"Nos obligaron a buscar justicia fuera del país”: Padres de la ABC en la CIDH
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

"Nos obligaron a buscar justicia fuera del país”: Padres de la ABC en la CIDH

Cuatro años después del fallo de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, las víctimas tienen una nueva esperanza en la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.
Por Nayeli Roldán
28 de octubre, 2014
Comparte
José García y Patricia Duarte, padres que acudieron a la Comisión Interamericana de DH. //Foto: Animal Político

José García y Patricia Duarte, padres que acudieron a la Comisión Interamericana de DH. //Foto: Animal Político

Cuando la Suprema Corte de Justicia de la Nación resolvió el caso del incendio en la guardería ABC exonerando a los funcionarios de alto rango de cualquier responsabilidad, los padres de los 49 niños fallecidos se sintieron defraudados de la última instancia legal en el país que podía esclarecer el caso. Cuatro años después de ese fallo, las víctimas tienen una nueva esperanza en la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH). “No tendríamos por qué llegar acá, pero la impunidad nos obliga a salir del país”, dice Patricia Duarte, madre de Andrés Alonso, fallecido en la tragedia.

El lunes 27 de octubre, Patricia y su esposo José Francisco García, y los padres de Emmanuel,  Martha García y Manuel Rodríguez, se entrevistaron con los comisionados de la CIDH James Cavallaro, Rosa María Ortiz y el secretario ejecutivo, Emilio Álvarez Icaza, durante el 153 periodo ordinario de sesiones realizado en Washington, Estados Unidos, para solicitar la atracción del caso por parte del organismo internacional.

Durante el encuentro, de poco menos de una hora, los comisionados estuvieron receptivos de la exposición que dieron los padres, comenta Martha García en entrevista con Animal Político. “Nos dieron a entender que sí tenemos expectativas. Con esto apenas vamos a la mitad del proceso, pero tenemos la esperanza”.

Los padres coinciden en que después de cinco años de buscar justicia en su caso han sido ignorados. “Lamentablemente en México la justicia no ha sido ni pronta, ni imparcial, ni expedita. El Estado Mexicano nos ha negado el acceso a la justicia. Les falló con el principal derecho, que es el derecho a la vida a nuestros hijos”, afirma José Francisco García.

La principal demanda de los padres es la garantía de no repetición, es decir, que el Estado mexicano provea de los mecanismos legales para que nunca más vuelva a ocurrir un suceso como el que ellos padecieron el 5 de junio de 2009, donde murieron 49 menores de edad en el incendio de la guardería ABC subrogada por el IMSS a particulares.

La búsqueda de la justicia no es solo “por un legado de nuestros hijos, porque a ellos no les pueden regresar la vida, sino es también hacia los demás niños”, dice Guadalupe; su esposo Manuel agrega que aunque el movimiento logró en 2011 la publicación de la Ley General de Prestación de Servicios para la Atención, Cuidado y Desarrollo Infantil conocida como “Ley 5 de junio”, aún no se está aplicando.

Aún cuando los estados tenían un año para armonizar sus legislaciones con dicha ley, solo Jalisco ha concluido con el proceso. En tanto Sonora, el Estado de México, Puebla, Colima, Baja California y Yucatán ya la publicaron, pero aún falta aprobar el reglamento.

El equipo legal  que acompaña a los padres confía en que la CIDH de entrada a la solicitud, toda vez que cumple con los requisitos de admisibilidad. Stephanie Brewer, abogada del Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro, asegura que el fallo de la SCJN no puede ser impugnado,  por lo tanto, se agotaron las instancias legales en el país para el caso. Además, la no aplicación de la ley 5 de junio hace que no exista garantía para la no repetición, lo cual significa que los principales requisitos están solventados.

Después de esta solicitud y como parte del litigio, la CIDH pedirá al Estado mexicano la respuesta respecto a este caso. Tras analizar los argumentos de ambas partes, los comisionados tomarán la decisión de aceptar o rechazar el expediente para la investigación.

Brewer afirma que el caso tiene altas posibilidades de ser aceptado porque se trata de un “ejemplo paradigmático de la situación de inseguridad, incumplimientos e irregularidades que prevalecían en prácticamente todas las guarderías subrogadas por el IMSS en el país”, cuya responsabilidad incluye a funcionarios de alto nivel como los ex directores del IMSS Juan Molinar Horcasitas y Daniel Karam Toumeh; el ex gobernador de Sonora Eduardo Bours y el ex presidente municipal de Hermosillo, Ernesto Gándara Camou.

