13% de las estancias infantiles públicas opera sin medidas de protección civil
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

13% de las estancias infantiles públicas opera sin medidas de protección civil

Además, no hay datos sobre las privadas y hace falta personal certificado. CEPAL alerta que es necesaria una política integral para que el servicio sea de calidad.
Por Tania L. Montalvo
5 de junio, 2014
Comparte
Foto: Cuartoscuro.

Foto: Cuartoscuro.

Los esfuerzos que ha hecho México para atender a la primera infancia se han quedado cortos, pues pese a que en 2009 —tras el incendio en la Guardería ABC que provocó la muerte de 49 niños— se aceleró el paso para regular el funcionamiento de estancias infantiles, todavía el 13% opera sin medidas de protección civil y no se cuenta con datos sobre las condiciones de los centros privados.

A ello se suma que la oferta de centros de atención infantil —en total 24 mil 664 entre públicos y privados— es muy limitada en comparación con la demanda, que se estima en 13 millones de niños menores de cinco años.

“La complejidad del funcionamiento de los Centros de Atención públicos y mixtos es alta, las asimetrías, la falta de estandarización y hasta ahora la carencia de una política nacional que regule y guíe mínimos estándares fundamentales en la prestación de servicios, puede aumentar la desigualdad de los beneficios que los niños adquieran de las políticas públicas encaminadas a su desarrollo integral”, cita el documento Diagnóstico sobre el estado que guardan los Centros de Atención públicos y mixtos a nivel nacional que Gobernación entregó en diciembre pasado al Congreso.

Con datos de las estancias infantiles adscritas al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), la Secretaría de Educación Pública (SEP), la de Desarrollo Social (Sedesol), la de Marina, Defensa Nacional, el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) y el Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF), se establece que de los 15 mil 943 centros públicos, 2 mil 072 no cuentan con un Programa Interno de Protección Civil.

cuadro1

 

Además se indica que sólo el 3.3% cuenta con un médico en sus instalaciones y que en el 86.7% se ofrece el servicio de desayuno comida y colación, pero de ese porcentaje, sólo el 40% lo hace a través de nutriólogos o dietistas.

“El problema que se ha encontrado a lo largo de los distintos elementos analizados es una gran disparidad en la calidad de los servicios que se ofrecen. Podemos encontrar muy pocos Centros de Atención con un nivel de servicios muy completo y algunos otros con una oferta bastante más limitada”, menciona este Diagnóstico elaborado por el Consejo Nacional de Prestación de Servicios para la Atención, Cuidado y Desarrollo Integral Infantil, instalado en mayo de 2013.

Un Programa Nacional con “metas conservadoras”

El 30 de abril pasado se publicó en el Diario Oficial de la Federación el Programa Nacional de Prestación de Servicios para la Atención, Cuidado y Desarrollo Integral Infantil 2014-2018 en el que se confirma que 8 mil 721 centros son privados.

Según el documento, la única información que se tiene de estas estancias infantiles es la que proporciona el Directorio Estadístico Nacional de Unidades Económicas del INEGI, que las contabiliza bajo el rubro de “guarderías del sector privado”, por lo que las metas del Programa sólo pueden considerar a los centros públicos.

De esta forma, se establece que para 2018 en el país haya 25 mil 107 Centros entre públicos y privados, es decir, que haya un crecimiento de la oferta de apenas el 1.7% en cuatro años.

“Con el Programa se establecen lineamientos específicos para regir la atención a la primera infancia, es un camino iniciado pero en realidad todavía falta mucho por hacer. Las metas son muy conservadoras pero además tenemos todavía los programas desarticulados y la falta de una política integral que establezca claramente los mecanismos de articulación entre diferentes sectores”, dijo en entrevista Humberto Soto, oficial de Asuntos Sociales de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) en la sede subregional en México.

Para CEPAL y las Naciones Unidas, lo que se necesita para que una política de atención a la primera infancia sea integral es que además de contemplar el cuidado de los menores en estancias infantiles en éstas haya programas de vigilancia nutricional, de desarrollo cognitivo o estimulación temprana, de cuidado de la salud y de capacitación a padres y madres.

