Cómo India llegó a Marte con una nave de bajo costo
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Cómo India llegó a Marte con una nave de bajo costo

India es el primer país de Asia y el cuarto del mundo que consigue llegar hasta Marte y el único que lo ha logrado en el primer intento. Pero además, la sonda Mangalyaan es parte de una de las misiones interplanetarias más baratas de la historia.
Por BBC Mundo
24 de septiembre, 2014
Comparte
En la imagen, científicos y otro personal de la Organización de Investigación Espacial de la India celebran el éxito de la Misión Orbital en Marte en su centro de mando en Bangalore, India, el 24 de septiembre de 2014. Los científicos estallaron en vítores el miércoles por la mañana luego de que los motores de la nave completaron 24 minutos de funcionamiento y maniobraron hasta dejarla en el lugar programado de antemano alrededor del planeta rojo. Foto: AP.

En la imagen, científicos y otro personal de la Organización de Investigación Espacial de la India celebran el éxito de la Misión Orbital en Marte en su centro de mando en Bangalore, India, el 24 de septiembre de 2014. Foto: AP.

Un satélite de India orbita desde este miércoles alrededor de Marte y esto marca varios hitos.

Es el primer país de Asia y el cuarto del mundo que consigue llegar hasta allí, y el único que lo ha logrado en el primer intento.

Pero además, la sonda Mangalyaan es parte de una de las misiones interplanetarias más baratas de la historia.

Sus U$74 millones de presupuesto contrastan con los U$671 millones de la misión Maven, de la NASA, que llegó hasta la órbita marciana 48 horas antes que el satélite indio.

Varias pantallas muestran al primer ministro indio, Narendra Modi, saludando a los científicos de la Organización Espacial y de Investigaciones de la India, después del éxito de la Misión Orbital en Marte en su centro de Mando, Seguimiento y Telemetría en Bangalore, India, el 24 de septiembre de 2014. La India triunfó en su primer intento de realizar un viaje interplanetario al colocar exitosamente un satélite en la órbita de Marte. Foto: AP.

Varias pantallas muestran al primer ministro indio, Narendra Modi, saludando a los científicos de la Organización Espacial y de Investigaciones de la India, después del éxito de la Misión Orbital en Marte en su centro de Mando, Seguimiento y Telemetría en Bangalore, India. Foto: AP.

Además, y como destacó el primer ministro Narendra Modi, la cifra es menor que los U$100 millones que según se estima costó producir la película de Hollywood Gravity.

Con la hazaña, India se anota un punto ante China, país que también está apostando a la carrera espacial.

Lee también: India busca hacer historia en Marte

La confirmación del éxito de Mangalyaan llegó este miércoles, tras un viaje de 10 meses, y fue celebrada y difundida ampliamente en todo el país.

¿Pero cómo lo lograron?

Simple y nacional

Una de las primeras razones que encuentran los expertos es el costo del trabajo, que es menor en esta populosa nación.

Y los científicos e ingenieros que forman parte de cualquier misión espacial suponen siempre la parte más grande del precio.

Foto de archivo del 11 de septiembre de 2013 que muestra a ingenieros indios trabajando en la nave orbital de Marte en la Organización de Investigaciones Espaciales de la India en Bangalore.  Foto: AP.

Foto de archivo del 11 de septiembre de 2013 que muestra a ingenieros indios trabajando en la nave orbital de Marte en la Organización de Investigaciones Espaciales de la India en Bangalore. Foto: AP.

También, en este proyecto se ha dado prioridad a los componentes y las tecnologías desarrolladas en el país antes que las costosas importaciones extranjeras, tal como señala Jonathan Amos, corresponsal científico de la BBC.

Pero además, India ha hecho las cosas de forma simple:

Orbitador de Marte de la India: US$74m

Costo de la misión Maven, de la NASA: US$671m

El orbitador de la India:

  • Fue lanzado el 5 Nov 2013

  • Pesa 1.350kg

  • Punto más cercano a Marte:366km

“Lo mantuvieron en pequeño. La carga pesa solo unos 15kg. Comparar eso con la complejidad de la carga en Maven explica mucho sobre el costo”, dice el británico Andrew Coates, quien será investigador principal del explorador de Marte europeo en 2018.

“Por supuesto, esta complejidad reducida sugiere que no tendrá tanta capacidad científica, pero la India ha sido inteligente y le apunta a algunas áreas realmente importantes que complementarán lo que otros están haciendo”.

Medir metano

En esta fotografía de archivo del 5 de noviembre de 2013, un cohete que transporta una nave espacial parte de la isla de Sriharikota, en la costa este de la India, con destino a Marte. Foto: AP.

En esta fotografía de archivo del 5 de noviembre de 2013, el cohete que transportó la nave espacial parte de la isla de Sriharikota, en la costa este de la India, con destino a Marte. Foto: AP.

Mangalyaan, formalmente llamada Misión Orbitadora de Marte, está equipada con un instrumento que intentará medir el metano en la atmósfera.

Este es uno de los puntos más importantes de la investigación sobre Marte ahora mismo, tras las tentadoras observaciones previas de este gas.

La atmósfera de la Tierra contiene miles de millones de toneladas de metano, la inmensa mayoría provienen de microbios como los organismos que viven en el tracto digestivo de animales.

Se ha especulado con que algunas bacterias productoras de metano podrían existir en Marte bajo la superficie, protegidos de las duras condiciones atmosféricas.

