Iguala ocurrió porque la impunidad es una regla en México: HRW
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Iguala ocurrió porque la impunidad es una regla en México: HRW

La organización internacional afirmó que en México los delitos cometidos por policías o militares no se investigan ni resuelven.
Por Tania L. Montalvo
7 de noviembre, 2014
Comparte

ayotzinapa_marcha23

 Que de 2006 a la fecha no exista ni una sola condena por el delito de desaparición forzada explica cómo en México reina la impunidad y por qué pueden ocurrir casos como el de los 43 estudiantes de la escuela normal de Ayotzinapa, desaparecidos desde el 26 de septiembre pasado, señaló la organización internacional Human Rights Watch.

Tras una visita de una semana al país para conocer detalles de los hechos ocurridos en Iguala, Guerrero, donde policías municipales atacaron a los estudiantes; la organización indicó que el caso Ayotzinapa abona a “la crisis profunda que arrastra México en materia de derechos humanos”.

“La explicación de lo que ha ocurrido en Iguala la encontramos en la regla de impunidad que prima en México desde hace ya muchos años y que consiste en que cuando agentes del estado sean policías o militares cometen atrocidades incluyendo desapariciones forzadas, esos hechos no son objeto de investigaciones rigurosas, imparciales, ejemplares. No se castiga no solo a los autores materiales si no a los que han estado en posiciones de comando, los que han instruido y los que han logrado encubrir estos hechos”, dijo este jueves 6 de noviembre en conferencia de prensa José Miguel Vivanco, director ejecutivo de la división Américas de Human Rights Watch.

Para conocer el caso, la organización se reunió con el procurador general de la República, Jesús Murillo Karam, y los padres de los 43 normalistas desaparecidos. En sus conclusiones dijeron que lo ocurrido en Iguala es “indignante y de gravedad extrema” en donde además de que autoridades participaron en la desaparición, fueron omisos al no tener una reacción inmediata para iniciar una investigación.

“Organizaciones civiles y padres fueron los primeros en hacer investigaciones, sobre ellos recayó la primer investigación. Si no hay una acción inmediata en las primeras horas, esas horas son claves para impedir que se consuma la desaparición forzada”, dijo Vivanco.

Como ya habían dicho en octubre pasado, HRW insistió en que un caso de desaparición forzada como el de Iguala, “no se había visto en las últimas décadas, habría que remontarse a Tlatelolco”, cuando en 1968 una protesta de jóvenes estudiantes fue dispersada con violencia por agentes del estado, quienes mataron y torturaron a varios integrantes del movimiento estudiantil.

Según Vivanco, los padres de los normalistas se reunieron este jueves con sus abogados para desconocer cualquier anuncio de la PGR sobre el hallazgo de los cuerpos de los 43 estudiantes; sin embargo, el Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez, negó esa versión.

Este posicionamiento de HRW ocurre un día después de que miles de personas marcharon en Ciudad de México para exigir a las autoridades la aparición con vida de los estudiantes que desaparecieron tras un ataque de los policías municipales de Iguala, Guerrero, el 26 de septiembre pasado. También luego de la detención de José Luis Abarca (exalcalde de Iguala) y su esposa María de los Ángeles Pineda, quienes han sido señalados por las autoridades como autores intelectuales del ataque contra los normalistas.

Sin embargo, Abarca está recluido en el penal del Altiplano, en el Estado de México, acusado de delincuencia organizada, secuestro y homicidio calificado, pero ninguno de estos delitos está relacionado con el caso de Ayotzinapa; contra Pineda no hay orden de aprehensión, pero permanecerá arraigada durante días. 

**Nota publicada el 6 de noviembre.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Getty

Qué es la etanolamina, la molécula hallada en el espacio que es clave para descifrar el origen de la vida

Una molécula fundamental para el funcionamiento de las células fue detectada a miles de años luz de la Tierra. Su hallazgo nos ayuda a entender cómo se pudieron formar los primeros organismos vivos en la Tierra.
Getty
14 de junio, 2021
Comparte
planta

Getty
En el espacio están presentes varios de los ingredientes que hicieron posible que surgiera vida en la Tierra.

¿Cómo se originó la vida en la Tierra? Nadie lo sabe, pero conocer los ingredientes que la hicieron posible puede darnos pistas valiosas.

En un reciente estudio, un grupo de investigadores españoles afirman que detectaron uno de esos ingredientes en el espacio, muy cerca del centro de la Vía Láctea.

Se trata de la etanolamina, una molécula que está presente en la membrana de las células de todos los seres vivos y que ahora, por primera vez, se observó fuera de nuestro planeta.

“Esto nos puede ayudar a entender cómo se formaron las primeras células en la Tierra“, le dice a BBC Mundo Víctor M. Rivilla, uno de los coautores del estudio desarrollado por el Centro de Astrobiología (CAB), un centro de investigación estatal de España, asociado al Instituto de Astrobiología de la NASA.

espacio

Getty
Las nube moleculares son lugares del espacio donde se forman nuevos asteorides y planetas.

