Dos de cada tres mexicanos teme sufrir tortura si es detenido: Parametría
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Dos de cada tres mexicanos teme sufrir tortura si es detenido: Parametría

Dos de cada tres mexicanos (64%) teme ser torturado si es detenido por la policía o las autoridades nacionales, no obstante, nuestro país es el segundo lugar en este rubro -después de Brasil, con 80%- y es seguido de Turquía con 58%.
17 de septiembre, 2014
Comparte
Foto: Cuartoscuro.

Foto: Cuartoscuro.

Dos de cada tres mexicanos (64%) teme ser torturado si es detenido por la policía o las autoridades nacionales, no obstante, nuestro país es el segundo lugar en este rubro -después de Brasil, con 80%- y es seguido de Turquía con 58%. Estos son los únicos entre 21 países, donde más de la mitad no confía en un debido proceso.

Los datos anteriores provienen de la organización Amnistía Internacional, que publicó recientemente un estudio titulado Actitudes hacía la tortura, el cual presenta los resultados de una encuesta realizada en los siguientes 21 países: Argentina, Australia, Brasil, Canadá, Chile, China, Alemania, Grecia, India, Indonesia, Kenia, México, Nigeria, Pakistán, Perú, Reino Unido, Rusia, Corea del Sur, España, Turquía y Estados Unidos, para saber las opiniones de los ciudadanos sobre estas prácticas.

En el caso de México, la encuesta fue realizada por Parametría, a través del proyecto de colaboración que encabeza GlobeScan.

En el extremo contrario de la tabla, el miedo a la tortura impartida por el gobierno es más bajo en el Reino Unido (15%), Australia (16%) y Canadá (21%). En estas naciones más de tres cuartas partes confían en que estarían a salvo de la tortura si son detenidos por las autoridades.

El estudio halló que 44% de los ciudadanos de 21 países, dijeron no sentirse a salvo de ser torturados en caso de ser detenidos por las autoridades. Esto representa un porcentaje importante de personas que no pueden asegurar que no sufrirán acciones de tortura ante este escenario, cifra que resulta preocupante.

Ocho de cada diez entrevistados en estos países, se manifestaron a favor de que existan reglas claras contra la tortura, ya que el uso de estas prácticas es inmoral y debilita los acuerdos internacionales sobre el respeto a los Derechos Humanos. Únicamente 14% se pronunció en contra de esta medida. Para la comunidad internacional contemplada en el estudio, es importante que los países cuenten con legislación en el tema.

En el caso de México este punto toma relevancia, ya que de acuerdo con las recomendaciones realizadas a principios de este año, por el Relator Especial de las Naciones Unidas sobre la tortura y otros tratos crueles, inhumanos o degradantes, existen en el país varios temas preocupantes, tales como: la militarización de varias regiones del país, la incipiente legislación en materia de tortura la cual no cumple con los estándares de los tratados internacionales y la no uniformidad en la definición del delito de tortura en los estados.

El estudio también intentó medir qué tan tolerantes son los ciudadanos a que existan prácticas de tortura. Al respecto, una tercera parte de los entrevistados estuvieron de acuerdo con que la tortura es a veces necesaria y aceptable para obtener información que pueda proteger al ciudadano. El resto de la población se manifestó en contra de estas prácticas, aun ante el supuesto de la protección de los ciudadanos.

Llama la atención que más del 70% de la población entrevistada en China e India afirma que a veces que la tortura puede justificarse. En cambio en Grecia, Argentina, España, Alemania, Brasil y Chile son mayoría quienes sostienen que la tortura no puede justificarse ni siquiera para proteger a los ciudadanos.

En México, tres de cada diez entrevistados dijeron que la tortura era necesaria en algunos casos, mientras que 67% estuvo en desacuerdo con acceder a esta práctica.

Haciendo un ejercicio que compara el apoyo a las reglas internacionales contra la tortura versus su justificación. Podemos observar que en Grecia, Australia, Canadá, España y Reino Unido, son mayores los porcentajes de apoyo a legislación internacional en el tema. Mientras que en Kenia, China, Nigeria e India son más quienes apoyan la tortura en ciertas circunstancias.

Llama la atención que en México es mucho menor el porcentaje de personas que consideran que se deben apoyar leyes internacionales contra la tortura, —únicamente 27% apoyó la medida—, no obstante, tampoco existe gran apoyo a estas violaciones, sólo 10% de los entrevistados dijo que la tortura es a veces necesaria y aceptable para obtener información que pueda proteger al ciudadano.

En México, de acuerdo con datos de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, de enero a julio de 2014, se registraron 9 denuncias por privación de la vida, 2 desapariciones forzadas o involuntarias, un caso de tortura y 424 de trato cruel, inhumano o degradante. De éstas, la institución que cuenta con mayores denuncias es la Policía Federal de la Secretaría de Gobernación.

