Congreso da 400 mdp a obra en Morelia que pone en peligro a 14 mil

A pesar de que Peña Nieto prohibió en 2013 construir en zonas de riesgo, el ejecutivo federal que preside solicitó a los diputados aprobar una partida millonaria para el libramiento sur de Morelia, obra que Animal Político documentó que pone en riesgo la vida de 14 mil personas.

Congreso da 400 mdp a obra en Morelia que pone en peligro a 14 mil
En el especial 'Ecocidiio en Morelia', vecinos denunciaron que la Primera Fase del Libramiento Sur, que sí conectaría a las colonias populares con la capital michoacana, se encuentra abandonada. //Foto: Manu Ureste
En el especial 'Ecocidiio en Morelia', vecinos denunciaron que la Primera Fase del Libramiento Sur, que sí conectaría a las colonias populares con la capital michoacana, se encuentra abandonada. //Foto: Manu Ureste
En el especial ‘Ecocidiio en Morelia’, vecinos denunciaron que la Primera Fase del Libramiento Sur, que sí conectaría a las colonias populares con la capital michoacana, se encuentra abandonada. //Foto: Manu Ureste
En septiembre del año 2013, en una reunión nacional con gobernadores para evaluar las pérdidas humanas y materiales que originaron los meteoros Ingrid y Manuel principalmente en el estado de Guerrero, el presidente Enrique Peña ordenó a los diferentes jefes de las entidades que no permitieran más construcciones en zonas de alto riesgo en el país. “El gobierno de la República no apoyará, ni subsidiará ninguna vivienda que se encuentre dentro de zonas de alto riesgo”, recalcó el mandatario durante aquella reunión, tal y como reflejó la prensa en sus encabezados del día 26 de septiembre.

Sin embargo, poco más de un año después, el mismo Gobierno que preside Peña Nieto acaba de liberar 400 millones de pesos para reactivar una obra en la ciudad de Morelia que, de acuerdo con geólogos, ambientalistas y múltiples estudios técnicos, pone en riesgo la vida de al menos 14 mil personas.

Se trata del Libramiento Sur de Morelia, una infraestructura carretera de 19 kilómetros que consta de cinco etapas con un presupuesto total de mil 306 millones de pesos sin incluir el IVA, y cuyo tramo denominado Ramal Camelinas busca conectar la principal avenida de la capital michoacana con Paseo Altozano, un mega complejo urbanístico-comercial ubicado en la parte alta de la ciudad conocida como Loma de Santa María.

Para ello, este tramo de apenas 4 kilómetros y un presupuesto de 626 millones de pesos –cada kilómetro costará al erario público 156 millones- proyecta construir dos túneles sobre una zona altamente inestable por la que pasan tres fallas geológicas –La Paloma, Altozano y Río Chiquito-, así como un viaducto en la zona del Río Chiquito que pone en riesgo el equilibrio ecológico de un Área Natural Protegida (ANP) y la zona de recarga de acuíferos de Morelia.

Para reactivar esta obra, el Gobierno Federal, a través de la SCT, incluyó en la propuesta de Presupuesto Federal de Egresos 2015 una partida de 300 millones de pesos, misma que fue aprobada por los diputados el pasado 14 de noviembre, y a la que además añadieron otros 100 millones de pesos extra.

Hacienda reactiva clave, diputados aprueban presupuesto, pero trazo riesgoso es el mismo

La aprobación del presupuesto para el Libramiento Sur tiene lugar luego que el pasado mes de abril la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) reactivara la clave de cartera de la vialidad, misma que fue suspendida su vigencia por esta dependencia en noviembre de 2012 al no contar la SCT con todos los requerimientos técnicos, legales y ambientales.

En este sentido, cabe señalar que Hacienda activó de nuevo la clave argumentando que la Secretaría de Comunicaciones y Transporte cumplió finalmente con estos requerimientos tras hacer entrega de un nuevo Análisis Costo-Beneficio, en el que se incluye una serie de modificaciones al proyecto original.

Sin embargo, entre esas modificaciones, no hay ni un solo cambio relativo al Tramo Ramal Camelinas.

Por lo que el proyecto, al menos en lo referente a este tramo en particular, sigue siendo el mismo que Hacienda canceló por irregularidades en 2012, y el mismo que en diciembre de 2013 los diputados dejaron sin asignación de recurso para el presente año, y para el que de cara a 2015, en cambio, sí aprobaron una partida de 400 millones.