En caso de darle entrada, la CIDH realizaría una investigación sobre lo ocurrido y las omisiones o las faltas por parte del Estado para no garantizar la protección a los derechos humanos. Al final emitiría un informe con las recomendaciones para establecer los mecanismos de reparación de daño, que implicaría la no repetición, y el esclarecimiento de los hechos para que las víctimas tengan acceso a la verdad.

Aunque el presidente Enrique Peña Nieto se comprometió a resolver el caso cuando era candidato, ahora que es parte de la estructura de gobierno, deberá enfrentar esta denuncia internacional, porque “por parte de presidencia hay un desinterés del caso”, sentencia Manuel Rodríguez.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Foto: BBC

Nicolás Toledo: quién era el mexicano que murió en el tiroteo del desfile del 4 de julio en Chicago

La familia Toledo había acudido junta a disfrutar del desfile del Día de la Independencia en Highland Park.
Foto: BBC
6 de julio, 2022
Comparte

Nicolás Toledo, el mexicano que murió en el tiroteo, no estaba muy convencido de ir a ver el desfile del Día de la Independencia la mañana del lunes en Highland Park.

El mexicano de 78 años necesitaba de una andadera para caminar y sabía que podría ser difícil para él desplazarse por las aceras llenas de gente en esa ciudad al norte de Chicago.

Su familia, sin embargo, no quería dejarlo solo en casa. Todos iban a asistir y era una buena oportunidad para pasar un día juntos.

Iban 15 de la familia y eligieron un buen sitio para ver el desfile en el centro de Highland Park. Los carros alegóricos comenzaron a pasar, dice Xochil Toledo, una de sus nietas que lo acompañó.

Súbitamente estalló el caos: Robert Crimo, un estadounidense de 22 años, comenzó a disparar hacia la multitud con un rifle de alto poder. Más de 70 disparos, según la investigación de la policía.

Nicolás Toledo fue uno de los siete fallecidos, además de una treintena de heridos, que ha dejado este ataque del 4 de julio.

“Un día que se suponía que iba a estar lleno de alegría y felicidad se convirtió en un sueño lleno de terror y dolor”, dice la nieta de Toledo en un mensaje de su perfil de Facebook.

Las autoridades han identificado a otras víctimas mortales como Katherine Goldstein, de 64 años, Irina McCarthy (35), Kevin McCarthy (37), Jacquelyn Sundheim (63) y Stephen Straus (88).

Irina y Kevin McCarthy eran una joven pareja que dejan huérfano a un bebé de 2 años.

“Un ángel de la guarda”

Xochil Toledo explica que su abuelo estaba sentado en medio de la familia cuando arrancó el desfile.

Mientras pasaba un carro con una banda en la Avenida Central de Highland Park, su abuelo se veía feliz, “disfrutando el momento”.

El lugar del tiroteo

Getty Images

Escucharon detonaciones, que en un principio pensaron eran parte del espectáculo. Pero entonces comenzaron a caer las balas justamente en el lugar en el que estaba la familia.

Tres impactaron en el abuelo, causando su muerte.

“Él nos salvó la vida a todos. Pudieron haber ido contra mí, contra mi novio o contra mis primos”, dijo Xochil Toledo al diario Chicago Sun Times.

Un hijo de Toledo trató de protegerlo y recibió un disparo en el brazo, pero todos los demás pudieron ponerse a salvo luego del ataque.

La familia dice que Toledo es unángel de la guarda” que los protegió.

Abrieron una recaudación de fondos que en poco más de 24 horas obtuvo la respuesta de más de 1.200 personas y una ayuda superior a los US$60.000.

“No hay palabras para decir cuánto agradecemos a la comunidad por toda su ayuda en estos momentos tan difíciles para nuestra familia. Todas las donaciones irán para los gastos del funeral”, escribieron.

Dos personas frente a un ramo de flores

Reuters
Algunas personas han regresado al sitio del ataque para colocar flores por las víctimas del tiroteo.

Nicolás Toledo estaba de visita a su familia al norte de Chicago, luego de dos años de no poder viajar a EE.UU. por las restricciones de la pandemia.

Era originario del estado de Morelos, en el centro de México, pero durante muchos años trabajó en Estados Unidos, donde está una buena parte de su familia conformada por su esposa y ocho hijos.

Tenía doble nacionalidad mexicano-estadounidense, así que pasaba largos periodos con su familia en Illinois.

“Lo trajimos aquí para que pudiera tener una vida mejor”, dijo su nieta al diario The New York Times. “Sus hijos querían cuidarlo y estar más en su vida y luego sucedió esta tragedia”.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=IyD55w5yihM

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.