close
Suscríbete a nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro/Archivo
Los estados ponen trabas para castigar feminicidios: exigen comprobar que se asesina por celos
Actualmente, en 17 entidades federativas es difícil o imposible acreditar que el asesinato de una mujer cometido con violencia de género es un femicidio debido a las condiciones que imponen los códigos penales locales para calificarlo e investigarlo.
Cuartoscuro/Archivo
Por Tania L. Montalvo
20 de noviembre, 2014
Comparte

mujeres_violencia2

Antes de ser asesinada a golpes, una mujer fue arrastrada ocho metros en un camellón. Los rastros hacen creer a las autoridades que la víctima —de entre 35 y 40 años— se reunió por voluntad propia con quien se convertiría en su homicida. Discutieron y forcejearon antes de que él intentara abusar sexualmente de ella y la asesinara con un tabique que arrojó sobre su cabeza.

Este caso, ocurrido en el Distrito Federal, ocupaba las primeras planas de algunos diarios de la capital cuando el Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio (OCNF) denunciaba que sin importar “la evidente violencia de género en los asesinatos” en el país es complicado perseguir y condenar un feminicidio por las trabas que imponen los mismos estados.

Actualmente, en 17 entidades federativas es difícil o imposible acreditar que el asesinato de una mujer cometido con violencia de género es un femicidio debido a las condiciones que imponen los códigos penales locales para calificarlo e investigarlo, concluyó el OCNF en el “Estudio de la implementación del tipo penal de Feminicidio en México. Causas y consecuencias 2012-2013”.

“La autoridad sigue pensando que sólo por celos un hombre puede privar de la vida a una mujer, que lo hizo porque no controló sus emociones y porque además fue engañado y entonces se dio un crimen pasional, siguen sin entender lo que es feminicidio y todo lo que implica la violencia de género”, dijo María de la Luz Estrada, directora del OCNF.

La tipificación penal del feminicidio, es decir, que el asesinato de una mujer por misoginia o sexismo sea considerado un delito, inició en los estados en 2011 y a la fecha 31 entidades —excepto Chihuahua que califica el homicidio de una mujer como un delito grave y da a éstos penas más altas que a otros casos— han modificado sus códigos penales para perseguirlo.

Sin embargo, las características que debe tener el crimen para calificarlo como feminicidio son inverosímiles como comprobar que al victimario lo motivaron los celos o que odiaba a la mujer porque lo engañó; lo cuál, según el OCNF siempre es difícil de demostrar y es un juicio subjetivo pese a la evidencia de violencia de género.

“Se tiene que comprobar el dolo, que la intención era matar a la mujer. Si el homicida declara que no tenía la intención de asesinar, el caso ya no es declarado como feminicidio. Si una violación sexual derivó en una muerte pero el victimario dice que su intención no era matarla, ya no es un feminicidio”, explicó Rodolfo Domínguez, director de la organización civil Justicia, Derechos Humanos y Género.

Los estados en donde es “imposible” acreditar que un homicidio con violencia de género es un feminicidio son: Aguascalientes, Baja California, Baja California Sur, Durango, Estado de México, Guanajuato, Guerrero, Jalisco, Michoacán, Nayarit, Nuevo León, San Luis Potosí, Puebla, Quintana Roo, Tamaulipas, Tlaxcala y Zacatecas.

El OCNF denuncia que en esos códigos penales no se toma en cuenta que según estándares internacionales un feminicidio ocurre cuando “se priva de la vida de una mujer y se incurre en una sola forma de violencia de género” entre las que se encuentran: violencia sexual, lesiones degradantes, amenazas y acoso, abuso de la relación de parentesco —matrimonio o amistad—, abuso de una relación de confianza o subordinación, que la víctima haya sido incomunicada, el cuerpo haya sido expuesto en un lugar público y el estado de indefensión de la víctima.

