Cómo chatear cuando no hay internet
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Cómo chatear cuando no hay internet

Por más sofisticadas que sean las aplicaciones para chatear, todas tienen el mismo defecto: en cuanto uno se sube al metro o sale de la ciudad, nos dejan incomunicados. Una nueva tecnología promete cambiar esto.
1 de mayo, 2014
Comparte

Chile terremoto

¿Se imaginan poder chatear desde el metro, el campo o cualquier otro lugar aislado donde no hay señal de celular ni internet?

Por más populares y sofisticadas que se hayan vuelto las aplicaciones para chatear, todas tienen el mismo defecto: en cuanto uno se sube al metro o sale de la ciudad, nos dejan incomunicados. Y mucho más grave es el problema en sitios de catástrofes o en países donde las autoridades bloquean el acceso a internet.

Pero ahora una nueva tecnología promete dejar que los usuarios de teléfonos inteligentes puedan chatear fuera de la red.

Es nueva y aún no es masiva, pero algunos expertos dicen que tiene todo el potencial de desencadenar nada menos que una segunda revolución móvil.

Su potencial es enorme y va desde la comunicación durante tareas de rescate en desastres hasta la defensa de la democracia en lugares donde las autoridades bloquean internet.

Las redes de malla –mesh networking en inglés- parecen complicadas de enteder, pero seguramente lo oiremos cada vez más. Y hay dos razones: primero, la ansiedad que provoca la vigilancia de internet por parte de las empresas y los gobiernos. Segundo, la incorporación de esta tecnología en la última versión del software móvil de Apple, iOS 7.

En resumen, la tecnología permite potencialmente comunicarse fuera de internet. A riesgo de simplificar, podemos pensar que una red tradicional es como una rueda de bicicleta donde todos los rayos se conectan al eje central, ya sea un servidor de red de telefonía móvil, el proveedor de servicios de internet o una computadora.

Por el contrario, una red de malla no tiene un punto de conexión central sino que cada punto de la red actúa como un “nodo” en una especie de malla reticulada capaz de encaminar el tráfico a cualquier otro nodo cercano.

Eso significa que los mensajes pueden pasar de un punto a otro sin la necesidad de que haya señal de internet, algo muy útil en sitios de desastres donde las comunicaciones tradicionales a menudo son limitadas o cercenadas por completo.

Con que haya un solo nodo conectado a internet es suficiente para que el tráfico pueda ser compartido con todos los demás nodos y así dar acceso a internet a todos los miembros.

Mensajes secretos

La red de malla también puede ser una herramienta muy útil para quienes no quieren ser vigilados.

Como no hay una autoridad central, es más difícil de cerrar que una red tradicional e imposible de controlar a menos que uno está conectado directamente a esa red.

Las redes de malla no son nuevas. Fueron pensadas primero para usos militares y hoy en día se están usando en proyectos en aldeas, pueblos y ciudades de todo el mundo donde no hay acceso a internet.

Sin embargo, una característica poco publicitado del sistema iOS 7 llamada “conectividad multipar” permite que los desarrolladores de aplicaciones puedan poner fácilmente la tecnología de malla en las manos de todos nosotros y convertir nuestros teléfonos en routers improvisados,- sin necesitar conocimientos de configuración o hardware.

La aplicación Firechat ya está dando que hablar. Fue lanzada en marzo y ya fue descargada por millones de personas en todo el mundo.

En esencia, permite a los usuarios intercambiar mensajes, fotos y vídeos siempre y cuando haya dispositivos intermediarios cerca para retransmitir la señal a lo largo de la cadena.

Firechat

La aplicación acaba de ser lanzada también en Android, aunque en ese caso compite con otra llamada Serval Mesh, más antigua pero también más difícil de usar.

Usos

El fundador de Firechat, Micha Benoliel, dice que su aplicación está dirigida principalmente al entretenimiento, pero reconoce que tiene otros usos.

Algunos ya se están aplicando. Cuando hubo restricciones de internet y cobertura celular limitada, los estudiantes en Taiwán que intentaban ocupar el Parlamento usaron Firechat para organizarse.

Si ese tipo usos prevalece, es probable que aplicaciones como Firechat atraigan la atención de los gobiernos y las agencias del orden público que quieran bloquear o monitorear estas comunicaciones.

Pero en este momento el principal desafío es hacer crecer su base de usuarios.

Después de todo, la tecnología de Firechat es esencialmente a “todo o nada”.

Sin una masa crítica de usuarios, la promesa de mantenerlos conectados dondequiera que estén no podrá cumplirse.

Y que se hable de “una segunda revolución móvil” en última instancia puede resultar una exageración.

Contenido relacionado

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

La Tierra registró el día más corto en su historia: ¿a qué se debe este fenómeno?

El 29 de junio de este año, nuestro planeta tuvo el día más corto del que se tiene registro. Los 28 récords anteriores se establecieron en 2020.
5 de agosto, 2022
Comparte

¿Alguna vez has tenido la sensación de que los días son cada vez más cortos?

La verdad es que tienes razón, aunque solo sea a medias.

