EU: cuando lanzar una piedra desde México te puede costar la vida
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

EU: cuando lanzar una piedra desde México te puede costar la vida

Al adolescente mexicano José Antonio Elena Rodríguez le gustaba jugar al baloncesto con sus amigos y soñaba con alistarse en el ejército de su país una vez acabara los estudios de secundaria.
Por Jaime González / BBC Mundo
25 de agosto, 2014
Comparte
La madre de José Antonio presentó una demanda ante un tribunal estadounidense. Foto: AP

La madre de José Antonio presentó una demanda ante un tribunal estadounidense. Foto: AP

Al adolescente mexicano José Antonio Elena Rodríguez le gustaba jugar al baloncesto con sus amigos y soñaba con alistarse en el ejército de su país una vez acabara los estudios de secundaria.

El 10 de octubre de 2012, mientras caminaba por las calles de Nogales (Sonora) junto a la valla que separa México de Estados Unidos, José Antonio, quien entonces tenía 16 años, murió a causa de los disparos de un grupo de agentes de la Patrulla Fronteriza estadounidense.

Los impactos de bala que acabaron con su vida llegaron desde el territorio de Estados Unidos. Las autoridades de ese país aseguraron que José Antonio y otros jóvenes estaban lanzando piedras contra los agentes y por eso estos habían abierto fuego.

La familia de José Antonio, así como varios testigos de lo ocurrido, niegan que el adolescente estuviera lanzando ningún objeto y señalan que tan sólo estaba caminando por ese lugar para ir a encontrarse con su hermano Diego.

Hace unos días, la madre de José Antonio, Araceli Rodríguez, con la colaboración de la Unión de Libertades Civiles de EE.UU. (ACLU, por sus siglas en inglés), presentó una demanda ante un tribunal estadounidense exigiendo que los agentes fronterizos que mataron a su hijo respondan por lo que hiceron.

Las posibilidades de que la justicia dé la razón a Rodríguez son escasas, ya que hasta ahora todos los tribunales que han analizado casos similares excepto uno -cuya decisión ha sido recurrida- han decretado que quienes fallecen fuera de territorio de EE.UU., aunque sea a manos de agentes de ese país, no están protegidos por la Constitución estadounidense.

El portavoz de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de EE.UU. (CBP, por sus siglas en inglés) en Arizona, Victor L. Brabble, le dijo a BBC Mundo que es política del organismo no hacer comentarios sobre investigaciones que se encuentran en curso.

José Antonio murió en 2010 en Nogales a los 16 años.

José Antonio murió en 2010 en Nogales a los 16 años.

Uso de fuerza letal

José Antonio Elena Rodríguez es una de la veintena de personas que ha muerto desde 2010 a consecuencia de los disparos de la Patrulla Fronteriza estadounidense, tanto en territorio de EE.UU. como de México.

En varios de esos casos, incluido el de José Antonio, los agentes alegaron que habían abierto fuego al sentir que peligraban sus vidas porque estaban lanzando piedras contra ellos.

Esta explicación no satisface a organizaciones como la ACLU, que acusa a la Patrulla Fronteriza de ejercer un uso excesivo de la fuerza, en parte debido a que “no se les exige que rindan cuentas por esas muertes”.

El pasado mes de marzo el Departamento de Seguridad Interior de EE.UU. (DHS, por sus siglas en inglés), del que depende la Patrulla Fronteriza, emitió una nueva serie de reglas para determinar cuándo los agentes pueden hacer uso de fuerza letal.

Las nuevas instrucciones nacieron fruto de la preocupación que desató un informe interno que concluyó que algunos agentes fronterizos habían abierto fuego contra personas que les estaban lanzando piedras en la frontera sin que sus vidas corrieran peligro.

Según relató en su momento el diario Los Angeles Times, que tuvo acceso a dicho informe, al menos seis personas, incluidos tres menores, se encontraban en territorio mexicano cuando los agentes estadounidenses los mataron.

Las nuevas reglas emitidas por el DHS instruyen a los agentes a que busquen refugio cuando les estén lanzando proyectiles y les indica que no disparen sus armas a no ser que esos proyectiles sean lo suficientemente grandes como para causar “heridas graves o la muerte”.

Las organizaciones de activistas que trabajan en la frontera denuncian que las nuevas directrices no suponen ningún cambio sustancial sobre el terreno y denuncian que, en la práctica, la totalidad de las denuncias contra los agentes fronterizos son archivadas.

Abusos

Nuestra posición es que nunca debería utilizarse fuerza letal a no ser que sea absolutamente necesario para salvar la vida. No creemos que el lanzamiento de piedras requiera que los agentes abran fuego contra nadie“: Lee Gelernt, abogado de la ACLU.

El abogado de la ACLU Lee Gelernt representa a la familia de José Antonio Elena Rodríguez en la demanda presentada contra la Patrulla Fronteriza frente a una corte estadounidense por la madre del joven.

