300 millones para una obra en Morelia que arriesga a 14 mil personas
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

300 millones para una obra en Morelia que arriesga a 14 mil personas

Hacienda destrabó el pasado mes de abril la clave de cartera del Libramiento Sur de Morelia, después que la Secretaría de Comunicaciones elaborara un nuevo estudio costo-beneficio. Sin embargo, en ese nuevo documento no se hace ninguna modificación a la Segunda Etapa Tramo Ramal Camelinas, obra que, tal y como documentó Animal Político en el especial 'Ecocidio en Morelia', incluye la construcción de dos túneles sobre una zona altamente inestable.
Por Manu Ureste
12 de noviembre, 2014
Comparte

En el especial 'Ecocidiio en Morelia', vecinos denunciaron que la Primera Fase del Libramiento Sur, que sí conectaría a las colonias populares con la capital michoacana, se encuentra abandonada. //Foto: Manu Ureste

En el especial ‘Ecocidiio en Morelia’, vecinos denunciaron que la Primera Fase del Libramiento Sur, que sí conectaría a las colonias populares con la capital michoacana, se encuentra abandonada. //Foto: Manu Ureste

El Gobierno Federal, a través de la Secretaría de Comunicaciones y Transporte (SCT), incluyó en la propuesta de Presupuesto Federal de Egresos 2015 una partida de hasta 300 millones de pesos para reactivar una obra en Morelia que pone en riesgo la vida de al menos 14 mil personas.

Se trata del Libramiento Sur de Morelia, una infraestructura carretera cuya segunda etapa denominada Tramo Ramal Camelinas busca conectar la principal avenida de la capital michoacana (avenida Camelinas) con Paseo Altozano-Nueva Morelia, un mega complejo urbanístico-comercial de alto standing ubicado en la parte alta de la ciudad conocida como Loma de Santa María.

Para ello, tal y como documentó Animal Político en el especial Ecocidio en Morelia, esta segunda fase prevé la construcción de dos túneles sobre una zona inestable por la que pasan tres fallas geológicas activas –La Paloma, Altozano, y Río Chiquito-, así como un viaducto en la zona del Río Chiquito que pone en riesgo el equilibrio ecológico de un Área Natural Protegida (ANP) y la zona de recarga de acuíferos de Morelia.

Además de poner en riesgo a las personas y el equilibrio ambiental, este tramo de apenas 4 kilómetros de calzada, dos túneles y un viaducto, tiene un presupuesto de 626 millones de pesos, según el Análisis Costo-Beneficio más actual; es decir, que cada kilómetro que se construya tendrá un costo de 156 millones para el erario público. Mientras que, en total, la Federación prevé que los 19 kilómetros de los que se componen las cinco etapas del Libramiento Sur tengan un costo de mil 246 millones a gastar en seis años, desde 2008 hasta 2016, de los cuales ya se gastaron 202 millones. Este presupuesto casi dobla la partida que el estado de Michoacán destinó a la Procuraduría de Justicia del Estado este 2014 (726 millones), y es cuatro veces superior al dinero dedicado a la Secretaría de Cultura (367 millones).

Aunado a todo lo anterior, este nuevo intento de reactivar la construcción de esta vialidad también tiene lugar a pesar de los dictámenes de Protección Civil Estatal y Federal, los exhortos del Congreso del Estado de Michoacán y de la Cámara de Diputados Federal, las recomendaciones de la Comisión Estatal de Derechos Humanos, y de los estudios técnicos de la Universidad Michoacana que advierten sobre los riesgos de construir el Ramal Camelinas.

Además, otro estudio elaborado por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) a petición de la propia SCT concluye que este proyecto es “de alto riesgo geológico” y que, de llevarlo a cabo tal y como lo plantean hoy las autoridades, implicaría graves consecuencias para la población y el medio ambiente.

Cabe resaltar que este estudio, del que Animal Político obtuvo una copia a través del Instituto Fedral de Acceso a la Información (IFAI), fue elaborado en junio del 2012, aunque la SCT lo reservó hasta el pasado mes de junio alegando que el documento era “reservado” debido a que era parte de un juicio de nulidad en la Sala Regional del Pacífico centro, del Tribunal Federal de Justicia Fiscal y Administrativa en contra de la vialidad.

A pesar de los estudios y advertencias de la UNAM, trazo conflictivo es el mismo que en 2012

Ahora, los diputados federales tienen como plazo hasta el próximo viernes 15 de noviembre para la discusión y aprobación de la propuesta del Ejecutivo Federal de otorgar 300 millones de pesos para continuar con la construcción del Libramiento Sur de Morelia. Esto, luego que el pasado mes de abril la Secretaría de Hacienda activara de nuevo la clave de cartera de la obra argumentando que la SCT cumplió con lo requerido tras entregar un nuevo Análisis Costo-Beneficio en el que se incluye una serie de modificaciones al proyecto original.

No obstante, según el documento del nuevo Análisis Costo-Beneficio, entre las modificaciones realizadas no hay ningún cambio relativo al trazo de la Segunda Etapa Tramo Ramal Camelinas.

