¿Por qué quieren presidir la CNDH? L@s 21 candidat@s responden
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

¿Por qué quieren presidir la CNDH? [email protected] 21 [email protected] responden

Animal Político planteó cuatro preguntas a los aspirantes sobre los retos del organismo autónomo y sus propuestas. Te presentamos lo que cada uno respondió o planteó al respecto en su proyecto entregado a los senadores.
Por Nayeli Roldán
30 de octubre, 2014
Comparte
Foto: Cuartoscuro.

Foto: Cuartoscuro.

Como parte del proceso para elegir al nuevo ombudsman nacional, los 21 candidatos deben comparecer ante las comisiones unidas de Derechos Humanos y de Justicia del Senado para exponer el proyecto con el que pretenden dirigir al organismo durante los próximos cinco años.

Animal Político planteó cuatro preguntas a los aspirantes sobre los retos del organismo autónomo y sus propuestas. Te presentamos lo que respondieron o plantearon al respecto en su proyecto entregado a los senadores:

Patricia Olamendi

Foto: Cuartoscuro.

Foto: Cuartoscuro.

Doctora en Derecho por la UNAM. Exsubsecretaria de Derechos Humanos de Gobernación. Integrante del grupo de trabajo del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas.

¿Cuál es el principal problema o mayor cambio que requiere la CNDH?

Convertirla en una CNDH más ciudadana. Recobrar la credibilidad en la institución y que las personas se sientan seguras de que efectivamente tienen un mecanismo defensor de sus derechos, para dentro y fuera de México. Ciudadanizarla es el reto más importante.

¿Cómo recuperar el papel de la CNDH como una instancia del Estado que garantiza y protege los derechos humanos?

Asegurando que el proceso de selección no solo sea transparente sino que la persona idónea sea la persona que genere los consensos hacia afuera porque las tentaciones políticas de la CNDH son muy grandes. A veces se piensa un poco más en los temas partidarios y menos en el país, pero el país demanda que las personas que encabecen esta institución sean que generen los consensos.

Es fundamental que se tome a la CNDH como un mecanismo urgente de resolución de atención y resolución de casos. Una mesa permanente con todos los defensores, organizaciones de la sociedad civil que permita conocer cuál es el estado de casos que están siendo atendidas en otras instancias y que puedan tener una respuesta fundamental.

En la medida en que la Comisión vaya respondiendo a las acciones emergentes y de atención urgente, la ciudadanía empieza a generar confianza.

¿Cuáles son los puntos centrales de su proyecto para dirigir la CNDH?

Ciudadanizar la Comisión. Abrir las puertas de la CNDH a todos los mecanismos nacionales e internacionales de defensa de derechos humanos.

Trabajar de manera estrecha con los Congresos Federal y locales para lograr la armonización legislativa con los tratados; con las autoridades sobre todo en los campos de política pública, económica y social para contribuir a que la política tenga el enfoque de derechos.

Trabajar de manera especial en la promoción, difusión y enseñanza de los derechos. Tener un papel activo para ejercer todas las facultades que tiene la Comisión, sobre todo iniciar denuncias en casos importantes donde se encuentren violaciones graves.

¿Por qué debería ser usted quien dirija la CNDH?

Me he preparado académicamente en materia de derechos humanos. Soy la única candidata con una maestría en especialidad en derechos humanos. He trabajado en la defensa de derechos humanos dentro y fuera de México. Formo parte del consejo de derechos humanos de Naciones Unidas. Conozco perfectamente el litigio internacional, he construido legislación nacional e internacional y sobre todo, tengo un compromiso con los derechos humanos. No es porque tengo o quiera un cargo. Creo que los derechos humanos se hicieron para que las personas vivamos bien y libres.

Necesitamos que los derechos humanos se vean de manera integral incluyendo cada una de las libertades y considero que mi experiencia, trabajo y compromiso pueden hacer la diferencia en esa institución.

Sara Irene Herrerías Guerra

sara_herrerias

Foto: Cuartoscuro.

Licenciada en Derecho por la UNAM. Maestría en Derecho y Criminología. Exfiscal especial para los Delitos de Violencia contra las Mujeres y Trata de Personas, de la PGR y extitular de Províctima. Asesora de la Oficial Mayor de la PGR

¿Cuál es el principal problema o mayor cambio que requiere la CNDH?

Recobrar la confianza de las personas en ella. Tener un acercamiento con la población para que los grupos más vulnerables tengan un acceso directo a la Comisión. Hacer llegar los recursos para la operatividad, para la atención, no en gastos de representación.

Nos tenemos que acercar a los lugares más alejados del país para hacer prevención, pues lo que ha pasado en Guerrero y Tlatlaya, si hubiera habido programa de prevención de derechos humanos hubiéramos podido evitarlos.

¿Cómo recuperar el papel de la CNDH como una instancia del Estado que garantiza y protege los derechos humanos?

Tenemos que hacer una institución operativa que esté cerca de cualquier ciudadano y persona que transite por el país. Eso hice en Fevimtra y Províctima. Estar inmediatamente después de la violación de derechos humanos y no esperar a recibir la queja.

Se deben hacer programas para que la autoridad sea alguien que proteja los derechos humanos en su actuar cotidiano.

Los derechos humanos son la protección de cualquier persona y las autoridades que están en la operatividad son personas similares al ciudadano común y corriente. No son altos funcionarios sino que les toca operar y cumplir las órdenes y ahí se dan las violaciones a derechos humanos y si no trabajamos con ellos no vamos a lograr la paz.

¿Cuáles son los puntos centrales de su proyecto para dirigir la CNDH?

Lo que ha fallado es la recepción de las quejas, se da seguimiento. Han faltado investigaciones exhaustivas y un acercamiento directo con el quejoso para hacer la investigación. La CNDH no se ha movido hacia la población para iniciar de oficio muchos de los asuntos que se tomaron después de un tiempo transcurrido.

Solo dando una respuesta a la población de sus quejas vamos a recobrar la confianza. Solo si no se ve a la CNDH como alguien que confronta.

¿Por qué debería ser usted quien dirija la CNDH?