Se trata de una demanda civil porque sólo el gobierno de EE.UU. tiene potestad de perseguir penalmente a los agentes fronterizos.

Según le dijo Gelernt a BBC Mundo, en su opinión el caso de José Antonio “pone el foco sobre los abusos que cometen los agentes fronterizos de EE.UU.”.

“Hasta ahora el gobierno de EE.UU., siendo el único que está autorizado, no ha hecho que sus agentes respondan penalmente por la muertes ocurridas en la frontera”, señala Gelernt, quien asegura que en el caso de José Antonio las autoridades “no pueden alegar que estaba lanzado piedras porque no fue así”.

“Nuestra posición es que nunca debería utilizarse fuerza letal a no ser que sea absolutamente necesario para salvar la vida. No creemos que el lanzamiento de piedras requiera que los agentes abran fuego contra nadie”, señala el abogado de la ACLU.

Gelernt cree que las nuevas reglas de actuación presentadas en marzo “no van lo suficientemente lejos” y asegura que los agentes fronterizos “carecen del entrenamiento adecuado para saber cuándo deben responder con fuerza letal”.

La voz de un ex jefe

Richard Boren, activista de la Red de Víctimas de la Patrulla Fronteriza, considera que las nuevas directrices del DHS “son correctas”, aunque duda que los agentes las pongan en práctica.

“No hay ninguna prueba de que hayan cambiado la cultura de impunidad que existe en la Patrulla Fronteriza. Hay muchos casos en los que se ha demostrado que utilizaron la fuerza de forma excesiva y pese ha ello no se ha hecho justica”, señala en conversación con BBC Mundo.

La impunidad de la que habla Boren quedó reflejada en unas declaraciones que realizó recientemente a la prensa estadounidense James Tomsheck, quien hasta el pasado junio era jefe de asuntos internos de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza.

No hay ninguna prueba de que hayan cambiado la cultura de impunidad que existe en la Patrulla Fronteriza“: Richard Boren, Red de Víctimas de la Patrulla Fronteriza.

Pese a que mientras estuvo en el cargo Tomsheck fue criticado por grupos de activistas, al abandonarlo aseguró que conocía “muchos casos en los que agentes de la Patrulla Fronteriza hicieron un uso excesivo de fuerza o abusaron de inmigrantes en la frontera, lo que debería haber conllevado acciones disciplinarias, pese a que no fue así”.

Tomsheck dijo que sus jefes “ignoraron sus preocupaciones”, al tiempo que él no tenía la autoridad para castigar a los agentes.

El pasado marzo, el nuevo jefe de la CBP, Richard Gil Kerlikowske, quien ordenó la destitución de Tomsheck, dijo que hay que hacer que los agentes fronterizos se hagan responsables de sus actos.

Además, señaló que su objetivo es que sigan adelante las investigaciones sobre las muertes en la frontera que todavía no han sido conluidas, incluyendo la de José Antonio Rodríguez.

Casi dos años después de su muerte, la familia del adolescente mexicano todavía confía en que se hará justicia.

Contenido relacionado

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

El Perseverance llega a Marte: por qué 3 misiones diferentes llegaron al planeta rojo casi al mismo tiempo

A la llegada este martes de la misión Hope de Emiratos Árabes Unidos le siguió la china Tianwen-1 y Perseverancede la NASA.
18 de febrero, 2021
Comparte

Febrero ha sido un mes decisivo para la exploración de Marte.

Este jueves el robot explorador Perseverance de la NASA llegó a Marte, tras un viaje de cerca de 480 millones de km que inició en julio de 2020.

El Perseverance descendió hasta la superficie marciana sujetado por una “grúa celestial”.

Para ello sobrevivió a los llamados “siete minutos de terror”, el período de ingreso y descenso en la atmósfera marciana en que la temperatura y el riesgo eran máximos.

La llegada del Perseverance se produce días después de que ingresara en la órbita del planeta rojo Hope, la misión enviada por Emiratos Árabes Unidos, la primera de un país árabe.

Este mes también llegó a Marte la misión Tianwen-1 de China, que entró en la órbita del planeta rojo con un vehículo que se espera esté en la superficie del planeta en mayo.

La cercanía en la llegada de las tres misiones se debe a que todas aprovecharon una “ventana” que ocurre cada cierto tiempo en la que la distancia entre Marte y la Tierra es menor.

La separación entre los dos planetas cambia constantemente debido a sus diferentes velocidades cuando orbitan alrededor del Sol, por lo que el mejor momento para lanzar misiones que requieran la menor cantidad de combustible ocurre una vez cada 26 meses.

Pero al igual que con cualquier misión a Marte, las tres naves espaciales enfrentan desafíos tremendos, incluidos los infames siete minutos de terror.

La mitad de todas las misiones anteriores al planeta rojo terminaron en fracaso.

Misión exitosa

La histórica primera misión de Emiratos Árabes a Marte despegó de Japón en julio del año pasado.

