¿Por qué es más rentable meter en la cárcel a un hispano en EU?
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

¿Por qué es más rentable meter en la cárcel a un hispano en EU?

Un estudio de la Universidad de California-Berkeley dice que las cárceles gestionadas por empresas privadas prefieren recibir reclusos de minorías.
4 de abril, 2014
Comparte

Carcel_Tlaxcala-615x410Es bien sabido que la presencia de reclusos pertenecientes a minorías en las cárceles de Estados Unidos es desproporcionada si se compara con el porcentaje de la población total que estos representan.

En promedio, los negros e hispanos suponen alrededor del 60% de los presos del país, una cifra que en el caso de algunas prisiones privadas puede rondar el 90%.

Este último dato no sería fruto de la casualidad, según una investigación elaborada por la Universidad de California-Berkeley, que indica que las cárceles estadounidenses gestionadas por compañías privadas -que en la actualidad albergan a más de 120.000 personas- seleccionan a reclusos de estas minorías porque son más baratos de mantener.

¿Y por qué es más económico encarcelar a un hispano que a un blanco no hispano?

Según la investigación llevada a cabo por el estudiante de doctorado Christopher Petrella, ello se debe a que los presos negros e hispanos tienden a ser más jóvenes que sus pares blancos no hispanos y por lo tanto requieren de menos cuidados médicos.

En su estudio Petrella señala que el hecho de que los reos pertenecientes a minorías tengan una edad promedio más baja es atribuible en buena medida a la “guerra contra las drogas” que las autoridades estadounidenses han librado en las últimas tres décadas y que ha afectado de forma desproporcionada a negros e hispanos, a quienes se les han impuesto duras condenas.

Así, según explica Petrella, los prisioneros mayores de 50 años en las cárceles de EE.UU. son predominantemente blancos no hispanos mientras que aquellos que tienen edades comprendidas entre los 20 y 40 años suelen ser negros, hispanos o de otra minorías.

“Racismo oculto”

Para su estudio, Petrella analizó los datos de nueve estados con grandes poblaciones carcelarias en instituciones privadas como California, Georgia, Oklahoma y Texas.

Gracias a la Ley para la Libertad de Información, el investigador tuvo acceso a los contratos que las autoridades públicas firmaron con compañías como la Corporación de Correccionales de América (CCA, por sus siglas en inglés) o el Grupo Geo, Inc.

El investigador encontró que en esos contratos había exenciones implícitas y explicitas que permitían que las empresas seleccionaran a los reos que iban a albergar en sus instalaciones, permitiéndoles discriminar por razón de edad o por cuestiones de salud, evitando a los presos con enfermedades crónicas o costos sanitarios “por encima de la media”.

Petrella cita en su estudio un informe de la Unión de Libertados Civiles de EE.UU. (ACLU, por sus siglas en inglés) que señala que el costo de mantener a un preso mayor de 50 años en EE.UU. ronda los US$68.000, mientras que el de un recluso más joven se sitúa en los US$34.000.

“El hecho de que las minorías estén sobrerrepresentadas en las cárceles privadas, incluso si se compara con las cárceles públicas, en las que eso también sucede, es una muestra del racismo oculto que todavía existe en este país”, aseguró Christopher Petrella en Conversación con BBC Mundo.

“En la superficie las leyes y las políticas gubernamentales se supone que son neutrales en cuanto a la raza. Sin embargo, continúan teniendo efectos desproporcionados para las minorías. Eso es todavía un problema mayor si se tiene en cuenta el pobre trabajo que se hace en las prisiones privadas para rehabilitar a los reclusos y reinsertarlos en la sociedad”, apuntó el investigador.

“Además, creo que los datos de mi estudio demuestran que la afirmación de que las prisiones privadas ahorran dinero al erario público no es cierta ya que, como sólo aceptan a reclusos jóvenes y sanos, es obvio que los costes de mantenimiento son más bajos”.

