Usan a policías de la SSP-DF para cuidar negocios privados
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Usan a policías de la SSP-DF para cuidar negocios privados

Para combatir el delito de robo a negocio, entre las responsabilidades de la policía se incluyó vigilar sitios como Starbucks; vecinos denuncian que los cuerpos de seguridad descuidan a la ciudadanía.
Por Tania L. Montalvo
29 de septiembre, 2014
Comparte

La Secretaria de Seguridad Pública del Distrito Federal (SSP-DF) acordó asignar elementos a la vigilancia de negocios privados —como Starbucks y Vips— para combatir el robo a negocio con violencia, aún cuando esto “distrae” a los policías y reduce sus rondines por calles de las zonas que son su responsabilidad.

La asignación de policías capitalinos se ha dado desde julio pasado, a partir de la firma de un convenio entre el GDF y la empresa Alsea, dueña de las cafeterías Starbucks, Domino’s Pizza, Burger King, Chili’s, Italianni’s, California Pizza Kitchen, PF Chang’s, Vips y The Cheescake Factory.

El convenio firmado también incluye la capacitación de los cuerpos de vigilancia privados y el intercambio de datos sobre incidencia delictiva en los negocios.

Vecinos de delegaciones como Benito Juárez, Cuauhtémoc y Miguel Hidalgo denuncian que a raíz del acuerdo los policías públicos asignados para hacer rondines y vigilar las calles de su demarcación se concentran en los negocios de la firma —particularmente Starbucks—, descuidando a la ciudadanía. 

“Nosotros teníamos elementos a pie identificados y un día nos dimos cuenta que ya no estaban en las esquinas que les correspondía ni hacían los rondines habituales. Investigamos y los encontramos en los Starbucks, cuando preguntamos nos dijeron que sus jefes los habían movido a esa zona y que a ese negocio estaban asignados. El tema es que elementos de seguridad pública se distraen y están cuidando a un privado y descuidando a los ciudadanos”, dijeron en entrevista integrantes del Comité Ciudadano de la Colonia Nápoles.

El subsecretario de Información e Inteligencia Policial de la SSP-DF, Víctor Hugo Ramos Ortiz, explicó a Animal Político que con el convenio no aumentó el número de policías por delegación, pero tampoco se asignó a ninguno para estar exclusivamente en las subsidiarias de Alsea, si no que se amplió la gama de actividades de vigilancia de los elementos de seguridad disponibles.

“Puede la gente suponer que ahora ponemos más atención a las plazas comerciales que a las zonas residenciales (…) pero esto tiene que ver con procesos que van atendiendo distintos sectores”.

“Trabajar con Starbucks es igual que trabajar con cualquier otro negocio. Nosotros no ponemos ningún policía. La policía de la ciudad trabaja con una serie de consignas: aquí le llamamos fatiga. La fatiga se hace a propósito de la incidencia delictiva. A nosotros la procuraduría nos reporta los delitos que se cometieron ayer y con base en eso se hacen las tareas para el día de hoy y se atiende a un reloj victimológico. (…) El policía va teniendo distintas funciones y (que haya policías en Starbucks) responde a la lógica de en dónde se están dando algunos delitos”, explicó Ramos Ortiz.

Según el funcionario, Alsea —que cuenta con 492 establecimientos en la capital del país— se une a otras cadenas de negocios con las que SSP-DF firmó un acuerdo durante este año para que sus cuerpos policiales privados reciban capacitación, haya intercambio de incidencia delictiva en las instalaciones de las subsidiarias y en caso de ser necesario, se complemente con policías públicos la seguridad que ellos contratan.

“Alsea como muchas tiendas contratan personal de vigilancia pero el personal de vigilancia no tiene armas y si llegan diez sujetos, ocho sujetos y con armas. ¿Qué va hacer? Absolutamente nada, sin embargo no podemos tener un rol suplementario, es decir, ‘ahora yo policía te voy atender a ti empresa’ porque entonces se daría el fenómeno de suplir una función en la que tendrían que invertir las empresas. Nuestro trabajo es capacitar, compartir protocolos de trabajo y que entonces nuestra respuesta sea muy rápida”

La estrategia de seguridad para combatir el robo en negocio incluye la instalación de la aplicación “Mi policía en mi negocio”, con la que, al ser activada, se envía una señal de alerta por la comisión de un delito tanto a las cámaras de vigilancia en las calles —para que registren los hechos— como a cuerpos policiales.