Por lo que el proyecto, en lo referente al Ramal Camelinas, sigue siendo el mismo que en noviembre de 2012, cuando Hacienda canceló la clave de la obra debido a que no contaba con todos los requerimientos jurídicos, técnicos y ambientales.

Trazo proyectado por la Secretaría de Comunicaciones y Transporte (SCT) para la Segunda Etapa del Libramiento Sur Tramo Ramal Camelinas, el cual comienza en ‘Inicio 0+200′, a la altura del centro comercial Paseo Altozano, y concluye en 4+463, en la Bajada Baltazar Echave, en Ocolusen. Haz click en cada uno de los puntos del trayecto para ver los videos.

Asimismo, en el análisis al que Hacienda dio luz verde tampoco se incluyó ninguna de las recomendaciones y advertencias expresadas por la División de Ingeniería en Ciencias de la Tierra de la UNAM, en el Estudio Geológico-Geotécnico del Ramal Camelinas del Libramiento Sur de Morelia.

Entre esas observaciones, los ingenieros de la UNAM plantean que el proyecto ejecutivo de la obra está mal hecho, ya que, incluso, los estudios realizados por la SCT no detectaron la falla Altozano que atraviesa la zona donde se construirá el túnel 1 del Ramal Camelinas. Además, apuntan que hay errores importantes en los cálculos relativos a la construcción de los túneles y el viaducto; y que el trazo de la vialidad debe ser modificado para evitar las zonas de riesgo.

Lee aquí las conclusiones del estudio de la UNAM, de cuya copia íntegra Animal Político tiene un ejemplar liberado por el IFAI:

Estudio UNAM Conclusiones

Ocolusen: “el peor sitio” para construir un túnel

Víctor Hugo Garduño, investigador del Departamento de Geología de la Universidad Michoacana, aseguró en una entrevista con Animal Político para la realización del reportaje Ecocidio en Morelia que en el lugar donde se proyecta la construcción del Túnel II para el Tramo Ramal Camelinas, en la bajada Baltazar Echave de la colonia Ocolusen, es “el peor sitio” para construir cualquier obra pública.

“Si seleccionáramos un sitio no adecuado para construir, como geólogos, elegiríamos ese lugar”, dijo Garduño en el reportaje, para además resaltar que un derrumbe de la ladera por la que desembocaría el túnel se expandiría hasta 500 metros cuesta abajo.

Esta situación pondría en peligro a los alumnos de la Escuela Número 77 –que se ubica a escasos metros de donde saldría el túnel-, a los vecinos de la Colonia Ocolusen, y a quienes habitan otras colonias como La Floresta, Periodistas, Fray Antonio de San Miguel y Jardines del Rincón, sumando, según el censo del INEGI de 2010, un total de 13 mil 900 personas.

Checa aquí el video de la entrevista:

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

COVID: qué se sabe de la variante mu, detectada en varios países de Sudamérica y que la OMS vigila

La OMS añadió la variante mu a su lista de vigilancia. Presenta varios cambios genéticos con respecto a la variante de coronavirus original.
13 de septiembre, 2021
Comparte

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha añadido otra variante del coronavirus a su lista para vigilar. Se llama mu y ha sido designada como variante de interés (VOI).

Esto significa que tiene diferencias genéticas con las otras variantes conocidas y está causando infecciones en múltiples países, por lo que podría representar una amenaza particular para la salud pública.

Es posible que los cambios genéticos de mu la hagan más transmisible, le permitan causar una enfermedad más grave y la hagan más capaz de escapar a la respuesta inmunitaria provocada por las vacunas o la infección con variantes anteriores.

Esto, a su vez, podría hacerla menos susceptible a los tratamientos. Nótese la palabra podría.

Una VOI no es una variante preocupante (VOC), que es una variante que se ha demostrado que adquiere una de esas características, lo que la hace más peligrosa y, por tanto, más importante.

Mu está siendo vigilada de cerca para ver si debe ser designada como VOC. Esperemos que no lo sea.

Hay otras cuatro VOI que están siendo vigiladas por la OMS —eta, iota, kappa y lambda— pero ninguna de ellas ha sido reclasificada como VOC.

Ese podría ser el caso de mu también, pero tenemos que esperar a tener más datos.

Lo que hace que mu sea particularmente interesante (y preocupante) es que tiene lo que la OMS llama una “constelación de mutaciones que indican propiedades potenciales de escape inmunológico”.

En otras palabras, tiene los rasgos distintivos de poder eludir la protección vacunal existente.

¿Dónde se está propagando?

Mu fue vista por primera vez en Colombia en enero de 2021, cuando se le dio la designación B.1621. Desde entonces se ha detectado en 40 países, pero se cree que actualmente es responsable de solo el 0,1 % de las infecciones a nivel mundial.

Vacunación en Medellín, Colombia.

Getty Images
Mu fue descubierta en Colombia en enero de 2021 y ha sido más prevalente en este país que en cualquier otro lugar.