Tengo la experiencia. Desde que era estudiante trabajé con grupos de sexo servidoras en la Merced para proteger sus derechos, en hospitales psiquiátricos, estuve en el programa de igualdad de hombres y mujeres en CNDH, fui fiscal de trata donde trabajé directamente con las personas y después en Províctima.

Tengo la experiencia operativa y también los estudios. Tengo la experiencia teórica y práctica, pero sobre todo el compromiso con el país.

Ricardo Vázquez Contreras

Licenciado en Derecho por la Universidad del Valle de México. Doctor en Derecho por el Instituto Internacional del Derecho y del Estado. Fundador de la firma legal, Vázquez, Martínez y Asociados, S.C. Participó como candidato a comisionado del IFAI en abril de 2014.

¿Cuál es el principal problema o mayor cambio que requiere la CNDH?

La CNDH debe estar al servicio del pueblo y no al de los jerarcas, de la oligarquía, ni de ningún poder fáctico. Debe ser el contrapeso que el pueblo requiere. El presidente de la comisión no debe estar sacándose fotografías con el poder público, es decir, tiene que actuar constitucionalmente en defensa de los ciudadanos.

¿Cómo recuperar el papel de la CNDH como una instancia del Estado que garantiza y protege los derechos humanos?

Se requiere realizar las gestiones administrativas y legales para hacer eficiente su actuar. Emitir el mínimo el doble de recomendaciones. Cada una nos cuesta en promedio entre 10 y 15 millones de pesos, pero ha sido alejada del servicio del pueblo. Se requiere una reestructura total, no cosmética.

¿Cuáles son los puntos centrales de su proyecto para dirigir la CNDH?

Solicitar al Congreso de la Unión un cambio de denominación para que se llame Órgano Constitucional de Protección y Defensa y de los Derechos Humanos, hacer los cambios del orden jurídico y la ley en materia de derechos humanos.

Buscar los mecanismos de cooperación con todos los poderes públicos para que todos los servidores, en especial militares y policías, para permanencia en su puesto o ingreso tener un conocimiento y aprobar mínimo un diplomado en derechos humanos.

Que las recomendaciones sean de carácter vinculatorio, es decir, modificar la Constitución para que no sea una llamada a misa.

¿Por qué debería ser usted quien dirija la CNDH?

Soy pertinente e idóneo. Tengo capacidad para ello, cuento con los estudios necesarios. Nunca he sido servidor público, soy docente, no pertenezco a ningún partido político, no le debo nada a nadie. No voy por necesidad, no para ver si continúo en un puesto público. Nunca he aspirado a vivir de la política.

Miguel Nava Alvarado

Foto: Cuartoscuro.

Foto: Cuartoscuro.

Licenciado en Derecho por la Universidad Autónoma de Querétaro. Doctor en Estudios Avanzados en Derechos Humanos, por la Universidad Carlos III de Madrid. Presidente de la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Querétaro

¿Cuál es el principal problema o mayor cambio que requiere la CNDH?

Que tenga autonomía. No se garantizaría esa autonomía si queda en personas (la presidencia de la CNDH) que provengan del poder Ejecutivo directamente como Ricardo Bucio, titular del Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación; Mauricio Farah, secretario general de la Cámara de Diputados, o Carlos Pérez Vázquez, coordinador de Asesores de la presidencia de la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

¿Cómo recuperar el papel de la CNDH como una instancia del Estado que garantiza y protege los derechos humanos?

Con sus resoluciones. Las acciones de servilismo hacen que la gente no crea en la institución protectora de derechos humanos porque son cuotas de poder. Hoy es un organismo enfermo a punto de colapsar que requiere una cirugía mayor, una neurocirugía, pero si tienen pediatras, urólogos, no lo van a hacer.

¿Cuáles son los puntos centrales de su proyecto para dirigir la CNDH?

La promoción de defensa y promoción de derechos humanos no ha avanzado. A raíz de la reforma constitucional, la facultad de atracción que tenía la Suprema Corte de Justicia de la Nación y se pasó a la CNDH, pero esa discrecionalidad sin reglamentar ha generado una serie de inconsistencias. Porque, por ejemplo, al atraer el caso de Ayotzinapa en 2011 no generó las condiciones para que no se repitiera y hoy hay 43 jóvenes desaparecidos. Tampoco atrajo en un principio el caso Tlatlaya. La cercanía que debe tener la población para generar credibilidad.

¿Por qué debería ser usted quien dirija la CNDH?

Yo puedo hacer la neurocirugía porque conozco a la Comisión desde sus entrañas, pero también defiendo los derechos humanos en una entidad federativa y soy producto de una elección unánime en mi estado. Tengo 20 años en distintas trincheras dando la batalla por los derechos humanos porque es la única forma que tenemos como sociedad para hacerle frente al abuso.

Miriam Cárdenas Cantú

Licenciada en Derecho por la Universidad Autónoma de Coahuila. Tiene Maestría en Administración por la Universidad Autónoma de Nuevo León. Diputada federal por el PRI con licencia.

¿Cuál es el principal problema o mayor cambio que requiere la CNDH?

Son muchos. Desde el fortalecimiento de la propia institución, de su consejo, de la infraestructura, como de su función sustantiva. El acercamiento con la ciudadanía como un eje transversal de toda su política y fortalecer las relaciones interinstitucionales desde organismos internacionales, dependencias, secretarías, sociedad civil y sea la cercanía con la sociedad lo que marque su trabajo.

¿Cómo recuperar el papel de la CNDH como una instancia del Estado que garantiza y protege los derechos humanos?

Siendo más proactivos porque se están desperdiciando las acciones de inconstitucionalidad y las investigaciones a violaciones graves. Se necesita realizar un trabajo con mayor rapidez y eficacia, fortalecer las recomendaciones, la reparación del daño. Hay un potencial que no se ha detonado, que es la red más amplia de organismos defensores en nuestro país y no se trabaja de manera articulada.

¿Cuáles son los puntos centrales de su proyecto para dirigir la CNDH?

Con un eje transversal con un acercamiento a la sociedad civil propongo el fortalecimiento a la propia institución.

El reforzamiento a la institución sustantiva, la de protección y divulgación de los derechos humanos, de las relaciones interinstitucionales con organismos de derechos humanos, la sociedad civil organizada y no organizada; colegio de profesionistas y universidades y con las instituciones de los tres órdenes de Gobierno.

