Desaparecidos, el problema que el gobierno no quiere ver
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Desaparecidos, el problema que el gobierno no quiere ver

En México se hace poco por terminar con el problema de la desaparición. El Estado ha preferido mantenerse inactivo al respecto, haciéndose ciego y sordo ante el reclamo de la ciudadanía y de los familiares de las víctimas, quienes día con día viven en la zozobra.
Por ZonaFranca.mx
15 de junio, 2014
Comparte
Ángeles López García, directora del Centro de Derechos Humanos Victoria Diez, asociación de la sociedad civil que forma parte la organización Fuerzas Unidas por Nuestros Desaparecidos en México (Fundem). Foto: ZonaFranca.mx.

Ángeles López García, directora del Centro de Derechos Humanos Victoria Diez, asociación de la sociedad civil que forma parte la organización Fuerzas Unidas por Nuestros Desaparecidos en México (Fundem). Foto: ZonaFranca.mx.

León, Gto. En México se hace poco por terminar con el problema de la desaparición. El Estado ha preferido mantenerse inactivo al respecto, haciéndose ciego y sordo ante el reclamo de la ciudadanía y de los familiares de las víctimas, quienes día con día viven en la zozobra.

Así lo afirmó Ángeles López García, directora del Centro de Derechos Humanos Victoria Diez, asociación de la sociedad civil que forma parte la organización Fuerzas Unidas por Nuestros Desaparecidos en México (Fundem).

De acuerdo con el Registro Nacional de Personas Extraviadas y Desaparecidas (Renped) de diciembre de 2012 a septiembre de 2013 se contabilizaron 2 mil 618 casos de personas “no localizadas” en México.

De ese total 225 casos se registraron en el estado de Guanajuato, con lo que la entidad se coloca como la cuarta entidad con mayor número de personas desaparecidas, únicamente por detrás de la Ciudad de México, Jalisco y Michoacán.

Desde hace más de cuatro años, Fundem ha reclamado la creación de un registro nacional de desaparecidos. No obstante, la desaparición ni siquiera es reconocida por las diversas instancias gubernamentales, explicó la activista en entrevista con Zona Franca.

“Lo primero que tienen que reconocer es que la desaparición está creciendo alarmantemente en el país. Está generando mucho miedo, está generando mucho dolor en las familias y hasta ahora estas cifras tan recientes pareciera ser que cada quien tiene su propio registro”.

La activista señaló que, de acuerdo con el informe elaborado por el Grupo de Trabajo sobre Desapariciones Forzadas o Involuntarias de la ONU en 2011, el Estado mexicano no puede o no quiere investigar las desapariciones.

“No es posible que desaparezcan en este país miles de personas, esas personas pasan por las carreteras. ¿Dónde son alimentadas?, ¿en dónde están siendo tratadas o en dónde están siendo concentradas?. Cruzan carreteras, pasan por retenes”, dijo.

Ángeles López, quien también dedica su vida a la defensa y promoción de los derechos de las mujeres señala que, además, en muchas ocasiones las fuerzas estatales son las responsables de las desapariciones.

El Ejército, la Marina y los policías suelen ser quienes perpetran el crimen, esto sin dejar de lado a las organizaciones del crimen organizado.

“Desde nuestro punto de vista hay una responsabilidad del Estado, sea porque son directamente sus agentes o por la omisión del Estado de garantizar que ninguna persona puede ser desaparecida”, sostuvo. (4.40-1)

La guerra contra el narco, factor determinante

La directora de Victoria Diez apuntó que este crimen, cuyo erradicación se pensaba con la finalización de la llamada guerra sucia, comenzó a documentarse nuevamente con la declaración de guerra que el expresidente Felipe Calderón Hinojosa hizo al narcotráfico.

Para Fundem, añadió, esta declaratoria no fue contra el narcotráfico, sino contra la ciudadanía.

Y aunque en la actualidad ya no se hable al respecto, la realidad mexicana es completamente bélica.

“En términos de víctimas; de ejecuciones, desapariciones, feminicidios, tráfico de personas, el contexto de este país es de guerra. Nadie quiere llamarlo así, pero la situación del país es una situación de guerra, en donde los muertos, el dolor los está poniendo la ciudadanía”.

La diferencia entre las desapariciones que se registraron en los años sesenta y la década del setenta, es que ahora las desapariciones son masivas, agregó López García.

Guanajuato no está exento del conflicto bélico que se vive en el país, agregó.

Éstos casos no solían ser retomados por el Centro de Derechos Humanos. No obstante, ante la emergencia, hubo necesidad de hacer un cambio y comenzar a acompañar a las víctimas.

“Victoria Diez inicialmente no atendía estos temas, sin embargo desde 2011 empezaron a tocar a las puertas del centro familias destrozadas por el impacto que genera la desaparición”.

Actualmente, la asociación acompaña a más de 30 familias, quienes han perdido a uno de sus integrantes, todos ellos hombres en edad productiva.

Cabe hacer notar que el 90 por ciento del total de casos que atiende Victoria Diez se trata de personas que desaparecieron de manera colectiva.

La insensibilidad del Estado

Ninguna organización, ni estatal, ni de la sociedad civil, estaba lista para reconocer esta emergencia.
El núcleo de la situación, apunta la activista, es que el Estado se niega a reconocer el problema y además, actúa con insensibilidad complicando los trámites o criminalizando a las víctimas.

