Los momentos más críticos de la gestión de Ángel Aguirre
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Los momentos más críticos de la gestión de Ángel Aguirre

El político perredista dejó el cargo tras la crisis causada por el caso Ayotzinapa, pero este hecho no fue el único que enfrentó durante sus tres años y medio de gobierno.
24 de octubre, 2014
Comparte

A casi 4 años de tomar protesta como gobernador de Guerrero, Ángel Aguirre, pidió este jueves 23 de octubre licencia a su cargo a causa de la crisis causada por el secuestro de 43 estudiantes de la Normal de Ayotzinapa, quienes fueron atacados por policías municipales en Iguala, y posteriormente entregados a integrantes del grupo criminal Guerreros Unidos, de acuerdo con la versión de las autoridades federales.

Pero esta crisis no ha sido la única que el político, militante del Partido de la Revolución Democrático (PRD), enfrentó durante su mandato. Te invitamos a hacer un recorrido por las siguientes imágenes, donde presentamos los momentos difíciles de su mandato.

Segunda gubernatura incompleta

Ángel Heladio Aguirre Rivero asumió por primera vez la gubernatura de Guerrero en 1996, cuando sustituyó a Rubén Figueroa a raíz de la matanza de 17 campesinos en Aguas Blancas, perpetrada por la policía de la entidad, hechos que hasta la fecha siguen sin un culpable.

18 años después Aguirre dejará su cargo por los hechos violentos de Iguala donde murieron seis personas y desaparecieron 43 estudiantes normalistas de Ayotzinapa.

Aguirre fue militante del PRI desde el inicio de los años ochenta -cuando entra al servicio público- y sólo dejó el partido hasta 2010, cuando Manuel Añorve le ganó la candidatura por la gubernatura y compitió contra él como candidato del PRD.

Su carrera política comenzó en 1981 cuando Alejandro Cervantes Delgado, entonces candidato a gobernador de Guerrero, lo incorporó a su equipo como su secretario auxiliar y luego como secretario particular. Aguirre trabajó en la administración de Cervantes hasta llegar a ser secretario general del gobierno de 1985 a 1987.

De 1987 a 1990 fue secretario de Desarrollo Económico en la entidad ya con el gobernador José Francisco Ruiz Massieu y desde 1991 se desempeñó como coordinador del Programa Nacional de Solidaridad en la Costa Chica.

Fue diputado federal del PRI por Guerrero de 1991 a 1994 y de 2003 a 2006. Aguirre fue presidente del PRI en Guerrero de 1993 a 1996.

En Guerrero, Veracruz, Puebla y Oaxaca coordinó la campaña presidencial del priista Francisco Labastida en el 2000, cuando era cercano a Enrique Peña Nieto y a Humberto Moreira.

Fue postulado y electo senador de primera minoría por Guerrero en 2006 bajo los colores del PRI, cargo al que solicitó licencia para competir por la gubernatura de su estado en 2010.

En 2010 buscó la candidatura del PRI a la gubernatura de Guerrero, pero luego que el PRI eligiera a Manuel Añorve como su aspirante, renunció a a su militancia en el PRI luego de 30 años.

El 5 de septiembre de 2010 anunció su postulación por la alianza de izquierda, integrada por PRD, PT y Convergencia, la cual consiguió gracias al apoyo de líderes perredistas como Jesús Ortega, Marcelo Ebrard y Manuel Camacho Solís.

En enero de 2011, Aguirre ganó la elección y en abril tomó posesión como gobernador.

*Nota publicada el 23 de octubre de 2014.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Getty Images

Por qué es normal tener algún efecto secundario leve tras la vacunación contra la COVID

Es posible experimentar dolor de cabeza, fiebre o malestar. Los expertos dicen que esto es un proceso normal del sistema inmune.
Getty Images
15 de marzo, 2021
Comparte

Experimentar algún efecto secundario leve tras vacunarse contra el coronavirus es normal y hasta puede ser un signo de que la vacuna está funcionando.

Tras la inmunización, es posible que aparezca algo de fiebre, malestar, dolor o cansancio. Cada individuo puede experimentar uno de estos síntomas, una combinación de los mismos o ninguno.

Pero estos efectos secundarios desaparecen generalmente a las pocas horas o días.

La enfermedad es muchísimo peor que la inmensa mayoría de efectos secundarios de la vacuna. Las vacunas salvan vidas con un alto grado de protección”, le dice a BBC Mundo el virólogo Julian Tang, de la Universidad de Leicester, en Reino Unido.

Los expertos recomiendan estar alerta tras recibir la vacuna ya que, en caso de producirse una una reacción alérgica grave, esta ocurre a los pocos minutos y horas de la inoculación.

Esto último, sin embargo, está demostrando ser bastante poco probable.