En la encuesta nacional en vivienda que realizó Parametría en abril de este año, seis de cada diez entrevistados (62%) refirió que el Estado mexicano no está haciendo lo necesario para evitar que las personas que son detenidas por las autoridades sean torturadas.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Homero Zamorano, el conductor acusado de la muerte de al menos 53 migrantes en Texas

El chofer del tráiler en el que murieron decenas de migrantes cerca de San Antonio, Texas, ha sido acusado y enfrenta una posible cadena perpetua o hasta la pena de muerte.
1 de julio, 2022
Comparte

Cuatro días después del hallazgo de decenas de migrantes muertos en un tráiler en Texas, Homero Zamorano está frente a un proceso judicial que podría llevarlo a pasar el resto de su vida en la cárcel o incluso enfrentar la pena de muerte.

El estadounidense de 45 años era el conductor que manejaba el vehículo en el que murieron al menos 53 personas. Es el más grande caso de migrantes fallecidos en EE.UU. del que haya registro.

Zamorano ya recibió cargos federales por “tráfico de extranjeros con resultado mortal”, informó el Departamento de Justicia de EE.UU.

“Si es declarado culpable, Zamorano enfrenta cadena perpetua o posiblemente la pena de muerte”, señala.

Junto a él, otro estadounidense, Christian Martínez, enfrenta los mismos cargos. Dos mexicanos, Juan Claudio D’Luna Méndez y Juan Francisco D’Luna Bilbao, están siendo procesados bajo distintos cargos por su posible participación en el fatal incidente.

Conforme ha avanzado la investigación, han surgido más detalles de quién es Zamorano y por qué se le responsabiliza de la tragedia que ha puesto de luto a decenas de familias en México, Guatemala, Honduras y El Salvador.

¿Qué se sabe de Zamorano?

Zamorano, de 45 años, es originario de Brownsville, una ciudad de Texas fronteriza con México.

Familiares han señalado que desde muy joven hizo su vida apartado de ellos y que sabían que se metía en problemas frecuentemente. Supuestamente trabajaba como empleado de mantenimiento en Houston.

Una ilustración de Zamorano en el tribunal

Reuters
Zamorano tuvo su primera comparecencia ante una jueza el jueves.

“Se perdía durante años y aparecía de vez en cuando. Básicamente se crió a sí mismo”, dijo uno de sus cuñados al diario The Texas Tribune.

“Él siempre ha tenido un problema con las drogas”, señaló la hermana de Zamorano, Tomasita Medina, al diario Los Angeles Times. “Él siempre estaba dentro y fuera de nuestras vidas por eso”.

Según el congresista Henry Cuellar, que ha accedido a detalles de la investigación, un examen toxicológico después del incidente mostró que Zamorano había consumido metanfetamina, una potente droga sintética.

¿Qué se sabe de su participación?

El pasado 27 de junio, Zamorano condujo el tráiler en el que aparecieron los migrantes en la ruta que va de Laredo, en la frontera, a San Antonio, un trayecto de unos 250 km.

Fue captado por las cámaras en un punto de inspección del servicio de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, por sus siglas en inglés) a unos 50 km de distancia desde Laredo.

El conductor al pasar por Encinal

INAMI
Al pasar por el filtro de revisión del CBP en Encinal, el conductor fue captado por las cámaras de seguridad.

Sin embargo, el vehículo no fue revisado debidamente. El gobernador de Texas, Greg Abbott, aseguró que ocurrió así “porque la Patrulla Fronteriza no tiene los recursos para poder inspeccionar todos los camiones”.

Horas después, cuando ocurrió el hallazgo de los migrantes, Zamorano “fue encontrado escondido en la maleza después de intentar fugarse”, según la investigación del Departamento de Justicia.

En un principio, los servicios de emergencia le prestaron ayuda, pero luego fue detenido por la policía de San Antonio.

La investigación ha revelado que, aparentemente, Zamorano no sabía que el aire acondicionado del tráiler no funcionaba. Los migrantes estaban en el vehículo con mínima ventilación en un día que rozó los 40 °C a la sombra.

Los cuerpos de emergencia que hallaron a los migrantes muertos dijeron que estaban “calientes al tacto”.

Mapa del presunto trayecto del camión

BBC

Según los documentos de la acusación, Christian Martínez envió mensajes de celular a Zamorano para indicarle la ubicación de una casa de seguridad de traficantes donde recogió a los migrantes en Laredo.

En camino a San Antonio, el conductor ya no respondió a los mensajes.

Fue a través de una revisión del teléfono de Zamorano que las autoridades dieron con los otros presuntos cómplices.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=DSeuPF0Fn_g&feature=emb_title

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.