En 17 estados del país, además de pruebas inverosímiles, se pide comprobar que ocurrieron las ocho razones o la mayoría de éstas. Por ejemplo:

-En Quintana Roo son necesarias ciertas circunstancias como que el cuerpo de la víctima sea exhibido públicamente por la intención de demostrar el odio hacia la víctima.

-En Guerrero, independientemente de las características del crimen se debe comprobar que hubo violación, tratos crueles, inhumanos y degradantes.

-En Michoacán es necesario probar la intención del agresor de asesinar.

-En Puebla se requiere demostrar el odio o la aversión a las mujeres o los celos como motivo del asesinato.

-En Yucatán, el asesinato de una mujer cometido por la pareja se considera un crimen pasional. No toma en cuenta que todo asesinato de pareja es feminicidio.

-En Tamaulipas se requiere probar el uso excesivo de la fuerza y que hubo violencia reiterada.

-En Baja California, para ser considerado feminicidio se solicitan pruebas de que el agresor ha tenido manifestaciones de misoginia o desprecio al género femenino.

Escapar de la alerta de género

Que los feminicidios no se cataloguen como tal no sólo impide que los feminicidas sean castigados con penas más severas —de 40 a 60 años— si no que impide que en los estados sea visible la violencia de género y por lo tanto, se combata.

El OCNF ha denunciado que los gobernadores le huyen a que en su estado se declare una alerta de género por temor a que haya una consecuencia política-electoral; por lo que optan por esconder la violencia de género disminuyendo en sus estadísticas la comisión de feminicidios y catalogándolos sólo como homicidios.

Hasta ahora, se han negado alertas de género para entidades como Chiapas, Estado de México, Nuevo León, Guanajuato, Oaxaca, Morelos e Hidalgo pese a que organizaciones civiles han demostrado cómo han aumentado los feminicidios.

El estudio de la OCNF reporta que los códigos penales de 14 estados sí tienen un tipo penal del feminicidio que es posible acreditar y por lo tanto, perseguir y castigar.

Las entidades que cumplen con el tipo penal son: Campeche, Coahuila, Colima, Chiapas, Distrito Federal, Hidalgo, Morelos, Oaxaca, Querétaro, Sinaloa, Sonora, Tabasco, Veracruz y Yucatán.

Diferentes datos

El Observatorio alertó sobre la falta de datos oficiales en el tema de feminicidio, no sólo porque muchos casos no son reportados como tal pese a que se cometieron con violencia de género, si no por la opacidad que existe en los estados.

Tras realizar diferentes solicitudes de información, el OCNF pudo documentar con información de 16 estados que entre enero de 2012 y diciembre de 2013 al menos 3,892 mujeres fueron asesinadas en México.

De esa cifra, sólo 613 casos fueron tipificados como feminicidios, pero el Observatorio duda que estos sean los únicos cometidos en ese periodo pues los datos no coinciden con la información que entregó la Secretaría de Salud que les reportó que ingresaron a 9,015 mujeres violentadas por sus parejas con señales de ahorcamiento, estrangulamiento o lesiones de arma blanca; y de éstas, al menos 1,071 fallecieron.

A ello se suma los datos que otras organizaciones han recolectado. ONU Mujeres reportó el 13 de noviembre pasado que según cifras de mortalidad del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) y la Secretaría de Salud, 2,502 mujeres fueron asesinadas de forma violencia durante 2013 y denunció que desde 1985 suman 44,646 muertes violentas.

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.
Getty Images/HBO
Game of Thrones: 5 hechos históricos que inspiraron algunos de los mejores momentos de la serie
Este domingo se emite el primer capítulo de la temporada final de la serie que ha marcado la televisión a nivel mundial en los últimos 10 años y que está -algunas veces- más cerca de la historia que de la fantasía.
Getty Images/HBO
13 de abril, 2019
Comparte

Juego de Tronos, la serie de la cadena HBO que este domingo emite el primer capítulo de su temporada final, es considerada como una de las mejores series de fantasía de la televisión de todos los tiempos.

Sin embargo, al revisar muchas de sus historias y personajes de esta serie que ajusta ocho temporadas, es posible afirmar que ha estado mucho más cerca de la realidad histórica que de la imaginación del autor.

