Hello Kitty, la gatita que conquistó el mundo, cumple 40 años
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Hello Kitty, la gatita que conquistó el mundo, cumple 40 años

Al hacer una búsqueda de Mickey Mouse en Google, se obtienen 23 millones de resultados. En cambio, busque a Hello Kitty y hallará a la gatita, básicamente una ilustración sin ningún texto, con derechos de autor y con 10 millones más de resultados.
29 de agosto, 2014
Comparte
kitty

Impresión de pantalla de www.sanrio.com/

Luego de Japón, Singapur fue el primer país en experimentar el brote. ¿La infección? La Kittymanía.

En el año 2000, un déficit de juguetes de la querida gatita en un restaurante McDonald’s fue la causa de violentos disturbios en los que afloraron los más bajos y violentos instintos. Siete personas resultaron heridas y tres acabaron en el hospital. Y eso solo fue el inicio.

Al día de hoy, lo que queda de nuestra especie, tanto niños como adultos, han convertido a “Kitty Chan” -tal y como se la conoce en Japón-, en una de las imágenes gráficas más reconocidas de la Tierra.

Hello Kitty cumplirá 40 años este otoño y ahora ya se entiende que fue el caballo de Troya para el dominio mundial de la “cultura de la ternura” japonesa.

Lea: Hello Kitty no es una gata, dice experta

De Marrakech a Honolulú, la omnipresente gatita del lacito rojo sigue teniendo un puesto privilegiado en los estantes de cualquier juguetería.

Al hacer una búsqueda de Mickey Mouse en Google, se obtienen 23 millones de resultados. En cambio, busque a Hello Kitty y hallará a la gatita, básicamente una ilustración sin ningún texto, con derechos de autor y con 10 millones más de resultados.

Abundan las guitarras y las lápidas con forma de Hello Kitty. Este famoso felino, dibujado originalmente por el diseñador japonés Yuko Shimizu pensando en niños de guardería, ha sido adoptado como icono estilístico por celebridades como Lady Gaga.

Por sorpresivo que parezca, Kitty ha alcanzando tal dominio internacional con muy poca publicidad.

Ahora Hello Kitty aparece en más de 50.000 productos que se venden en más de 70 países; la marca vale US$7.000 millones. La empresa que detenta los derechos de propiedad, Sanrio, tiene ingresos de unos US$759 millones anuales solamente por la gatita.

La pregunta entonces es: ¿por qué nos hemos convertido en presas de este felinito?

El atractivo de Kitty es que es una hoja en blanco a nivel emotivo.

“Kitty se siente como tú te sientas”, dice Roland Nozomu Kelts, autor de “Japanamerica: How Japanese Pop Culture Has Invaded the US” (Japonamérica: Cómo la cultura pop japonesa invadió EE.UU.)

“Somos nosotros los que nos proyectamos sobre esta gatita sin boca e inexpresiva, lo que la convierte en el juguete o muñeco interactivo perfecto, o en una buena herramienta de mercadeo, en tiempos en que la interactividad no es solo algo buscado, sino que se da por sentado”, explica Nozomu.

El poder de una gata

“Hello Kitty representa el profundo deseo de todas las personas, sin importar su raza o nacionalidad, de sentirse alegres y ser felices sin necesidad de explicarlo a un nivel intelectual profundo”, dijo el gerente de relaciones públicas de Sanrio, Kazuo Tohmatsu, a la BBC.

“Hello Kitty no te juzga. Ella te permite experimentar lo que sientes en un momento sin obligarte a preguntar el por qué”.

Sanrio ha hecho una fortuna concediendo licencias del personaje a una serie de otras empresas que se dedican a vender productos con la imagen del personaje.

“Muchos de los productos Hello Kitty son fácilmente accesibles y pueden ser incorporado con facilidad a la vida cotidiana, para experimentar la ‘cultura de la ternura’ que representa la marca de distintas maneras”, dice Michelle Nguyen, quien tiene licencia de este personaje para su compañía Chubby Bunny Accessories.

Es por ello que la revista Forbes calificó a Hello Kitty como uno de los productos de entretenimiento licenciado de mayor éxito de ventas.

Kitty se ha hecho tan famosa que, incluso, ha sido elegida representante diplomática japonesa y embajadora turística oficial para China y Hong Kong, en 2008.

Todo forma parte de una campaña para impulsar el poder cultural de Japón en el mundo, mediante una campaña promovida por el estado llamada “Japón Cool”.