Asimismo, cabe resaltar que los legisladores palomearon el proyecto a pesar de que el nuevo Análisis Costo-Beneficio que presentó la SCT no toma en cuenta los dictámenes que emitieron Protección Civil Estatal y Federal sobre la vialidad, ni el exhorto que el Congreso del Estado de Michoacán hizo al presidente Peña Nieto sobre los riesgos de la obra -y al que incluso se sumó la misma Cámara de Diputados que acaba de aprobar los 400 millones-, ni los estudios técnicos de la Universidad Michoacana que advierten sobre las posibles consecuencias de construir el Ramal Camelinas en una zona minada por fallas geológicas activas.

Estudios previos no detectaron falla en Túnel I: UNAM

Aunado a lo anterior, los diputados aprobaron la partida solicitada por el Gobierno Federal, aun y cuando el nuevo Análisis Costo-Beneficio tampoco recoge ninguna de las advertencias de otro estudio elaborado por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) a petición de la propia SCT, el cual concluye que este proyecto es de alto riesgo geológico, tal y como hoy está planteado por las autoridades.

Entre las observaciones del estudio, cuyas conclusiones estuvieron reservadas a la ciudadanía durante dos años por la SCT –este estudio existe desde el año 2012-, los ingenieros de la UNAM señalan que hay errores importantes en los cálculos relativos a la construcción de los dos túneles y el viaducto del tramo Ramal Camelinas, y que el trazo de la vialidad debe ser modificado para evitar las zonas de riesgo geológico.

Asimismo, los ingenieros revelaron que además del riesgo que plantea construir el Túnel II del proyecto, cuyo portal de salida está ubicado sobre la falla de La Paloma, el Túnel I del Ramal Camelinas también “es cruzado a lo largo de 80 metros por la falla Altozano, misma que no fue detectada en los proyectos”.

Por lo que no sólo el Túnel II está ubicado sobre una falla sísmica activa, sino que el Túnel I también lo está, aunque los estudios técnicos realizados para la SCT no la detectaron.

Además, el informe elaborado por la división de Ingeniería de la UNAM afirma que “las condiciones geológicas” que encontraron para determinar la viabilidad de construir el Túnel I, “difieren notablemente con las indicadas en el proyecto ejecutivo” que la SCT presentó.

En cuanto al Túnel II, el estudio geotécnico de la máxima casa de estudios del país, del que Animal Político tiene una copia íntegra obtenida por medio de una solicitud de transparencia ante el IFAI, resalta que las condiciones naturales encontradas en el lugar donde se pretende construir esta infraestructura “indican que en la zona de roca relajada de la parte superior de la ladera y el propio depósito de deslizamiento antiguo conllevan un alto riesgo”.

Además, el informe añade que “estas condiciones de inestabilidad podrán ser aceleradas por las obras proyectadas del túnel y excavaciones a cielo abierto en la zona del portal”.

Lee aquí las conclusiones del estudio de la UNAM, de cuya copia íntegra Animal Político tiene un ejemplar liberado por el IFAI:

Estudio UNAM Conclusiones by http://www.animalpolitico.com

Cabe recordar al respecto que, tal y como documentó Animal Político en el especial Ecocidio en Morelia, geólogos como Víctor Hugo Garduño, director del Instituto de Investigaciones en Ciencias de la Tierra de la Universidad Michoacana, también aseveran que el lugar donde se proyecta la construcción del Túnel II, en la bajada Baltazar Echave de la colonia Ocolusen, “es el peor sitio” para construir cualquier obra pública.

En este sentido, Garduño alertó que un derrumbe de la ladera por la que está proyectado actualmente que desemboque el Túnel II se expandiría hasta 500 metros cuesta abajo, poniendo en peligro la vida de las 14 mil personas que viven en las colonias aledañas a esta obra.

A pesar de estas advertencias, Hacienda destrabó en abril la clave de cartera del Libramiento Sur de Morelia, el Gobierno Federal pidió 300 millones para reactivarla en este 2015, y los diputados aprobaron el 14 de noviembre liberar ese monto, más un extra de 100 millones.

Checa aquí el video de la investigación que Animal Político publicó el 5 de noviembre de 2013:

Close
Comentarios