close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Policía de Ferguson que asesinó a Michael Brown no será investigado; responden con disturbios

En cuestión de minutos, la sensación de decepción entre la sociedad de mayoría negra en Ferguson, Misuri, se convirtió en ira y se expresó en disturbios y enfrentamientos con la policía la noche de este lunes.
Por Redacción Animal Político.
25 de noviembre, 2014
Comparte
Manifestantes en St. Louis, Missouri, el 23 de noviembre del 2014, en protesta por la muerte de tiros de un joven de raza negra a manos de la policía. (Foto AP/David Goldman)

Manifestantes en St. Louis, Missouri, el 23 de noviembre del 2014, en protesta por la muerte de tiros de un joven de raza negra a manos de la policía. (Foto AP/David Goldman)

Un jurado investigador decidió el lunes no acusar formalmente al agente Darren Wilson de la policía de Ferguson por la muerte de Michael Brown, un joven negro cuyo fallecimiento a balazos mientras estaba desarmado desató protestas durante semanas.

En cuestión de minutos, la sensación de decepción entre la sociedad de mayoría negra en Ferguson, Misuri, se convirtió en ira y se expresó en disturbios y enfrentamientos con la policía la noche de este lunes.

En las últimas semanas el caso de Michael Brown generó protestas masivas en la zona de la población de Ferguson, así como un debate en Estados Unidos sobre las tensiones raciales y la autoridad policial. En la zona fueron desplegados agentes de diferentes corporaciones de seguridad.

Bob McCulloch, fiscal del condado de San Luis, anunció la decisión. Un jurado investigador integrado por nueve personas blancas y tres negras se reunió semanalmente desde el 20 de agosto para sopesar la evidencia. El panel trabajó 70 horas y escuchó a 60 testigos y, aunque se escucharon testimonios contra el agente Wilson, estos resultaron contradictorios y el jurado declaró inconsistente la evidencia física. 

Foto: AP.

Foto: AP.

Se habrían requerido al menos nueve votos para acusar formalmente a Wilson. El panel se reunió en secreto, una práctica estándar para este tipo de procedimientos.

El Departamento de Justicia aún efectúa una investigación por separado de posibles violaciones a los derechos civiles que podrían resultar en que se apliquen cargos federales. Dicho departamento también puso en marcha una investigación amplia en torno al Departamento de Policía de Ferguson en busca de patrones de discriminación.

Pocos minutos después de conocerse la decisión el presidente Barack Obama aceptó que la decisión podría causar decepción, pero insistió -en un mensaje transmitido por televisión- en la necesidad de no recurrir a la violencia en las protestas frente a la decisión del jurado.

Foto: AP.

Foto: AP.

Sin embargo, la multitud estalló en rabia, dirigiéndose hacia una barricada donde policías con equipo antimotines estaban inmóviles. La muchedumbre empujó la barricada y comenzó a lanzar objetos a los agentes, incluido un megáfono.

Un grupo de manifestantes, ataviados con sudaderas con capucha y usando pañoletas para cubrirse el rostro, trataron de volcar una patrulla y lanzaron piedras y botellas contra la policía, que respondió con gases lacrimógenos.

Los proyectiles con gases cayeron a los pies de un equipo de periodistas de la cadena CNN que se encontraba transmitiendo en vivo, los cuales suspendieron temporalmente su aparición para refugiarse y colocarse máscaras antigases.

Ferguson

Al menos un vehículo de la policía que se encontraba en las inmediaciones de las oficinas de la fiscalía de St. Louis, donde se dio lectura a la decisión del gran jurado federal, fue incendiado por los manifestantes.

Las cuadrillas policiales avanzaron hacia la multitud a bordo de vehículos blindados. Los gases tuvieron el efecto de dispersar momentáneamente a los manifestantes.

Testigos presenciales escucharon la detonación de varios disparos, aunque sin poder determinar la procedencia.

Algunas de las calles de Ferguson se convirtieron en escenario de una gigantesca cortina de humo.

Foto: AP.

Foto: AP.

La muerte de Michael Brown

Michael Brown, de 18 años de edad, fue muerto por Darren Wilson en Ferguson el pasado 9 de agosto. Su muerte desató disturbios que se prolongaron por semanas. La policía fue criticada por responder a los desórdenes con equipo de categoría militar.

La balacera ocurrida el 9 de agosto encendió tensiones en el suburbio de San Luis predominantemente de raza negra que es patrullado por una fuerza policiaca integrada en gran medida por miembros de raza blanca. Mientras el cadáver de Brown permanecía durante horas a la mitad de una calle residencial, una enojada multitud de transeúntes se reunió. Ocurrieron disturbios y saqueos la noche siguiente, y la policía respondió con vehículos blindados y gas lacrimógeno.

Las protestas continuaron durante semanas, frecuentemente pacíficas, pero en ocasiones se tornaron violentas. El gobernador de Missouri, Jay Nixon, convocó brevemente a la Guardia Nacional.

