Cómo protegerá Brasil a los usuarios de internet
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Cómo protegerá Brasil a los usuarios de internet

Este martes el Congreso brasileño aprobó una ley pionera en el mundo que consagra el principio de la neutralidad de la red y establece reglas para preservar la privacidad de los usuarios.
23 de abril, 2014
Comparte
Foto: AP

Foto: AP

El Congreso brasileño aprobó este martes una ley pionera en el mundo para regular internet, que consagra el principio de la neutralidad de la red y establece reglas para preservar la privacidad de los usuarios.

El proyecto, conocido como Marco Civil de Internet, fue aprobado por unanimidad en el Senado y se espera que entre en vigor este miércoles cuando lo sancione la presidenta, Dilma Rousseff.

Fue propuesto en 2009 y tomó fuerza en Brasil tras el escándalo desatado cuando se supo que la NSA -Agencia de Seguridad Estadounidense- espiaba al gobierno de Rousseff.

Hubo mucho debate en plataformas de internet y el proyecto pasó a ser el tema más popular en Twitter a nivel mundial tras una campaña masiva promovida durante la votación con las etiquetas #MarcoCivil y #EuQueroMarcoCivil (quiero el Marco Civil).

La ley fue calificada por organizaciones de defensa del consumidor como una “declaración de derechos” y la “primera constitución de internet”.

Pionera

Thomas Hughes, director ejecutivo de Article 19, una de las organizaciones ciudadanas que participaron en el proyecto, le dice a BBC Mundo: “Es una ley pionera porque fue creada para proteger a todos los usuarios y porque el gobierno ha trabajado con la sociedad civil.

“En muchos países, el gobierno sanciona estas leyes sin incluir adecuadamente todas las diferentes voces que tienen un interés en el tema. El gobierno brasileño se merece crédito por esto”.

“Además es pionera en el sentido de que es amplia y abarca todo. Muchos países (Estonia, Reino Unido, Estados Unidos, Escandinavia) tienen partes de esta ley en diferentes leyes. Es decir, anque no su contenido no es nuevo, la forma en que se envasa en conjunto es lo novedoso”, dice Hughes.

Antes de la votación, el movimiento activista global Avaaz llevó al Senado 350.000 firmas de ciudadanos a favor de la aprobación de la ley. El director de campañas de esa ONG, Michael Freitas Mohallem, afirmó que Brasil se convierte en “el primer país grande en consolidar la neutralidad de internet en su legislación”.

¿Afectará realmente a los usuarios? “Sí”, dice João Fellet, corresponsal de la BBC en Brasilia. “Como mínimo, va a presionar a las empresas a mejorar los servicios”.

A continuación los puntos más importantes de la ley:

En lo que respecta a la neutralidad, la ley establece que las empresas no podrán limitar el acceso de los usuarios a determinados contenidos o cobrar precios diferentes para cada tipo de servicio prestado. Esa cláusula encontró fuerte resistencia entre las empresas de telecomunicaciones, pues les impide cobrar más por acceder a contenido que consume más ancho de banda, como la transmisión de video o servicios de películas como Netflix o de voz como Skype. Acerca del ancho de banda, las empresas pueden vender diferentes bandas, con más o menos datos y diferentes velocidades, pero tendrán que entregar exactamente el servicio ofrecido.

También es importante porque coloca al Estado como un actor en internet que define las responsabilidades de los sitios, compañías de medios y el usuario. Ahora será más fácil combatir los delitos informáticos, por ejemplo, o procesar a cualquier empresa que no cumpla con las normas, explica Fellet.

En relación a la privacidad, la ley establece que las comunicaciones en internet son inviolables y obliga a las compañías a que informen de forma clara a los usuarios sobre el uso y el almacenamiento de sus datos privados, cuya venta o cesión a terceros fue expresamente prohibida. La nueva ley dice que compañías como Google y Facebook estarán sujetas a decisiones de las cortes brasileñas en casos que involucren la información de usuarios. La compañía de internet deberá mantener los registros de conexión y los pondrá adisposición de las autoridades previa orden judicial.

