¿Qué tan probable es que un robot te quite TU trabajo?
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

¿Qué tan probable es que un robot te quite TU trabajo?

Casi la mitad de los empleos en Estados Unidos corren el riesgo de ser automatizados durante los próximos diez o veinte años. Sin embargo, un estudio señala que muchas profesiones no correrán la misma suerte.
23 de agosto, 2014
Comparte
Para 2025, la automatización y la inteligencia artificial tendrán un papel dominante en nuestras vidas. //Foto: AP

Para 2025, la automatización y la inteligencia artificial tendrán un papel dominante en nuestras vidas. //Foto: AP

Si usted es atleta, bombero, actor o profesor, puede quedarse tranquilo. Hoy por hoy es poco probable que un robot le robe el puesto.

Pero muchos no tienen esa suerte. Casi la mitad de los empleos en Estados Unidos corre un alto riesgo de ser automatizados durante los próximos diez o veinte años. Esa es la conclusión de un estudio reciente de los profesores Frey y Osborne, de la universidad de Oxford, en Inglaterra.

Según sus resultados, quienes corren un mayor riesgo son los empleados en la industria del transporte y la logística, así como la gran parte de los auxiliares administrativos y de oficina y los trabajadores de producción.
Por el contrario, los empleos que se mantendrán más alejados de los tentáculos de los robots son los que desempeñan tareas que requieren de “inteligencia creativa y social”.

Ahí se incluyen, entre otros, los profesores, los artistas y el personal creativo de los medios de comunicación, los trabajadores comunitarios y los profesionales de la salud.

“A medida que la tecnología va avanzando, los trabajadores poco cualificados se redistribuirán hacia tareas que no son susceptibles de ser automatizadas. Para que los trabajadores ganen la carrera tendrán que adquirir habilidades creativas y sociales”, dicen los investigadores.

A la vuelta de la esquina

Para 2025, la automatización y la inteligencia artificial tendrán un papel dominante en nuestras vidas.
Así lo cree la abrumadora mayoría de los casi 1.900 expertos consultados por el Centro de Investigaciones Pew de Estados Unidos en una encuesta reciente.

Pero los expertos están divididos al interpretar las consecuencias de esa robotización.
El 48% advierte de la pérdida masiva de empleos y del desplazamiento de los trabajadores poco y medianamente cualificados.

El otro 52% es menos pesimista, y si bien reconoce que los robots pronto se harán con muchos trabajos, cree que los humanos innovarán y crearán nuevos tipos de empleo, del mismo modo que lo hicieron después de que la Revolución Industrial automatizara muchos puestos.

Probabilidad de automatización

Los economistas David Autor y David Dorn, del Centro de Estudios Monetarios y Financieros de Madrid, desarrollaron recientemente un índice de “intensidad de trabajo rutinario”, (RTI por sus siglas en inglés), con el que cuantificaron “la susceptibilidad potencial de que una ocupación sea desplazada por la automatización”.

Cuanto más alto es el RTI de una profesión, menos trabajo manual o razonamiento abstracto involucra.
Autor y Dorn elaboraron una lista de trabajos de acuerdo a ese índice y después los compararon con datos de empleo en Estados Unidos a lo largo de 25 años.

Así comprobaron que casi todas las profesiones que tienen un mayor índice de RTI están ya en declive desde 1980. Mientras que las que cuentan con un menor índice de RTI han ido creciendo en proporción durante el periodo estudiado, de 1980 a 2005.

Por eso, los autores sostienen, la automatización ha sido un factor de peso en el proceso de desplazamiento laboral de los trabajadores medianamente cualificados y medianamente asalariados. Con la consecuencia de un aumento del empleo en ambos extremos del espectro laboral.

Impensable hace unos años

Todos estos estudios y encuestas recientes coinciden en una tendencia: a medida que las computadoras y sistemas informáticos consiguen hacer mucho más de lo que se proyectaba hace sólo unos años, los robots están llegando a campos que hasta hace poco se consideraban a salvo en la zona de “sólo para humanos”.

Como conducir, por ejemplo. Pocos se imaginaban que el conjunto de factores involucrados en las decisiones que se toman al volante podría ser replicado por una máquina.

Hoy, los automóviles sin conductor son una realidad a punto de salir a las calles.