Este año vivimos el día más corto del que se tiene registro histórico: el 29 de junio.

Pero antes de que busques en tu calendario, para ver si ese fue uno de esos días que se “te hizo más corto”, trata de adivinar qué tan corto fue.

No fue por horas, ni por minutos, y tampoco por segundos.

Según el sitio timeanddate.com, una web sobre recursos para medir el tiempo y las zonas horarias, la tierra duró 1.59 milisegundos menos en girar sobre su propio eje el pasado 29 de junio.

O mejor, el 29 de junio duró 1.59 milisegundos menos que 24 horas.

Para que te hagas una idea, el parpadeo de un ojo dura 300 milisegundos. Es decir, el tiempo que perdió ese día es el equivalente a poco más de una 300 parte de un parpadeo, solo se puede percibir con instrumentos muy precisos.

¿Ves por qué tienes la razón, pero solo a medias?

Pero, ¿por qué se habría de acelerar la rotación de la Tierra?

Y, si estamos viendo días cada vez más cortos, ¿quiere eso decir que se puede acelerar más?

Precisión asombrosa

La duración de los días en la Tierra se mide por el movimiento de rotación: lo que tarda el planeta en rotar sobre su propio eje.

La Tierra, la Luna y el Sol

Getty Images
La Tierra completa su rotación, una vuelta en torno a su propio eje, en 24 horas.

Gracias a los relojes atómicos, podemos medir esos días con una precisión que no podríamos tener de otra manera.

Un día terrestre o un periodo de rotación debe tardar en teoría 86 mil 400 segundos, que son los segundos que hay en mil 440 minutos o en 24 horas.

Pero desde el año 2020, las cosas han sido extrañas.

La Tierra

Hasta 2020, el día más “corto” del que se tenía registro había ocurrido el 5 de julio de 2005, con una duración de 1.0516 milisegundos menos que 24 horas.

Globo terráqueo girando rápido

Getty Images
¿Qué significa que la Tierra esté girando más rápido?

Pero en 2020, la Tierra reportó los 28 días más cortos que se hayan registrado desde que en los años 60 se comenzaron a usar los relojes atómicos.

El 19 de julio de ese año, el planeta rompió el récord que había establecido en 2005, registrando un día 1.47 milisegundos más corto de lo normal.

El nuevo récord, el del 29 de junio de este año, es de 1.59 milisegundos más corto de lo normal.

Pero es algo que los científicos creen que no es motivo de preocupación.

Variaciones periódicas

“Creemos que esto ha venido pasando durante millones de años. Pero con variaciones muy pequeñas”, dijo Graham Jones, astrofísico de Time and Date, a BBC Mundo.

Christian Bizouard, del Observatorio de París del Centro de Orientación de la Tierra del IERS, agregó que la tendencia de aceleración que vemos actualmente empezó en la década de 1990.

“Después de una interrupción en 2004, con una pequeña desaceleración, la aceleración se restableció en 2016”, detalla Bizouard.

Pero los científicos no tienen certeza de cuánto pueda durar esta aceleración. “En algún momento, las cosas volverán a desacelerarse otra vez”, aseguró Jones.

¿A qué se debe que la Tierra se “apure”?

“A escalas temporales de décadas (de entre 10 y 100 años), la duración de los días presenta variaciones irregulares”, dijo Bizouard a BBC Mundo.

Los científicos coinciden en que estos cambios se producen por la interacción de factores como la actividad del núcleo fundido del planeta o el movimiento de los océanos y de la atmósfera.

Pero en realidad el origen de estas variaciones no se entiende, dice Bizouard.

Jones reconoce también que los expertos no saben “exactamente por qué la Tierra se acelera o se desacelera durante largos periodos”.

Pero, en general, para Jones “es sorprendente lo precisa que es la Tierra como ‘cronómetro'”, pues “solo se pierde unos milisegundos”.

¿Qué pasaría si la Tierra se retrasara o adelantara más?

Aunque sean pequeños, los cambios en los tiempos de la Tierra pueden acumularse a lo largo de los años y causar que nuestros relojes se adelanten o retrasen un segundo.

Núcleo de la Tierra

Getty Images
Factores como la actividad del núcleo de la Tierra, los océanos y la atmósfera influyen en la duración de los días en la Tierra.

Para solucionar el desajuste, los científicos usan desde 1973 el llamado “segundo intercalar”, que puede ser positivo o negativo.

Es decir, este segundo puede sumarse a nuestros relojes cuando la Tierra se retrasa, o puede quitarse cuando el planeta acaba sus rotaciones en menos tiempo de lo normal.

Desde 1973, el IERS ha añadido 27 segundos intercalares a la hora oficial de los relojes de la Tierra.

“Si los días más cortos continúan, en algún momento podríamos necesitar un segundo intercalar negativo, es decir, quitar un segundo de nuestros relojes para que se ajuste a la rotación más rápida de la Tierra”, dice Jones.

“Pero podremos o no necesitarlo. No sabemos si va a pasar porque no sabemos cuánto va a durar esta tendencia o si va a durar”, agrega.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=D4hiNcFLJ30

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.