Fortalece la libertad de expresión. Antes, los sitios quitaban de internet los contenidos delicados –por ejemplo, acusaciones contra un político- por temor a sufrir demandas. Ahora sólo pueden enfrentarse a procesos si la Justicia determina que deben retirar el contenido.

El músico y exministro de Cultura Gilberto Gil es uno de los que apoyó el proyecto

El músico y exministro de Cultura Gilberto Gil es uno de los que apoyó el proyecto

Críticas

Aunque la ley es vanguardista, en el camino de su debate cayeron algunas clásulas radicales.

Una de las críticas que se le hacen a la ley es que para garantizar su aprobació, el gobierno de Rousseff tuvo que renunciar a algunas cláusulas polémicas como una que quería obligar a las empresas de internet a instalar centros de datos en el país, disparando los costos de la industria.

Este punto delicado se puso en evidencia por las acusaciones de que EE.UU. estaba espiando Brasil en colaboración con Google, por ejemplo.

El diseño original del Marco Civil establecía que las empresas de internet, incluso extranjeras, debían almacenar todos los datos de los usuarios brasileños en Brasil, y que no podían ser utilizados por los gobiernos extranjeros. Pero las compañías hicieron una fuerte presión sobre el Congreso y esta parte fue retirada.

Otro punto criticado es que la ley establece que los proveedores de internet deberán almacenar los registros de conexión por seis meses y ponerlos a disposición de las autoridades previa orden judicial.

“La retención de dicha información es un riesgo para la privacidad y la libertad de expresión. La información personal puede ser filtrada a las empresas o al gobierno sin el consentimiento del usuario y permite modelos de negocio que guardan los datos”, señala la organización Article 19.

 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Rusia y Ucrania: la creciente angustia en el refugio de los últimos civiles y militares en Mariúpol

Uno de los últimos combatientes ucranianos que quedan defendiendo la sitiada ciudad de Mariúpol, dijo a la BBC que las condiciones dentro del refugio son extremas pero que no se rendirán.
22 de abril, 2022
Comparte

Uno de los últimos combatientes ucranianos que resisten la toma de Mariúpol dijo a la BBC que el exterior de la sitiada siderúrgica donde están atrincherados está en gran parte destruido y que los civiles están atrapados bajo los edificios colapsados.

El capitán Svyatoslav Palamar, que milita en el polémico regimiento nacionalista Azov, afirmó desde la planta de Azovstal -la única parte de Mariúpol que no está bajo control de las fuerzas rusas- que los defensores habían repelido una oleada de ataques.

“Siempre he dicho que mientras estemos aquí, Mairúpol seguirá bajo control de Ucrania”, declaró.

Con anterioridad, el presidente de Rusia, Vladimir Putin, canceló el planeado asalto a la siderúrgica -que es un laberinto de túneles y talleres- y en cambio exigió a sus tropas cercarla completamente.

“Bloqueen esta zona industrial para que no escape ni una mosca”, ordenó el mandatario.

Gran parte de Mariúpol ha quedado destruida tras semanas de intensos bombardeos rusos y combates calle a calle. La toma de control del puerto sobre el mar de Azov es un objetivo clave de la guerra de Rusia y liberaría más tropas para la ofensiva de Moscú en la oriental región de Donbás.

El capitán Palamar contó que los rusos habían disparado contra la planta metalúrgica desde buques de guerra y lanzado bombas “rompebúnkeres”.

La BBC no ha podido verificar ninguno de los detalles de esa declaración. Sin embargo, coincide con los testimonios dados a comienzos de semana por un comandante de la marina ucraniana que también está dentro de la siderúrgica, quien dijo que los combatientes estaban superados en número y quedándose sin provisiones.