Construir una nueva imagen a través de un nuevo sistema de comunicación social. Incluyendo sistemas de medición, porque si no nos medimos no podemos saber del impacto que se están teniendo y por lo tanto no tomas las decisiones adecuadas.

¿Por qué debería ser usted quien dirija la CNDH?

Mi fortaleza está en mi capacidad de trabajo, mi honradez y mi independencia de criterio en la toma de decisiones, cuestión que está probada. Tengo una trayectoria de 30 años donde estos han sido mis activos.

Luis Armando González Placencia

Foto: Cuartoscuro.

Foto: Cuartoscuro.

Licenciado en Psicología por la UNAM. Doctor en política criminal por el Instituto Nacional de Ciencias Penales. Expresidente de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF).

¿Cuál es el principal problema o mayor cambio que requiere la CNDH?

La autonomía. Una autonomía comprometida termina restándole credibilidad a cualquier acción que lleve a cabo. Es fundamental que desde este proceso de elección se garanticen condiciones para que el ombudsman llegue sin ningún tipo de atadura, acuerdo, compromiso que pueda comprometer esta autonomía.

¿Cómo recuperar el papel de la CNDH como una instancia del Estado que garantiza y protege los derechos humanos?

Tomando parte. Uno de los principales puntos de desconfianza ha sido el alejamiento que la comisión ha tenido de las organizaciones de sociedad civil y las víctimas. Es inconcebible que la Comisión se haya atrevido a litigar incluso en contra de estas organizaciones, a perseguir a algunos defensores. Un ombudsman jamás debe estar en contra de las personas a las que sirve. La mejor manera de generar confianza es dando resultados. Por eso me parece fundamental hacer una agenda ciudadana, con un escrutinio público abierto.

El asunto presupuestal hay que revisar los salarios, hacer una adecuación de los salarios que tienen los servidores públicos de primera línea y generar una política de austeridad al interior de la institución. Esos mensajes pueden darle certeza a la ciudadanía de que no se trata de un puesto cómodo y bien remunerado sino de una institución que es capaz de trabajar por los derechos de las personas.

¿Cuáles son los puntos centrales de su proyecto para dirigir la CNDH?

El primero es la autonomía. El segundo es recuperar la confianza ciudadana, eso significa tener una aproximación inmediata con las víctimas, cuestión que la CNDH ha dejado de lado en los últimos años. Lo segundo es construir una gran alianza con las organizaciones de la sociedad civil. Hoy sería fundamental que la agenda de la comisión fuera ciudadanizada, que se construye y consensa con la sociedad civil.

El tercero es hacer una revisión presupuestal exhaustiva porque tiene un presupuesto altísimo de más de mil millones de pesos que tiene para trabajar, habría que ver cómo está distribuido ese presupuesto. Eso debe acompañarse con la elaboración de un presupuesto estratégico, con una revisión de la estructura de la propia comisión y una reingeniería que hiciera eficiente la labor de la Comisión.

Fortalecer el sistema nacional ombudsman. Más que la elección del nuevo presidente, lo que se juega es la posibilidad de alguien que lidere el sistema nacional de derechos humanos. Primero, poniendo énfasis en la labor que debe hacerse con la Federación Mexicana del Ombudsman, con los organismos locales y con las demás instituciones de gobierno que protegen derechos; hacer alianzas para que se den sinergias y en esa misma lógica, aproximar a los organismos públicos a las organizaciones de sociedad civil. Fortalecer el sistema de manera tal que se genere una presencia nacional del ombudsman aún en los municipios más lejanos.

Finalmente una revisión para general fortalecimiento institucional; eso significa revisar las políticas al interior no solo desde el punto administrativo sino fundamentalmente para recuperar la mística de trabajo que seguramente está aletargada.

¿Por qué debería ser usted quien dirija la CNDH?

Esto que estoy contando ya lo hice en la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal. Es más difícil tomar una institución que ya tiene prestigio porque el reto es más grande y no obstante, junto con mi equipo pudimos llevarla mucho más lejos.

Es algo que sé hacer, que ya hice y en esa lógica, el Senado tiene que pensar en gente que tiene experiencia y no solamente los conocimientos, sino que cuenta con la agenda para poder llevar un proyecto como este.

Salvador Abascal Carranza

Licenciado en Contaduría por la UVM y en Filosofía por la Universidad Iberoamericana. Maestría y doctorado en Filosofía por la Universidad Iberoamericana. Exdiputado local y federal. Vicepresidente de la Comisión Mexicana de Derechos Humanos.

¿Cuál es el principal problema o mayor cambio que requiere la CNDH?

El más urgente es el cumplimiento de la ley. Es decir, analizar si la ley de la Comisión ha sido cumplida en plenitud, de acuerdo con lo que establecen los lineamientos, por ejemplo si las recomendaciones hayan sido debidamente fundadas, si hayan sido aceptadas y cumplidas por el servidor público; y si el servidor público haya presentado las pruebas del cumplimiento de la recomendación porque no sabemos si se ha cumplido plenamente con estos lineamientos.

La CNDH no ha sido lo suficientemente enérgica para pedir al Congreso de la Unión la ley reglamentaria correspondiente al artículo 1º Constitucional que establece la obligación del Estado de la reparación del daño. Como no existe esta ley complementaria, ni siquiera el órgano competente para que se pueda reparar a las víctimas de los delitos cometidos contra sus derechos.

¿Cómo recuperar el papel de la CNDH como una instancia del Estado que garantiza y protege los derechos humanos?

El ombudsman tiene como arma más importante su autoridad moral. Esta autoridad moral es precisamente la base de su prestigio y paradójicamente este prestigio se ha ido deteriorando en lugar de irse fortaleciendo a través del tiempo. El ombudsman debería tener mano firme en las recomendaciones con las autoridades federales, los gobernadores y que esto se publicite lo suficiente.

También tiene que hacer un esfuerzo para empezar a atender a las víctimas de los delitos por una investigación de campo muy concienzuda, profesional, técnica, que con los recursos que tiene puede hacer. Si estas investigaciones se publican, ayudará a recobrar la imagen del ombudsman. También, en el acercamiento con las organizaciones de la sociedad civil, porque hay encono de algunas. Habría que hacer talleres de acercamiento para ver cuál es el objeto de su encono.