Su creador, el escritor estadounidense George R.R. Martin -autor de los libros en los que se basó la serie-, nunca ha negado esta influencia: “Siempre me ha gustado la historia, pero una versión más popular. No aquella sobre datos, censos o cambios culturales sino la que se centra en los relatos de guerras, intrigas y asesinatos”, le dijo Martin al diario británico The Guardian.

Y eso lo llevó a crear varios de los momentos que hoy son considerados joyas de la televisión, como la escena de “La boda de sangre” (que hizo parte del capítulo 9 de la tercera temporada, titulada “Las lluvias de Castamere”) o el imponente muro de hielo que protege el mundo de los hombres.

Todos ellos, con una base en hechos reales o relatos históricos.

En BBC Mundo te contamos cinco hechos históricos que pudieron servir de inspiración para los mejores momentos de “Game of Thrones”, como se llama originalmente la serie en inglés.

1. La Guerra de las Rosas

Es muy difícil resumir en un solo párrafo un conflicto tan largo y complejo como la Guerra de las Rosas, que se libró entre las familias Lancaster y York por el trono de Inglaterra en el siglo XV.

Muerte de Ricardo III

Getty Images
La muerte de Ricardo III -miembro de la casa de York- en la batalla de Bosworth.

Sin embargo, básicamente es la lucha de dos familias por un trono.

Martin – quien leyó los cuatro tomos de “Plantagenet”, el libro del historiador Thomas B. Costain que cuenta cómo ocurrieron las guerras y enfrentamientos durante aquellos años- se basó en ese conflicto interno para describir la lucha de los Lannister (bastante parecido a los Lancaster, a propósito) y los Stark (que suenan casi como York) por el poder del Poniente.

Fue en esta etapa de la historia universal donde se vieron cosas como reyes bebés, madres manipuladoras, cargos como el de “la mano del rey” (en la historia real se lo llamaría “Protector del Reino”) y una realeza en el exilio que también reclamaba su derecho al trono (y que finalmente se queda con la corona de Inglaterra: con la llegada de Enrique Tudor, a quien la historia conocerá como Enrique VII).

Todo eso está replicado en la serie de televisión.

2. Los juicios por combate

Tyrion Lannister, el personaje interpretado por el actor estadounidense Peter Dinklage, es acusado en la segunda temporada de matar a Lord Jon Arryn -uno de los señores de las regiones dentro de Poniente- y él de forma sorpresiva acude a la figura del juicio por combate para evadir la sentencia en su contra.

Juicios por combate

Getty Images
Los implicados en el caso contrataban espadachines para que lucharan por ellos y así decidir los litigios que la justicia no podía dirimir.

Es decir, elige a su guardaespaldas, Bronn, para que sea su “campeón” y luche por él en la arena de combate. La premisa es que si Bronn gana la pelea -lo que finalmente ocurre- Tyrion puede salir libre de toda culpa.

Esta figura no es producto de la imaginación: en la Europa medieval era un mecanismo bastante popular de dirimir algunos conflictos legales, especialmente cuando el juez no podía llegar a una decisión final.

Entonces, las partes enfrentadas podían elegir a su respectivo espadachín o combatiente -que era contratado por unas monedas-, los cuales se enfrentaban para determinar quién resultaba ganador de la disputa.

A diferencia de lo que se narra en la serie, estos combates no terminaban con alguien muerto -muchos menos con el cerebro destrozado-, sino que por lo general ganaba quien obligaba al otro a rendirse.

3. La boda roja

Es sin dudas uno de los momentos más imprevisibles e impactantes de toda la serie: cuando, en un solo capítulo, mueren tres de los personajes principales de Juego de Tronos.

En el capítulo 9 de la tercera temporada, Robb Stark, su prometida Talisa (que está en embarazo) y su madre, Catelyn Stark, son asesinados en medio de un banquete que les había ofrecido Lord Walder Frey, cuya hija había sido ofrecida en matrimonio y rechazada por Robb Stark.