“Todos los edificios en el territorio de Azovstal están prácticamente destruidos. Lanzaron bombas pesadas, bombas rompebúnkeres que causan gran destrucción. Tenemos a heridos y muertos dentro de los búnkeres. Algunos civiles están atrapados debajo de los edificios colapsados”, aseguró Palamar.

El regimiento de Azov fue un grupo neonazi de extrema derecha que luego se incorporó a la Guardia Nacional de Ucrania. Sus combatientes, al lado de la brigada de la marina, guardias fronterizos y policías, son de los últimos defensores ucranianos que quedan en la ciudad.

Imagen aérea de la siderúrgica de Azovstal

Getty Images
Rusia no ha podido tomar control de la siderúrgica de Azovstal.

Cuando se le preguntó cuántos defensores ucranianos quedaban en Mariúpol, el capitán Palamar simplemente respondió “suficientes para repeler ataques”.

Explicó que los civiles estaban un sitios alejados de los combatientes, en sótanos que contienen entre 80 y 100 personas cada uno. Sin embargo, no estaba claro cuántos civiles en total había pues algunos de los edificios están destruidos y los combatientes no podían llegar hasta ellos debido al fuego de artillería.

Las entradas de algunos de los búnkeres están bloqueadas por voluminosas placas de concreto que solo se podrían remover con maquinaria pesada, detalló.

“Nos mantenemos en contacto con los civiles que se quedan en sitios donde podemos llegar. Sabemos que hay niños pequeños, hasta de tres meses de edad”, dijo.

El capitán exhortó a que a los civiles se les dé salvoconducto para evacuar la siderúrgica y pidió que un tercer país o un ente internacional actuara como garante de su seguridad.

“Estas personas ya han pasado por mucho, por crímenes de guerra. No confían en los rusos y están asustadas”, manifestó, añadiendo que temían ser torturadas y asesinadas a manos de las tropas rusas o deportadas a Rusia a través de los llamados campamentos de filtración.

Los civiles ancianos dentro de la siderúrgica necesitaban medicamentos, mientras que también había unos 500 combatientes gravemente heridos que no estaban recibiendo la atención debida -incluyendo cirugías serias como amputaciones.

“Después de 52 días de bloqueo y fuertes combates, nos estamos quedando sin medicamentos. Y también hay cadáveres expuestos de nuestros combatientes que necesitan ser enterrados con dignidad en territorio controlado por Ucrania”, aseveró.

Mapas de Mariúpol

BBC

Palamar dijo que los defensores ucranianos también querían asegurar su propia evacuación, de ser posible -pero que la rendición está descartada.

“En cuanto a la rendición, a cambio del salvoconducto de nuestros civiles, creo que todos sabemos con quién estamos tratando. Definitivamente sabemos que toda garantía, toda declaración de la Federación Rusa no vale nada”.

Manifestó que muchos de los defensores de Azovstal vinieron de Crimea, que Rusia anexó en 2014, así como de las orientales regiones de Dontesk y Luhansk. Él mismo se casó allí y su hijo también nació allí.

“Fui testigo de cómo esta ciudad se desarrollaba. Cómo esta ciudad se convirtió en la perla de Azov, y también es mi ciudad natal”, declaró.

“Rusia no está renovando ni reconstruyendo nada. Su meta es destruir y aterrorizar. Si caemos, esta horda seguirá adelante y todo el mundo civilizado estará en peligro”.

Ucrania ha acusado a las fuerzas rusas de bombardear los refugios civiles y de usar armas prohibidas o restringidas por la ley internacional -incluyendo bombas de fósforo y de racimo– en los ataques contra Azovstal.

Tanto Ucrania como Estados Unidos y Reino Unido han anunciado investigaciones sobre posible uso de armas químicas en Mariúpol, algo que Rusia ha negado. La BBC no pudo confirmar esas acusaciones independientemente.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=TG6s6GRSaAY

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.