El hallazgo, además, deja abierta la posibilidad de que los ingredientes que hacen posible la vida estén presentes en otros lugares del universo distintos a la Tierra.

¿Qué es la etanolamina y qué pistas nos da sobre el origen de la vida que conocemos?

Molécula clave para la vida

La etanolamina es una molécula que contiene cuatro de los seis elementos químicos fundamentales para la vida: oxígeno, nitrógeno, hidrógeno y carbono.

Además, es uno de los componentes de las membranas celulares, la capa protectora que recubre a las células de todos los organismos y que permite que al interior de ellas puedan ocurrir los procesos genéticos y metabólicos.

galaxia

Getty
La etanolamina fue hallada a 100.000 años luz de la Tierra.

“Entender cómo se formaron estas membranas es un paso fundamental para entender cómo se formaron los organismos vivos“, dice Rivilla.

¿Cómo la encontraron?

Anteriormente la etanolamina ya se había detectado en meteoritos, pero no está claro cómo ha llegado ahí.

Ahora, con la ayuda de dos radiotelescopios, Rivilla y sus colegas detectaron etanolamina en una nube molecular ubicada a 100.000 años luz de la Tierra.

En el espacio, las moléculas vibran y emiten fotones, que son partículas de luz.

meteoritos.

Getty
Es posible que la etanolamina haya llegado a la Tierra con las lluvias de meteoritos.

“La forma en la que cada molécula vibra es como su firma”, dice Rivilla.

Así, al detectar el rastro de los fotones dentro de la nube, los investigadores notaron que las vibraciones que estaban observando correspondían a millones de moléculas de etanolamina en esa nube en el centro de la galaxia.

¿Por qué es importante?

Los resultados de la investigación sugieren que la etanolamina está presente en las nubes moleculares del espacio, que es donde se forman nuevas estrellas y planetas.

Entonces, la conclusión de Rivilla y su equipo es que la etanolamina pudo estar presente en los asteroides que se sabe que bombardearon a la Tierra primitiva, hace miles de millones de años.

“Estimamos que alrededor de mil billones (¡un 1 seguido de 15 ceros!) de litros de etanolamina podrían haber sido transferidos a la Tierra primitiva a través de impactos meteoríticos“, dice en un comunicado Izaskun Jiménez-Serra, investigadora del CAB y coautora del estudio.

De esta manera, la molécula pudo haber llegado a nuestro planeta desde el espacio, y una vez aquí pudo combinarse con otras moléculas que ayudaron a la formación de membranas celulares más eficientes y más robustas que favorecieron la evolución de los primeros organismos vivos.

cosmos

Getty
En otros lugares del cosmos pueden encontrarse los ingrediente de la vida.

“La etanolamina es una de las pocas moléculas verdaderamente complejas descubiertas en el espacio que es directa e innegablemente relevante para la biología tal como la conocemos”, le dice a BBC Mundo Brett A. McGuire, astrónomo y profesor de química en el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), quien no estuvo involucrado en la investigación.

¿Vida extraterrestre?

El hecho de que estas moléculas esenciales estén presentes en el espacio, permite pensar que, bajo las condiciones adecuadas, podrían dar lugar a formas de vida en otros lugares del cosmos.

“Si los ingredientes de la vida se extienden por todo el universo, también es probable que la vida pueda surgir en cualquier lugar tan pronto como las condiciones sean favorables”, dice refiriéndose a este hallazgo el astroquímico Sergio Ioppolo, en un artículo del portal Inverse.

“Es probable que la vida no sea una excepción, sino más bien un paso adicional en la evolución de las regiones del espacio donde se forman las estrellas”, añade Ioppolo, investigador en la Queen Mary University London, quien no participó en este estudio.

McGuire, por su parte, aclara que el hecho de que se haya encontrado etanolamina en esta región interestelar no significa qua ahí hay membranas celulares, o que esta molécula sea común en el espacio.

ADN

Getty
Los investigadores ahora quieren hallar en el espacio moléculas relacionadas con la función genética de las células.

Nuevas preguntas

Rivilla y su equipo ya sospechaban que en el espacio profundo podría haber moléculas de etanolamina, porque antes ya se habían detectado otras moléculas de estructura química parecida.

Ahora ya tienen la certeza de que ahí están presentes, pero la pregunta que sigue pendiente es cómo se formaron esas moléculas.

Esa es la tarea que sigue.

moléculas

Getty
Una de las grandes preguntas de la ciencia es cómo se formaron las moléculas que hacen posible la vida.

Mediante estudios teóricos, modelos químicos y experimentos que simulen el medio interestelar, Rivilla y sus colegas quieren entender el origen de las moléculas de etanolamina.

Además, gracias a que los radiotelescopios son cada vez más sensibles y sofisticados, esperan detectar otros tipos de moléculas complejas que hayan podido dar lugar a la formación de membranas celulares, pero también del ARN y el ADN que contienen la información genética; y las proteínas que se encargan del metabolismo.

Armar ese rompecabezas espacial “podría ser clave para entender el origen de la vida“, concluye Rivilla.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=PpyNdI_pg38&t=4s

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.