El propio Martin aceptó que aquella escena había sido inspirada por un momento de la historia escocesa, que también posee una denominación colorida: la cena negra.

“La cena negra se refiere al hecho que ocurrió en 1440, cuando los asesores del rey de Escocia Jacobo II (que tenía 10 años) invitaron a su rival por el trono, el conde de Douglas (que tenía 16), a una cena en su castillo. Le ofrecieron pasar la noche con todas las garantías”, le dijo Martin a la revista EW.

“El relato histórico señala que, tras unos momentos tranquilos, sonaron varios tambores y pusieron la cabeza de un jabalí negro encima de la mesa de los comensales. La señal de la muerte. Después, el conde y un hermano fueron llevados a una torre y posteriormente fueron decapitados, a pesar de las súplicas del rey Jacobo de que no lo hicieran”, agregó.

4. El Muro

El Muro es uno de los lugares de Juego de Tronos donde se sitúan varias de las tramas más oscuras y complejas de la serie.

De acuerdo a la descripción de Martin en su libro, el Muro tiene una extensión de 420 kilómetros y una altura de 213 metros y sirve para proteger a los siete reinos de los llamados salvajes y los “Otros” (los caminantes blancos).

Britania.

Getty Images
El muro de Adriano fue construido en el siglo II para proteger la Britania romana de las tribus del norte de Gran Bretaña.

Es custodiado por lo que se conoce como la “Guardia de la noche“, guerreros que juran proteger el mundo de los hombres de las amenazas externas. A ese grupo pertenece uno de los protagonistas, Jon Snow.

Pues bien, ese Muro tiene su inspiración en uno menos imponente, pero de una gran importancia histórica: el muro de Adriano, que fue construido para proteger a la Britania romana de las tribus en el norte de Gran Bretaña, que después se convirtieron en lo que se conoce como Escocia.

Martin se inspiró en este estructura -que fue construida por el emperador romano Adriano en el siglo II, de ahí su nombre- cuando visitó el norte de Reino Unido en los años 80.

“Yo estaba en Inglaterra visitando a un amigo y me llevaron cerca de la frontera con Escocia, donde nos detuvimos a ver el muro de Adriano”, le dijo a la revista Rolling Stone.

“Me paré allí y me quedé pensando cómo sería la vida de un legionario romano que tenía que pasar su vida mirando en la lejanía de esas colinas”, añadió.

5. “Una corona de oro”

Al final de la primera temporada ocurre uno de los momentos más impactantes de la serie. Es en el capítulo sexto cuando Viserys Targaryen, el ambicioso hermano de Khaalesi o la “Madre de los dragones”, le pide a Khal Drogo la “corona que le había prometido” por la mano de su hermana.

Valeriano

Getty Images
El emperador Valeriano lideró a Roma durante casi siete años.

Todo esto mientras amenaza con una espada el bebé que ella lleva en el vientre.

Entonces Drogo, hastiado de la situación, ordena que sujeten a Viserys de las manos mientras él funde su cinturón dorado en una olla, para después proceder a derramar el metal caliente encima de la cabeza de su soberbio cuñado, lo que finalmente le causa su muerte.

Pues bien, alguna situación parecida, de acuerdo a algunos relatos históricos, le ocurrió al emperador romano Publio Licinio Valeriano.

Tras ser capturado en el año 260 por el rey persa Sapor I, fue obligado por éste a tragar oro fundido, entre otras humillaciones. Después sería ejecutado.

Sin embargo, la veracidad de esta historia es cuestionada por muchos historiadores sin que se haya llegado a una conclusión consensuada sobre cómo fue el final de Valeriano.

Pero ello no ha impedido que Martin la utilizara de inspiración para una de las series más populares de la historia (televisiva).


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la última versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=rCXa2gRXlcM

https://www.youtube.com/watch?v=VhMGk9zH0Zo

https://www.youtube.com/watch?v=QWwnV83nGzY

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.