Pero independientemente del tiempo que permanezcan los policías en las cafeterías u otros negocios, los vecinos insisten en que su presencia en éstos implicó un cambio en la estrategia de seguridad pública para favorecer a un privado que, además, no está pagando nada por el servicio, pues los convenios entre la SSP-DF y las empresas indican que no existirá contraprestación de índole económica.

“Estos grupos tienen suficiente capacidad económica para hacer más eficiente la seguridad de sus negocios sin necesidad de tener que tergiversar la estrategia de seguridad pública, para que se modifiquen horarios y actividades de los policías que están al servicio de la ciudadanía y a ello se suma que están incidiendo (en la estrategia) sin pagar nada. No podemos negar que hay modificaciones para que el presupuesto de seguridad pública les favorezca mientras ellos no están poniendo ni un peso”.

La Secretaría de Seguridad Pública del Distrito Federal, por su parte, insiste en que los convenios con particulares buscan combatir el delito de robo a negocio con violencia, que se genere una alerta y la policía reduzca el tiempo de respuesta para atender cada caso.

“No nos alcanzaría los policías para poner uno en los 2 mil establecimientos que hoy tenemos cubiertos con esto. Los policías cumplen una función determinada pero después de eso se retiran”, dijo el subsecretario Ramos Ortiz.

Al 25 de septiembre, la SSP-DF colabora con 73 cadenas de negocios con 1,945 establecimientos que están conectados a la señal de alerta Mi policía en mi negocio.

De julio a septiembre, se generaron 200 alertas efectivas tras las cuáles se detuvo a 35 personas.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Reuters

Qué son los adyuvantes y por qué son tan importantes como la vacuna contra la COVID

El desarrollo de la vacuna contra el coronavirus no solo implica la obtención de una fórmula antígena efectiva, también se requieren elementos como los adyuvantes, sin los cuales sería reducida su efectividad.
Reuters
12 de agosto, 2020
Comparte

Así como no es lo mismo escuchar música en el celular que en los altavoces del auto, las vacunas sin adyuvantes no tienen el mismo efecto.

Se trata de substancias que, al unirse a la fórmula de las vacunas, tienen la capacidad de incrementar la respuesta del organismo humano al ser inoculado.

“Es un amplificador”, explica la doctora María Elena Bottazi, codirectora de la Escuela Nacional de Medicina Tropical del Colegio Baylor de Medicina de Houston y codirectora del Centro para Desarrollo de Vacunas del Hospital Infantil de Texas, en Estados Unidos.

“El adyuvante hace que (la vacuna) llegue a más lugares dentro del cuerpo y que obviamente atraiga a diferentes componentes del cuerpo humano y así eventualmente se activen las diferentes células inmunológicas”, añade.

De ahí que, como en otros casos, son un elemento importante para el desarrollo de las vacunas para tratar el covid-19, que ya ha dejado más de 700.000 muertos y 20 millones de contagios en el mundo.

https://www.youtube.com/watch?v=xhM2rTMB9I4&t

Vladimir Putin anunció este martes que Rusia ya tiene una aprobada y registrada contra el coronavirus, la Sputnick V, y otros países avanzan a contrarreloj para crear las suyas.

Más de 160 estudios preclínicos están en marcha, pero menos de 10 en una fase avanzada hasta inicios de agosto, según la Organización Mundial de la Salud.

Las investigaciones médicas y las farmacéuticas que participan se enfrentan a un problema: el desarrollo de adyuvantes no ha sido tan prolífico en la industria mundial en los últimos años.

Y la falta de estas sustancias dificultaría que la vacuna pueda ser producida de forma masiva.

“Así como hemos escuchado mucho que tenemos que generar miles de millones de dosis de la vacuna, también tenemos que producir miles de millones de dosis de cada uno de los componentes. No solo es producir las proteínas, sino también con qué se van a combinar”, explica Bottazi.

