Avanza debate energético en Comisiones del Senado pese a la ausencia de partidos de izquierda
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Avanza debate energético en Comisiones del Senado pese a la ausencia de partidos de izquierda

Aunque los legisladores ausentes tenían más de 350 reservas, se dio por suficientemente discutido en lo general y en lo particular el proyecto que contiene la Ley de Hidrocarburos
Por Tania L. Montalvo
14 de junio, 2014
Comparte
Foto: Cuartoscuro.

Foto: Cuartoscuro.

La ausencia de los legisladores del Partido de la Revolución Democrática (PRD), del Trabajo (PT) y Movimiento Ciudadano en el debate energético no impidió que las Comisiones Unidas de Energía y Estudios Legislativos, Primera, concluyeran la discusión en lo particular del proyecto de dictamen por el que se crea la Ley de Hidrocarburos y se reforman la de Inversión Extranjera, Minera y la de Asociaciones Público Privadas.

En total, los senadores de izquierda habían presentado más de 350 reservas al proyecto pero tras dar cuenta de su ausencia el presidente de la Comisión de Energía, David Penchyna, continuó con los trabajos y votación para determinar sí el dictamen estaba suficientemente discutido.

Con votos de legisladores del PAN, Partido Revolucionario Institucional (PRI), y Verde Ecologista de México (PVEM) se determinó que este primer proyecto de dictamen —de cuatro que contiene el paquete energético que envío el Ejecutivo el 30 de abril pasado— estaba suficientemente discutido.

De esta forma, pese a la ausencia de los legisladores de esos tres partidos, este primer dictamen se declaró discutido tanto en lo general como en lo particular y se citó para mañana, a las 09:00 horas, para continuar con los trabajos en Comisiones en donde se comenzará a debatir, en lo general, el proyecto para expedir la Ley de la Industria Eléctrica y la Ley de Energía Geotérmica y reformar la Ley de Aguas Nacionales.

Los senadores que se ausentaron de la sesión y cuyas reservas no fueron expuestas son Manuel Barttlet del Partido del Trabajo,  Layda Sansores de Movimiento Ciudadano y de parte del PRD: Manuel Camacho, Isidro Pedraza, Fidel Demedicis, Zoé Robledo, Fernando Mayans, Alejandro Encinas, Benjamin Robles , Luis Sánchez, Adán Augusto López, Lorena Cuellar, Rabindranath Salazar Solorio, Sofío Ramírez, Raúl Morón y Mario Delgado.

La única reserva que se expuso fue la de Salvador Vega Casillas, quien reservó todo el dictamen bajo el argumento de que el PAN necesita tener certeza de que podrá hacer los cambios pertinentes cuando se hayan discutido los cuatro dictámenes que conforman el paquete energético.

Penchyna consideró que el trabajo de las Comisiones ha sido “responsable” y señaló que hasta ahora “nadie ha discutido la constitucionalidad ni del contenido de la iniciativa del señor Presidente ni del contenido del proyecto del dictamen”.

“Los integrantes del Grupo Parlamentario del PRI sostenemos que es un proyecto de dictamen enriquecido, perfeccionado, manteniendo lo que el Ejecutivo cuidó de origen, que fue apegarse a la reforma constitucional que nos dimos los mexicanos por más de dos terceras partes en diciembre pasado y por la enorme mayoría de las legislaturas locales”.

Los motivos de la izquierda

Lo que originó que los legisladores abandonaran la reunión de trabajo fue el acuerdo que la mayoría en Comisiones —conformada por PRI, PAN y PVEM— aprobó el pasado 4 de junio y que contempla discutir primero todo el paquete legislativo y después votarlo en lo general y particular; así como limitar el tiempo para presentar reservas a 15 minutos independientemente de los artículos reservados, pues debería hacerse en bloque.

Desde el martes que inició la discusión, el PRD y el PT han argumentado que esas reglas violan la legislación interna del Senado, por lo que acudieron a la Comisión de Régimen y Prácticas Parlamentarias para determinarlo.

Esta Comisión coincidió con los perredistas, pero se debatió la validez de la firma de la senadora Ivonne Álvarez y el senador del PAN, Raúl Gracia, también cuestionó la del panista Javier Corral, presidente de la Comisión.