Y el éxito de la maniobra para ingresar en órbita fue anunciado en vivo por televisión y por las redes sociales por el director de la misma, Omran Sharaf, desde la sala de operaciones del Centro Espacial Mohamed bin Rashid de Dubái.

La sonda explorará la atmósfera del planeta rojo, algo que no se ha hecho en ninguna misión anterior a Marte.

En particular, los científicos creen que puede contribuir a nuestra comprensión de cómo el planeta perdió gran parte de su atmósfera y, con ella, gran parte de su agua.

A diferencia de las misiones chinas y estadounidenses, Hope no aterrizará en Marte, sino que se quedará en órbita en el planeta durante al menos un año marciano o 687 días.

Se espera que sus datos comiencen a llegar a la Tierra en septiembre.

El corresponsal de BBC Science, Jonathan Amos, describió la misión Hope como un “esfuerzo científico”.

Impresión artística de la sonda Hope

PA Media
Hope orbitará el planeta durante al menos un año marciano o 687 días.

“ considera en gran medida como un vehículo de inspiración, algo que atraerá a más jóvenes en los Emiratos y en toda la región árabe a estudiar ciencias en la escuela y en la educación superior”, dijo.

Solo Estados Unidos, India, la antigua Unión Soviética y la Agencia Espacial Europea han llegado antes a Marte con éxito.

La llegada de Hope coinciduió con el 50 aniversario de la formación de los Emiratos Árabes Unidos.

China también quiere llegar a Marte

La primera misión de exploración de Marte de China, llamada “Preguntas al cielo“, en realidad no aterrizará hasta dentro de tres meses.

Esto permitirá a los ingenieros evaluar las condiciones atmosféricas del planeta antes de intentar lo que será un descenso peligroso.

Para aterrizar en Marte, los científicos deben afrontar el desafío de reducir la velocidad de entrada, que es de 20.000 km/h, a casi la velocidad a la que camina un humano.

China espera aterrizar su dispositivo de 240 kg en una llanura dentro de la cuenca de impacto Utopía en mayo.

El robot, impulsado por paneles solares desplegables, estudiará la geología de la región, en la superficie y justo debajo de ella.

Un mástil alto lleva cámaras para tomar fotografías y facilitar la navegación. Cinco instrumentos adicionales ayudarán a evaluar la mineralogía de las rocas locales y buscarán hielo de agua.

A los científicos chinos les gustaría que el robot estuviera en servicio al menos 90 días. Hasta ahora, solo los estadounidenses han logrado llevar a cabo operaciones de larga duración en Marte (las misiones soviéticas Mars-3 y Beagle-2 de Europa duraron poco tiempo).

Sonda Tianwen para Marte

Getty Images
El robot, impulsado por paneles solares desplegables, estudiará la geología de la región, en la superficie y justo debajo de ella.

Tianwen-1 no es el primer intento de China de llegar a Marte. Una misión anterior con Rusia en 2011 terminó prematuramente cuando el lanzamiento falló.

Pero el país estaba confiado después de enviar dos misiones a la Luna.

Con la segunda el año pasado, China se convirtió en el primer país en hacer un aterrizaje exitoso en el “lado oscuro” del satélite.

La NASA vuelve a Marte

La Perseverance de la NASA buscará evidencia de vida microbiana antigua en Marte.

Recolectará muestras de rocas que podrían proporcionar pistas invaluables sobre si alguna vez hubo vida en el planeta rojo.

El vehículo aterrizó en un cráter casi ecuatorial llamado Jezero.

“Cuando los científicos miran nuestro lugar de aterrizaje, el cráter Jezero, ven la promesa científica de todo: los restos de un antiguo río que fluye hacia adentro y hacia fuera de este cráter y piensan que ese es el lugar para buscar señales de vida pasada”, dije hace unas semanas Allen Chen, el ingeniero que lidera el esfuerzo de Entrada, Descenso y Aterrizaje (EDL) para Perseverance.

Sin embargo, el experto también ve ciertos riesgos.

El tamaño del aparato es aproximadamente el mismo que el de un auto SUV pequeño y pesa una tonelada.

An undated handout picture made available by the National Aeronautics and Space Administration (NASA)'s Jet Propulsion Laboratory (JPL) in Southern California, USA shows an illustration of NASA"s Perseverance rover landing safely on Mars (issued 08 February 2021).

EPA/Nasa/JPL-Caltech
El tamaño del aparato es aproximadamente el mismo que el de un auto SUV pequeño y pesa una tonelada.

El vehículo puede moverse de forma autónoma 200 metros por día y está equipado con 19 cámaras y dos micrófonos, con los que los científicos esperan grabar los primeros sonidos de Marte.

La misión también intentará volar un dron que pesa 1,8 kg en otro mundo por primera vez.

A pesar de sus promesas, solo descubriremos el alcance total de los hallazgos del Perseverance cuando las muestras recolectadas en el planeta rojo regresen a la Tierra.

Esto sucederá después de que termine la misión, dentro de dos años.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=bXK31IpSnLQ&feature=emb_logo

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.