FERGUSON

Con información de Notimex y The Associated Press.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Redada contra inmigrantes en Misisipi: la angustia de los hijos de los cientos de detenidos

Pese a que muchos de los inmigrantes detenidos en Misisipi el miércoles ya están en libertad, las imágenes de los menores que se quedaron desamparados por unas horas fueron ampliamente compartidas por los medios y en redes sociales.
8 de agosto, 2019
Comparte
Una agente del Departamento de Investigaciones de Seguridad Nacional de Estados Unidos con una persona trabajadora de una planta procesadora en Misisipi

EPA
Las redadas realizadas el miércoles en seis localidades del estado de Misisipi suponen la mayor operación de este tipo en una década en EE.UU.

“Por favor, por favor, ¿puedo ver a mi mamá?”. “Mi papá no ha hecho nada, no es un criminal”.

El llanto desconsolado de dos niñas se convirtió este jueves en símbolo del drama que viven los hijos de los inmigrantes indocumentados que son detenidos por las autoridades migratorias en Estados Unidos.

En este caso el escenario fue Misisipi, donde agentes del Departamento de Investigaciones de Seguridad Nacional (HSI, por sus siglas en inglés) realizaron el miércoles una serie de redadas coordinadas en siete plantas procesadoras de alimentos en distintas localidades de este estado sureño.

En total, las autoridades detuvieron a 680 inmigrantes, convirtiendo la operación en la mayor redada de la última década en EU y la más grande que se realiza en un único estado en la historia del país.

Este jueves, casi la mitad de ellos quedaron en libertad, según le confirmó a la BBC Brian Cox, portavoz del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de EU (ICE).

Agentes del HIS

Reuters
Cerca de la mitad de los 680 inmigrantes detenidos el miércoles en Misispi quedaron en libertad el jueves.

Pero entre un día y otro, las imágenes de los menores que se quedaron desamparados por unas horas fueron ampliamente compartidas por los medios y en redes sociales.

Primer día de escuela

El miércoles era el primer día de colegio en Misisipi. Muchos niños de origen latino no olvidarán este comienzo del curso escolar.

La detención inesperada de sus padres en su puesto de trabajo en las plantas procesadoras de alimentos hizo que muchos menores encontraran vacías sus viviendas al regresar de clase.

En una de las poblaciones afectadas, Forest, extraños y vecinos se ofrecieron a llevar a los niños que no tenían dónde ir a un gimnasio local para pasar la noche.

Otras personas distribuyeron bebidas y alimentos. Pero, según contó el periodista Alex Love del canal local WJTV, la mayoría de los niños lloraron en lugar de comer.

En Canton, otra de las localidades, el alcalde William Truly dijo estar preocupado por el impacto que los arrestos podían tener en la economía y la comunidad.

“Reconozco que ICE queda bajo el Departamento de Seguridad Nacional y esto es una orden de Estados Unidos. No hay nada que podamos hacer”, declaró. “Pero mi principal preocupación ahora es, ¿qué pasa con los niños?“.

La súplica de Angie

La tristeza de dos niñas fue particularmente impactante.

Angie, de 11 años, pudo ver cómo subían a su madre en uno de los autobuses de ICE a las afueras de su lugar de trabajo.

La niña estaba acompañada por Elizabeth Iraheta, empleada de la misma planta procesadora que compartió en las redes un video de la niña suplicando que le permitieran ver a su mamá.

“Por favor, por favor, ¿puedo ver a mi mamá?”, pidió Angie entre lágrimas.

En la grabación, se oyen las explicaciones del agente migratorio, que intenta tranquilizar a Iraheta y Angie diciéndoles que la mujer saldría en libertad en unas horas por ser la única tutora legal de la pequeña.

Un agente migratorio vigilando a un grupo de inmigrantes

Reuters
Según las autoridades migratorias, las fábricas afectadas habían sido alertadas de irregularidades con su personal.

Fuentes locales confirmaron este jueves que madre e hija se pudieron reencontrar por la noche.

Otra niña de 12 años, Magdalena, apareció ante las cámaras de una televisión local llorando por su padre.

“Mi papá no hizo nada, no es un criminal”, repetía la menor mientras miraba a uno y otro lado.

Razones humanitarias

Las autoridades reaccionaron este jueves a la preocupación general por el destino de los menores y anunciaron que decenas de los detenidos quedaron en libertad “por razones humanitarias”.

“A todos los detenidos el miércoles se les preguntó al llegar a los centros si tenían niños que estuvieran en la escuela o en la guardería y necesitaran ser recogidos”, declaró el HSI en un comunicado.

“Para hacer posible que los detenidos se pusieran en contacto con miembros de la familia, HSI puso teléfonos celulares a su disposición para que pudieran organizar el cuidado de sus hijos u otras personas dependientes.

“En los casos en que HSI encontró que ambos padres fueron detenidos, dejó a uno de ellos en libertad por razones humanitarias y lo llevó al lugar donde había sido arrestado. De la misma manera, HSI dejó en libertad a cualquier padre o madre solteros con un menor en casa por razones humanitarias.

“Según estos procedimientos, tenemos la confianza de que todos los niños estaban al menos con uno de sus padres el miércoles por la noche“.

El fiscal del distrito sur de Misisipi, Mike Hurst, confirmó esta información en Twitter:

“No estamos al tanto de ningún niño sin padre como resultado de esta operación”, concluyó Hurst.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la última versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=EOW-CBjBzgs

https://www.youtube.com/watch?v=JlfP6zJ2fwE

https://www.youtube.com/watch?v=5fF5nNw2Fjo&t=54s

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

¡Muchas gracias!


Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.