“El senador Corral está claramente imposibilitado para tocar este tema, no solamente porque prejuzgó, no solamente porque excitó a la parte a solicitarlo, sino además porque estableció de forma clara, obvia y pública, que él estaba en el tenor de un interés de tener una interpretación en cierto sentido en función de que en un diverso dictamen de otra materia y de otras comisiones, él desearía, en su interés legítimo, que el debate se llevara de determinada forma”.

El coordinador parlamentario del PRD, Miguel Barbosa, dijo que la interpretación del reglamento corresponde a la Mesa Directiva del Senado, por lo que solicitó que la Presidencia diera su opinión sobre la legalidad de la discusión el Comisiones y agregó que la izquierda se retiraría hasta entonces.

“Nos vamos a dirigir a la Comisión de Reglamentos y Prácticas Parlamentarias con ese fin y hasta que no se tenga esa repuesta, y vamos a pedir la presencia del Presidente del Senado y del Presidente de la Comisión de Reglamentos, y hasta que eso no ocurra no estaremos presentes en este proceso de simulación y de discusión.
La izquierda y México representada en el Senado se retira. Se retira hasta que se reestablezca la legalidad del procedimiento. Ahí se quedan para hacer lo que quieran con la legalidad”.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

COVID: por qué las vacunas de células T podrían ser la clave para la inmunidad a largo plazo

Algunas vacunas de células T ya están entrando a la etapa de ensayos clínicos. En el futuro, estas vacunas podrían ayudar al mundo a convivir con la COVID en forma más segura.
14 de enero, 2022
Comparte

Dado que la variante ómicron ha aumentado rápidamente las infecciones por covid, la atención se centra una vez más en los anticuerpos, y con razón.

Los anticuerpos desempeñan un papel fundamental en la lucha contra los virus y son importantes para evitar que el coronavirus infecte nuestras células.

Esta es la razón por la que algunos países han montado campañas de vacunación de refuerzo en respuesta a los recientes aumentos repentinos de covid, con el fin de incrementar los niveles de anticuerpos.

Pero hay un problema. Los anticuerpos contra la covid no persisten tan bien, de ahí la necesidad de refuerzos.

De hecho, si bien estas inyecciones adicionales mantienen una buena protección contra la covid grave, se estima que las personas que reciben una tercera dosis de la vacuna de Pfizer verán caer su protección contra el desarrollo de síntomas de covid (de cualquier grado) del 75 % al 45 % durante las diez semanas siguientes a su refuerzo.

Los científicos han cuestionado si recargar permanentemente los anticuerpos, solo para verlos disminuir pronto, es una estrategia sostenible.

Si queremos desarrollar una inmunidad duradera a la covid, tal vez sea el momento de analizar nuevamente nuestra respuesta inmunitaria más amplia.

Los anticuerpos son solo una parte de nuestro intrincado y entrelazado sistema inmunológico. Específicamente, tal vez sea hora de que nos concentremos en las células T.

Cómo funcionan las diferentes células inmunitarias

Cuando el cuerpo está infectado, digamos con un virus, responde produciendo glóbulos blancos llamados linfocitos. Los tipos principales de linfocitos son las células B, que producen anticuerpos, y las células T, que apoyan la producción de anticuerpos de células B o actúan como células asesinas para destruir el virus.

Algunas células T y células B también se convierten en células de memoria de larga duración que saben qué hacer si se encuentran con la misma infección nuevamente.

Las células B y las células T “ven” el virus de diferentes maneras.

En términos generales, las células B reconocen las formas en el exterior del virus, creando anticuerpos que se traban o acoplan con ellas (un poco como dos piezas de rompecabezas que coinciden).

Ilustración de anticuerpos (en blanco) uniéndose a las proteínas Spike del virus que causa covid.

Science Photo Library
En esta ilustración se ve a los anticuerpos (en blanco) uniéndose a la proteínas del virus que causa covid.

En cambio, las células T reconocen fragmentos de los aminoácidos que componen el virus, incluyendo fragmentos que normalmente se encuentran en su interior.

Cada virus tiene muchas características únicas, tanto por dentro como por fuera. La respuesta inmune de una persona puede acabar produciendo una variedad de células T y células B que, entre ellas, atacan una amplia gama de esos rasgos.

Esto a veces se llama “amplitud de respuesta“. Una buena amplitud de respuesta involucra a muchos linfocitos diferentes que ven diferentes partes del virus, lo que hace que sea muy difícil para el virus ocultarse completamente.

