¿Cuáles son los 5 lugares más eficientes a nivel energético?
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

¿Cuáles son los 5 lugares más eficientes a nivel energético?

Un estudio realizado por expertos en EU midió la eficiencia del consumo de energía en 16 economías que representan más del 80% del producto global. ¿Cuáles encabezan la lista?

 

Turbinas de viento en un campo de colza en Alemania. //Foto: Wikimedia Commons

Turbinas de viento en un campo de colza en Alemania. //Foto: Wikimedia Commons

Un estudio del Consejo Estadunidense por una Economía de Energía Eficiente (Aceee, por sus siglas en inglés) midió la eficiencia del consumo energético de 16 economías que representan el 81% del Producto Interno Bruto (PIB) global.

El estudio de la fundación que estudia formas de hacer frente de forma más efectiva y barata al creciente consumo de energía en el mundo, utilizó 31 indicadores para medir la eficiencia en cuatro áreas: política gubernamental, construcción edilicia, industria y transporte.

Entre los patrones usados para cuantificar el desempeño con un puntaje se encuentran la adopción de metas nacionales de eficiencia energética, códigos para la construcción edilicia e inversión en transporte público.

La campeona de fútbol del mundo, Alemania, quedó en primer lugar, seguida por Italia, la Unión Europea (UE), y China y Francia, que compartieron el cuarto puesto.

Rachel Young, coautora del informe, le dijo a BBC Mundo que el impacto de la eficiencia energética va más allá de lo ambiental.

“Es cierto que el uso eficiente de energía tiene un fuerte impacto a nivel medioambiental, pero también lo tiene a nivel económico”, afirmó Young. “Gracias a este uso eficiente de energía se reducen los costos de producción y se gana en competitividad a nivel internacional”.

Alemania

Alemania no sólo logró el mayor puntaje (65 sobre 100), sino también una estructura muy equilibrada en los cuatro órdenes bajo análisis (política nacional, transporte, industria y construcción).

La estrategia gubernamental global conocida como “Energiewende” estipula una reducción del 20% en el consumo energético en 2020 y del 50% para mediados de siglo, comparados con los niveles de utilización de 2008.

A nivel industrial, Alemania consiguió el mayor puntaje de todos los países gracias a la inversión en el sector y a que un 13% de su consumo eléctrico se hace en base a una combinación de calor y energía eléctrica.

En el sector edilicio, clasificó los edificios residenciales y comerciales de acuerdo a la política de máxima eficiencia energética de la Unión Europea, que incluye criterios como el aislamiento de paredes y techos, la iluminación y calefacción eficientes y el diseño arquitectónico.

A pesar del buen desempeño alemán, la Aceee considera que queda mucho por hacer.

“Sacar 65 sobre 100 permite ver que hay mucho por mejorar. En el caso de Alemania, a nivel de política nacional sale quinta porque tiene una baja inversión en la investigación de tecnologías eficientes”, afirmó Young. “Esta es un área en la que queda mucho por hacer”.

Italia

A diferencia del Mundial de Fútbol y del negativo estereotipo nacional sobre su presunta ineficiencia, Italia se encuentra en segundo lugar -a sólo un punto de Alemania- y sale primera en transporte y en política a nivel nacional (puesto compartido en este capítulo con la UE).

En transporte se destaca por un alto nivel de inversión en vías ferroviarias y autopistas. Y es el que más ahorro energético ha logrado gracias a la regulación sobre el uso de combustible para los vehículos de pasajeros.

A nivel industrial, compartió el segundo lugar con Australia y la UE por su política de acuerdos voluntarios y obligatorios con las empresas supervisadas por auditorías periódicas para el uso eficiente de energía.

“El capítulo más débil es a nivel edilicio. Si bien los edificios residenciales consumen una cantidad similar de energía por metro cuadrado que sus contrapartes europeos, los edificios comerciales consumen más que cualquier otro país en nuestra medición”, afirmó Young.

Unión Europea

La Aceee trató a la Unión Europea como caso único compuesto por 28 países “porque su economía tiene un tamaño similar a la de Estados Unidos”.

Esta peculiaridad de la investigación hace que la UE comparta el primer lugar con dos de sus miembros, Francia e Italia, en el capítulo de “política gubernamental”.

La Aceee considera que la directiva de 2012 para la reducción del consumo energético en un 20% en 2020 con metas a implementar para cada una de las naciones miembros “es un gran ejemplo de liderazgo a nivel de gobierno central”.

