Aumenta a 4 los muertos tras tiroteo en base militar de EU; agresor fue veterano en Irak
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Aumenta a 4 los muertos tras tiroteo en base militar de EU; agresor fue veterano en Irak

En el 2009 ya hubo un tiroteo masivo en la misma base en el que murieron 13 personas y más de 30 quedaron heridas.
3 de abril, 2014
Comparte
El sargento John Robertson, derecha, aguarda en un estacionamiento afuera de la base militar de Fort Hood, Texas, para conocer más noticias sobre el tiroteo que se registró en el lugar el miércoles 2 de abril de 2014. //Foto: AP

El sargento John Robertson, derecha, aguarda en un estacionamiento afuera de la base militar de Fort Hood, Texas, para conocer más noticias sobre el tiroteo que se registró en el lugar el miércoles 2 de abril de 2014. //Foto: AP

Un soldado abrió fuego ayer miércoles 2 de abril contra sus colegas en la base militar de Fort Hood, donde mató a tres personas y dejó 16 heridos, para luego suicidarse, informaron autoridades.

El agresor, quien había prestado servicio en Irak en 2011, había sido sometido a evaluación para determinar si sufría de estrés postraumático, de acuerdo con el teniente general Mark A. Milley, el oficial de mayor rango en la base.

No había indicios de que el ataque estuviera relacionado con terrorismo, dijo Milley.

Un legislador texano dijo que el ataque del miércoles ocurrió en un centro médico. Por su parte, el representante Michael McCaul, presidente de la Comisión de Seguridad Nacional de la cámara baja, identificó al agresor como Iván López. No hubo más detalles sobre el individuo.

Los heridos fueron llevados al Hospital Comunitario Darnall dentro de la base y a otros hospitales locales. El doctor Glen Couchman, director médico del Hospital Scott and White, en Temple, dijo que las primeras cuatro personas que llegaron tenían heridas de bala en pecho, abdomen, cuello y extremidades, y que sus condiciones variaban de estable a “bastante crítica”.

El ataque ocurrió en la misma base donde 13 personas fueron asesinadas y 30 heridas en un ataque perpetrado en 2009.

Después que comenzó el tiroteo del miércoles, la cuenta de Twitter del ejército decía que la base puso en marcha un cierre de emergencia. Horas después fue levantado.

Los familiares de los soldados esperaban noticias sobre sus seres queridos.

Tayra DeHart, de 33 años, dijo que lo último que supo de su esposo, un soldado dentro de la base, era que estaba a salvo, pero que ya habían pasado algunas horas.

“Las últimas dos horas han sido las más inquietantes que he sentido. Sé que Dios está aquí protegiéndome a mí y a todos los soldados, pero tengo el teléfono en la mano con la esperanza de que suene y sea mi esposo”, dijo DeHart.

El presidente Barack Obama prometió que los investigadores llegarían al fondo del asunto.

Desde Chicago, Obama dijo que seguía muy de cerca la situación y que el tiroteo evocó dolorosos recuerdos del ataque de 2009.

Obama reflexionó sobre los sacrificios que los soldados de Fort Hood han hecho, entre ellos varios viajes a Irak y Afganistán.

“Prestan servicio con valor, con distinción, y cuando están en su base de operaciones deben sentirse seguros”, dijo Obama. “No sabemos aún qué ocurrió hoy, aunque obviamente la sensación de seguridad se ha roto de nuevo”.

El presidente habló sin apuntes ni declaraciones preparadas en la misma sala de un restaurante de Chicago donde se reunió con unos 25 donantes para un acto de recaudación de fondos destinados al Comité Nacional Demócrata. Funcionarios de la Casa Blanca acomodaron las mesas en las orillas de la sala a fin de abrir espacio para que Obama hablara a la nación.

El ataque de noviembre de 2009 en Fort Hood ocurrió al interior de un recinto atestado donde los soldados esperaban para ser vacunados y hacer papeleo de rutina después de regresar de Afganistán e Irak o mientras preparaban su partida.

El psiquiatra castrense Nodal Hasan fue sentenciado a la pena capital por ese ataque. Hasan dijo que sus acciones fueron para proteger a los insurgentes islámicos en el extranjero de la agresión estadounidense.

AP

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Trump ordena la retirada de tropas de Afganistán e Irak: ¿por qué preocupa esta decisión?