La automatización ha conquistado empleos que van mucho más allá de la mera repetición.

Y para sobrevivir en un futuro dominado por robots, una de las claves está en la creatividad y la inteligencia social.

¿Pero será que hasta eso se podrá replicar algún día?

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Vacuna AstraZeneca: qué se sabe del trastorno de coagulación que podría explicar los trombos

Un equipo de médicos de Alemania concluyó que la vacuna Oxford-AstraZeneca se asocia con el desarrollo de un coágulo que se asemeja clínicamente a la trombocitopenia inducida por heparina (TIH).
10 de abril, 2021
Comparte

La pregunta llevaba semanas dando vueltas: ¿cuáles son los reales riesgos de formación de coágulos tras inocularse con la vacuna Oxford-AstraZeneca?

La Agencia Europea de Medicamentos (EMA) finalmente dio algunas luces al respecto: los trombos —concluyó— deben incluirse como un efecto secundario raro que puede aparecer en algunos receptores de esta vacuna contra la covid-19.

La probabilidad de morir por una afección como esta es tan baja como una entre un millón. Por el contrario, la covid-19 mata a una de cada ocho personas infectadas mayores de 75 años, y uno de cada 1,000 infectados sintomáticos con alrededor de 40 años.

Por lo mismo, las autoridades y científicos han insistido en que los beneficios de AstraZeneca superan los riesgos.

Pero ¿cuál es la explicación detrás de la aparición de estos trombos? ¿Qué causa este líquido inmunizante en algunas pocas personas que les hace desarrollar coágulos de sangre?

Reacción inmune por combinación de coágulos y plaquetas bajas

Aunque la respuesta aún no está del todo clara pues se sigue investigando, la propia agencia europea entregó algunas pistas: una explicación plausible —dijeron— es que la vacuna pueda desencadenar una respuesta inmune que conduzca a un trastorno atípico similar a la trombocitopenia inducida por heparina(TIH).

La heparina es un anticoagulante y el trastorno TIH, impulsado por el sistema inmunológico, consiste en una reacción adversa al fármaco que activa las plaquetas y la coagulación, produciendo un aumento en la formación de trombos.

como funciona la vacuna AstraZeneca

BBC

En la comunidad científica, esta teoría venía discutiéndose hace algunas semanas luego de que un equipo de médicos en Alemania la sugiriera el 19 de marzo pasado, denominándola “trombocitopenia trombótica inmunitaria inducida por vacuna”, abreviado como VITT, por sus siglas en inglés (o VIPIT, según el primer estudio del equipo alemán).

Ahora, ¿cómo se llegó a esta conclusión?

En las investigaciones detrás de estos casos de trombos se descubrió que todos los pacientes afectados tenían un número bajo de plaquetas, las células sanguíneas que normalmente ayudan a reparar el sangrado en el cuerpo.

También se concluyó que los pacientes tenían este anticuerpo particular, similar al TIH, en la sangre que activa las plaquetas.

Los científicos alemanes —liderados por el especialista en coagulación de la Universidad de Greifswald Andreas Greinache—, publicaron los resultados finales de su investigación el 9 de abril en el New England Journal of Medecine.

En este estudio analizaron las características de 11 pacientes en Alemania y Australia, que desarrollaron uno o varios eventos de trombosis o trombocitopenia después de la vacunación con AstraZeneca.

De estos pacientes, nueve eran mujeres, con una edad media de 36 años.

Entre 5 y 16 días después de la vacunación, todos los pacientes presentaron uno o varios eventos de trombosis, con excepción de uno, que presentó una hemorragia intracraneana que le causó la muerte.

Entre los pacientes que tuvieron más de un evento de trombosis, nueve tuvieron trombosis venosa; tres tuvieron trombosis en el abdomen (trombosis de la vena esplácnica); tres tuvieron embolia pulmonar; y otros cuatro tuvieron otro tipo de trombosis.

Vacuna AstraZeneca

Getty Images
Según la agencia reguladora europea, las trombos deben incluirse como un efecto secundario raro de la vacuna AstraZeneca.

De los 11 pacientes estudiados, seis fallecieron.

Ninguno de ellos había recibido heparina antes del inicio de los síntomas pero sí produjeron el anticuerpo similar al de TIH.

