close
Suscríbete a nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Mujeres de Chiapas deciden levantar su propia alerta de género por feminicidios
En el estado se inició una campaña para denunciar que no hay intención de acabar con la violencia contra las mujeres pues las autoridades argumentan que ésta no pone en riesgo la paz social.
Por Tania L. Montalvo
14 de marzo, 2014
Comparte
Foto: Cuartoscuro.

Foto: Cuartoscuro.

El argumento de autoridades locales y federales para no declarar una alerta de género en Chiapas, pese a que durante 2013 al menos 84 mujeres fueron asesinadas con violencia, es que no hay evidencia de que en la entidad esté en riesgo la paz social, por lo que mujeres han declarado su propia alerta popular de género.

Con ésta, organizaciones civiles, activistas y mujeres del estado buscan poner en evidencia la “nula intención” de acabar con la violencia de género en esta entidad ubicada en el sureste del país.

“¿Cuántas mujeres deben morir para que el Estado considere que hay un patrón de violencia hacia las mujeres en Chiapas?”, cuestiona el Centro de Derechos de la Mujer de Chiapas, organización civil que en noviembre pasado encabezó la petición para que el Sistema Nacional para Prevenir, Atender, Sancionar y Erradicar la Violencia contra las Mujeres (SNPASEVM) declarara la alerta de género.

En enero pasado, el Sistema —integrado por las secretarías de Gobernación, de Desarrollo Social, de Educación Pública, de Salud, de Trabajo y Previsión Social, además de la Procuraduría General de la República, el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación, el Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia, el Instituto Nacional de las Mujeres y las instancias de las mujeres de las 32 entidades federativas— rechazó la alerta argumentando que los asesinatos de mujeres en el estado no ponían en riesgo la paz social y que muchos de éstos no eran reconocidos como feminicidios.

El Centro presentó un reporte, basado en información oficial, en el que documentó que de enero a octubre del año pasado 84 mujeres fueron asesinadas con violencia y en al menos 52 casos no hay duda de que se trató de un feminicidio; en el resto solicitaron una investigación para determinarlo.

Pero también solicitaron que la alerta visibilizara la falta de prevención en los casos de feminicidios, pues de mil 077 hechos con violencia contra mujeres denunciados de enero de 2007 a junio de 2013, sólo en 3% se otorgó una orden de protección.

“Es lamentable que las autoridades no comprendan los mecanismos de protección y reduzcan la violencia feminicida solo al asesinato de mujeres, sin tomar en cuenta que ésta comprende otras formas de violencia que no están siendo consideradas,y que están poniendo en mayor vulnerabilidad a las mujeres”, dijeron miembros y organizaciones que se unieron a la alerta popular de género.

Las sesiones del Sistema —creado en 2007 tras la promulgación de la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia— son privadas y los argumentos para rechazar las alertas sólo son dados a conocer a través de las organizaciones civiles.

La ley federal indica que se puede solicitar una investigación para una eventual alerta de género, definida como “el conjunto de acciones gubernamentales de emergencia, para enfrentar y erradicar la violencia feminicida en un territorio determinado”, por la presencia de delitos del orden común contra la vida, la libertad, la integridad y la seguridad jurídica de las mujeres. Pero tras ser solicitada en ocho ocasiones en entidades como el Estado de México, Nuevo León, Oaxaca, Guanajuato y Chiapas, ninguna ha sido aceptada.

Violencia y marginación

Según la documentación presentada en la solicitud de alerta de género, en la mayoría de los feminicidios cometidos en Chiapas las lesiones mortales son con arma blanca, combinadas con estrangulaciones, golpes, violación y mutilación; y en el 80% de los casos el victimario tenía relación con la víctima.

El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) indica que el grado de marginación de Chiapas es “muy alto” con más del 50% de la viviendas del estado con “algún tipo de hacinamiento”.

La Encuesta Nacional de la Dinámica de las Relaciones en los Hogares que hace el mismo Instituto mostró en 2011 que el 30% de las mujeres chiapanecas de 15 años y más han sufrido algún tipo de violencia en su relación de pareja.

De las 15 regiones que conforman el territorio chiapaneco, en cinco se concentran más del 70% de las muertes de mujeres por homicidio: Metropolitana, Soconusco, Altos-Tsotsil-Tseltal, Meseta Comiteca Tojobal y Valles Zoque.

En 32% de los casos, las víctimas fueron encontradas en su domicilio, 25% tenía entre 21 y 30 años y 14% entre 41 y 50.

La Procuraduría General de Justicia del Estado de Chiapas confirmó que en 2013 hubo 47 feminicidios, pero reconoce que sólo en dos casos se ha dictado sentencia condenatoria.

El delito fue tipificado en la entidad en febrero de 2012 y desde entonces, de los casos reconocidos como tal, sólo seis hombres han recibido sentencia condenatoria, 38 están sujetos a proceso y 17 más tienen orden de aprehensión vigente.

Uno de los casos que llevó al Centro de Derechos de la Mujer de Chiapas a solicitar una alerta de género y ante la negativa, iniciar una alerta popular, es el de María Flor, una niña indígena de 10 años que fue violada, torturada y asesinada por un grupo de al menos diez hombres que la asfixiaron e hirieron con un arma punzocortante.

El feminicidio ocurrió en julio de 2012 y a la fecha sólo dos de los hombres identificados como sus presuntos agresores están siendo sujetos a proceso penal y el resto están libres.

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.
Spiderman de luto: Su guionista Alvin Sargent, muere a los 92 años
Alvin Sargent ganó el premio Oscar por los guiones de películas como Julia y Gente como uno (que dirigió Robert Reford), pero en los últimos años se había destacado por su trabajo en las películas de superhéroes.
11 de mayo, 2019
Comparte

Alvin Sargent, ganador de dos premios Oscar y guionista de varias películas como “El Hombre Araña” y la galardonada “Gente como uno”, murió este sábado a los 92 años.

De acuerdo a medios locales, Sargent murió en su casa en Seattle, oeste de EE.UU.

El guionista ganó su primer Oscar en 1977 por la película sobre el holocausto judío “Julia” y el segundo, por “Gente como uno“, el film de 1980 que dirigió Robert Redford.

Pero a la vez también será recordado por su trabajo en las entregas de “El Hombre Araña 2″, en 2004, y la tercera de la misma saga del superhéroe, en 2007.

También participó en el relanzamiento de la franquicia “El asombroso Hombre Araña” de 2012.

Su carrera comenzó como escritor de televisión y en 1966 participó en su primera película como guionista: “Gambit”, una comedia protagonizada por el actor británico Michael Caine.

En 1974 recibió su primera nominación a un premio de la Academia por su guión para la película “Papel de luna”, protagonizada por Ryan y Tatum O’Neal (padre e hija en la vida real).

Sargent se casó en 2010 con Laura Ziskin, con quien había convivido por más de 25 años. Ella murió de cáncer el año pasado.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=2aAzTa_oiwM&t=36s

https://www.youtube.com/watch?v=MEaCyb-DZJ0

https://www.youtube.com/watch?v=pf5td995Yn8&t=27s

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.