¿Por qué debería ser usted quien dirija la CNDH?

Soy un defensor y promotor de los derechos humanos desde hace más de 25 años. Antes de que se fundara la CNDH, yo ya había escrito un libro y había fundando la Comisión Mexicana de Derechos Humanos, de la cual soy vicepresidente.

Además tengo la experiencia académica, política, fui presidente de la primera Comisión de Derechos Humanos de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal.

Lucero Ivonne Benítez Villaseñor

Licenciada en Derecho por la Universidad del Valle de México. Presidenta de la Comisión de Derechos Humanos de Morelos.

¿Cuáles son los puntos centrales de su proyecto para dirigir la CNDH?

Hay varios problemas que se tienen que atender como la inseguridad, la trata de personas, del crimen organizado, de los feminicidios, el seguimiento que deben tener las recomendaciones para que sean cumplidas, las citas a comparecer a los servidores públicos. De parte de la Comisión, consideramos que uno de los aspectos urgentes es la profesionalización y capacitación de los visitadores para poder estar en el momento, en el lugar de los hechos y que no solamente sean visitadores de escritorio sino que tengan contacto con la ciudadanía.

¿Cómo recuperar el papel de la CNDH como una instancia del Estado que garantiza y protege los derechos humanos?

Tiene que ver con la integración de mesas de trabajo con las organizaciones civiles. Parte del trabajo que ha sumergido a esta crisis a la CNDH es no tener el acercamiento con la sociedad civil, lo que representa una problemática grave.

Además que las recomendaciones vayan bien sustentadas para que no haya forma que las autoridades las evadan o no las cumplan.

¿Por qué debería ser usted quien dirija la CNDH?

Soy la primer mujer presidenta de la comisión estatal en Morelos. He logrado impulsar diferentes trabajos en materia de grupos vulnerables. Tengo 23 años en servicio de los derechos humanos. Trabajé en la CNDH. La capacidad, probidad y ser una persona honorable es lo que me ha fortalecido para que yo me inscribiera.

Alfredo Rojas Díaz Durán

Foto: Cuartoscuro.

Foto: Cuartoscuro.

Licenciado en Ciencias Políticas y Administración Públicas por la Universidad Iberoamericana. Maestro en Administración con especialidad en Finanzas. Consultor y litigante

¿Cuál es el principal problema o mayor cambio que requiere la CNDH?

Tenemos que humanizar a la CNDH. Impulsar la aprobación de la ley de desapariciones forzadas en tributo a lo que sucedió en Ayotzinapa. Esa sería la primera acción que voy a tomar como principal promotor y difusor de leyes que respeten los derechos humanos.

¿Cuáles son los puntos centrales de su proyecto para dirigir la CNDH?

He acordado con las principales organizaciones agrarias del país impulsar el ombus pearson agrario e indígena, ahora con la reforma energética y la figura de ocupación temporal a efecto de que los trabajadores del campo no queden en la indefensión jurídica.

Impulsar una profunda reformar y reingeniería interinstitucional porque el 80 por ciento de las quejas que se interponen en la comisión, se pueden resolver in situ.

Darle promoción a la difusión y la capacitación. Ir a las escuelas, reclusorios, hay que ir a las calles, los centros comerciales.

¿Cómo recuperar el papel de la CNDH como una instancia del Estado que garantiza y protege los derechos humanos?

Es muy importante que el Senado elija a un ciudadano que no pertenezca a grupo alguno, ni milite en partido alguno. Eso le dará la primera característica de que es una persona libre y sin compromisos.

Promover la autonomía plena y total de la CNDH en todo el país, es decir, que los presidentes de cada comisión estatal sean electos independientes al gobernador o al partido mayoritario.

¿Por qué debería ser usted quien dirija la CNDH?

He sido un luchador social durante 30 años. Organizo misiones de paz en zonas de conflicto bélico en Oriente Medio. Organizo conferencias internacionales por la paz con jefes de Estado, cancilleres, premios Nobel de la paz. Organizo publicaciones para la cultura de la paz y he participado en México en intervenciones por liberación de presos, por el medio ambiente. Organicé la primera marcha en el DF contra los feminicidio y trata de personas. No pertenezco a partido alguno, tengo el mayor número de publicaciones, me han solicitado seis gobiernos para coadyuvar en procesos de paz, pero sobre todo hay una amplia base social que nos postula.

Carlos Pérez Vázquez

Licenciado en Derecho por la Universidad Autónoma de México (UNAM). Doctor en Letras por la University College London. Coordinador de Asesores de la presidencia de la Suprema Corte de Justicia de la Nación y coordinador de Derechos Humanos del máximo tribunal del país.

Sobre la CNDH:

“La situación de los derechos humanos en México es seria. La CNDH restringiendo indebidamente su mandato, ha colaborado a este estado de cosas. Modificar el funcionamiento de la Comisión es hoy una cuestión de Estado”.

Su proyecto:

“Fortalecer el régimen de salvaguarda de nuestros derechos, cada hora, cada día, hasta el límite de mis capacidades, para evitar que el dolor de hechos como los de Ayotzinapa, Chalchihuapan y Tlatlaya vuelvan a repetirse y para que las víctimas reciban la reparación integral que merecen.

Establecer un sistema permanente de revisión, documentación y análisis de la situación que guardan los derechos humanos en México, mediante el desarrollo de informes especializados.

Desarrollar un sistema nacional de indicadores en materia de derechos humanos a partir de los cuales la CNDH plantee propuestas concretas para el diseño e implementación de políticas públicas con enfoque de derechos humanos”.

María Teresa Vallejo Pérez

Doctora en Ciencias de la Educación y Derechos Humanos. Presidenta de Mujeres Defensoras de los  Derechos Humanos A.C. e integrante del Centro de Rehabilitación Fuerza, Unión y Tolerancia A.C.