De acuerdo a un estudio liderado por especialistas del Hospital General de Massachusetts, en Boston, Estados Unidos, la prevalencia de una reacción anafiláctica es de entre 2,5 y 11,1 casos por millón de dosis de la vacuna de Pfizer, por ejemplo.

Y la mayoría de esos casos se da en pacientes con historial de alergias.

Dicha estadística puede variar ligeramente según el tipo de población o de vacuna, pero da una medida de lo poco probable que es desarrollar una reacción alérgica.

¿Qué tan común es desarrollar efectos secundarios y por qué los expertos lo consideran algo normal que no debe preocupar?

Reacción natural del organismo

Vacunación en Uganda.

Getty Images
Experimentar efectos secundarios es común y muchas veces es una señal de que el sistema inmune está respondiendo bien.

“Es difícil dar números concretos sobre qué tan probable será desarrollar un efecto secundario leve porque cada población o individuo responde de manera distinta”, aclara Julian Tang.

En Reino Unido, uno de los países más avanzados en la campaña de vacunación, una de cada 10 personas experimenta algún efecto adverso leve.

Pero esto, insisten los expertos, es algo “completamente normal”.

“La vacuna, al igual que un virus, no deja de ser un agente extraño que provoca que el organismo reaccione y produzca anticuerpos“, explica a BBC Mundo la doctora Josefina López, quien participa en la campaña de vacunación en Madrid, España.

“Para protegerse, el cuerpo genera una respuesta inflamatoria. Y eso puede hacer subir la temperatura y que aparezcan dolores y malestares. Es un proceso normal que puede ocurrir con cualquier vacuna, no solo con las del coronavirus”, agrega la especialista.

Para hacerse una idea, una respuesta inflamatoria también puede aparecer ante algo tan común como un golpe o herida.

“La inflamación es algo que el cuerpo también experimenta durante un impacto severo en la rodilla tras caerse. Entonces sientes dolor, enrojecimiento e hinchazón en la zona”, le explica a BBC Mundo el profesor Wilbur Chen, de la Escuela de Medicina de la Universidad de Maryland, en Estados Unidos.

Persona vacunándose.

Getty Images
Uno de los efectos secundarios posibles es sentir incomodidad en el brazo vacunado.

En ese sentido, es normal “esperar que haya posibles efectos adversos no solo a una vacuna, sino también a un medicamento o incluso alimento. Hay que pensar en que estas reacciones como el indicio común de que la vacuna funciona. Cualquier síntoma se resolverá generalmente a los 2 o 3 días”, señala Chen.

¿Cuándo pueden desarrollarse los efectos secundarios?

Llevamos pocos meses de vacunación y eso implica que los estudios se actualizan constantemente.

Los efectos adversos en personas jóvenes pueden ser más notorios, lo cual no implica gravedad”, dice López.

Esto es porque “habitualmente las personas mayores experimentan un deterioro de la respuesta inmune que es normal al envejecer”, apunta Wilbur Chen.

En las vacunas que requieren dos dosis, como la de Pfizer, Moderna o Sputnik V, parece haber cierta inclinación a experimentar algún efecto secundario tras recibir la segunda dosis.

“La primera dosis genera una respuesta inmune media y la segunda la refuerza. Es por ello que la segunda genera una respuesta más robusta y se asocia más a experimentar algún efecto secundario”, explica a BBC Mundo el doctor Andrew Badley, de la Clínica Mayo, en Estados Unidos.

Jualian Tang también alerta que el tipo de síntomas puede ser magnificado por la percepción de los pacientes.

“Muchos pacientes, nerviosos o ansiosos por vacunarse, pueden experimentar algún dolor leve y luego reportarlo mayor de lo que es. La psique también influye”, dice el experto.

Centro de vacunación contra la covid-19 en Chile.

Getty Images
Los ancianos suelen experimentar menos efectos secundarios que personas más jóvenes.

¿Qué hacer entonces si se experimenta algún síntoma?

“En mi caso, cuando me vacuné con el compuesto AstraZeneca/Oxford, me dio un poco de fiebre y malestar y simplemente tomé paracetamol”, revela Julian Tang.

Antiinflamatorios como el paracetamol o el ibuprofeno pueden ayudar a aliviar los efectos secundarios de las vacunas, aunque se recomienda consultar con un médico antes de tomarlos.

No es recomendable tomar estos medicamentos antes de vacunarse a modo preventivo.

Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) en EE.UU. aconsejan aplicar una toalla limpia y húmeda y mover y ejercitar el brazo vacunado para aliviar cualquier posible incomodad.

En el caso de tener algo de fiebre, ayuda beber mucho líquido y vestir ligero.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=PdtPAfO8A2o

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.