México, el único de la OCDE donde los menores de 29 años trabajan más que estudian
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

México, el único de la OCDE donde los menores de 29 años trabajan más que estudian

Según la OCDE, al tener dos actividades, la mayoría de los ciudadanos entre 15 y 29 años no se comprometen ni con su educación ni con el mercado laboral.
Por Tania L. Montalvo
10 de septiembre, 2014
Comparte
Foto: Cuartoscuro.

Foto: Cuartoscuro.

Los jóvenes mexicanos que pueden ir a la escuela pasan más tiempo trabajando que estudiando ante la necesidad de tener un ingreso, esto provoca que no se vinculen ni con su educación —para completarla y aprovecharla— ni con el mercado laboral, concluyó la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

En el informe Panorama de la Educación 2014, la OCDE indica que México es el único entre los 34 países miembros en donde los jóvenes de entre 15 y 29 años de edad pasan más tiempo en algún trabajo antes de completar o reforzar sus estudios superiores y medio superiores.

En promedio, los jóvenes mexicanos están 6.4 años en actividades laborales y 5.3 enfocados en su educación y formación.

Además de que no logran comprometerse por completo con alguna de las dos actividades, tener que combinarlas deriva en que, la mayoría de las veces, los jóvenes dejen la escuela.

En 2012 —último año de estudio para este informe— el 65% de la población mexicana entre 15 y 29 años de edad ya no estaba estudiando porque se integró al mercado laboral.

A ello se suma que México cumple una década con tener los índices más altos de la OCDE de jóvenes que ni estudian ni trabajan. El reporte Panorama de la Educación 2014 indica que los casi 29 millones de mexicanos en ese rango de edad pasarán en promedio 3.3 años sin estar empleados ni en educación.

Según los datos de la OCDE, actualmente el 22% de los jóvenes mexicanos, es decir, 6.5 millones de personas, ni estudian ni trabajan.

“La proporción de jóvenes adultos mexicanos de este grupo se ha mantenido por arriba del 20% durante más de una década (24.6% en 2000, 24.9% en 2005 y 22% en 2012)”.

Por género, 1 de cada 10 hombres no tienen empleo ni estudian, y en el caso de las mujeres son 3 de cada 10.

Otros datos: gasto en educación, deserción, salarios de maestros

Según la OCDE, México ha dedicado “importantes esfuerzos y recursos para avanzar en el desarrollo de un sistema educativo incluyente y de calidad”, sin embargo, también indica que hay “rezagos históricos”.

“México tiene que garantizar que sus esfuerzos, incluyendo la reciente reforma educativa, se traduzcan en oportunidades reales de mejora en la calidad de la educación y en el acceso para todos”.

Otros datos de este informe de la OCDE son:

-El gasto anual promedio por estudiante desde la educación primaria hasta la superior es del 19% del PIB per cápita: el segundo promedio más bajo dentro de la OCDE y países asociados (de 27%) y sólo por arriba del de Turquía (18%).

-México gasta en promedio el 15% del PIB per cápita por estudiante de primaria y el 17% por estudiante de secundaria y nivel medio superior.

-Más del 92% del presupuesto total en educación primaria, secundaria y media superior en México se destina a remuneración del personal y alrededor del 83% es exclusivamente para los salarios de los maestros.

-Sólo el 53% de los jóvenes de entre 15 y 19 años van a la escuela.

-Hay 28 estudiantes por maestro en educación primaria (15 es el promedio de la OCDE) y 30 en secundaria (13 es el promedio de la OCDE). En preescolar son 25 alumnos por maestro, contra 13 de los países miembros.

jovenes_infografia

Haz click para agrandar.

Consulta aquí el estudio completo:

estudio_ocde by Mayra Zepeda Arriaga






Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

África, el otro escenario en el que se libra el pulso entre Rusia y Occidente

Las naciones de África se están convirtiendo en el nuevo espacio de influencia geopolítica de los países de Occidente y Rusia.
31 de julio, 2022
Comparte

Mientras Rusia está aislada en Occidente por su invasión a Ucrania, el canciller ruso Sergei Lavrov caminó por la alfombra roja por cuatro países africanos en su gira por el continente.

