Esto fue lo que Angélica Rivera explicó sobre su mansión en Lomas
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Esto fue lo que Angélica Rivera explicó sobre su mansión en Lomas

En un mensaje de video difundido a través de su página de Internet, la Primera Dama aseguró que, tras 25 años trabajando como actriz de telenovelas en Televisa, cuenta con la capacidad económica y los recursos suficientes para comprar la casa de Lomas de Chapultepec en la que vive con el presidente, Enrique Peña Nieto.
Por Redacción Animal Político.
19 de noviembre, 2014
Comparte
En un video publicado en Youtube, la Primera Dama aseguró que la casa de Lomas de Chapultepec en la que vive con Peña Nieto es de su propiedad. //Foto: tomada de video Angélica Rivera

En un video publicado en Youtube, la Primera Dama aseguró que la casa de Lomas de Chapultepec en la que vive con Peña Nieto es de su propiedad. //Foto: tomada de video Angélica Rivera

La Primera Dama de México, la actriz Angélica Rivera, hizo público un video en la red social Youtube en el que asegura que la casa de Sierra Gorda número 150, en Lomas de Chapultepec, en la que vive junto a su esposo, el presidente Enrique Peña Nieto, es de su propiedad. 

En el mensaje en video difundido también a través de su página de Internet, Rivera aseguró que cuenta con la capacidad económica y los recursos suficientes para construir un patrimonio propio para ella y sus hijas, tras 25 años trabajando como actriz de telenovelas y conductora para la empresa Televisa.

Asimismo, la Primera Dama hizo público en su página web una copia del contrato de compraventa de este inmueble firmado por ella el 12 de enero de 2012.

Checa aquí las copias del contrato. 

“Hoy estoy aquí para defender mi integridad, la de mis hijos y la de mi esposo, junto a esta explicación que les he dado en este momento yo estoy haciendo pública documentación privada sin tener ninguna obligación, (…) yo no soy servidora pública, pero yo no puedo permitir que este tema ponga en duda mi honorabilidad y sobre todo que se pretenda dañar a mi familia”, dijo.

En el video, Angélica Rivera dio a conocer asimismo que venderá los derechos derivados de la compraventa de la casa ubicada en Sierra Gorda número 150, para evitar, resaltó, que este asunto “siga siendo un pretexto para ofender y difamar a mi familia”.

“Por eso decidí explicarles todo lo relacionado con esta casa, con la misma apertura con la que les he compartido los detalles de este caso, quiero comunicarles que he tomado la decisión de vender los derechos derivados del contrato de compraventa porque yo no quiero que este siga siendo un pretexto para ofender y difamar a mi familia”, apuntó.

Checa aquí el video íntegro. 

“Tengo la capacidad económica y recursos propios”

En la lectura de su mensaje, Rivera explicó que en su última renovación de contrato con Televisa, tras 25 años trabajando para esta cadena como actriz, en el 2008 se le otorgó “el uso y goce de la casa” ubicada en Paseo de las Palmas número 1325 -la cual está junto a la propiedad de Sierra Gorda número 150-.

En este sentido, detalló que en 2010 Televisa le pagó 88 millones 631 mil pesos más IVA y expidió a su favor las escrituras de la casa de Paseo de las Palmas, como parte del contrato de exclusividad por cinco años con esa empresa.

Además, agregó que en su declaración fiscal del año 2010, cuando se celebró el convenio de terminación de contrato con Televisa, declaró ante Hacienda ingresos por la cantidad de 131 millones 690 mil pesos, de los cuales pagó 39 millones 278 mil pesos en impuestos.

“Así les demuestro que tengo la capacidad económica y recursos propios para tener un patrimonio para mí y mis hijas”, hizo hincapié.

Posteriormente, la Primera Dama señaló que “para continuar forjando un patrimonio para mis hijas”, en el año 2009 buscó el terreno para construir una casa.

“Efectivamente, conocí al ingeniero Juan Armando Hinojosa (propietario del Grupo Higa), como he conocido a muchos otros empresarios y artistas. Por las actividades inmobiliarias a las que se dedica, le comenté que quería adquirir un terreno y construir una casa -relató Rivera-. Acordamos que una de sus inmobiliarias adquiriera un terreno y construyera la casa a mi gusto y con el arquitecto de mí elección. Yo me comprometí a que, una vez que se terminara la construcción de la casa, celebraríamos un contrato de compraventa”.

