Muere Huber Matos, el primer comandante disidente de la revolución cubana
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Muere Huber Matos, el primer comandante disidente de la revolución cubana

Matos era considerado uno de los principales comandantes de la revolución junto a Fidel Castro y Camilo Cienfuegos, En los 80 se estableció en Florida y ahí dirigió el movimiento político Cuba Independiente.
Por BBC Mundo
27 de febrero, 2014
Comparte

 

Huber Matos Benítez, uno de los comandantes más cercanos a Fidel Castro durante la campaña del líder cubano que derrocó a Fulgencio Batista, falleció este jueves a los 95 años de edad en Miami, Estados Unidos.

En un comunicado difundido este jueves, la familia confirmó que Matos falleció durante la madrugada de este 27 de febrero, después de haber ingresado el día 25 en el Hospital Kendall Regional donde se le diagnosticó un ataque masivo del corazón.

Según informó su familia, Matos pidió que le retiraran el equipo que lo ayudaba a respirar porque quería despedirse de su esposa María Luisa Araluce y de sus hijos y nietos.

Matos será velado en Miami el domingo 2 de marzo. En respeto a su voluntad, sus restos serán trasladados a Costa Rica, país que lo acogió cuando llegó exiliado por primera vez en 1957.

“Quiero hacer mi viaje de regreso a Cuba desde la misma tierra cuyo pueblo siempre me demostró solidaridad y cariño, quiero descansar en suelo costarricense hasta que Cuba sea libre y de allí a Yara, a acompañar a mi madre y a reunirme con mi padre y con los cubanos”, había dicho Matos.

De maestro a revolucionario

Huber Matos Benítez nació en Yara, Cuba el 26 de noviembre de 1918. Se graduó de maestro en Santiago de Cuba y alcanzó un doctorado en Pedagogía en la Universidad de La Habana.

“Quiero descansar en suelo costarricense hasta que Cuba sea libre y de allí a Yara, a acompañar a mi madre y a reunirme con mi padre y con los cubanos”. Huber Matos

Su oposición al régimen de Fulgencio Batista lo convirtió en revolucionario. En 1957 fue capturado por el ejército de Batista pero logró escapar y exiliarse a Costa Rica.

Allí recolectó armas con las que aterrizó en la Sierra Maestra y que fueron decisivas en el triunfo del Ejército Rebelde contra las tropas de Batista en 1958.

Matos ascendió rápidamente a comandante, como jefe de la Columna 9 Antonio Guiteras.

Juzgado por sedición

Matos renunció a su cargo de comandante en la provincia de Camagüey en 1959. Fidel Castro ordenó su arresto el 21 de octubre de ese año, fue juzgado por sedición y condenado a 20 años de prisión.

Una semana después del arresto de Matos, Camilo Cienfuegos desapareció con su avión y piloto y nunca fueron encontrados.

Fue el primer jefe de la guerrilla que se estableció en la Siera Maestra que fue procesado acusado de acciones contrarrevolucionarias, junto con varios de sus principales colaboradores.

Durante años su caso se convirtió en el centro de campañas internacionales para lograr su liberación y hasta se especuló muchas veces que podría ser canjeado por notables izquierdistas encarcelados en otros países, como el francés Regis Debray, quien por aquellos mismos años cumplía prisión en Bolivia.

Exilio activo

Cuando Matos cumplió su condena en 1979, fue sacado directamente de la cárcel y entregado a una comitiva del gobierno de Costa Rica que inmediatamente lo trasladó a San José.

Finalmente el excomandante se estableció en el estado de Florida, desde donde dirgió el movimiento político Cuba Independiente y Democrática, fundado en 1980 en Venezuela, que propugnaba el fin del gobierno comunista en Cuba.

Aunque el exilio cubano al principio lo acogió con cierto recelo, hasta el final de sus días, Matos estuvo activo en la denuncia de lo que consideraba el régimen dictatorial de los hermanos Castro y participaba en conferencias y reuniones políticas.

Matos era considerado uno de los principales comandantes de la revolución y, de hecho, entró en enero de 1959 en La Habana junto a Fidel Castro y Camilo Cienfuegos, en la caravana con la que la guerrilla selló simbólicamente el triunfo sobre el gobierno de Batista.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Si ya tuve COVID-19, ¿es necesario que me vacune?

A un año de pandemia y pocos meses de vacunación, cada vez se sabe más sobre cuáles son las formas más ventajosas de inmunizar a la sociedad.
5 de marzo, 2021
Comparte

Si una persona se contagió con coronavirus hace dos meses y otra persona se vacunó hace exactamente el mismo tiempo, ¿cuál de las dos está más protegida?

La pregunta bien podría parecer un problema matemático, pero se aproxima al razonamiento del que parten expertos y autoridades médicas para definir qué tan necesario es vacunar contra la covid a aquellos que ya pasaron la infección.

Con los problemas de distribución en varias regiones, decidir quién necesita dos dosis, una o ninguna es vital para conseguir que más personas estén protegidas cuanto antes, lo que implica menos muertes y hospitalizaciones.

Un estudio reciente de la revista británica The Lancet “razona” que haberse infectado por coronavirus ofrece tanta protección como una sola dosis de una vacuna.

Esto significa que muchos pacientes solo necesitarían una de las dos dosis requeridas por varios fabricantes de vacunas. De ser así, los países podrían repartir sus dosis con más eficiencia.