“Programas de calidad”

Petrella considera que las prisiones privadas son un modelo de negocio “muy lucrativo”, entre otros motivos porque no se les exige ningún tipo de transparencia a las compañías que las gestionan, lo que en su opinión no debería ser así, ya que “hay muy pocos negocios que obtengan tanto dinero de las administraciones públicas”.

“La prisiones privadas presentan incentivos económicos perversos. Si uno de los principales objetivos de la encarcelación es la rehabilitación de los presos para que puedan reinsertarse en la sociedad, crear un modelo de negocio basado en aumentar los niveles de encarcelamientos no da a las compañías privadas ningún tipo de incentivo para que rehabiliten a los presos”.

Petrella recuerda las críticas que se han vertido contra las compañías que gestionan las cárceles privadas por gastar millones de dólares en convencer a los legisladores para que se impongan condenas más duras que aumenten el número de reclusos en las prisiones o por requerir en sus contratos con las administraciones un nivel mínimo de ocupación de sus instalaciones.

En respuesta a las afirmaciones que Christopher Petrella hace en su estudio, un portavoz de la compañía privada CCA, que gestiona más de 60 centros de internamiento privados en EE.UU., aseguró a BBC Mundo que la investigación “es un fracaso”.

“No sólo por sus conclusiones sino porque no llega a comprender el tipo de contratación que realizamos con nuestros socios gubernamentales o los tipos de programas que ofrecemos a los presos en nuestras instalaciones”, señaló Steve Owen.

“Los contratos que firmamos con nuestros socios gubernamentales son acordados mutuamente y , como clientes, las administraciones tienen mucha capacidad de negociación respecto a las condiciones”, apuntó Owen.

“Como parte del proceso de contratación, nuestros socios determinan cuál es la mejor manera de manejar costos como los gastos sanitarios y nosotros trabajamos en base a sus necesidades y sus preferencias”.

“También nos oponemos a la caracterización que se hace en el estudio de nuestros programas para los reclusos. No sabemos de dónde han sacado los autores del estudio -quienes no nos contactaron antes de publicarlo- la idea equivocada de que proporcionamos muy pocos programas de rehabilitación en comparación con las cárceles públicas. Esa afirmación es incorrecta y no se la atribuyen a nadie en el informe”, señaló el portavoz de CCA.

“Nuestra compañía está comprometida a proporcionar alojamiento confiable y seguro, así como rehabilitación y programas de reinserción de calidad a un precio que ahorra dinero a los contribuyentes”, dijo Owen.

Contenido relacionado

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Texas: 4 contradicciones de la policía sobre el tiroteo que cuestiona la actuación de los agentes

Las autoridades de Texas han revelado detalles que contradicen declaraciones anteriores.
28 de mayo, 2022
Comparte

La policía de Texas ha corregido detalles clave sobre el tiroteo en una escuela de Uvalde a medida que aumentan las críticas por parte de algunos padres sobre el recuento inicial de los hechos.

El pasado martes, la pequeña y normalmente tranquila localidad, en el estado de Texas, se convirtió en el escenario de la peor masacre ocurrida en una escuela de Estados Unidos en casi una década.

Al menos 21 personas murieron (19 de ellas niños y dos maestras) cuando Salvador Ramos, un adolescente de 18 años, irrumpió en la primaria Robb con una pistola de mano y un rifle AR-15, se atrincheró en un salón de clases y comenzó a disparar.

Desde entonces se han ido revelando detalles de cómo transcurrió la jornada que cambió para siempre la vida de este pueblo fronterizo.

Pero en sus últimas declaraciones, la policía se ha retractado de otras hechas anteriormente.

1. Entró sin mayor esfuerzo

Las autoridades informaron inicialmente que Ramos intercambió disparos con un agente policial de la escuela antes de ingresar al edificio.

Poco después, durante una sesión informativa el miércoles, Steven C. McCraw, director del Departamento de Seguridad Pública (DPS), aseguró que un agente policial de la escuela “atacó” al tirador pero que no hubo intercambio de disparos.

Gente llorando tras la masacre.

Getty Images
Ramos compró legalmente dos rifles estilo AR el día en que cumplió 18 años, una semana antes del ataque.