Sobre la CNDH:

“Ante la crisis de respeto a los derechos humanos, identificando casos que demuestran que: servidores públicos, a nivel federal, miliares y policías continúan cometiendo graves abusos de manera impune. Estos incluyen tortura psicológica y física; desapariciones forzadas, ejecuciones extrajudiciales en los estados del país perpetrados por miembros de todas las fuerzas de seguridad en el ámbito federal, estatal y municipal”.

Su proyecto:

Empoderar la institución de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, como el ombudsman, al trabajo en equipo con la Socicedad Civil Organizada y cercas con las personas.

Reingeniería y reforma de la estructuración de la CNDH. Fortalecimiento con la sociedad civil organizada, con reuniones dos veces por cada ejercicio fiscal, o dividiendo a la Republica en seis zonas o regiones, para atender, y dar respuesta a sus peticiones. Reforzar las Direcciones con sus respectivos programas. Impulso de la Unidad Interinstitucional con el poder legislativo, judicial, federal y los comités de la Organización de las Naciones Unidas. La reingeniería del Centro Nacional de Derechos Humanos. Reingenieria en el presupuesto respecto a los rubros de celulares, viáticos, equipamiento de edificios, rentas etc. Reingeniería y reforma para integrar el Consejo Consultivo de la CNDH.

Pavel Rodríguez Quezada

Licenciado en  Derecho por la Universidad Tecnológica de México. Catedrático

Proyecto:

“Realizar Proyectos redactados para que las leyes secundarias sean acorde con los Derechos Humanos dentro de Proceso Judicial, sin que sea motivo de erogación económica para el estado para que toda persona tenga la certeza como derecho a ser oída, con las debidas garantías y dentro de un plazo razonable, por un juez o tribunal competente, independiente e imparcial, establecido con anterioridad por la ley, en la sustanciación de cualquier acusación penal formulada contra ella, o para la determinación de sus derechos”.

Daniel Balboa Verduzco

Maestría en Derecho por la Universidad Latina. Formó parte del grupo que elaboró el Anteproyecto del programa de Derechos Humanos en Segob para el periodo 2008 y 2012.

Proyecto:

Dar continuidad al trabajo realizado, así como fortalecer la estrategia institucional para proteger y promover los derechos humanos, con la finalidad de prevención y atención a cada uno.

Implementar una cultura de atención y respeto irrestricto a los derechos humanos con la finalidad de concientizar y sensibilizar a las mujeres y hombres autoridades de gobierno.

Claudio Jesús Meza León

Exdirector de Asuntos Consultivos y Averiguaciones Previas en la Procuraduría de Justicia de Sinaloa. Ex visitador general de la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Sinaloa

Proyecto:

El procedimiento de investigación de presuntas violaciones a derechos humanos debe respetar las formalidades esenciales del procedimiento, el debido proceso y valorar libremente las pruebas. Este rigor jurídico sustenta que análogamente a una indagatoria o proceso penal, o a un procedimiento disciplinario de responsabilidad administrativa la resolución definitiva de la CNDH debería tener efectos vinculantes, que por un lado anulen o modifiquen el acto u omisión objeto de la queja y por otro sustenten el dictado de una sanción administrativa en os término de la Ley Federal de Responsabilidades Administrativas de los Servidores Públicos.

Mauricio Farah Gebara

Licenciado en Derecho por la UNAM. Maestría en Política y Gobierno por la Universidad de Essex, Inglaterra. Secretario general de la Cámara de Diputados.

Sobre la CNDH:

“Tres años después de la entrada en vigor de la reforma constitucional en materia de derechos humanos, es lamentable constatar que la actuación de la CNDH se encuentra por debajo de las expectativas de la sociedad mexicana. A pesar de contar con más recursos económicos para cumplir con el mandato constitucional, un número cada vez mayor de recomendaciones de la CNDH es emitido con una tardanza superior a los 18 meses.

Esto significa que la administración de justicia no jurisdiccional se está llevando a cabo de manera lenta y tardía. El retraso en la elaboración de Recomendaciones es grave porque coloca a los quejosos en un estado de indefensión que vuelve nugatorio el goce de la garantía violada. La parsimonia con la que la CNDH trabaja ha llegado al extremo de que, el mismo asunto, haya sido resuelto con mayor celeridad por un Juzgado de Distrito que por el ombudsman nacional, a pesar de que los procedimientos y requisitos procedimentales sean más exigentes en los órganos jurisdiccionales.

La CNDH no es, no debe ser, un instrumento de aspiraciones políticas ni un adversario del gobierno, sino un contrapeso jurídico y moral para limitar y erradicar los abusos, con el objetivo de contribuir de manera permanente y sostenida con el fortalecimiento del Estado de Derecho y de la democracia”.

Proyecto:

Se desarrolla en tres ejes: Modernización de la CNDH tanto en su vertiente Sustantiva como Administrativa. Fortalecimiento de Redes y Transparencia y Rendición de Cuentas. Entre las propuestas está: Al Congreso de la Unión, que se reformen los artículos 102 de la Constitución y el artículo 11 de la Ley de la CNDH, para prohibir expresamente la reelección del presidente de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos.

Que mediante el diálogo con legisladores, gobernadores, Comisiones Ejecutivas de Atención a Víctimas y Comisiones de derechos humanos, de las entidades federativas, se analice la factibilidad de generar una Ley Modelo que adopte los parámetros de la Ley General de Víctimas a fin de homologar los derechos que tienen las víctimas de delitos en todas las legislaciones locales, dado que falta que más de la mitad de los estados de la República aprueben los marcos jurídicos en esta materia.

Raúl Plascencia Villanueva

Sobre la CNDH:

“La calidad en la atención a la sociedad en general es una preocupación de la CNDH, por ello, cuando el 98% de las personas que acuden califican la atención de excelente y buena, se está en un proceso de mejora continua para que pueda evitar cualquier tipo de molestia o inconformidad con la atención brindada.

La protección y defensa de los Derechos Humanos no se realiza únicamente a través de la emisión de recomendaciones; por ello, cuando la autoridad asume la responsabilidad sobre las violaciones a los derechos humanos y adopta las medidas eficaces para su reparación, los asuntos se pueden concluir por conciliación o bien durante el procedimiento, en esta materia durante 2013 se resolvieron 3, 580, lo que representa 3 veces lo alcanzado en 2009. En lo que va de la administración se han resuelto de esta manera un total de 13,857”.