La UE mejoró su desempeño a nivel industrial desde el anterior informe de Aceee hace dos años, gracias a la adopción de auditorías e incentivos para que los fabricantes inviertan más en eficiencia energética.

“Para mejorar está que a nivel edilicio, tanto los edificios residenciales como los comerciales de la UE, se encuentran en el medio de la tabla. Algo similar pasa con el sector transporte, en especial con los camiones”, puntualizó Young.

China

Empatada con Francia, China resulta una sorpresa, dada la percepción global y mediática de que se trata de uno de los grandes contaminadores planetarios.

“Debemos tener en cuenta que, si bien hay una clara correlación entre contaminación y eficiencia energética, éstas no son homologables”, explicó Young. “Es decir, se puede contaminar mucho con la producción industrial de dióxido de carbono, como es el caso chino, pero tener una política en otras áreas de consumo eficiente de energía”.

En construcción edilicia, China alcanza el primer lugar de toda la muestra, gracias a que tiene hoy el menor consumo energético por metro cuadrado a nivel residencial y el segundo menor a nivel comercial de los 16 países de la muestra.

“En esto ha sido fundamental la planificación federal y la legislación que exigen que los nuevos edificios sean un 65% más eficientes en el uso de energía que los de principios de los 80”, dijo Young.

En transporte China, está empatada en quinto lugar con Brasil, Francia y España, gracias a su bajo nivel de gasto energético por vehículo y el mayor uso del transporte público.

En junio de 2012, China adoptó un plan de eficiencia energética para la industria automotriz, que permitirá un considerable ahorro de consumo energético a fines de la década.

“Entre las áreas a mejorar se encuentra el aumento del gasto en investigación y la eficiencia de sus plantas de energía térmica”, indicó Young. “La intensidad en el uso energético de la industria es el segundo más alto, con muy poca inversión en la investigación”.

Francia

Con 61 puntos, igual que China, a tres del primero y dos del segundo, Francia se destacó en la promoción nacional de la eficiencia energética, logrando la mayor caída del uso energético: una disminución del 50% en la última década.

Francia tuvo un buen desempeño a nivel residencial y comercial, al establecer un fuerte marco regulatorio para el sector.

A pesar de tener algunas de las compañías más importantes de eficiencia energética del mundo, Francia podría mejorar tanto en el sector industrial como en transporte.

“El consumo energético en el transporte de mercancías es alto y la inversión en el sistema ferroviario en comparación con las autopistas es bajo”, especificó Young. “En el sector industrial se podría aumentar la electricidad generada por una combinación de calor y energía eléctrica”.

EU, Brasil y México

La situación al fondo de la tabla del Aceee tiene sus pecualiaridades.

Decimotercero en la tabla, EU es percibido a nivel global como gran contaminador y, al mismo tiempo, gran innovador tecnológico.

La Aceee considera que necesita un mayor compromiso a nivel gubernamental.

“Tiene que poner en práctica una meta nacional de ahorro energético, fortalecer la elaboración de códigos de construcción y dar mayor prioridad a la eficiencia energética en el transporte”, dijo Young. “Con estas medidas se reducirían emisiones, se ahorraría dinero y se generaría puestos de trabajo”.

Los dos países regionales analizados en el estudio quedaron penúltimo (Brasil) y último (México).

En el caso brasileño, su punto fuerte fue el transporte, que lo ubicó entre los países más eficientes, mientras que sus falencias se encuentran en la ausencia de metas de reducción energética y la falta de regulación a nivel edilicio e industrial.

En el caso mexicano, su punto fuerte fue a nivel edilicio, donde quedó en décimo lugar, junto a Japón e Italia.

“México ha hecho progresos en transporte, tanto en el uso de vehículos para pasajeros como el el transporte público”, afirmó Young. “Pero la intensidad de consumo energético del transporte de mercancías es la segunda más alta y hay un bajo radio de gasto ferroviario en comparación con carreteras”.

“Al país le vendría bien tener metas a nivel nacional”, concluyó.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Semana Santa: ¿por qué las fechas cambian cada año? (y en qué se diferencian la Pascua cristiana y la judía)

¿Qué es la Pascua? ¿Por qué cristianos y judíos la celebran? ¿Cuáles son las diferencias y similitudes? ¿Por qué cada año cambia de fecha? Si te has hecho alguna de estas preguntas, te invitamos a que leas este artículo.
2 de abril, 2021
Comparte
Cruces judía y cristiana.

Getty Images
Las religiones cristiana y judía celebran la Pascua, aunque las fiestas tienen diferencias.

