close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

"43×43 Ni un desaparecido más", la caravana de la esperanza

Los manifestantes que recorrieron casi 200 kilómetros desde Iguala, Guerrero, llegaron al DF con la exigencia de justicia por el caso Ayotzinapa y con el objetivo de crear un padrón confiable de desaparecidos.
Por Nayeli Roldán
10 de noviembre, 2014
Comparte
Foto: Nayeli Roldán.

Foto: Nayeli Roldán.

El 22 de enero de 2012, Pedro Santiago Hernández, de 24 años, y Eduardo Santiago Mateo, de 17 años, fueron a Arcelia, Michoacán a visitar a familiares. Aunque ya había oscurecido, decidieron regresar a su casa en Toluca, Estado de México. Nadie en su familia imaginó que la llamada a las 21:30 horas, cuando avisaron que atravesaban el municipio de Tejupilco, sería la última.

“Desde entonces no sabemos nada de ellos”, comenta Pedro Santiago Ramírez, padre de uno de los jóvenes. No puede evitar las lágrimas cada vez que cuenta su historia. “Me quitaron lo que más quería en la vida”, dice. “¿Por qué me pasó esto? ¿Por qué le pasó a mi hijo? No era un vago, era un buen muchacho”.

El señor moreno de pelo cano usa una playera con la leyenda “no más sangre”. Está en el Zócalo de la Ciudad de México recibiendo la caravana “43×43 Ni un desaparecido más”, proveniente de Iguala, Guerrero. Es su “esperanza” para encontrar a su hijo, comenta.

Después de que denunció la desaparición en Tejupilco, Estado de México, nunca hubo una investigación real. Incluso la camioneta tipo Van en la que viajaban los jóvenes fue encontrada cuatro meses después en Morelia, Michoacán, pero de eso Pedro se enteró casi un año después.

Luego vinieron intentos de extorsión sobre el supuesto paradero de su hijo. “Me acabaron”, dice Pedro, vendedor ambulante de artículos de plástico para el hogar. El abogado que le asignó la Procuraduría del Estado de México le advirtió: “si te saco una cita con el procurador es un arma de dos filos, como te puede ayudar, como te puede ir mal. Yo conozco muchas cosas de acá adentro”.

Aunque “buscarlos es muy caro”, Pedro consiguió a otro abogado “porque no me quedaba conforme”. “No me cobra mucho y ya fuimos a la PGR y ya está la denuncia”. Sin embargo, sigue sin una pista sobre el paradero de su hijo por eso sentencia “la ley y la justicia no hacen nada”.

Después de ver por televisión que la caravana, que salió de Iguala, Guerrero el 4 de noviembre llegaría a la Ciudad de México, vino a buscar ayuda. “Me dio ánimo ver la marcha, lo que hacen ahorita y a ver qué logro con ellos. No me sana el dolor, hasta escuchar la noticia de que mi hijo está vivo o ya falleció”.

***

La caravana integrada por 43 organizaciones sociales que reclaman la aparición con vida de los 43 estudiantes de la normal rural de Ayotzinapa, recorrió 194 kilómetros en los municipios de Guerrero Buenavista de Cuéllar y Buenavista de Cuéllar; y de Morelos, Amacuzac, Alpuyeca , Cuernavaca, Tres Marías y la delegación Tlalpan en el DF.

Poco antes de las 13 horas del domingo 9 de noviembre, las 2 mil personas que caminaron por cinco horas, llegaron al Zócalo de la capital. Los esperaban unas mil 500 personas más, de acuerdo con información del Gobierno capitalino.

Durante el mitin, los integrantes de la caravana anunciaron su intención de crear un registro nacional de desaparecidos confiable, toda vez que el gobierno federal no tiene una cifra real del problema. Ese sería el siguiente paso de la organización que lograron en la última semana.

José Alcaraz, vocero de la caminata, afirmó que “hay una situación de emergencia nacional por la inseguridad” y que “el Estado actual ya no le sirve a la sociedad”. “No nos obliguen a usar la violencia, nos deben de garantizar la seguridad y cumplir con su responsabilidad constitucional mandatada por el país”.

Luego de que el procurador, Jesús Murillo Karam, informó el avance de sus investigaciones, la caravana también desconfía de esas pesquisas, por lo que exigió su renuncia.

Al concluir el mitin, un pequeño grupo de personas se quedaron debatiendo sobre “la emergencia”. Propusieron pasar a la acción: “unirse”, convencer a sus conocidos de hacer un boicot a la estrategia de venta “el buen fin” y a la empresa Wal mart. El hartazgo, dijeron, debe provocar un cambio.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

El conductor de Uber que se convirtió en tenor de ópera tras haber sido filmado por una pasajera

El sudafricano Menzi Mngoma acostumbra a cantar arias para sus pasajeros mientras los transporta de un lugar a otro como conductor de Uber. Una de las pasajeras quedó tan maravillada que no pudo dejar de grabar al talentoso cantante.
14 de julio, 2019
Comparte
Primer plano de Menzi Mngoma

Menzi Mngoma
El joven Menzi Mngoma fue grabado por una de sus pasajeras mientras cantaba La donna è mobile y ahora se prepara para una carrera como tenor.

