El equipo que se puede quedar sin nombre por "racismo"
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

El equipo que se puede quedar sin nombre por "racismo"

Los Washington Redskins corren el riesgo de perder su marca registrada porque su nombre es considerado ofensivo contra los indígenas estadounidenses. ¿Se trata de respeto cultural o de hipercorrección política?
28 de agosto, 2014
Comparte
Tomada de  www.redskins.com/

Tomada de www.redskins.com/

Los Washington Redskins se preparan para comenzar la nueva temporada de la Liga de Fútbol Americano (NFL, por sus siglas en inglés), pero en juego está mucho más que olvidar la mala campaña deportiva de 2013.

El equipo, uno de los más importantes del país, corre el riesgo de perder el derecho a explotar exclusivamente el nombre “Redskins” (que traduce literalmente “pieles rojas”), envuelto en una controversia de vieja data porque es considerado ofensivo contra los indígenas estadounidenses.

A mediados de este mes, la dirigencia apeló una decisión de la Oficina de Patentes y Marcas Registradas, que en junio le canceló las marcas registradas por considerar que “menosprecia a los nativos”.

Y la semana pasada, el diario más importante de la capital,The Washington Post, aseguró que dejaría de usar la “palabra que comienza con R” en sus páginas editoriales, mas no necesariamente en su sección deportiva.

“Excepto cuando sea esencial para la claridad o el significado, dejaremos de usar el insulto”, escribieron los editorialistas. “Es el estándar que usamos para todo vocabulario ofensivo y el nombre del equipo indudablemente ofende tanto a muchos indígenas como a muchos estadounidenses”.

El Post se suma así a comentaristas deportivos, organizaciones indígenas, 50 senadores demócratas y hasta el mismo presidente Barack Obama, que han sugerido a los Redskins cambiar su nombre.

La dirigencia de los Redskins le dijo a BBC Mundo que no comentará sobre el tema, pero su dueño, Daniel Snyder, ya advirtió que “nunca” lo cambiará, pues asegura que está ligado a la historia de la institución y honra el legado de los indígenas.

Lea también: Arab: la polémica mascota que causó la indignación de los musulmanes

Equipo histórico y popular

La importancia de la polémica reside en que los Redskins son uno de los equipos más históricos y populares del país.

Fundado hace más de 80 años, la institución ha ganado tres Super Bowls (el récord lo tienen los Pittsburgh Steelers con seis) y sus promedios de asistencia han rondado las 80.000 personas por partido en su estadio, el FedEx Field, aunque cayeron en la temporada pasada.

Eso sin contar que la revista Forbes considera la franquicia la tercera más valiosa del país, después de la de los Dallas Cowboys y los New England Patriots. Según datos de este mes, su valor total es de US$2.400 millones y su marca vale US$214 millones.

De ahí que la controversia afecte potencialmente a tantas personas y pueda tener un efecto negativo importante en términos económicos.

Pero otro argumento para entender la magnitud de la controversia es que para algunos va mucho más allá de lo que ocurre en un estadio.

“Este es un tema mucho más grande que simplemente un equipo de fútbol de Washington”, le dice a BBC Mundo Eric Stegman, quien fue asesor de temas indígenas en el Senado de Estados Unidos y ahora es director asociado del Center for American Progress, un centro de estudios de orientación liberal con sede en la capital.

Stegman asegura que la polémica no es un asunto de “corrección política” ni de las intenciones al utilizar el nombre, sino en el efecto real que esas representaciones tienen sobre las personas.

“Cuando se reduce una cultura o varias a un logo o a una mascota, socava cómo las personas entienden quiénes son y en algunos casos lleva a ambientes hostiles”, dice.

Stegman publicó en julio un informe que asegura cómo los nombres y mascotas de los equipos, no sólo los Redskins sino también en el fútbol universitario o colegial, tienen efectos “dañinos” sobre los jóvenes indígenas en temas de salud mental, autoestima y su experiencia educativa.

“Si un indígena siente que esto es despectivo o irrespetuoso, no importa qué piense un hincha no indígena en un juego”, resalta.

“Representan a la capital de nuestra nación”

Las opiniones sobre el tema han incluido voces importantes como la del presidente Obama, quien en 2013 dijo que si fuera el dueño del equipo “pensaría en cambiar” su nombre “incluso si tuviera una historia de renombre”.