Proyecto:

Entres sus propuestas se encuentra: “Continuar con esta política de transparencia en el uso de los recursos públicos, así como los procesos de auditoría para impulsar acciones que conviertan a la CNDH en un referente y modelo nacional en la materia.

Fortalecer aún más las relaciones, la comunicación y la colaboración con las organizaciones no gubernamentales del país, con el fin de apoyar sus proyectos de promoción, difusión y capacitación en materia de derechos humanos.

Transitar de un esquema reactivo a las violaciones de los Derechos Humanos a un modelo más proactivo e integral, basado en la prevención, identificar las situaciones de riesgo potenciales mediante el fortalecimiento del Sistema Nacional de Alerta y el análisis estratégico de la información sobre los derechos humanos en el país”.

Eduardo Moreno Baños

Doctor en Derecho. Secretario técnico de la Comisión de Atención a Grupos Vulnerables de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal.

Proyecto:

“Coadyuvar en el fortalecimiento de la actuación y funcionamiento de los organismos estatales de Derechos Humanos. Alentar el diseño de políticas avanzadas para tutelar los derechos de las víctimas.

Fomentar condiciones para ampliar una cultura en favor de los derechos humanos, mediante la difusión de programas de contenido accesible y sencillo, que permitan a la población conocer y defender sus garantías individuales.

Generar la conciencia entre gobernantes y gobernados de la importancia que tiene el respeto a los derechos humanos y a las garantías individuales para la consolidación de nuestro Estado de Derecho.

Impulsar la presencia ciudadana en la promoción de soluciones.

Respetar el ejercicio del derecho de petición”.

Luís Raúl González Pérez

Licenciado en Derecho por la UNAM. Doctor en Derecho por la Universidad de Educación a Distancia de España, UNED. Abogado general de la UNAM.

Sobre la CNDH:

“Estamos ante la posibilidad de relanzar el movimiento de protección no jurisdiccional de los derechos humanos regresando a los principios básicos con los que trabajó la CNDH y que se han perdido en el camino, aunado al reforzamiento constitucional que ha tenido para el desempeño de su encomienda. La oportunidad que se le presenta al nuevo ombudsman es de reconstruir con objetivos de corto y de largo aliento su desempeño institucional”.

Proyecto:

Rediseñar la actividad institucional de la CNDH con miras a la creación del Estado humanista del siglo XXI a partir de un ejercicio efectivo de su autonomía y facultades constitucionales y legales. Atención diligente y sensible a las víctimas de violaciones a derechos humanos como centro del quehacer institucional. Revisión integral de contenidos, fines y alcances de los programas específicos de la CNDH.

María del Carmen Acosta Jiménez

Regidora en Zapopan, Jalisco entre 2004 y 2006. Candidata a presidente de la CNDH en 2009.

Sobre la CNDH:

“La CNDH es la más cara de América Latina puesto que se incrementó un 300% en el lapso de diez años, pasó de 114 millones a 912 millones de pesos y no logra su objetivo, ser un verdadero defensor de nuestros derechos ya que es este tiempo de tantos retos, no solo es atender los derechos de primera generación, sino darle un verdadero auge a los derechos de la segunda y tercera generación”.

Proyecto:

“Recomendaciones inmediatas que se observe una violación clara a los derechos humanos. Hacer un análisis presupuestal, con el objeto de eficientar esos recursos en beneficio de la población. Se va a eficientar en trabajo de los visitadores, ya que tendrán que darme cuenta de manera diaria de las recomendaciones, para darle agilidad a las quejas de primera instancias”.

Ricardo Antonio Bucio Mújica

Licenciado en Ciencias Políticas y Administración Pública por la Universidad Iberoamericana. Presidente del Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación.

Sobre la CNDH:

“Un análisis general sobre el desempeño que ha tenido la CNDH en la defensa real y efectiva de las personas en las más recientes administraciones, arroja saldo negativo. Un papel distinto al actual habría logrado resolver los casos, ayudando a disminuir los conflictos, a atenuar la violencia, a atacar la impunidad, a no escalar los casos del nivel local al internacional, a responsabilizar a las personas diferenciándolas de las instituciones cuando procede”.

Proyecto:

Entre las acciones está: “Contar con criterios claros, imparciales y transparentes para el ejercicio de atribuciones específicas del organismo. Promover ante el Congreso de la Unión la armonización de la Ley de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos con la reforma constitucional de junio de 2011. Eficientar el uso y el impacto de las recomendaciones. Revisar y fortalecer los perfiles de las y los servidores públicos de la CNDH. Elaborar en colaboración con otros organismos públicos y privados especializados diagnósticos integrales”.

Raymundo Gil Rendón

Licenciado en Derecho por la UNAM. Doctor en derechos Humanos por la UNAM. Ex director de administración, contralor interno y director de la segunda visitaduría de la CNDH.

Proyecto:

“Se propone llevar a cabo una verdadera orientación a la ciudadanía para evitar el aumento del número de quejas (que en gran porcentaje son improcedentes) a través de un programa de difusión, mediante la intervención de todos los medios de comunicación y la participación de la sociedad civil organizada (ONGs); en el que se especifique en forma clara la manera y los procedimientos en que la CNDH lleva a cabo los trámites e investigaciones, determinando en forma exacta la competencia de este organismo, y haciéndoles notar que las queja presentadas deben contener hechos violatorios de derechos humanos susceptibles de recomendación, bajo el lema: “no se queje si no se queja”.

La imagen del defensor del pueblo y para el pueblo, es decir, del ombudsman mexicano, debe ser mejorada a través de los distintos medios de comunicación, para acercarlo más a la sociedad y tener un mayor impacto y presencia social”.

 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

La gran escasez de productos que afecta al mundo (y por qué puede producirse un efecto látigo)

Autos, madera, muebles, materiales de construcción, comida... muchos productos están agotados por un gigantesco cuello de botella en los envíos internacionales en medio de los cambios que ha provocado la pandemia en el comercio internacional.
13 de agosto, 2021
Comparte

Es difícil imaginar que en Estados Unidos, uno de los países más ricos del mundo, exista escasez de ciertos productos.

