Quién es Laurence Maxwell, el detenido en México que preocupa a Chile
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Quién es Laurence Maxwell, el detenido en México que preocupa a Chile

El arresto del chileno Laurence Maxwell ha sido noticia de primera plana en los medios de su país y se ha lanzado una intensa campaña en redes sociales por su liberación. Incluso, un grupo de diputados anunció que viajará a México en los próximos días para apoyar al chileno a quien, como al resto de los detenidos en las protestas, se le imputan los cargos de delincuencia organizada, tentativa de homicidio y motín.
Por BBC Mundo / Paula Molina
27 de noviembre, 2014
Comparte
Foto: BBC.

Foto: BBC.

El pasado 20 de noviembre, 11 personas fueron detenidas en la capital mexicana durante las protestas por la desaparición de 43 estudiantes en Iguala. De esos detenidos, solo uno era extranjero. Desde ese día, el arresto del chileno Laurence Maxwell ha sido noticia de primera plana en los medios de su país de origen y se ha lanzado una intensa campaña en redes sociales por su liberación.

El caso ha llegado incluso a la toma de posiciones por parte de figuras políticas y diplomáticas.

El canciller de Chile, Heraldo Muñoz, expresó públicamente su “alta preocupación” por el caso y ha conversado personalmente con su par mexicano sobre el tema.

Y este martes 25, un grupo de diputados anunció que viajará a México en los próximos días para apoyar al chileno a quien, como al resto de los detenidos en las protestas, se le imputan los cargos de delincuencia organizada, tentativa de homicidio y motín.

Lea también: La polémica por detenidos tras disturbios en marcha por estudiantes

Pero, ¿quién es Maxwell? Y, ¿por qué su caso es tan sensible en Chile?

Dirigente estudiantil

Laurence Maxwell tiene 47 años, es sociólogo, músico y escritor, y fue un activo dirigente estudiantil contra el régimen de Pinochet.

Detenciones mexico
A los detenidos en las protestas del pasado jueves se les acusa de delincuencia organizada, tentativa de homicidio y motín.

Jorge Leiva, director del documental “Actores Secundarios” que describe ese proceso, recuerda el rol de Maxwell: “El movimiento secundario de esos años fue capaz de construir acuerdos políticos muy amplios contra la Dictadura. Entre los estudiantes, los más moderados y los más extremos se sentaban en un a misma mesa. Laurence fue uno de los arquitectos de esa unidad”, dice Leiva.

Familia y amigos puntualizan que una vez recuperada la democracia en Chile, Maxwell se alejó de la política.

Desde hace seis años está en México, donde cursa un doctorado en Letras en la Universidad Autónoma de México.

Desde el pasado jueves, Maxwell está detenido en la Cárcel de Alta Seguridad de Veracruz.

El juez del caso tiene plazo hasta este sábado 29 de noviembre para determinar si el chileno queda en libertad por falta de pruebas o permanece en prisión mientras dura la investigación.

El impacto del caso

Desde que se informó que estaba preso, amigos, familiares y personas en Chile y México han estado usando el hashtag #LaurenceMaxwell para expresar su solidaridad y preocupación.

El fin de semana tras su detención, decenas de personas se reunieron en acto de protesta frente a la embajada de Chile en México.

El lunes 24, conocida la presencia en Chile del canciller mexicano en Santiago –participando en un seminario de integración regional – un grupo de personas se reunió para protestar por el encarcelamiento de Maxwell.

En la ocasión, el padre del detenido logró reunirse por breves minutos con el canciller mexicano José Antonio Meade.

El padre declaró que la autoridad le aseguró sentirse “apenado” por la situación y comprometió que entregaría información permanente sobre el caso.

“Ojos vueltos hacia México”

La preocupación por Maxwell en Chile se relaciona con el impacto que ha causado en Chile la desaparición de los 43 estudiantes normalistas, que ha sido ampliamente cubierta en medios locales.

“Mi miedo es la incertidumbre”, declaró a Radio Cooperativa en Chile el padre de Maxwell.

La detención de Maxwell impacta además a toda una generación que luchó en Chile contra el régimen militar.

Maxwell fue detenido cuando participaba en la manifestación por la desaparición de los 43 estudiantes de Iguala.

“Esa generación hoy ya tiene nombres en el poder, y por eso hay voces en el gobierno chileno y el parlamento que han salido en su defensa”, dice el periodista y documentalista Jorge Leiva a BBC Mundo.