“La inmobiliaria -continuó leyendo Angélica Rivera- consiguió en noviembre de 2009 el terreno de Sierra Gorda número 150 que está junto a mi casa de Palmas. Se inició la construcción de la casa en el mes de julio de 2010. Tiempo después, la inmobiliaria me comentó que el terreno de junto estaba en venta y se acordó que se compraría para integrarlo a la casa que estaba en construcción. Una vez concluida la casa, el 12 de enero de 2012, firmé con la inmobiliaria una compraventa con reserva de dominio respecto a los inmuebles fusionados con número 150 y 160 de la calle Sierra Gorda, así como en relación con las construcciones en ella edificadas. En esa fecha se me dio formalmente la posesión. El total del precio de la compraventa fue de 54 millones de pesos a un plazo de ocho años, con un interés del 9%”.

En este sentido, Angélica Rivera informó que a día de hoy ha pagado un total de 14 millones 343 mil 555 pesos, “monto que equivale casi a un 30% del total del precio pactado”.

La respuesta de Angélica Rivera tiene lugar luego que el portal Aristegui Noticias publicara el pasado 10 de noviembre una investigación en la que se afirma que el presidente Enrique Peña Nieto y su familia ocupan una casa de la empresa Ingeniería Inmobiliaria del Centro, una filial del Grupo Higa, propiedad del empresario Juan Armando Hinojosa Cantú, quien había participado con China Railways en la licitación cancelada del Tren de Alta Velocidad de Querétaro y que consiguió obras millonarias durante el gobierno de Peña en el Edomex, además de haber rentado helicópteros al PRI para la campaña presidencial de 2012.

Ante este reportaje, y tras el regreso del matrimonio de la gira del Presidente por China y Australia, el mandatario federal dijo este martes 18 de noviembre que las informaciones dadas a conocer por el mismo son “falsedades que no tienen sustento alguno”.

**Nota publicada el 18 de noviembre.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Getty Images

Qué tan fuerte es tu apretón de manos y qué dice sobre tu estado de salud

La mano humana tiene muchas funciones, pero también puede ser un indicador de varias enfermedades comunes.
Getty Images
15 de noviembre, 2020
Comparte

La mano humana es extraordinaria.

No solo nos permite arrojar, agarrar o recoger cosas, sino que también es un indicativo de salud.

Evaluando la cantidad de fuerza que una persona puede generar con su agarre de manos, los investigadores pueden comprender la fuerza de una persona, conocer la velocidad a la que envejece e incluso diagnosticar ciertas afecciones de salud, como enfermedades cardíacas y cáncer.

La fuerza del agarre se puede medir usando un dinamómetro, con el cual la persona lo agarra de la misma forma que sostendrían un vaso, con el codo echado hacia un lado y colocado en ángulo recto.

Entonces se exprime el instrumento durante unos cinco segundos. La prueba se realiza en ambas manos, normalmente con tres apretones por mano, y entonces se mide la fuerza media.

Los hombres de entre 20 y 30 años poseen la mayor fuerza, mientras que las mujeres mayores de 75 tienen la menor.

Grupo de hombres y mujeres juntando sus manos.

Getty Images
Los hombre y mujeres de entre 20 y 29 años de edad son el grupo que mayor fuerza media posee en sus manos.

En las personas entre 20 y 29 años, el apretón medio es de 46 kilogramos de fuerza en hombres y 29 kilogramos en mujeres. Esta medida decrece hasta 39 y 23,5 kilogramos respectivamente cuando la persona alcanza entre 60 y 69 años de edad.

¿Qué significa tener menos fuerza en las manos?

Algunas investigaciones han mostrado que tener una fuerza de agarre menor que la media si se compara con el mismo género y rango de edad se asocia a un mayor riesgo de fallo cardiovascular. Una fuerza menor indica cambios perjudiciales en la estructura y funciones del corazón.

De forma similar, un apretón más débil puede predecir una muerte cardíaca, muerte por cualquier otra causa e ingresos en hospitales por un fallo en el corazón.

La fuerza de un apretón de manos también puede ser útil para predecir la supervivencia al cáncer. Aunque la supervivencia se base en otros factores como el tipo de cáncer y el tiempo de diagnóstico, un estudio afirma que sus pacientes tuvieron más posibilidades de superar cáncer de pulmón mientras más fuerte era su apretón.