Promocionando los manga (cómics japoneses), las caricaturas estilo animé y otros aspectos de la cultura pop japonesa, esta iniciativa surgió cuando a los casi siempre aburridos burócratas japonesas se les ocurrió que la exportación cultural les podría ayudar a rellenar el vacío creado tras el casi total desplome de la marca Japón en los años 1990.

Dejaron de promocionar las ceremonias tradicionales del té. La cultura pop del país se convirtió en el emblema de las empresas japonesas.

Las mercancías más antiguas y menos “cool” les recordarían a los japoneses la arrogancia y el estallido de su burbuja económica, que se llevó por delante al Japón “macho” del mundo de la alta tecnología.

El lado femenino de la sociedad japonesa

En su lugar, desde los años 1990, muchos en Japón han deseado que su cultura entre en contacto con el lado femenino de la sociedad, de ahí tanta pasión por todas las cosas kawaii, que significa “tierno”.

Lo “tierno” también es un importante elemento social en ciudades donde muchos buscan con desespero algo que les sirva de consuelo, un amortiguador contra el duro estilo de vida urbano.

Las empresas japonesas ahora se cuidan mucho de proyectar una imagen kawaii, cuenta Yasuko Nakamura, presidente de la empresa de mercadeo con sede en Tokio, Boom Planning.

“Los productos japoneses se crean para serkawaii, de modo que sean del gusto de las mujeres. En Japón, las mujeres tienen el poder del gasto. Incluso en las cosas que no compran directamente, como un auto, ellas influyen mucho en la decisión final”.

Para dominar el mundo

Pero, ¿por qué Hello Kitty ha sido tan bien acogida en Europa y en EE.UU.? Quizás es porque las democracias occidentales de esta última década se han encontrado con problemas similares a los que se ha enfrentado Japón desde los años 1990: deflación, más trabajo por menos dinero, una población que envejece y una insana fijación con la juventud.

Incluso los ingleses se han enamorado de Hello Kitty. El músico y comentarista cultural basado en Osaka, Nick Currie, cree saber porqué.

“Hello Kitty simboliza algunas de las virtudes japonesas más enraizadas: gracia, armonía, olfato comercial, ternura, naturalidad, fertilidad, opulencia y no agresividad”, dice. “Representa, también, la irresistible idiotez de la cultura del consumo, ya programada en nuestro sistema neurológico. Compramos casi con los mismos reflejos que nos impulsan a alcanzar y consentir a una gatita de grandes ojos

Esto bien podría tratarse de un impulso universal.

Aunque en Occidente, y también minoritariamente en Japón, no todo gira alrededor del influjo comercial. Existen algunos focos de resistencia a la tiranía de Kitty, y algunos personajes más espabilados de Japón parecen preparados para posiblemente destronar al más infantil de los iconos.

Kitty Hell (“Infierno Kitty”) es una de las tantas webs que buscan ridiculizar el don de la ubicuidad de este felino. El bloguero pone como ejemplo la obsesión de su esposa japonesa y otras personas con la gatita “sin boca”. Publica cosas como tatuajes con la cara de Kitty y sugiere, en broma, que “Sanrio ha inventado un virus de Hello Kitty que hace que la gente haga cosas como esa”.

“Todo lo que hago es poner en evidencia lo absurdo de los fans y de todos los productos”, explica este bloguero anónimo a la BBC.

Puede leer la nota original en inglés en clicBBC Culture

Contenido relacionado

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Rusia y Ucrania: qué se considera un crimen de guerra y puede ser Putin procesado por sus acciones

El presidente de Ucrania, Volodymyr Zelensky, acusó a Rusia de atacar civiles y cometer "crímenes de guerra", algo que está investigando la Corte Penal Internacional.
11 de marzo, 2022
Comparte

Ciudades ucranianas como Kiev, Járkiv, Jersón y Mariúpol han sido objeto de intensos ataques por parte de las fuerzas rusas en los últimos días.

En la última de ellas se produjo el bombardeo de una maternidad y hospital infantil este miércoles, algo que fue calificado por el presidente ucraniano, Volodymyr Zelensky, como un “crimen de guerra”.

No fue la primera vez que Zelensky lanzó esa acusación contra Rusia. También lo hizo después de los ataques aéreos en Járkiv, que causaron la muerte de civiles.

Rusia ha negado que su ejército ataque civiles e instituciones de salud.

No obstante, tras la petición de 39 naciones, el fiscal jefe de la Corte Penal Internacional (CPI), Karim Khan, dijo hace unos días que se están recopilando pruebas sobre presuntos crímenes de guerra, crímenes de lesa humanidad y genocidio cometidos por fuerzas rusas en Ucrania.