Existe una festividad religiosa muy importante tanto para los cristianos como para los judíos: la Pascua.

Cada año, los fieles de ambas religiones se reúnen para conmemorar y recordar diferentes hechos que marcaron acontecimientos en la historia de cada una de sus religiones.

¿Qué significa la palabra Pascua?

La palabra Pascua aparece en latín como “pascha”, en el griego πάσχα “páscha” y en el hebreo (pesáh) Pésaj en español, eseñala la Real Academia Española.

Y Pascua significa básicamente “paso” o “salto”.

La Pascua judía

Fieles rezan frente al Muro de los Lamentos

EPA
El Muro de los Lamentos es un sitio clave para los judíos durante el Pésaj.

En la antigüedad, la Pascua era una fiesta de pastores en la que se sacrificaba un cordero como ofrenda para pedir fecundidad.

Celebraran el paso del invierno a la primavera, y lo hacían luego de la primera Luna llena de la estación de primavera (en el hemisferio norte).

Luego pasó a ser una celebración de la liberación del pueblo judío de la esclavitud de Egipto.

Y en la actualidad, los judíos conmemoran la Pascua (Pésaj) como una de sus principales fiestas en la que recuerdan el paso que dio el pueblo hebreo junto con Moisés a través el Mar Rojo.

Celebran una cena familiar llamada Séder (órden en español) repleta de simbolismos además de rezos.

La Pascua cristiana

Hombre que interpreta a Jesús carga la cruz.

AFP
Las representaciones del calvario de Cristo cargando la cruz se repiten en varios puntos del planeta. Esta recreación es del jueves santo en Medellín, Colombia.

Para los cristianos, la Pascua también es la fiesta más importante de todo el año ya que en ella se celebra el paso de Jesús de la muerte a la vida.

La Pascua es la celebración de la resurrección de Jesús el domingo tras pasar tres días muerto para salvar a su pueblo.

Si bien no hay una tradición estricta sobre la comida, las familias cristianas se suelen reunir el domingo y concurrir a Misa para conmemorar que Jesús resucitó para salvar al pueblo.

¿En qué coinciden las Pascuas judías con las cristianas?

Existe una relación histórica y religiosa entre la Pascua judía y la cristiana.

Cristo murió el primer día de la fiesta judía que celebra la liberación por parte de Dios del pueblo judío de la esclavitud de Egipto, explica la Agencia Católica de Informaciones Aciprensa.

“La muerte de Jesús cumple la antigua ley hebrea en lo referente al cordero pascual que los judíos comen la noche víspera del 15 de Nisan (el primer mes del calendario hebreo bíblico, que comienza con la conmemoración de la salida de los judíos de la esclavitud en Egipto)”, añade.

Cena Séder.

Getty Images
La cena durante el Pésaj es clave en la celebración de los judíos.

Cristo muere el mismo día de la Pascua judía en el que se matan a los corderos.

En ambos casos se produce un sacrificio y una liberación.

¿Por qué las fechas de la Semana Santa cambia cada año?

Las fechas de las Pascuas cambian todos los años para judíos y para cristianos.

Si bien muchos años coinciden, no es una regla estricta ya que las festividades se rigen por diferentes calendarios.

Los judíos comen el cordero pascual la víspera del 15 de Nisan.

Jesús celebró la Última Cena durante la Pascua judía, es decir, el 14 de Nisan, murió en la cruz el 15 de Nisan y resucitó el domingo siguiente, que ese año fue el 17 de Nisan.

Pero es muy difícil pasar una fiesta antigua del calendario judío al cristiano, dice Aciprensa.

Los judíos tienen un calendario lunar de 354 días y los cristianos uno solar de 365.

Hombre lleva corona de espinas.

AFP
Un hombre en México representa a Jesús con la corona de espinas en Ciudad de México

En el Imperio Romano se decretó entonces que la Pascua sería un domingo porque Jesús resucitó ese día de la semana.

Por eso se optó por celebrar la Pascua el primer domingo después de la primera luna llena, posterior a la llegada de la primavera en el hemisferio norte.

Sin embargo, cabe destacar que no todos los cristianos celebran la Pascua el mismo día. Los ortodoxos, por ejemplo celebran la Pascua en otra fecha porque siguen el calendario Juliano.

La fecha para celebrar la Pascua tanto para cristianos como para judíos varía entre fines de marzo y fines de abril cada año.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=jB3B1F3jWRw

https://www.youtube.com/watch?v=Pk1evajOLYg

https://www.youtube.com/watch?v=gtJTaryyFE4

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.