Pero comprar un auto nuevo, muebles o materiales de construcción, dejó de ser una tarea fácil.

En muchos casos los consumidores deben esperar meses antes de conseguir el producto que están buscando.

Es que el atasco en la salida de contenedores desde los principales puertos del mundo está provocando interrupciones intermitentes en las cadenas de suministro.

Y como muchas empresas mantienen los inventarios al mínimo para abaratar costos, cuando ocurren situaciones como éstas, se quedan sin la cantidad de productos necesarios para satisfacer la demanda.

“Algunos consumidores no van a encontrar las cosas que necesitan”, advirtió Neil Sunders, analista de comercio minorista de la consultora GlobalData Retail.

Una demanda que ha crecido en los últimos meses en el contexto de una reactivación económica tras un 2020 que marcó una de las peores recesiones globales de las últimas décadas.

El problema es que con la pandemia se alteró el ritmo del flujo del comercio internacional y cuando aumenta el consumo en varios países a la misma vez, los puertos, las vías oceánicas, los trenes y aviones que transportan los productos no dan abasto.

Como tampoco han dado abasto algunas industrias que producen piezas esenciales para la fabricación de otros productos, como es el caso de los microchips.

Autos, computadoras, muebles, ropa, comida

Justamente la escasez de semiconductores le ha provocado problemas a los fabricantes de autos, computadoras, laptops, celulares o consolas de videojuegos.

“Puede tomar uno hasta dos años antes de que la industria se pueda poner al día con la demanda”, declaró el director ejecutivo de la empresa Intel, Patrick Gelsinger.

Kia Telluride

Getty Images
Algunos autos tienen meses de demora en su entrega.

Lo mismo está pasando con algunos materiales para fabricar ropa, zapatos, comida… la lista es interminable.

Con un equilibrio tan precario, un tifón en China o el cierre de una fábrica en Vietnam por covid-19, genera una especie de caos.

“Nadie puede conseguir nada”, dijo Steve Lamar, director ejecutivo de la Asociación Estadounidense de Ropa y Calzado. “Compra tus regalos de navidad ahora”.

Como muchos contenedores están varados en algunos puertos, el precio de los fletes se ha disparado.

Fábrica de zapatillas

Getty Images
Muchas marcas globales tiene sus fábricas repartidas por Asia. Cualquier interrupción en la cadena genera retrasos en la llegada de productos.

Y algunas firmas como Legwear & Apparel, que fabrica productos para marcas como Puma, Champion y Skechers, confirmó que los costos de los fletes han escalado.

Christopher Volpe, director de Operaciones y Finanzas de la compañía, dijo en declaraciones al diario Washington Post que están pagando unos US$24.000 para enviar contenedores desde Asia a EE.UU., cuando el precio solía ser US$2.000 antes de la pandemia.

Las historias de restaurantes que han tenido que cambiar su menú se repiten todos los días, desde Corea del Sur a Estados Unidos.

Aunque estas sean situaciones excepcionales, la disrupción del comercio internacional es una tendencia.

“Hasta bien entrado 2022”

Algunos vendedores minoristas han dicho que solo tienen suficientes productos para satisfacer la demanda por un poco más de un mes, una situación que implica uno de los más bajos niveles de inventarios desde 1992, según la Oficina del Censo de EE.UU.

Contenedores en China

Getty Images
Uno de los efectos de la pandemia ha sido la interrupción del equilibrio en las cadenas globales de suministro de productos.

Hay mucha incertidumbre sobre lo que puede ocurrir en el futuro, más ahora que la variante Delta del coronavirus está propagándose con mayor velocidad.

Las interrupciones en el suministro podrían continuar “hasta bien entrado 2022″, declaró hace unos días el presidente de la Reserva Federal de St. Louis, James Bullard.

Según como evolucione la demanda y la oferta, habrá unas semanas en que los consumidores verán escasez de ciertos productos y más tarde serán otros.

En estos días se ha hecho más difícil encontrar materiales de plástico para embalaje, bolsas de papel, carne o aceite para cocinar.

A veces se debe a problemas con el flujo de trenes y camiones, otras veces porque no llegó el envío internacional, o por falta de mano de obra.

Un nuevo desequilibrio

“Creo que el principal efecto de la escasez global de muchos bienes será un mayor desequilibrio de inventarios en el futuro”, dice Willy Shih, profesor de la Escuela de Negocios de Harvard.

Ante la escasez actual, explica en diálogo con BBC Mundo, las empresas están pidiendo órdenes adicionales o tratando de conseguir sus productos a través de canales logísticos obstruidos.

Fabricación de contenedores

Getty Images
El “efecto látigo” se produce cuando las empresas compensan en exceso la escasez y terminan con demasiado stock.

Con el tiempo, cuando los proveedores se pongan al día, “es probable que veamos excedentes en muchas áreas”, apunta.

Es parte del desequilibrio en el sistema.

“Esto sucedió con los rollos de papel higiénico durante el último año. Primero hubo desabastecimientos y luego excedentes”, explica el economista.

Es lo que se conoce como el “efecto látigo” en las cadenas de suministro. Ocurre porque las empresas compensan en exceso la escasez y terminan con demasiado stock.

“Otra cosa que será difícil de evitar serán las presiones inflacionarias. Muchos costos de logística han alcanzado récords últimamente y, eventualmente, alguien tiene que pagar por ellos”, señala Shih. “Posiblemente serán los consumidores”.

Y, por otro lado, las empresas más pequeñas que no puedan traspasar los costos, se exponen a una situación crítica en sus finanzas.

Precios de los embarques disparados

En Europa el fenómeno es similar.

Las tarifas de flete desde Shanghái a Rotterdam (Países Bajos) han aumentado hasta 596% en comparación con el precio del año pasado, según las últimas cifras del Drewry World Container Index.

Según cálculos de Bloomberg, los cuellos de botella de la cadena de suministro global han multiplicado las tarifas en las rutas populares hasta seis veces en el último año.

Así, los costos de envío más altos y las dificultades para reabastecer los inventarios rápidamente, argumentan expertos, terminarán afectando a los consumidores en la mayor parte de los países.

Efectos globales que llegan a América Latina

Una situación que ya está dejando huellas en América Latina.

