace que ellos prefieran el dólar antes que el euro.

Desde esa perspectiva el Banco Central Europeo está en una posición difícil, tratando de frenar la inflación y, al mismo tiempo, amortiguando una economía en desaceleración.

“La zona euro todavía no empieza a subir los tipos de interés. Lo hará previsiblemente en su reunión de finales de julio, pero lo hará de una forma más lenta”, agrega Martínez.

¿Cuáles son las consecuencias?

Con la inflación en la zona euro en su nivel más alto desde que comenzaron los registros (8,6%), la depreciación del euro aumenta el costo de la vida al encarecer las importaciones.

En otros momentos de la historia, una moneda más débil no es necesariamente una mala noticia porque los gobiernos la utilizan como una manera de estimular el crecimiento económico, dado que las exportaciones se vuelven más competitivas.

Ahora, sin embargo, no es el caso.

Consumidores en mercado alemán

Getty Images

“Cada vez que el dólar sigue apreciándose, nos cuesta más en euros comprar un barril de petróleo. Ese es el gran problema que vemos ahora”, explica el economista.

Es por eso que un euro débil ha contribuido a que los combustibles hayan superado máximos históricos, perforando el bolsillo de los consumidores.

La situación es inquietante para los países de la región, considerando que cerca del 50% de las importaciones de la zona euro están denominadas en dólares.

Estación de gasolina en Atenas, Grecia.

Getty Images

Si terminara pronto la guerra en Ucrania, algo que los expertos consideran como poco probable, la depreciación del euro podría detenerse.

La segunda alternativa para frenar la devaluación es que suban los tipos de interés en la zona euro.

“Sería necesaria una política más agresiva del Banco Central Europeo, algo que por el momento no parece estar sobre la mesa”, dice Martínez.

América Latina

En el caso de América Latina, la paridad entre el euro y el dólar “no tiene un impacto directo en la región”, le dice a BBC Mundo Elijah Oliveros-Rosen, economista senior de la división Latin America Global Economics & Research.

Lo que refleja esta situación, agrega, es que hay una apreciación del dólar a nivel general.

Flecha descendente con billetes de euro.

Getty Images

La fortaleza del dólar no es solo frente al euro, sino también frente a la mayoría de las monedas de los países emergentes, incluyendo América Latina”.

De hecho, Argentina, Chile y Colombia son los tres países que han sufrido las peores devaluaciones de sus monedas en lo que va de este año frente al dólar.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=eVsy3NQybQM

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.