No piensan así todos los hinchas que acompañan a los Redskins en el FedEx Field y alientan de cerca a sus estrellas, como el mariscal de campo Robert Griffin III, más conocido como RG3.

Una fanática, Heather Kyler, le dijo a BBC Mundo que los Redskins “representan a la capital de nuestra nación y la historia de nuestra nación” y agregó que hay muchas personas, incluyendo indígenas, que no se sienten ofendidas por el nombre (ver recuadro).

La dirigencia del club también ha tratado de resaltar los vínculos con los indígenas y Snyder decidió crear una fundación para ayudarlos a reducir los niveles de pobreza y mejorar sus condiciones de salud e infraestructura.

Además, en los últimos años ha reducido su simbolismo indígena en el estadio y, por ejemplo, las porristas ya no utilizan trenzas negras largas, como detalló The Washington Post.

Snyder también ha enfatizado cómo, en la temporada inicial de los Redskins, hace ocho décadas, cuatro jugadores y el técnico eran indígenas.

“El nombre nunca fue una etiqueta”, dijo el dueño en una carta a los hinchas. “Fue y sigue siendo una medalla de honor”.

Más allá de si es efectivamente una medalla de honor o más bien una ofensa, lo cierto es que la polémica por el nombre del equipo está cada vez más caliente.

Pero mientras eso ocurre fuera del estadio, los jugadores y el entrenador Jay Gruden están enfocados en preparar la nueva temporada, que comenzará el 7 de septiembre con una visita a los Houston Texans.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Prófugo se entregó a la policía porque no aguantaba seguir confinado con sus compañeros de apartamento

Un delincuente que estaba fugado en Reino Unido se ha entregado a la policía para poder estar al fin "en paz y tranquilidad".
22 de febrero, 2021
Comparte

Los confinamientos durante la pandemia están siendo difíciles para la mayoría, pero hay incluso quien prefiere ir a la cárcel que seguir en cuarentena con sus compañeros de apartamento.

Ese es el caso de un delincuente que estaba fugado en Reino Unido y que se entregó a la policía para poder estar al fin “en paz y tranquilidad”.

La historia sucedió el pasado miércoles en la región de West Sussex, en el sur del país, y la ha hecho pública un oficial de policía.

Eran las cinco de la tarde en la comisaría de policía de Burgess Hill, un municipio de alrededor de 30.000 habitantes a 60 kilómetros de Londres, cuando entró un hombre y se dirigió a los agentes que estaban haciendo guardia.

Decía que quería ser arrestado. Cuando los agentes comprobaron su identidad (que no se ha hecho pública), quedaron sorprendidos: era un hombre que se hallaba prófugo.

Pero al escuchar sus motivos quedaron aún más atónitos.

“Se entregó diciendo que prefería volver a la cárcel antes que tener que pasar más tiempo con las personas con las que vivía”, informó el inspector Darren Taylor en redes sociales.

Ahora pasará otro tipo de cuarentena, “volviendo a la cárcel para pasar más tiempo en solitario”, bromea Taylor.

Discusión

Getty Images
Los estudios muestran que la pandemia está afectando las relaciones personales y la convivencia en los hogares.

Relaciones afectadas por la pandemia

La historia puede parecer extrema, pero lo cierto es que son muchas personas las que han visto afectada la convivencia con su familia o amigos debido a las restricciones que está provocando la covid-19.

Así lo muestra por ejemplo un estudio del King’s College London, que halló que más de la mitad de la población (53%) afirmaba haberse sentido enfadada con otras personas cercanas debido a su comportamiento en relación con la pandemia de coronavirus.

También las relaciones de pareja se han visto afectadas. En el mismo Reino Unido, más de un 20% declaraba tener problemas con su pareja debido a la pandemia, según la organización benéfica Relate.

Y las peticiones de información sobre divorcio crecieron en el país hasta un 300% durante el confinamiento, de acuerdo a los datos de Co-op, un gran consorcio de servicios legales.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívala para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=_G0B2CRj58Y

https://www.youtube.com/watch?v=K5Yw1fdnWXc&t=544s

https://www.youtube.com/watch?v=rUrDvYJtKPU&t=42s

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.