“Justamente porque Laurence era un hombre de unidad, de acuerdos, hoy de todos los colores políticos exigen su libertad. Y también por su calidad humana, él es una de las personas más queridas y respetadas de nuestra generación”, sostiene Leiva.

Pero, más allá de Chile, es en México donde más preocupa el caso de los detenidos por las protestas.

Tal como señala Juan Carlos Pérez Salazar, corresponsal de BBC Mundo en Ciudad de México, las detenciones durante las protestas por la desaparición de los 43 estudiantes de Iguala, han generado repercusiones tanto a nivel internacional como nacional.

“Los otros diez detenidos, en su mayoría estudiantes -entre ellos tres mujeres-, dicen que, al igual que Maxwell Llabaca, fueron arrestados arbitrariamente, golpeados y torturados”.

**Nota publicada el 26 de noviembre.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Getty Images

Las críticas a la vicepresidenta de EU tras su visita a Guatemala y México

La visita a Guatemala y México de Kamala Harris generó reclamos de sus aliados demócratas por sus dichos sobre la migración y presión republicana para que visite la frontera sur de EU.
Getty Images
9 de junio, 2021
Comparte
Kamala Harris

Getty Images
Kamala Harris realizó en Guatemala y México su primer viaje al extranjero como vicepresidenta de EE.UU.

Al cerrar su gira por Guatemala y México este martes, Kamala Harris lanzó un repentino autobalance de su primera salida al exterior como vicepresidenta de Estados Unidos: “¿Declaro que este viaje fue un éxito? Sí”, sostuvo.

Como ejemplo del “progreso” logrado, Harris citó desde la creación de un grupo de trabajo del gobierno de EE.UU. para ayudar a Guatemala a combatir la corrupción, hasta la firma de un memorando de entendimiento con México para mejorar las condiciones de vida en Centroamérica.

El objetivo de esos y otros anuncios de Harris es abordar las causas de la migración desde la región hacia EE.UU. para reducirla, una tarea que le encomendó el presidente Joe Biden.

No obstante, el viaje de Harris ha concluido sin grandes novedades en la política de EE.UU. hacia sus vecinos del sur.

De hecho, la creación de una fuerza anticorrupción en Centroamérica había sido anunciada en abril por funcionarios de menor rango de EE.UU. y el memorando con México es un anuncio de buena voluntad para cooperar como socios.

“Desde el principio las expectativas (con el viaje de Harris a Guatemala y México) han sido bastante modestas. Y ha cumplido las expectativas”, dice Michael Shifter, presidente de Diálogo Interamericano, un centro de análisis regional en Washington, a BBC Mundo.

A su juicio, la gira de Harris respondió a la presión que puso sobre su gobierno el fuerte aumento del flujo de migrantes hacia la frontera de México con EE.UU., y tiene el mérito de haber pasado a la región un mensaje de inquietud por temas como la corrupción o los derechos humanos.

Sin embargo, es probable que este viaje también sea recordado por las críticas y polémicas que generó.

“No vengan”

Desde antes de partir a Guatemala el domingo, Harris había sido criticada por opositores republicanos que le reclaman que también visite la frontera entre EE.UU. y México.

Si bien miembros del equipo de la vicepresidenta había dicho inicialmente que la frontera estaba incluida en las tareas que le encomendó Biden, luego trataron de distanciarla de un tema tan vidrioso en la política doméstica de EE.UU.

Migrantes de Guatemala.

AFP
La migración desde Centroamérica hacia EE.UU. se ha vuelto un tema sensible para el gobierno de Biden.

Interrogada el lunes en una conferencia de prensa junto al presidente guatemalteco, Alejandro Giammattei, sobre qué responde a los republicanos que dicen que no se toma en serio la situación de la frontera, Harris defendió su estrategia.

“Vine aquí para estar en el terreno, para hablar con el líder de esta nación sobre lo que podemos hacer de una manera significativa, tangible y con resultados reales. Y seguiré centrada en ese tipo de trabajo en lugar de grandes gestos”, sostuvo.

No obstante, al día siguiente Harris indicó en México que pronto visitará la frontera, aunque insistió en la necesidad de atender las causas por las que los migrantes llegan allí.