España, por ejemplo, aplazó seis meses la vacunación a los menores de 55 años que ya han pasado la enfermedad.

De la misma forma, el Ministerio de Salud Pública de Ecuador anunció en diciembre que aquellos que ya pasaron la infección no recibirían la vacuna de forma inicial.

A la par que evoluciona la pandemia, también lo hacen las recomendaciones sanitarias. Por ello todas estas guías varían frecuentemente.

Pero, ahora mismo, ¿es recomendable vacunarse si ya hemos pasado la infección por covid-19?

Realización de prueba PCR a una paciente.

Getty Images
Varias investigaciones analizan la posibilidad de solo dar una dosis a las personas que ya han pasado la enfermedad.

“La protección más completa posible”

La respuesta más directa a la pregunta anterior es sí. ¿Por qué?

“Porque lo ideal es tener la protección más completa posible”, dice a BBC Mundo José Manuel Bautista, catedrático del departamento de Bioquímica de la Universidad Complutense de Madrid en España.

“Las vacunas han demostrado funcionar muy bien, con porcentajes de protección superiores al 90% y son un indicador más fiable. Las infecciones de la enfermedad son muy heterógeneas”, añade el académico.

Esto quiere decir que en dos personas sanas de la misma edad, la infección por coronavirus puede dejar niveles de protección distintos.

Vacunación en una residencia de ancianos en Mallorca, España.

Getty Images
Sacar conclusiones universales sobre qué funciona y qué no con las vacunas no es recomendable, dado que la respuesta puede ser distinta según el grupo de edad.

Por no hablar de las diferencias entre pacientes sanos y aquellos más vulnerables como ancianos o con dolencias crónicas. Es por ello que sacar conclusiones universales ahora mismo es prematuro y los expertos recomiendan más seguimiento.

Por lo tanto, Bautista estima conveniente que los infectados también se vacunen, para que “se estabilice la respuesta inmunitaria y sea protectora”.

En este sentido, el experto también considera que pensar en alternativas como dar una sola dosis a los que ya pasaron la enfermedad ayudaría a contrarrestar los problemas de distribución de vacunas que acusan regiones del mundo como la Unión Europea y América Latina, por ejemplo.

¿Y si se le da una sola dosis a los infectados?

Una vez aclarado que a pesar de superar la infección sigue siendo conveniente vacunarse, algunos científicos y gobiernos debaten sobre la posibilidad de retrasar la inoculación o solo ofrecer una dosis a esos pacientes.

Las autoridades se basan en que, según estudios recientes, una persona que recibe las dos dosis de la vacuna de Pfizer, por ejemplo, adquiere una protección similar que otra que, tras pasar la infección, recibe una dosis única del mismo fabricante.

Jeringuillas apiladas.

Getty Images
Definir la mejor estrategia de vacunación puede contrarrestar los problemas de distribución de vacunas que sufren varios países.

Esto es porque en las vacunas bidosis, la primera funciona para crear la protección y la segunda para reforzarla y hacerla más duradera.

“Una sola dosis de vacuna puede cumplir la función de reforzar la protección si el individuo ya tiene inmunidad natural por haberse infectado”, explica a BBC Mundo el virólogo Julian Tang, de la Universidad de Leicester en Reino Unido.

Esto, agrega el experto, “puede ser útil pero no necesariamente requerido”.

“Dependerá de cuánto refuerzo natural también hayas desarrollado por exponerte al virus en tu comunidad”, complementa Tang.

Entonces, ¿quién está más protegido? ¿Vacunados o infectados?

Como suele ser habitual en las ciencias médicas, no hay respuestas absolutas.

Amós García Rojas, presidente de la Asociación Española de Vacunología, asegura a BBC Mundo que ambos casos estarían protegidos.

Otro asunto es saber cuánto duraría esa protección. En este caso influye mucho cuánto durará la protección natural por coronavirus y cuánto la ofrecida por las vacunas.

No ha habido mucho tiempo para analizar esto, dado que apenas llevamos un año de pandemia y pocos meses de vacunación.

El doctor Andrew Badley, de la Clínica Mayo en Estados Unidos, confía en que la protección de las vacunas “dure años”.

Tang, por otra parte, asegura que “habitualmente una infección produce una respuesta inmune más amplia y duradera que una sola dosis de una vacuna. Por ello es necesario complementar la inoculación con una segunda”.

Claro que, al infectarse, uno también se arriesga a ser hospitalizado o enfermar de gravedad, por lo que lo ideal, por supuesto, es protegerse a través de la vacuna.

https://www.youtube.com/watch?v=Ujpo0T9Cz-0&feature=emb_title

Otra cuestión a considerar es cuán eficaz será la protección si aparecen nuevas variantes del patógeno que mermen la eficacia de los inmunizadores.

Bautista considera que por mucho que mute una variante, al menos próximamente no debería afectar la protección contra formas graves de la enfermedad, aunque se requieren más estudios para aclararlo.

Mientras, García Rojas opina que “el único escenario que debe plantearse ahora mismo es vacunar lo más que se pueda. Y ser conscientes de que en un futuro pueda ser necesario revacunarnos en la medida que los fabricantes modifiquen sus inmunizadores contra nuevas variantes”.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=PdtPAfO8A2o

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.