“Lo que se ofrece en México con este nuevo Programa publicado en abril (de 2014) está enfocado mayormente en el cuidado y con metas que no contemplan que la demanda es de aproximadamente 13 millones de niños menores de 5 años o que es necesario alcanzar los estándares mínimos de atención”, dijo el coautor del estudio Programas para el cuidado y el desarrollo infantil temprano en los países del Sistema de la Integración Centroamericana (SICA).

Según cifras oficiales, el personal certificado para brindar atención a la primera infancia es de 750 mil. Si se toman en cuenta estándares internacionales sobre el número máximo de niños por capacitador —máximo cuatro cuando son menores de un año; máximo 10 cuando tienen entre 1 y 2 años; y máximo 25 para el rango de 3 a 5 años—, se necesitaría aumentar el registro 60% para tener un millón 207 mil capacitadores en el país.

cuadro3

“Un centro de calidad es un centro costoso”

Los estudios de la CEPAL indican que programas sencillos en donde los niños sólo tienen planes de cuidado cuestan entre 100 y 150 dólares anuales por menor.

En cambio, un programa más elaborado como al que según la Ley General de Prestación de Servicios para la Atención, Cuidado y Desarrollo Integral Infantil aspira México cuesta aproximadamente mil 600 dólares anuales por niño, pues ya se contempla dotar planes de salud, nutrición y de capacitación a padres de familia.

“Pensando en esta cifra que también estimó el Banco Mundial, en México se necesitaría el 67% del gasto total que actualmente se tiene en educación sólo para centros de atención infantil”, explicó Humberto Soto.

El Banco Interamericano de Desarrollo en el estudio Desarrollo Infantil Temprano en México que publicó en enero de 2013 estima que el costo promedio del gasto público en programas de atención a menores de 5 años es de 75 dólares por niño.

Pero además concluyó que “el análisis del gasto revela inequidades. Por ejemplo, la cantidad destinada a los niños hijos de derechohabientes (considerando tanto al IMSS como al ISSSTE) equivale a 2.5 veces lo que se asigna para la población abierta aún a pesar de que la cantidad de niños atendidos por la primera estrategia es ligeramente menor a la atendida por la segunda”.

¿Qué es viable para México?

La CEPAL considera que en México se debe comenzar por contar con el personal para no superar el número máximo de niños por grupo, tener establecimientos seguros para los menores pero no únicamente desde un punto de vista de protección civil, sino también en seguridad personal y tener una homogeneización del curriculum para garantizar la calidad en cada uno de los centros.

“También debemos pensar en un tema de coordinación para cuando ocurre el paso del centro de atención al preescolar y esto tiene también que ver con una de las cuestiones que se propone como beneficio colateral de este tipo de políticas: que las madres puedan trabajar. Si hay una coordinación adecuada entre niveles se pueden articular los horarios: actualmente, las madres pueden llevar a sus niños de siete de la mañana a siete de la noche pero cuando cumplen la edad de preescolar van de ocho de la mañana a una de la tarde y eso se traduce muchas veces en la pérdida del empleo”, dijo Soto.

Según el investigador, el principal problema de los centros de atención es que están “totalmente desarticulados”.

“Hay gente capacitada en estos centros, pero la calidad podría ser mucho mejor si pensamos en un plan integral que permita superar la actual falta la articulación institucional”.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Tsunami en Tonga: hay alerta a Chile, Japón y Estados Unidos

La erupción de un gigantesco volcán submarino en el Pacífico Sur ha provocado olas importantes que pueden tener repercusión en otros países del mundo. Por el momento no se han reportado víctimas.
15 de enero, 2022
Comparte

Olas de tsunami causadas por una gigantesca erupción volcánica golpearon este sábado a Tonga, en el océano Pacífico, y han puesto en alerta a Chile, Japón y Estados Unidos.

La erupción del volcán submarino Hunga-Tonga-Hunga-Ha’apai ha provocado poderosas olas en el Pacífico Sur que se prevé que tengan repercusiones en varios países.