Durante su conferencia con Giammattei, la vicepresidenta también lanzó una advertencia directa a los indocumentados que piensan emprender el “peligroso” viaje a la frontera: “No vengan. No vengan”, dijo.

“EE.UU. seguirá haciendo cumplir nuestras leyes y asegurando nuestras fronteras”, agregó. “Si vienes a nuestra frontera, te harán regresar”.

Kamala Harris y Alejandro Giammattei.

Getty Images
En Guatemala, Harris fue recibida por el presidente Alejandro Giammattei.

Ese comentario, a su vez, desató críticas de defensores de inmigrantes e incluso del ala izquierdista del Partido Demócrata de Harris, otra señal del difícil equilibrio que requiere el manejo del tema migratorio en EE.UU.

Es decepcionante ver esto“, tuiteó la representante demócrata Alexandria Ocasio-Cortez, en referencia a las palabras de Harris. “En primer lugar, buscar asilo en cualquier frontera de EE.UU. es un método de llegada 100% legal”.

“En segundo lugar, EE.UU. pasó décadas contribuyendo al cambio de régimen y la desestabilización en América Latina. “No podemos incendiar la casa de alguien y luego culparlos por huir”.

Otra representante demócrata, Ilhan Omar, señaló que “el derecho a buscar asilo no solo está protegido legalmente” sino que “es un derecho humano universal fundamental”.

“Llama la atención”

Biden ha prometido destinar US$4.000 millones en cuatro años a atacar problemas que a su entender causan la emigración de Guatemala, El Salvador y Honduras, como la corrupción, la violencia o la falta de oportunidades económicas.

Como un “primer paso” en esa dirección el presidente pidió al Congreso US$861 millones en ayuda a la región.

Andrés Manuel López Obrador y Kamala Harris

Getty Images
Harris mantuvo en México una reunión con el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Tras reunirse con el presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, y con activistas laborales, Harris anunció que EE.UU. destinará US$130 millones a la reforma laboral en ese país para mejorar las protecciones a obreros.

El canciller mexicano, Marcelo Ebrard, también consideró “exitoso” el encuentro entre ambos gobiernos, donde analizaron la cooperación en temas de migración, comercio y seguridad.

La vicepresidenta destacó como otro resultado de su viaje a Guatemala un acuerdo para destinar US$48 millones en apoyo a viviendas asequibles, la agroindustria y emprendedores de ese país.

También anunció la creación de un grupo de trabajo con el apoyo de EE.UU. para prevenir el tráfico de migrantes y la trata de personas en la región.

Kamala Harris

Getty Images
Harris realizó un balance positivo de su viaje a Guatemala y México, pese a las críticas que generó.

Sobre la creación de una fuerza de trabajo anticorrupción, Harris dijo en Guatemala que los departamentos de Justicia, Tesoro y Estado de EE.UU. “trabajarán juntos para realizar investigaciones y capacitar a las autoridades locales para que realicen las suyas propias”.

Juan Jiménez Mayor, un exministro peruano de Justicia que encabezó la Misión de Apoyo contra la Corrupción y la Impunidad en Honduras (MACCIH), considera “interesante” esa iniciativa pero advierte que faltan detalles sobre cómo funcionará.

“Me llama la atención que todavía no está el resto de la región conectada con esta idea“, dice Jiménez Mayor a BBC Mundo.

De hecho, cuando el gobierno de Biden comenzó a plantear la creación del grupo anticorrupción indicó que asistiría a distintos gobiernos centroamericanos.

Pero EE.UU. no parece haber convencido aún al presidente hondureño, Juan Orlando Hernández, a quien el Departamento de Justicia investiga por presuntos vínculos con el narcotráfico, ni al salvadoreño Nayib Bukele, a quien Washington cuestionó por la destitución de miembros de la máxima corte de justicia y del fiscal general en mayo.

Algunos notan que incluso Guatemala ha sido criticada en años recientes por su manejo de la lucha contra la corrupción y el desmantelamiento de la CICIG, una misión de las Naciones Unidas que contribuyó a procesar a varios políticos y poderosos.

“El hecho de que la vicepresidenta fue a Guatemala porque supuestamente es el mejor socio entre los tres, comparado con El Salvador y Honduras, en sí dice mucho porque Guatemala es muy problemático”, señala Shifter. “Si es el mejor, imagínese como son los otros dos”.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=dDjl22gcR6Q

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.