Nunca se sabe de dónde pueden llegar las oportunidades en la vida.

Al sudafricano Menzi Mngoma, la suya lo encontró manejando.

Este conductor de Uber disfruta cantando arias para sus pasajeros. Una mujer lo grabó mientras entonaba La donna è mobile y el video se volvió viral.

Gracias a eso, Mngoma podrá labrarse una carrera en la ópera.

Esta es su historia.

Pasajera maravillada

El video de Menzi Mngoma, de 27 años, cantando La donna è mobile en su auto en la ciudad de Durban, Sudáfrica, fue compartido el pasado mayo en Facebook y tiene cientos de miles de visualizaciones.

“Estoy muy animado con todo lo que está pasando en mi vida ahora, todos los espectáculos a los que acudo, las personas que me reconocen y se quieren tomar fotos conmigo”, le dice Mngoma a la BBC.

“Me siento especial al ver mi rostro en televisión y en los periódicos, además de las entrevistas de radio”.

El joven conductor fue grabado por Kim Davey, que estaba en la ciudad en un viaje de negocios y quedó maravillada al escuchar a Mngoma y saber que es autodidacta.

“Él trabajaba como conductor de Uber para mantener a su joven familia debido a la falta de oportunidades para cantantes como él en el país”. le cuenta Davey a la BBC.

“Me quedé totalmente sorprendida. No podía creer que un hombre con ese talento lo desperdiciara”, señala.

“Después de obtener su autorización para compartir en Facebook el video que grabé, no tenía idea de que se fuera a hacer viral. Y las cosas simplemente acontecieron muy rápidamente para él desde entonces”.

“Persona especial”

Desde ese momento la vida de Mngoma efectivamente dio un gran cambio.

Lo llamaron para hacer una prueba en la Ópera de Ciudad del Cabo, está grabando un sencillo y fue invitado para presentar la entrega de un importante premio de literatura en Johannesburgo el próximo 31 de julio.

También fue invitado a participar en una competición internacional de cantantes de ópera que se llama “Voces de Sudáfrica” en Ciudad del Cabo entre el 18 y el 28 de julio.

“Voy a ir a Los Ángeles para presentarme a un programa de talentos en diciembre. Me siento una persona especial. Ya no soy solo un conductor de Uber. Es genial”, expresa Mngoma, cuyo sueño era darse a conocer fuera del país.

Pretty Yende, soprano sudafricana, durante un ensayo de la ópera "La hija del regimiento"

Getty Images
Sudáfrica ha visto nacer en sus tierras a estrellas internacionales de la ópera como la soprano Pretty Yende (en la imagen).

La ópera favorita de Mngoma es Caballería Rusticana, de Pietro Mascagni.

“Soy un cantante natural, sobre todo de géneros como góspel o jazz. Para la ópera invierto mucho tiempo tratando de aprender cómo se hace”, comenta.

La ópera ha pasado por una gran transformación en Sudáfrica: en los tiempos del apartheid era una forma de arte elitista y eurocéntrica, pero hoy incorpora sabores distintivamente africanos.

En los últimos 25 años, el país vio nacer a estrellas internacionales de éxito, como la soprano Pretty Yende y el tenor Levy Sekgapane.

En la actualidad, la mayoría de los cantantes de ópera en el país son negros y Mngoma espera unirse a la lista.

Detrás del volante

Conrad Cupido, profesor de canto y miembro del consejo de la Ópera de Ciudad del Cabo, fue uno de los primeros en ver el video de Mngoma en Facebook y programar una audición para el conductor de Uber.

Una grabación de dicha audición impresionó al director artístico de la compañía de ópera, Matthew Wild.

Tiene una voz de tenor muy bonita“, le dice a la BBC.

Wild también cuenta que ya planificó una cita con Mngoma para julio para saber cuáles son sus ambiciones, planes y esperanzas para el futuro.

“Es claramente una voz hermosa y nos encantaría ayudar de la manera que podamos”, añade.

Según el director artístico de la compañía, el próximo año Mngoma ya formará parte del programa de la Ópera de Ciudad del Cabo.

La creciente lista de compromisos musicales de Mngoma afectó su trabajo como conductor de Uber.

“Sigo trabajando con Uber y es algo que seguiré haciendo hasta estar en la posición de poder dejarlo”, explica.

“Por el momento, si bien estoy comprometido y motivado para convertirme en un artista profesional, necesito seguir ayudando a mantener a mi familia”.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=d4L-tZXPhxY

https://www.youtube.com/watch?v=-MfA36H_HdA&list=PLLhUyPZ7578fO1FAne436D26PBdXhqG4p&index=14&t=0s

https://www.youtube.com/watch?v=ZEX-s3z3Vp8

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

¡Muchas gracias!


Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.