Aquí te contamos qué son los crímenes de guerra y de qué se acusa a Rusia.

¿Qué es un crimen de guerra?

Las reglas que definen un crimen de guerra figuran en el Estatuto de Roma y los Convenios de Ginebra, un conjunto de leyes más amplias relativas a las normas y costumbres de la guerra terrestre.

En algunos casos, también se utilizan los estatutos de órganos como las cortes penales internacionales que juzgaron crímenes en la antigua Yugoslavia y Ruanda.

Los Convenios de Ginebra son varios tratados que establecen estándares legales internacionales para el trato humano durante la guerra.

Las primeras tres convenciones protegen a los combatientes y prisioneros de guerra, mientras que la cuarta, adoptada después de la Segunda Guerra Mundial, protege a los civiles en las zonas de conflicto.

Los Convenios de Ginebra de 1949 han sido ratificados por todos los estados miembros de Naciones Unidas, incluida Rusia.

Firma de los Convenios de Ginebra

Getty Images
Los Convenios de Ginebra fueron firmados en 1949.

La definición de crímenes de guerra de la Cuarta Convención de Ginebra incluye:

  • El homicidio intencional.
  • La tortura o tratos inhumanos, incluidos los experimentos biológicos.
  • Causar deliberadamente grandes sufrimientos o atentar gravemente contra la integridad física o la salud.
  • La destrucción y la apropiación de bienes, no justificadas por necesidades militares y efectuadas a gran escala, ilícita y arbitrariamente.
  • Forzar a un prisionero de guerra o a otra persona protegida a servir en las fuerzas de una potencia enemiga.
  • Privar deliberadamente a un prisionero de guerra o a otra persona protegida de su derecho a ser juzgado legítima e imparcialmente.
  • La deportación o el traslado ilegal o el confinamiento ilegal.
  • La toma de rehenes.

El Estatuto de Roma de 1998, otro importante tratado internacional relacionado con los conflictos armados, también incluye como crímenes de guerra:

  • Dirigir intencionalmente ataques contra la población civil o contra civiles que no participen directamente en las hostilidades.
  • Lanzar intencionalmente un ataque a sabiendas de que causará incidentalmente la muerte o lesiones a civiles.
  • Atacar o bombardear, por cualquier medio, pueblos, aldeas, viviendas o edificios indefensos.

Además, establece que ciertos tipos de edificios, como hospitales o aquellos dedicados a la religión o la educación, no pueden ser atacados intencionalmente.

También prohíbe el uso de ciertos tipos de armas, así como gases venenosos.

¿Qué es la CPI y cómo se procesan los crímenes de guerra?

La CPI se creó en 1998 bajo el Estatuto de Roma. Es una institución independiente que procesa a las personas acusadas de los crímenes más graves contra la comunidad internacional.

Investiga crímenes de guerra, genocidio, crímenes de lesa humanidad y el crimen de agresión.

Los Estados pueden procesar a los presuntos delincuentes en sus propios tribunales. La CPI solo puede ejercer jurisdicción donde los Estados no pueden o no quieren hacerlo. Por ello, es un “tribunal de último recurso”.

El tribunal no tiene su propia fuerza policial y depende de la cooperación estatal para arrestar a los sospechosos. Las sanciones impuestas por la CPI pueden incluir penas de prisión y multas.

Rusia y Ucrania no se encuentran entre los 123 estados miembros de la corte, pero Ucrania ha aceptado su jurisdicción, lo que significa que la CPI puede investigar ciertos presuntos delitos.

Otros países destacados que no son miembros incluyen Estados Unidos, China e India.

Sala de la Corte Penal Internacional

Getty Images
La Corte Penal Internacional decidió investigar si ha habido crímenes de guerra en Ucrania.

¿Ha habido enjuiciamientos por crímenes de guerra antes?

Durante la Segunda Guerra Mundial, el asesinato de varios millones de personas, principalmente judíos, a manos de la Alemania nazi y el maltrato tanto de civiles como de prisioneros de guerra, llevaron a las potencias aliadas a procesar a las personas responsables.

Los Juicios de Núremberg entre 1945 y 1946 llevaron a la condena a muerte de diez líderes nazis. Un proceso similar comenzó en Tokio en 1948, donde siete comandantes japoneses fueron ahorcados.

Estos juicios sentaron precedente para procesamientos posteriores.