Estados Unidos alertó este sábado que el tsunami podría afectar a la costa oeste del país -California e incluso Alaska- y aconsejó a quienes viven en esas zonas que se alejen de la costa como medida de precaución.

Además, la Oficina Nacional de Emergencia (Onemi) de Chile alertó sobre la posibilidad de que llegue a la Isla de Pascua un “tsunami menor”, y ha pedido a la población que abandone la zona de playa.

Japón también lanzó una alerta y ha pedido a sus ciudadanos que se alejen de la costa del Pacífico. En una isla japonesa se registraron olas de tsunami de 1,2 metros de altura.

En general, se esperan fuertes corrientes y olas, pero es poco probable que se produzca un gran tsunami.

¿Qué ha pasado en Tonga?

Videos en redes sociales muestran la irrupción del agua en Tonga a través de una iglesia y varias casas. Los testigos también describen la caída de cenizas sobre la capital, Nukualofa.

Horas antes, la alerta de tsunami hizo que los residentes de este país se apresuraran a ponerse a salvo en zonas más elevadas.

Manhattan Beach, California, este sábado. El Servicio Meteorológico Nacional emitió avisos de tsunami para toda la costa oeste de Estados Unidos.

PATRICK T. FALLON/Getty Images
Manhattan Beach, California, este sábado. El Servicio Meteorológico Nacional emitió avisos de tsunami para toda la costa oeste de Estados Unidos.

La capital de Tonga se sitúa apenas 65 kilómetros al norte del volcán.

La residente Mere Taufa dijo que la erupción ocurrió mientras su familia se preparaba para cenar. Su hermano menor pensó que se trataba de bombas explotando en las inmediaciones.

“Mi primer instinto fue cubrirme bajo la mesa, agarré a mi hermana pequeña y grité a mis padres y otros en la casa que hicieran lo mismo”, según declaraciones recogidas por el sitio de noticias Stuff.co.nz.

Taufa agregó que lo próximo que supo era que el agua penetraba rápido en su casa.

“Podías escuchar gritos por todas partes, gente clamando por su seguridad, para que todos alcanzaran terrenos más elevados”, declaró.

De acuerdo a los Servicios Geológicos de Tonga, las columnas de gas, humo y cenizas expulsadas por el volcán alcanzaron 20 kilómetros en el cielo.


El profesor Shane Cronin. vulcanólogo de la Universidad de Auckland (Nueva Zelanda), dijo que la erupción era una de las más grandes de Tonga en los últimos 30 años.

“Es un evento bastante grande, al menos una de las erupciones más significativas de la última década”, le dijo Cronin a la BBC

“Lo más destacable es lo rápido y violento que se expande. Este fue más grande, más amplio y produjo mucha más ceniza. Auguro que habrá muchos centímetros de ceniza depositados sobre Tonga”, añadió el experto.

La erupción de ocho minutos fue tan violenta que podía escucharse como “fuertes truenos” en Fiji, a más de 800 kilómetros, según funcionarios en Suva, la capital.

Otras alertas gubernamentales

El gobierno de Fiji ha emitido avisos de tsunami y abierto centros de evacuación para los residentes de zonas costeras bajas.

Vanuatu, otra nación insular del Pacífico, emitió una advertencia similar.

Un portavoz del gobierno australiano dijo que el primer ministro y el ministro de Relaciones Exteriores están monitoreando la situación y listos para brindar apoyo.

La alerta de tsunami también fue emitida para zonas en la costa este de Australia y Tasmania.

Las autoridades australianas pidieron a la población en el estado oriental de Nueva Gales del Sur que salieran del mar y se mantuvieran alejados de la orilla.

En Nueva Zelanda, que está a más de 2.300 kilómetros, los funcionarios han advertido sobre posibles tormentas.

La Agencia Nacional de Gestión de Emergencias dijo que las zonas costeras en el norte y este de la Isla Norte podían experimentar “fuertes e inusuales corrientes e impredecibles marejadas en la orilla”.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=zMZ5xY0Gn44

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.