Es una posibilidad fascinante.

Así que aunque Mangalyaan tenga una carga pequeña, se ocupará de algunas de las grandes preguntas sobre el Planeta Rojo.

Los científicos occidentales también están entusiasmados de tener una sonda india en órbita.

Sus mediciones de otros componentes atmosféricos encajarán perfectamente con las de la misión Maven y con las observaciones de la misión europea Mars Express.

“Significa que tendremos mediciones desde tres puntos, lo cual es extraordinario”, dice Coates.

Riqueza espacial

Sin embargo, dice el escritor indio Pallava Bagla a la BBC, muchos han criticado el proyecto como el “sueño engañoso” de un país que busca un estatus de superpotencia mientras 400 millones de indios aún viven sin electricidad y 600 millones no tienen acceso a baños.

Muchos asumen que la actividad especial es una especie de juguete que es mejor dejar en manos de los países ricos, que no tiene valor para las naciones en vías de desarrollo.

Es mejor gastar ese dinero, se dice, en mejoras sanitarias y de salud pública.

Pero lo que estos argumentos no tienen en cuenta es que la inversión en ciencia y tecnología crea capacidad y desarrolla a la clase de personas que contribuyen al beneficio de la sociedad y la economía.

marte

La carrera espacial también es generadora de riqueza. Algunas de las cosas que se hacen en el espacio sirven aquí en la Tierra, apunta Amos.

Y los países desarrollados lo saben: por eso invierten tanto dinero en la investigación espacial.

Reino Unido, por ejemplo ha incrementado de forma notable el financiamiento espacial en los últimos años.

Según el gobierno, los satélites son una de las “ocho grandes tecnologías” que pueden balancear la economía y hacerla crecer.

India quiere ser parte de esto, y con Mangalyaan y sus otros programas de cohetes la nación está consiguiendo una presencia fuerte en los mercados internacionales de servicios y productos espaciales.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

'Luna Azul': el raro evento cósmico que podrá verse este 31 de octubre (y no se repetirá hasta 2023)

El de la "Luna azul" es un fenómeno inusual que se produce cada 2.5 años aproximadamente debido al tiempo que duran los ciclos lunares.
27 de octubre, 2020
Comparte

En realidad no es azul. Es una Luna llena, como cualquier otra, del color que se ven la mayoría de las Lunas llenas: entre gris pálido, blanco lechoso o plateado.

Lo que hace raro a este fenómeno, que el folclor bautizó como “Blue Moon” o “Luna azul”, es que se dan dos Lunas llenas en un solo mes, cuando lo normal es ver una.

Un ciclo lunar, el período en el que ocurren todas las fases de la Luna, se repite cada 29,5 días aproximadamente.

Si coincide que la Luna llena se produce el primer o segundo día y el mes tiene 31 días, es entonces cuando es probable que aparezca una segunda Luna llena.

Esta es la conocida como “Luna azul”.

El mes de febrero, que tiene 28 días, nunca verá una.

Luna en el Capitolio

Getty Images
Así se vio la Luna Azul detrás del domo del Capitolio, en Washington D.C. en 2015.

¿Cuándo es la “Luna azul” de 2020?

Es un fenómeno inusual que se da cada 2,5 años.

La última vez que ocurrió fue el 31 de marzo de 2018.

Este año aparecerá en el cielo en la noche del 31 de octubre al 1 de noviembre, cuando muchos países celebran Halloween y en México empieza la festividad del Día de Muertos.

Ya hubo una Luna llena el 1 de octubre y a finales de mes podremos ver la segunda.

Calabaza de Halloween

Getty Images
Este año coincide con Halloween.

¿Por qué azul?

Tal como explica la NASA en su sitio web, la definición de Luna azul surgió en la década de los 40 del siglo XX.

En esa época el Maine Farmer’s Almanac (la fuente más confiable en todo lo relacionado con el clima desde hace casi 200 años) ofrecía una definición de la Luna Azul tan enrevesada que muchos astrónomos tenían dificultades para entenderla.

Para poder explicar las Lunas azules en lenguaje llano, la revista Sky & Telescope publicó un artículo en 1946 titulado ‘Una vez cada Luna Azul’. El autor, James Hugh Pruett (1886-1955) citó al almanaque de Maine de 1937 y dijo: “La segunda (Luna llena) en un mes, tal como yo la interpreto, se llama Luna Azul”.

Esto no era correcto -asegura la NASA- pero por lo menos pudo entenderse.

Y así nació la Luna Azul moderna.

El volcán Krakatoa

Getty Images
El volcán Krakatoa, en Indonesia, volvió a expulsar cenizas el pasado 11 de abril de 2020.

Lunas y volcanes

Aunque la que veremos no fue una verdadera Luna azul, sí existen las lunas de este color.

Pero sólo pueden verse azules después de una erupción volcánica.

En 1883, después del terremoto del volcán Krakatoa en Indonesia, la gente dijo que casi cada noche se podían ver Lunas azules.

Con la fuerza de la erupción, similar a una bomba nuclear de 100 megatones, se elevaron hacia lo más alto de la atmósfera terrestre nubes de ceniza cuyas partículas hicieron que la Luna se viera azul.

También hubo informes de Lunas azules en México en 1983, tras la erupción del volcán El Chichón, y en el estado de Washington en 1980, tras la erupción del Monte Santa Helena.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la última versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=24JaHawe-RM

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.