En 2012, el señor de la guerra congoleño Thomas Lubanga fue la primera persona condenada por la CPI cuando fue declarado culpable de reclutar y utilizar a niños soldados en su ejército rebelde entre 2002 y 2003. Fue condenado a 14 años.

Thomas Lubanga

Getty Images
Thomas Lubanga fue condenado por reclutar a niños soldados en la guerra del Congo

El Tribunal Penal Internacional para la ex Yugoslavia (TPIY) fue un organismo de Naciones Unidas que funcionó desde 1993 hasta 2017, creado para enjuiciar los crímenes cometidos durante las guerras de Yugoslavia.

El tribunal encontró a Radovan Karadzic, un exlíder serbobosnio, culpable en 2016 de crímenes de guerra, genocidio y crímenes de lesa humanidad por su papel en el conflicto. Ratko Mladic, el comandante militar de las fuerzas serbias de Bosnia, también fue condenado en 2017 por los mismos delitos.

Otros tribunales ad hoc también han procesado a personas por genocidio y crímenes de lesa humanidad en Ruanda y Camboya. El Tribunal Penal Internacional para Ruanda fue la primera institución en reconocer la violación como un medio para perpetrar el genocidio.

¿De qué se ha acusado a Rusia?

El bombardeo del miércoles sobre una maternidad y un hospital infantil en Mariúpol causó indignación internacional.

“¿Qué tipo de país es este, la Federación Rusa, que tiene miedo de los hospitales y las maternidades y los destruye?”, cuestionó Zelensky en un discurso grabado desde Kiev.

Médicos Sin Fronteras, que tiene personal destacado en Ucrania, comentó que su equipo está “horrorizado” ante el ataque.

“En una ciudad en la que el sistema sanitario está al borde del colapso, privar a la gente de la tan necesaria asistencia sanitaria es una violación de las leyes de la guerra”, agregó la organización.

Moscú también está acusada de utilizar bombas de racimo en otros ataques. Las bombas de racimo son armas que, una vez que se lanzan, dispersan municiones más pequeñas.

Están prohibidas por muchos países en virtud de la Convención sobre Municiones en Racimo de 2008, pero no en Rusia o Ucrania, que no firmaron el acuerdo.

Los grupos de derechos humanos y el embajador de Ucrania ante la ONU también acusaron a Rusia de usar bombas de vacío en un ataque contra la ciudad nororiental de Ojtirka.

Las bombas de vacío son un arma termobárica que puede causar gran destrucción al encender una nube de combustible vaporizado.

No existen leyes internacionales que prohíban específicamente su uso, pero si un país los usa para atacar a poblaciones civiles en áreas urbanizadas, escuelas u hospitales, entonces podría ser condenado por un crimen de guerra según las Convenciones de La Haya de 1899 y 1907.

Un comercio en la ciudad ucraniana de Járkiv

Getty Images
La ciudad ucraniana de Járkiv ha sido atacada por las fuerzas militares rusas

El Kremlin ha negado haber cometido crímenes de guerra o haber usado bombas de racimo y de vacío. Ha descartado las acusaciones como “noticias falsas”.

El ministro de Defensa ruso, Sergey Shoigu, dijo: “Los ataques se llevan a cabo solo contra objetivos militares y exclusivamente con armas de alta precisión”.

¿Puede Putin ser procesado?

Es mucho más fácil responsabilizar de un crimen de guerra a un soldado que lo ha cometido que a los líderes que le ordenaron disparar.

Pero la CPI también puede iniciar un proceso por la ofensa de “librar una guerra agresiva”.

Ese es un crimen por invasión o conflicto injustificado, que va más allá de una justificable acción militar en defensa propia.

Un cartel con la cara de Vladimir Putin y la palabra "Asesino" pegado en la entrada de la embajada de Rusia, en Santiago Chile

EPA
Este cartel colgado en la entrada de la embajada de Rusia, en Santiago, Chile, deja claro lo que algunos piensan sobre Vladimir Putin.

Curiosamente, esa tipificación se originó en Núremberg, después de que el juez enviado por Moscú convenció a los aliados de que los líderes nazis deberían enfrentar la justicia por “crímenes contra la paz”.

Pero este es el problema: el profesor y magistrado británico Philippe Sands, un experto en ley internacional de University College London, dice que la CPI no podría procesar a los líderes rusos por esa ofensa porque dicho país no es signatario del tribunal.

En teoría, el Consejo de Seguridad de la ONU podría pedirle a la CPI que investigue esa ofensa. Pero, una vez más, Rusia podría usar su veto como uno de los cinco miembros permanentes del consejo.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=lmqtZZzgAP8

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.