Este anticuerpo, que se activaría con la vacuna AstraZeneca, hace que las plaquetas se agrupen por error y formen coágulos.

Un trastorno tratable

De acuerdo con la investigación del equipo alemán, el VITT es una reacción “muy rara” y, si se identifica con prontitud, es “tratable”.

“Sabemos qué hacer: cómo diagnosticarlo y cómo tratarlo”, dijo Greinacher. “Y entre antes se haga el tratamiento, mejor”, agregó.

En una conferencia de prensa este viernes, el científico alemán afirmó además que, si bien todavía faltan estudios, es probable haya factores individuales en las personas afectadas que desencadenen este efecto adverso.

“De lo contrario, veríamos este problema en muchas más personas, lo que afortunadamente no es el caso (…). Es una noticia fantástica para el programa de vacunación porque de lo contrario este habría sido el riesgo de muchas otras vacunas inmunizantes”, aseguró.

Sin embargo, a pesar de que la agencia europea dijo que la mayoría de los casos notificados de trombos han ocurrido en mujeres menores de 60 años, no se ha podido concluir si es que la edad, el género o los historiales médicos puedan ser factores adicionales de riesgo.

Riesgos de vacuna en contexto

BBC

Pero este riesgo parece aumentar en las personas más jóvenes.

De hecho, las autoridades británicas decidieron que, dado que las personas sanas menores de 30 años tienen menos riesgo de enfermarse gravemente a causa de covid-19, el equilibrio de riesgos y beneficios significa que se les debe ofrecer una vacuna diferente a la de AstraZeneca.

Sobre la píldora anticonceptiva -que, en general, aumenta seis veces la probablidad de desarrollar un trombo- el doctor Greinacher afirmó que lo más probable es que no sea un atenuante para la aparición de trombos.

¿Cuáles son los síntomas?

La agencia reguladora europea afirmó que los profesionales de la salud pueden ayudar a los afectados en su recuperación y evitar complicaciones. Así, llamó a las personas a buscar asistencia médica en caso de desarrollar síntomas.

Algunos de estos síntomas son: dificultad para respirar, visión borrosa, dolor de cabeza severo y persistente, dolor de pecho, hinchazón en la pierna, dolor abdominal persistente y pequeñas manchas de sangre debajo de la piel, entre otros.

Vacuna AstraZeneca

Getty Images
Varios países dependen en gran medida de la vacuna AstraZeneca para combatir la covid-19.

Por otro lado, la mayoría de los casos investigados muestran que la aparición de coágulos puede darse entre cuatro días y unas pocas semanas después de que una persona recibe la vacuna.

Los expertos médicos en el Reino Unido, en todo caso, sugieren que esta rara condición debe ser considerada en cualquier persona que tenga síntomas similares hasta un mes después de haber sido inoculada.

¿Por qué es importante?

El hallazgo de este trastorno y su tratamiento pueden ser de gran utilidad para el desarrollo de la campaña de vacunación masiva contra la covid-19 a nivel mundial.

Actualmente, varios países en el mundo dependen en gran medida de AstraZeneca.

En Reino Unido, por ejemplo, 31 millones de personas han sido vacunadas con la primera dosis y, en su gran mayoría, se ha utilizado AstraZeneca.

Otras naciones europeas, como Alemania, Francia, Italia y España, han experimentado retrasos en sus campañas de inoculación y una de las razones es justamente la suspensión de AstraZeneca después de que se decidiera aplicar sólo a los menores de 59 años y aparecieran los primeros registros de coágulos de sangre.

Emer Cooke

Getty Images
“Esta vacuna ha demostrado ser muy eficaz”, dijo Emer Cooke, directora de la EMA.

Esto ha provocado que varios de cientos de miles de dosis de AstraZeneca no se estén utilizando. Es el caso de Alemania, donde el propio ministro de Salud, Jens Spahn, reconoció en marzo que se habían administrado solo el 15% de las dosis disponibles.

Con todo, en las próximas semanas la agencia reguladora europea planea entregar más información respecto a los trombos causados por la vacuna.

Autoridades y científicos esperan que con esto se vislumbren las dudas y se siga adelante con la más difícil de las campañas de vacunación masiva de la historia.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=EqG2FLNJvIQ

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.