Para Ángeles López esto sólo tiene dos respuestas las autoridades están coludidas o tienen miedo al crimen organizado.

Sin importar la indiferencia, las víctimas siguen ahí, y sus familias también.

“Viven con un dolor asimilable a la tortura. Cada día se levantan pensando en su familiar; no pueden dormir pensando en su familiar. Los impactos que tiene en las vidas de las personas no lo entienden las autoridades”, señala.

Finalmente, la directora sostiene que no existe una “epidemia de Alzheimer” entre la población, los casos de desaparición están presentes y son reclamados.

Y se reclama la vida de las personas, no sus cuerpos ya sin alma

“El mayor reclamo de las familias es ¿quién los está buscando?, ¿en dónde los están buscando?, y una búsqueda con vida, no una búsqueda en fosas, donde inmediatamente les quieran hacer tomas de ADN para buscar en fosas. El país entero es una fosa nacional”.

Lea la nota original en ZonaFranca.Mx*

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

COVID: un hospital de EU niega un trasplante de corazón a un hombre que no estaba vacunado

DJ Ferguson necesita un trasplante de corazón. Pero el hospital lo sacó de la lista de espera por no estar vacunado. Su padre alega que no lo ha hecho porque la vacuna va contra sus "principios básicos".
26 de enero, 2022
Comparte

Un hospital en Estados Unidos rechazó a un paciente como candidato a recibir un trasplante de corazón porque, en parte, el hombre no estaba vacunado contra la Covid-19.

DJ Ferguson, de 31 años, necesita urgentemente un corazón nuevo, pero el Brigham and Women’s Hospital de Boston lo eliminó de su lista de espera, informó su padre, David.

Según explicó David, la vacuna contra la covid está en contra de los “principios básicos” de su hijo, que “no cree en eso”.

El Brigham and Women’s Hospital señaló que había tomado dicha medida en cumplimiento de sus políticas al respecto.

En un comunicado, el centro médico le explicó a la BBC su postura: “Dada la escasez de órganos disponibles, hacemos todo lo posible para garantizar que un paciente que recibe un órgano trasplantado tenga la mayor probabilidad de supervivencia“.

Un portavoz añadió que el hospital requiere “la vacuna contra la covid-19 y (ciertos) comportamientos de estilo de vida de los candidatos a trasplantepara crear tanto el mejor entorno para una operación exitosa, como para optimizar la supervivencia del paciente después del trasplante, dado que su sistema inmunológico está drásticamente suprimido”.

Ferguson en una cama de hospital

CBS
Ferguson se encuentra en el hospital de Boston desde el 26 de noviembre.

La declaración del hospital, cuidadosamente redactada,podría indicar que hay otros factores más allá del estado de vacunación de Ferguson para su inelegibilidad, pero la institución se negó a discutir más detalles para preservar la privacidad del paciente.

El centro sanitario agregó que la mayoría de las 100.000 personas en listas de espera para trasplantes de órganos no recibirán uno en un plazo de cinco años debido a la escasez de órganos disponibles.

Temor a una inflamación cardíaca

Ferguson ha estado en el hospital desde el 26 de noviembre de 2021.

Sufre un problema cardíaco hereditario que hace que sus pulmones se llenen de sangre y líquido, según reza el texto de la campaña de la plataforma de financiación colectiva GoFundMe, que Amanda, una amiga de la familia, organizó para buscar ayuda con los costos médicos.

Amanda explica en dicho texto que el motivo de Ferguson para no vacunarse es su preocupación por la posibilidad de que pueda experimentar inflamación cardíaca, algo que podría resultar peligroso dada la debilidad de su corazón.

Este es un efecto secundario potencial de la vacuna contra el coronavirus que los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos enfatizan que es raro y temporal.

Los CDC alientan a los receptores de trasplantes y a aquellos en sus círculos inmediatos a vacunarse y reforzarse por completo.

Operación.

Getty Images
La escasez de órganos es un problema generalizado que hace que muchos pacientes estén esperando años para recibir un órgano.

El doctor Arthur Caplan, director de ética médica de la Escuela de Medicina Grossman de la Universidad de Nueva York, le dijo a CBS News que después de cualquier trasplante de órgano, el sistema inmunitario del paciente queda como si estuviese apagado e incluso un resfriado común puede resultar fatal.

“Los órganos son escasos, no los vamos a distribuir a alguien que tiene pocas posibilidades de vivir cuando otros que están vacunados tienen más posibilidades de sobrevivir después de la cirugía”, aseveró el doctor Caplan.

Ferguson, padre de dos hijos y con un tercero en camino, permanece en el hospital, cuentan sus seres queridos.

Su familia ha planteado que está demasiado débil para ser trasladado a otro hospital y que “se está quedando sin tiempo”.

“Mi hijo está peleando con bastante valentía. Tiene integridad y principios en los que realmente cree y eso me hace respetarlo aún más”, comentó su padre, David.

“Es su cuerpo. Es su elección”

No es la primera vez que un estadounidense no vacunado enfrenta obstáculos de atención médica en las últimas semanas.

A principios de este mes, una mujer de Minnesota demandó a su hospital local después de que los médicos intentaran quitarle a su esposo, no vacunado, el ventilador al que había estado conectado durante dos meses.

Un poco más del 63 % de la población de EE.UU. ha recibido ya dos dosis de la vacuna contra la covid y alrededor del 40 % ya tiene la tercera dosis de refuerzo.

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=ESFnBjQazq0

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.