Pero este jueves la policía reveló que el atacante deambuló afuera de la escuela durante 12 minutos antes de entrar sin ser cuestionado.

“Se informó (inicialmente) que un agente policial del distrito escolar confrontó al sospechoso cuando ingresaba. No es correcto. Entró sin obstáculos”, reveló Victor Escalon director regional del DPS.

2. La “rapidez” de la respuesta

Inicialmente, varios funcionarios estadounidenses celebraron la respuesta “rápida” de las autoridades.

Steven C. McCraw, el director del DPS, aseguró el miércoles que un agente actuó rápidamente cuando Ramos se acercaba a la escuela tras estrellar su vehículo.

El gobernador estatal Greg Abbott, por su parte, elogió la “respuesta rápida” de los “valientes funcionarios locales” que, según dijo, se habían enfrentado al pistolero antes de que ingresara a la escuela.

“Mostraron un coraje increíble”, agregó

Aula de la escuela.

Getty Images
Ramos entró libremente a la escuela por una puerta que estaba abierta a las 11:40am

Pero este jueves, Escalon reveló que la policía llegó después de que el hombre armado entrara y que fue muerto 90 minutos luego de su llegada.

La respuesta ahora es considerada como tardía y una serie de videos que muestran a padres frustrados siendo abordados y esposados ​​por la policía mientras el atacante aún estaba dentro de la escuela, ha provocado una creciente ira en Estados Unidos.

3. No ingresaron de inmediato

Este jueves, Escalón detalló que Ramos estrelló su vehículo cerca a las 11:28am, y la primera llamada de emergencia llegó dos minutos después cuando algunos testigos reportaron que habían visto a un hombre con un arma de fuego.

Ramos disparó a transeúntes, recorrió las instalaciones de la escuela y entró libremente por una puerta que estaba abierta a las 11:40am.

La policía llegó al lugar cuatro minutos después, según Escalon.

Inicialmente, la policía dijo que los oficiales estaban “adentro” tratando de actuar y se cubrieron después de ser atacados.

Pero Escalon contradijo el jueves esta versión.

Dolientes visitan el monumento a las víctimas del tiroteo en la escuela de Texas.

Getty Images

“Ellos (no) entraron de inmediato debido a los disparos que estaban recibiendo”, precisó.

A las 12:45, el pistolero fue muerto a tiros no por agentes locales. sino por una unidad táctica dirigida por agentes fronterizos estadounidenses.

Escalon restó importancia a las declaraciones anteriores de la policía de que hubo intercambios de disparos en curso durante la hora en la que Ramos estuvo en el lugar.

“La mayoría de los disparos fueron al principio”.

4. Chaleco antibalas

Inicialmente, las autoridades locales afirmaron que el hombre armado tenía un chaleco antibalas, pero luego cambiaron el discurso.

El sargento Erick Estrada, vocero del Departamento de Seguridad Pública de Texas, aseguró el miércoles que Ramon tenía “un rifle y un chaleco antibalas“.

“Después del choque (de su vehículo) salió un hombre armado, con un chaleco antibalas. Entró por una puerta en el sur (del plantel), donde se encontró con un policía y empezaron a dispararse entre ellos”, detalló.

Pero más tarde, el teniente Christopher Olivarez, vocero del Departamento de Seguridad Pública de Texas, dijo que el atacante no llevaba chaleco antibalas, sino un chaleco para guardar cargadores adicionales.

Ramos compró legalmente dos rifles estilo AR el día en que cumplió 18 años, una semana antes del ataque.

La investigación no ha encontrado indicios de que tuviera antecedentes de enfermedad mental o penales.

Pese a la línea de tiempo ofrecida por el director regional del DPS, Victor Escalon, este jueves, aún quedan muchas dudas sobre los hechos.

Escalon se negó a responder varias preguntas sobre por qué el pistolero no había sido abatido antes. Pero afirmó que había “tomado en consideración todas las preguntas” y que pronto ofrecería una actualización.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=QkzsUZOK6-0

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.