Incluso aliados de Donald Trump están en contra de que las tropas de Estados Unidos dejen Afganistán de forma precipitada.
17 de noviembre, 2020
Comparte

Pocos días antes de dejar la presidencia, Donald Trump dará la bienvenida a miles de soldados que estaban destinados en Afganistán e Irak.

El Pentágono anunció este martes que el contingente estadounidense en cada uno de estos dos países pasará de 5.000 a 2.500 efectivos para el 15 de enero, cinco días antes de que Trump deje la Casa Blanca.

El secretario de Defensa interino, Chris Miller, dijo que la decisión refleja la política de Trump de “conducir las guerras en Afganistán e Irak a una conclusión exitosa y responsable, y regresar a nuestros valientes soldados a casa”.

Sin embargo, hay preocupación por esta retirada.

Jens Stoltenberg, secretario general de la OTAN (Organización para el Tratado del Atlántico Norte), alertó del “alto precio” que se puede pagar ” si Estados Unidos y las fuerzas aliadas se marchan de Afganistán demasiado rápido”.

La OTAN, muy criticada por Trump, ha estado entrenando y asesorando a las fuerzas de seguridad afganas desde 2004 y gradualmente fue retirando a sus soldados.

En un comunicado hecho público antes del anuncio del Pentágono, Stoltenberg remarcó que existe el riesgo de que de nuevo el país se convierta en una plataforma para que los terroristas internacionales organicen ataques.

Jens Stoltenberg, secretario general de la OTAN.

Getty Images
Jens Stoltenberg, secretario general de la OTAN, alertó sobre la retirada súbita de tropas de Afganistán.

Intervenciones “costosas e inefectivas”

El presidente Trump, que aún no admite su derrota en las elecciones del 3 de noviembre frente a Joe Biden, ya había dicho que quería que “todos” los soldados estuvieran en casa en Navidad.

Este martes, el consejero de seguridad nacional de la Casa Blanca, Robert O’Brien, dijo que Trump espera ahora que en mayo de 2021 estén de regreso los 5.000 que quedarán en ambos países a partir del 15 de enero.

Trump siempre criticó las intervenciones militares de Estados Unidos en el extranjero y las calificó de “costosas e inefectivas”.

Stoltenberg también alertó de que el autodenominado grupo Estado Islámico podría usar Afganistán para ganar terreno tras perderlo en Irak y Siria.

Dijo que hay menos de 12.000 soldados de la OTAN y que más de la mitad no son estadounidenses. Hasta 2024 hay presupuesto para que las fuerzas de la organización continúen con su labor.

Los temores de Stoltenberg también los comparte el líder del Senado, Mitch McConnell, que puede convertirse en el republicano de más alto rango una vez que Biden asuma como presidente.

McConnell, aliado de Trump los últimos cuatro años, advirtió del riesgo de cambios rápidos en defensa o en política exterior en los próximos meses.

Tropas de EEUU.

Getty Images
Las tropas de EE.UU. en Irak han estado involucradas en el combate contra Estados Islámico.

El martes afirmó que una retirada precipitada en Afganistán o Irak sería “un error”.

También está en contra Mark Esper, que la pasada semana fue despedido como secretario de Defensa.

Un informe de Esper sobre Afganistán decía que cualquier retirada que dejara a las tropas con menos de 4.500 soldados debería estar condicionada a que el Talibán previamente redujera el nivel de violencia y rompiera con al-Qaeda.

Nada de eso ha pasado.

¿Por qué hay fuerzas de EE.UU. en Afganistán?

Los soldados de Estados Unidos han estado en Afganistán desde 2001.

El país lideró una coalición para derrocar al Talibán semanas después de los atentados del 11 de septiembre de 2001 del grupo al-Qaeda, que estaba basado en Afganistán.

El Talibán se reagrupó y se convirtió en una fuerza insurgente que en 2018 estaba activa en más de dos terceras partes del territorio.

Estados Unidos empezó a retirar soldados como parte del histórico acuerdo de paz firmado con los insurgentes el 29 de febrero.

Varios responsables militares alertan de que las negociaciones de paz entre el Talibán y las autoridades afganas podrían verse afectadas por la retirada estadounidense.

BBC

BBC

Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=bW1ibaFkARg

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.