Una mujer en un laboratorio médico

Reuters
Además de los antígenos, las vacunas llevan otros componentes químicos que deben ser producidos.

La escasez de adyuvantes y otros elementos, desde las ampolletas hasta los birreactores, “puede retrasar las vacunas”, advirtieron desde mayo los especialistas Susan Athey, Michael Kremer, Christopher Snyder y Alex Tabarrok en una carta publicada en el diario The New York Times.

La vacuna en el cuerpo

Las vacunas están compuestas por tres elementos básicos: el antígeno, los adyuvantes y los preservantes.

Una vez que la dosis ingresa al cuerpo, causa una reacción del sistema inmunitario, que intenta proteger al resto del cuerpo enviando glóbulos blancos que producen anticuerpos para contener la infección.

Así, cuando un virus intenta de nuevo ingresar por cuenta propia al organismo, los anticuerpos saben cómo actuar en su contra y eliminarlo.

Cómo funcionan las vacunas

BBC

En este proceso los adyuvantes tienen dos propósitos, “amplificar la señal y al mismo tiempo guiar la para que atraiga la respuesta correcta, a las células correctas”, señala Bottazi.

“Si no se quiere que la vacuna se disemine muy rápido, sino que llegue a las células que la necesiten, entonces se necesita tiempo y eso es lo que llamamos el efecto depot, que se deposita en un lugar y da tiempo a que se disemine la información”, añade.

Los adyuvantes por sí mismos no tienen ningún efecto; es decir, son inertes.

“Es como si se tiene un parlante pero no se le pone música. Se acoplan a lo que se quiera diseminar, en este caso el componente específico de la vacuna”, explica la especialista.

Una vacuna contra el coronavirus es probable que tenga menos efecto en las personas mayores, porque sus sistemas inmunológicos no responden tan bien a la inmunización.

Así se en la vacuna contra la gripe.

Es posible superarlo administrando múltiples dosis, pero otra solución es usar adyuvantes que estimulan el sistema inmunológico.

Los problemas que se avecinan

Durante prácticamente todo el siglo XX hubo un adyuvante que se empleó prácticamente en todas las implementaciones de vacunas: las sales de aluminio, también conocidas como alumbre).

Sigue siendo el adyuvante más conocido y uno de los más fabricados hasta la fecha.

La vacuna Pandemrix y su adjuvante

Reuters
Las dosis de las vacunas para la pandemia del virus H1N1 (en la foto Pandemrix) estaban acompañadas con un adyuvante.

A finales de la década de 1990 fue que las farmacéuticas empezaron a desarrollar otras alternativas.

Como ocurrió con otros medicamentos patentados, esos adyuvantes fueron asegurados en registros de propiedad privada.

“Al ser de propiedad intelectual privada, no se sabe mucho sobre qué son exactamente, tienen una formulación que no es genérica y no conocemos su costo“, señala Botazzi como uno de los problemas de la actual carrera por la vacuna del covid-19.

“Si los adyuvantes son experimentales, de propiedad intelectual privada o de alto costo, va a ser difícil que sean accesibles para los países de bajos recursos“, añade.

Además, si se desarollan adyuvantes nuevos, estos deberán ser probados y certificados por las autoridades médicas, un inconveniente en una situación que exige urgencia, como la pandemia actual.

Eduardo Ortega-Barria, vicepresidente y director de investigación clínica para Latinoamérica de la firma británica GSK -uno de los mayores fabricantes de adyuvantes del mundo- explica el que el tiempo usualpara obtener una vacuna es de 10 años.

“En la historia la que más rápido se ha licenciado es la vacuna contra las paperas, que se demoró cerca de cinco años, pero con el coronavirus estamos intentando hacerlo entre 12 y 18 meses“, le dijo a la agencia EFE.

Enlaces a más artículos sobre el coronavirus

BBC

Visita nuestra cobertura especial


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=zdkwo02LwCs

https://www.youtube.com/watch?v=FkdL3esx7t0&t=

https://www.youtube.com/watch?v=Fq8jbuaUW0M

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.