Bodega de productos

Getty Images
Consumidores latinoaméricanos han tenido que esperar meses por algunos productos.

“Nunca había visto algo así”, cuenta Blanca Figueroa desde Chile, una profesora jubilada que hace poco llegó a vivir a su nuevo departamento en Santiago y le ha resultado muy difícil conseguir todos los productos que necesita.

“Es muy difícil comprar. He buscado sillones, mesas, sillas, camas. Para conseguir algunos productos hay que esperar meses“, agrega.

Una situación parecida se vive en otros países de la región.

Por ejemplo en El Salvador, los precios del acero y derivados como el hierro, así como tubos PVC, pintura, solventes y productos a base de plástico han aumentado a causa del incremento en el valor de los envíos internacionales y el alza en el precio del petróleo, en un margen que bordea el 30% o el 50% según el producto.

Es que el sector de la construcción en Latinoamérica ha tenido complicaciones para conseguir varios de los suministros que necesita, tal como ocurre en Estados Unidos.

“Los precios de los fletes marítimos internacionales han pegado mucho y el aumento de la demanda provocó que bajara la capacidad de espacio para estos países en desarrollo”, dijo el gerente de sucursales de Viduc Ferreterías, Danilo Blanco, a El Diario de Hoy.

Trabajadores de la construcción

Getty Images
El sector de la construcción es uno de los más afectados en Latinoamérica.

En México, el valor de los productos de la industria química, el plástico y el hule lideraron el aumento de precios en el país en el mes de julio, según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

En el caso de los autos usados, también han subido los precios, como ha ocurrido en varios países de la región.

“Estamos viendo un incremento en los precios, tanto por una mayor demanda, como porque no hay vehículos nuevos en el mercado”, dijo Alejandro Guerra, director general de Kavak, una empresa dedicada a la compraventa de autos “seminuevos”, en declaraciones al periódico Expansión.

En diálogo con BBC Mundo, Gerardo Tajonar, presidente de la Asociación Nacional de Importadores y Exportadores de la República Mexicana (ANIERM), dijo que las disrupciones en las cadenas de suministros han afectado a varios sectores del país, particularmente la manufactura.

“Las empresas mexicanas no tenían un plan de contingencia, las tomó por sorpresa. Por eso hay que crear estrategias de mitigación de riesgo”.

Trabajadora en fábrica

Getty Images
La manufactura en México ha sentido el impacto de las disrupciones en las cadenas de suministro a nivel global.

El mes pasado, cuenta, el comercio internacional de México (importaciones y exportaciones subió cerca de 30%). Sin embargo ahora, con la llegada de una tercera ola de covid-19, el futuro se vuelve un poco más impredecible.

“A nivel del consumidor yo diría que se ha visto un aumento de precios en bienes más bien suntuarios como autos, productos de diseño, ropa de marcas, pero no en la canasta básica”, agregó.

“Más que escasez,yo diría que hay falta de variedad en algunos productos“.

Quien tampoco ve una perspectiva estratégica global muy clara para enfrentar estas contingencias es Gerard Reinecke, especialista principal en Políticas de Empleo, de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

“El problema con las cadenas globales está influyendo en el empleo, pero aún no tenemos cómo cuantificarlo, es demasiado pronto”, explica.

De todos modos, si las cosas continúan así, los consumidores se verán afectados por precios más altos en algunos productos o tendrán que esperar más tiempo para conseguirlos.

Durante la pandemia, los costos de transporte de las importaciones en Latinoamérica se han disparado. Por ejemplo, el costo del flete de un contenedor entre Shangái y América del Sur antes de la crisis sanitaria era de unos US$2.000 promedio.

Ahora subió a cerca de US$7.000, según datos del Banco Interamericano de Desarrollo, BID.

Contendedores

Getty Images
El precio de los fletes marítimos en la región se ha disparado.

Según Mauricio Claver-Carone, presidente del BID, la pandemia ha expuesto las vulnerabilidades de la región, pero también está dando una gran oportunidad para resolver los problemas.

“Tenemos que facilitar la inversión en las cadenas de suministro y aumentar la integración intrarregional”, le dice a BBC Mundo.

Una integración escasa, agrega, considerando que Latinoamérica es una de las regiones menos integradas del mundo, lo cual aumenta la dependencia de la región de los productos importados.

Solo el 14% de nuestro comercio ocurre a nivel intrarregional, comparado con el 59% de Europa y el 41% de Asia Oriental, explica Claver-Carone.

Por décadas los expertos en comercio internacional han recomendado mejorar la integración regional, pero lo cierto es que poco se ha avanzado.

Según Gerard Reinecke, Latinoamérica podría rearticular algunas cadenas a mediano y largo plazo pero, hasta ahora, “no hay muchos indicadores de que eso esté ocurriendo”.

Tal parece que ante el nuevo escenario y la incertidumbre que provoca la variante delta del coronavirus, las empresas y países que no reaccionen a tiempo, o que no tengan la capacidad de asegurar un flujo constante de suministros, pueden comenzar a quedar rezagados.

Quién llevará la delantera

En medio de las alteraciones inducidas por la pandemia, “estamos viendo cambios importantes en la ventaja competitiva internacional“, le dice a BBC Mundo William Lazonick, presidente de la Red de Investigación Académico-Industrial de EE.UU. y profesor de la Universidad de Massachusetts.

Trabajador de empresa tecnológica

Getty Images
Los problemas logísticos en el comercio internacional pueden cambiar la ventaja competitiva de algunos países.

Cambios en industrias esenciales relacionadas con la aeronáutica, la microelectrónica, los equipos de comunicación, la energía limpia o los productos farmacéuticos.

Es que la escasez global de muchos bienes no solo refleja los efectos de la pandemia y la política de las empresas de mantener inventarios reducidos al mínimo en las últimas décadas.

Refleja también, dice Lazonick, que las principales empresas estadounidenses de alta tecnología han “desperdiciado su liderazgo mundial” y pone sobre la mesa dudas sobre qué tan agresivas han sido algunas empresas en repartir dividendos sin hacer las inversiones necesarias para cuando se producen momentos de emergencia como el actual.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=XIphRMBUYy0

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.