Mu ha sido mucho más prevalente en Colombia que en cualquier otro lugar.

Si se observan las muestras de coronavirus que han sido secuenciadas genéticamente, el 39 % de las analizadas en Colombia han sido de mu —aunque no se han registrado muestras allí en las últimas cuatro semanas—.

Por el contrario, el 13 % de las muestras analizadas en Ecuador han sido mu, y esta variante representa el 9 % de las muestras secuenciadas en las últimas cuatro semanas, mientras que en Chile algo menos del 40 % de las muestras secuenciadas han resultado serlo en el último mes.

Esto sugiere que el virus ya no circula en Colombia, sino que se transmite en otros países sudamericanos cercanos.

Hasta ahora, se han identificado 45 casos en el Reino Unido mediante análisis genéticos, y parece que proceden del extranjero.

Sin embargo, como no todos los casos de covid-19 acaban siendo secuenciados para ver qué variante son, es posible que la prevalencia de mu en el Reino Unido sea mayor.

Hombre recogiendo muestras de tests de coronavirus.

Getty Images
La variante Mu no circula solo en Colombia. También se han detectado casos en países como Reino Unido.

¿Cuán peligrosa es?

Las preguntas clave son si mu es más transmisible que la variante actualmente dominante, delta, y si puede causar una enfermedad más grave.

Mu tiene una mutación llamada P681H, reportada por primera vez en la variante alfa, que es potencialmente responsable de una transmisión más rápida.

Sin embargo, este estudio todavía está en formato de prepublicación, lo que significa que sus conclusiones aún no han sido revisadas formalmente por otros científicos.

Todavía no podemos estar seguros de los efectos de la P681H en el comportamiento del virus.

Mu también tiene las mutaciones E484K y K417N, que están asociadas con la capacidad de evadir los anticuerpos contra el coronavirus. Las pruebas sobre esto son más concretas.

Click here to see the BBC interactive

Estas mutaciones también se dan en la variante beta, por lo que es posible que mu se comporte como beta, contra la que algunas vacunas son menos eficaces.

Mu también tiene otras mutaciones, como R346K e Y144T, cuyas consecuencias se desconocen, de ahí la necesidad de realizar más análisis.

Pero ¿puede la mu evadir realmente la inmunidad preexistente?

Hasta el momento solo hay información limitada sobre esto, con un estudio de un laboratorio en Roma que muestra que la vacuna de Pfizer/BioNTech fue menos eficaz contra mu en comparación con otras variantes cuando se probó en un experimento de laboratorio.

A pesar de ello, el estudio seguía considerando que la protección ofrecida contra la mu por la vacuna era sólida. Realmente, aún no sabemos si las mutaciones de mu se traducirán en un aumento de la infección y la enfermedad.

Sin embargo, han aparecido informes sorprendentes sobre mu.

A finales de julio, un canal de noticias de Florida informó de que el 10 % de las muestras secuenciadas en la Universidad de Miami eran mu.

A principios de agosto, Reuters informó de que siete residentes totalmente vacunados de una residencia de ancianos en Bélgica habían muerto por un brote de mu.

Sin embargo, estas son instantáneas limitadas del comportamiento de la variante.

¿Qué pasará después?

Mu es la primera variante nueva que se añade a la lista de la OMS desde junio.

Cuando se designa una variante de interés, la OMS lleva a cabo un análisis comparativo de las características de la nueva variante, evaluando cómo se compara con otras que también están siendo vigiladas, pidiendo a sus estados miembros que recopilen información sobre la incidencia y los efectos de la variante.

Revisión de temperatura de mujer en India.

Getty Images
La variante delta, descubierta por primera vez en India, ha sido responsable de graves rebrotes de coronavirus por todo el mundo.

Esto se está llevando a cabo en la actualidad.

La designación de mu como VOI refleja la preocupación generalizada por la posibilidad de que surjan nuevas variantes que puedan resultar problemáticas.

La variante delta, más transmisible, que se está afianzando en muchos países, especialmente entre los no vacunados, muestra la rapidez y la importancia con que las variantes víricas pueden cambiar el curso de la pandemia.

Cada vez que el virus se reproduce en el interior de una persona existe la posibilidad de que mute y surja una nueva variante.

Es un juego de números. Es un proceso aleatorio, un poco como tirar los dados.

Cuantas más tiradas haya, mayor será la posibilidad de que aparezcan nuevas variantes. La principal forma de detener las variantes es la vacunación global.

La aparición de la mu nos recuerda lo importante que sigue siendo ese objetivo.

Muchas personas, especialmente en los países en desarrollo, siguen sin vacunarse.

Debemos hacer llegar las vacunas a estos países lo antes posible, tanto para ayudar a las personas allí vulnerables como para impedir que surjan nuevas variantes.

De lo contrario, nuestra salida de la pandemia se retrasará, posiblemente durante meses.

Luke O’Neill es profesor de bioquímica en el Trinity College de Dublín, Irlanda.

Este artículo fue publicado en The Conversation. Haga clic aquí para acceder al original.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=UoFBS1ABim4

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.