¿Es sano dormir con un smartphone?
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

¿Es sano dormir con un smartphone?

Estudios indican que dormir con un teléfono inteligente cerca puede tener un impacto negativo en la calidad de nuestro sueño, pero sólo si lo usamos de forma incorrecta.
13 de marzo, 2014
Comparte

Una gran mayoría de los que tenemos teléfonos inteligentes nunca les dejamos descansar, lo colocamos encendidos sobre nuestra mesita de noche para que hagan de despertador, y en una especie de retorcida venganza, ellos tampoco nos dejan dormir a nosotros.

Expertos afirman que dormir con un celular inteligente en una habitación puede tener un impacto negativo en la calidad de nuestro sueño, ya sea por culpa de la luz que emiten o por el modo en que estos nos mantienen alerta.

Sin embargo, advierten que todo se debe al mal uso que damos no sólo a celulares inteligentes, sino a las computadoras, tabletas, al televisor e incluso la radio.

Menos cantidad y calidad

Estudios recientes indican que es muy posible que muchos de nosotros estemos sumidos en un ciclo vicioso como resultado del uso inadecuado de los smartphones.

Según investigadores de la Universidad Estatal de Michigan, en Estados Unidos, el uso de celulares inteligentes antes de ir a dormir (y a veces incluso durante la noche) reduce la cantidad y la calidad de nuestro sueño.

La fatiga matutina al día siguiente hace que nuestro rendimiento en el trabajo sea mucho menor, y está directamente vinculado con un mayor uso del smarphone por la noche.

“Los celulares inteligentes están casi perfectamente diseñados para interrumpir el sueño”, dijo Russell Johnson, uno de los investigadores que participó en el proyecto en un comunicado.

“Nos mantienen enganchados hasta tarde en la noche, hacen que sea difícil que nos desvinculemos del trabajo, nos relajemos y nos quedemos dormidos”.

La luz azul

Otro de los factores que afectan nuestro sueño es la luz azul que emiten tanto smartphones, como tabletas y computadoras.

Está comprobado que este tipo de luz penetra fácilmente a través de nuestros párpados y activa un estado de alerta en el cerebro.

También se cree que dormir con el celular podría mantenernos en un estado de alerta inconsciente, que deja a nuestro cerebro a la espera de recibir un mensaje o una llamada, del mismo modo que nos sucede cuando nos despertamos segundos antes de que suene el despertador.

Algunos estudios señalan además que las ondas radioeléctricas también podrían alterar el sueño.

Un trabajo publicado por el Instituto Tecnológico de Massachusetts en 2008, y que fue encargado por el Foro de Fabricantes de Móviles, determinó que existen evidencias de que las ondas que emiten los smartphones afectan nuestro ciclo de sueño profundo.

Los resultados indicaron que las personas expuestas a las ondas electromagnéticas del celular tenían un sueño profundo de menor duración.

No obstante, cabe decir que no existe un consenso generalizado entre los expertos sobre si las radiofrecuencias del móvil tienen un impacto negativo sobre nuestra salud.

No culpar a la herramienta

Expertos en el tema como Joaquín Durán, de la unidad de sueño del Hospital Universitario de Álava en España, advierten que hay que relativizar toda esta mala fama de quita-sueños que se le da al smartphone.

Durán, quien dice utilizar él mismo su celular como despertador, afirma que si hay que culpar a alguien es al usuario.

“Todos los sistemas de mensajería, llamadas, luz, sonidos, alarmas, tienen que estar desactivados”, explica a BBC Mundo.

“Antes de dormir no recomendamos el uso del smartphone, pero tampoco de la televisión, la radio, o computadoras, que son activadores del cerebro y eso dificulta la conciliación del sueño”.

“Si nos enfrascamos a enviar correos electrónicos antes de dormir, se activa nuestro cerebro, y no hay que maldecir a la herramienta, sino al uso que le damos”.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

El hombre que vivió tres meses en un aeropuerto 'por miedo al coronavirus'

Aditya Singh, que ha sido arrestado, permaneció en un área segura del aeropuerto internacional de Chicago y sobrevivió gracias a las limosnas de los pasajeros.
18 de enero, 2021
Comparte
Aeropuerto

Getty Images
Se le ha prohibido la entrada al aeropuerto y debe pagar US$1.000 de fianza.

Un hombre demasiado asustado para volar debido a la pandemia vivió sin ser detectado en un área segura del aeropuerto internacional de Chicago durante tres meses, según los fiscales de EE.UU.

Aditya Singh, 36, fue arrestado el sábado después de que el personal de la aerolínea le pidiera presentar su identificación.

Enseñó una credencial, pero supuestamente pertenecía a un director de operaciones que denunció su desaparición en octubre.

La policía asegura que Singh llegó en un vuelo desde Los Ángeles al Aeropuerto Internacional O’Hare el 19 de octubre.

Al parecer, encontró la placa del personal en el aeropuerto y “tenía miedo de volver a casa debido al Covid”, dijo la asistente del fiscal del Estado Kathleen Hagerty, informa el Chicago Tribune.

Avión

Getty Images
El pasajero llegó en un vuelo desde Los Ángeles y no está claro qué hacía en Chicago.

Se las arregló para vivir de las limosnas de otros pasajeros, según le comunicó Hagerty al juez del caso.

La jueza del condado de Cook, Susana Ortiz, expresó su sorpresa ante las circunstancias del caso.

¿Representó un riesgo de seguridad?

“Si le entiendo bien, usted me está diciendo que un individuo no autorizado, que no forma parte del personal, estuvo viviendo, supuestamente, en una zona segura de la terminal del aeropuerto O’Hare desde el 19 de octubre de 2020 hasta el 16 de enero de 2021, ¿y no fue detectado? Quiero entenderle correctamente”, le dijo al fiscal que expuso las acusaciones el domingo.

Singh vive en un suburbio de Los Ángeles y no tiene antecedentes penales, según la ayudante de la defensa, Courtney Smallwood. No está claro por qué estaba en Chicago.

Se le ha acusado de un delito de allanamiento en una zona restringida de un aeropuerto y de un delito menor de robo. Se le ha prohibido la entrada al aeropuerto y debe pagar US$1.000 de fianza.

Aeropuerto

Getty Images
Singh no representó un “riesgo de seguridad” para el resto de pasajeros, según Departamento de Aviación de Chicago.

“El tribunal encuentra estos hechos y circunstancias bastante sorprendentes debido al supuesto período de tiempo en que esto ocurrió”, dijo el Juez Ortiz.

“Basado en la necesidad de que los aeropuertos sean absolutamente seguros para que la gente se sienta a salvo cuando viaja, encuentro que esas supuestas acciones lo convierten en un peligro para la comunidad”.

Por su parte, el Departamento de Aviación de Chicago, que supervisa los aeropuertos de la ciudad, emitió un comunicado: “aunque este incidente sigue siendo investigado, hemos podido determinar que este caballero no representaba un riesgo de seguridad para el aeropuerto o para los viajeros”.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la última versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=5BNNcz1-soc

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.