Su visita es una muestra de que Moscú todavía tiene la fuerza diplomática para desafiar a Occidente a través de los gobiernos africanos, pues estuvo en Egipto, Etiopía, Uganda y Congo.

La mayoría de las naciones de ese continente, incluidas Nigeria y Kenia -las potencias económicas de África occidental y oriental respectivamente-, votaron a favor de una resolución de la asamblea general de la ONU en marzo que condena la “agresión” rusa y exigiendo su retirada de Ucrania.

Sin embargo, casi la mitad de todas las abstenciones (17) vinieron de África.

Los países en esta lista incluyen Sudáfrica, que se siente en deuda con Moscú por su apoyo en la lucha contra el Apartheid, y Uganda, que asumirá en breve la presidencia del Movimiento de los Países No Alineados, un organismo mundial formado durante la Guerra Fría por países que querían evitar verse atrapados en la rivalidad entre las potencias occidentales y el bloque comunista.

En una conferencia de prensa con Lavrov, el presidente de Uganda, Yoweri Museveni, reiteró su posición de neutralidad frente al conflicto en Ucrania. “No creemos en ser enemigos del enemigo de alguien”, dijo.

África, un objetivo común

Para Lavrov, la visita fue importante para contrarrestar las afirmaciones de que Rusia está “exportando hambre” a África.

Ante el aumento global de los precios de los cereales, responsabilizó de ello a las sanciones impuestas a Rusia por parte de naciones occidentales.

Sin embargo, no ofreció ayuda a los países africanos para amortiguar los efectos de la crisis económica.

Sergei Lavrov y Yoweri Museveni

EPA
El presidente de Uganda, Yoweri Museveni, dijo que su país no toma partido en el conflicto de Ucrania.

Eso contrasta con el anuncio de EE.UU. de una ayuda de US$1.300 millones para frenar el hambre en el continente, o la iniciativa de la Misión de Resiliencia para la Agricultura y la Alimentación (FARM) liderada por Francia para ayudar a la agricultura africana.

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, realiza su propia gira por África esta semana, con Camerún, Benín y Guinea-Bissau en su agenda.

“Algunos nos culpan por decir que las sanciones europeas son la causa de la crisis alimentaria mundial, incluso en África. Es totalmente falso. Los alimentos, como la energía, se han convertido en armas de guerra rusas”, dijo Macron en Camerún el miércoles.

En contraste con esa opinión, Lavrov aseguró que la crisis alimentaria comenzó con la pandemia, pero reconoció que la “situación en Ucrania afectó adicionalmente al mercado de alimentos”.

Al visitar Egipto, el canciller señaló que los exportadores de cereales rusos cumplirían sus compromisos.

Emmanuel Macron en Benín

EPA
Macron está tratando de estrechar relaciones con países que fueron parte de los dominios franceses en África.

La economía de Egipto depende más de Rusia que la de muchos otros países africanos. Alrededor del 80% de sus importaciones de trigo provienen de Rusia y Ucrania, mientras que un tercio de sus turistas extranjeros son rusos.

Moscú también ha hecho un acuerdo para la construcción en Egipto de una planta de energía nuclear que tendrá un costo de US$26.000 millones.

Tradicionalmente, el comercio de Moscú con África se ha centrado en el ámbito militar, desde la venta de rifles automáticos hasta aviones de combate.

Más recientemente, se han desplegado mercenarios rusos en Malí y República Centroafricana para ayudar a las fuerzas gubernamentales a sofocar las insurgencias.

Un granjero cargando trigo en Egipto

Reuters
El encarecimiento de los cereales ha tenido un impacto duro en África.

Durante su gira, Lavrov también se centró en la cumbre Rusia-África que se celebrará en Etiopía en octubre y donde se podrían firmar acuerdos comerciales y de Defensa para fortalecer las relaciones.

Pisándole los talones en las giras está Michael Hammer, el enviado especial de EE.UU. para el Cuerno de África, que también visitará Egipto y Etiopía, mientras que la embajadora estadounidense ante la ONU, Linda Thomas-Greenfield, estará en Uganda y Ghana la próxima semana.

Occidente desea dejar una buena impresión y tal vez recordar a los países africanos que ofrece mucho más en materia de comercio y ayuda.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=zcPj4eEnhyM

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.