Ómicron preocupó a muchos investigadores porque una parte clave de su estructura externa a la que se dirigen los anticuerpos, la proteína espiga o spike (en rojo en la primera imagen arriba), tiene muchas mutaciones, lo que reduce la capacidad de los anticuerpos para unirse al virus y neutralizarlo.

Sin embargo, debido a que las células T se enfocan en otras partes del virus, es posible que tales mutaciones no impidan identificarlo.

De hecho, datos preliminares que aún están pendientes de revisión por pares, sugieren que éste es el caso.

Esto es tranquilizador, porque la proteína espiga del virus ha cambiado mucho durante la pandemia, lo que sugiere que siempre podría estar mutando fuera del alcance de los anticuerpos.

Sin embargo, las células T deberían ser menos susceptibles a la mutación viral. Las células T diseñadas para combatir la covid también parecen durar mucho más en el cuerpo humano que los anticuerpos.

Pero, ¿tienen las células T tienen un efecto importante?

Ya sabemos mucho sobre el papel crítico de las células T en otras infecciones virales.

Este conocimiento sugiere que, contra la covid, una buena respuesta de las células T no solo es necesaria para ayudar a las células B a producir anticuerpos, sino que también debería crear células T asesinas que puedan reconocer ampliamente el coronavirus, protegiendo contra múltiples variantes.

Todavía se está recopilando evidencia sobre la covid y las células T. Sin embargo, gradualmente se está volviendo más claro que las células T parecen jugar un papel importante en esta enfermedad.

Una mujer es vacunada contra la covid

Getty Images
Los anticuerpos contra la covid no persisten tan bien, de ahí la necesidad de vacunas de refuerzo.

Se ha demostrado que la generación de células T ampliamente reactivas, que reconocen una variedad de características virales, está asociada a una fuerte respuesta contra la enfermedad.

En particular, la generación de buenas cantidades de células T asesinas ampliamente reactivas parece hacer que la covid sea menos grave.

Por el contrario, una respuesta deficiente de las células T se asocia con peores resultados para los pacientes. De hecho, se ha descubierto que algunas personas que han tenido covid grave tienen defectos persistentes en su respuesta de células T.

Muchos estudios que demuestran la eficacia de las células T en el caso de la covid tienen una característica común: la necesidad de una amplia gama de respuestas, con células T (y células B) que reconozcan múltiples características del virus. Se cree que esta podría ser la clave para experimentar una enfermedad más leve.

Esta amplitud podría incluso extenderse más allá de este coronavirus específicamente. El virus que causa covid es un betacoronavirus, y hay varios betacoronavirus que ya nos infectan, incluidos los que causan el resfriado común.

Las características compartidas entre estos virus que causan el resfriado y la covid pueden significar que las células T que ya teníamos contra el resfriado nos están protegiendo ahora contra la covid. Se están descubriendo indicios de esto tanto en adultos como en niños.

¿Qué significa esto para las vacunas?

Muchas de las vacunas diseñadas hasta la fecha, incluidas las de Moderna, Pfizer y AstraZeneca, se han centrado en un solo objetivo principal del coronavirus: su proteína espiga.

Estas vacunas han sido tremendamente efectivas en la generación de anticuerpos. También estimulan una respuesta de células T a la proteína espiga.

Pero ahora que entendemos más sobre el papel de las células T, la importancia de tener una respuesta amplia de estas células y el problema de la disminución de anticuerpos, tal vez deberíamos considerar reenfocar nuestras estrategias de vacunas y dirigirlas a generar células T y a apuntar a más de una proteína.

Mujer estornudando

Getty Images
Si queremos desarrollar una inmunidad duradera a la covid, tal vez sea el momento de analizar nuevamente nuestra respuesta inmunitaria más amplia.

Hay investigaciones en esta dirección. Se han completado los primeros ensayos clínicos de vacunas que pueden desencadenar respuestas de células T auxiliares y asesinas mucho más reactivas, y varias otras vacunas de células T también están entrando a la etapa de ensayos clínicos.

Estas vacunas de células T podrían ser la clave para fortalecer la inmunidad existente y generar una protección duradera contra síntomas graves generados por variantes del virus que causa covid.

Si esto es así, esas vacunas serían una contribución fundamental para ayudar al mundo a convivir con la covid en forma más segura.

*Este artículo se publicó originalmente en The Conversation. Puedes leer la versión original aquí.

Sheena Cruickshank es profesora de ciencias biomédicas en la Universidad de Manchester en Reino Unido.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=ae6XHLUCGmM

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.