Doctor revisando una placa de tórax.

Getty Images
Un estudio afirma que una mayor fuerza en la mano está asociada con mayor supervivencia al cáncer de pulmón.

Ser diagnosticado con cáncer colorrectal, de próstata o pulmón en hombres y mama o pulmón en mujeres está asociado con una reducción de cinco kilogramos de fuerza en la mano en las personas que tienen entre 60 y 69 años.

Este deterioro también se vinculó a un aumento en las posibilidades de morir con cáncer colorrectal en hombres y de mama en mujeres.

La obesidad también está asociada a un apretón más frágil en una etapa más adulta. La presencia de grasa alrededor de un músculo reduce su eficacia.

Un trabajo reciente mostró que las personas que desarrollan diabetes tipo 2 tienen un apretón de manos más débil. Probablemente, esto está causado por la presencia de grasa en los músculos, haciéndolos menos eficientes y consecuentemente provocando inactividad y empeoramiento muscular.

Persona pesándose en una báscula.

Getty Images
La obesidad también está asociada a una pérdida de fuerza en las manos.

La fuerza de la mano disminuye con la edad. Mientras el cuerpo pierde masa muscular cuando envejece, también pierde fuerza en su mano.

El envejecimiento provoca una disminución de la masa (y función) muscular, a un ritmo de 1% anual a partir de la mediana edad. Esto puede resultar en una pérdida de hasta el 50% de la masa muscular entre los 80 y los 90 años de edad.

Pero el envejecimiento progresa a diferentes ritmos en las personas.

Esto significa que la fuerza de agarre podría disminuir por los cambios relacionados con la edad en el sistema nervioso, donde las señales no viajan tan rápido, o por la pérdida de masa muscular en los brazos.

Otro estudio ha demostrado que la fuerza de agarre reducida en los adultos mayores se asocia con una función cognitiva más baja.

Pérdida muscular

La pérdida muscular ocurre en todo el cuerpo cuando desarrollamos ciertas dolencias de salud y envejecemos.

Sin embargo, la fuerza puede ser difícil de medir en varias zonas, de ahí que las manos sean tan importantes. Su habilidad para producir tanto movimientos refinados como potentes les hace ser un buen indicador general de salud.

Mujer haciendo ejercicio.

Getty Images
Una de las claves para el mantenimiento de la salud y de la fuerza muscular es hacer ejercicio.

Cuando enfermamos, incluyendo diabetes, corazón o cáncer, se reduce la habilidad de nuestros músculos de generar fuerza. También se deteriora la funcionalidad y movilidad de los mismos.

Esto resulta de una combinación de factores, como la reducción de la función del corazón de permitir movimientos prolongados, la pérdida de eficiencia y masa muscular y la fatiga.

Ciertas condiciones de salud también pueden causar fatiga, lo que nos hace menos propensos a movernos y hacer ejercicio, provocando un ciclo de mayor pérdida muscular y disminución de la fuerza.

El cáncer, en particular, puede limitar el funcionamiento de nuestro sistema digestivo, dificultando el consumo de alimentos y reduciendo el apetito.

Puño apretado.

Getty Images
¿Qué tan fuerte es tu apretón de manos?

Los alimentos que comemos, especialmente las proteínas, son importantes para mantener la masa muscular y la fuerza. Sin alimentos adecuados que nos den energía, el cuerpo debe aprovechar sus reservas internas para generarla.

Una de las principales formas en que lo hace es quemando el tejido que no se está utilizando, y el músculo es el combustible favorito para esta situación. La pérdida de masa corporal reduce las reservas naturales del cuerpo y, potencialmente, su capacidad para soportar enfermedades crónicas prolongadas.

Una de las claves para el mantenimiento de la salud y de la fuerza muscular es hacer ejercicio. Los músculos se descomponen si no se usan.

Por ejemplo, es bien sabido que hacer que los pacientes caminen después de una cirugía previene la pérdida de músculos y huesos y reduce la duración de la estadía en el hospital.

De cualquier manera, un fuerte apretón de manos puede ofrecer más información sobre ti de lo que piensas.

Adam Taylor es profesor de anatomía en la Universidad de Lancaster en Reino Unido.

Este artículo fue publicado originalmente en The Conversation. Haga clic en este enlace para leer la nota original en inglés.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=OPBtbIkRIUc&t

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.