Grupo Higa no participará en nueva licitación del tren México-Querétaro
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Grupo Higa no participará en nueva licitación del tren México-Querétaro

El secretario de Comunicaciones y Transportes, Gerardo Ruiz Esparza, señaló que Constructora Teya, subsidiaria de Grupo Higa, y las empresas mexicanas Constructora y Edificadora GIA+A y Prodemex no participarán en la nueva licitación del tren; "así lo han manifestado públicamente", aseguró.
Por Redacción Animal Político
23 de diciembre, 2014
Comparte
image_117

El titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes compareció este 22 de diciembre ante diputados. Foto: Cuartoscuro.

Constructora Teya, subsidiaria de Grupo Higa, no participará en la nueva licitación del Tren de Alta Velocidad México-Querétaro, informó este 22 de diciembre el titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), Gerardo Ruiz Esparza, al comparecer ante la Comisión Especial para la revisión de la licitación, emisión del fallo y cancelación de la construcción del tren México-Querétaro.

En el nuevo proceso tampoco participarán Constructora y Edificadora GIA+A y Prodemex, las otras dos empresas mexicanas que conformaban el consorcio encabezado por China China Railway Construction Corporation.

“¿Pueden las empresas volver a participar o no? Creo que esto tiene que ser consultado legalmente, pero creo que en el caso de la empresa Higa, en este momento, existe una imposibilidad, quizás para debate legal, pero no me queda duda de que está imposibilitada desde el punto de vista de opinión pública, de debate político y simple y sencillamente de cuestionamiento público.

“No me queda duda de que la empresa no va volver a participar en este tipo de licitaciones, así lo han manifestado públicamente, también las otras dos empresas no quieren de ninguna manera participar”, aseguró Ruiz Esparza.

Grupo Higa es propiedad de Armando Hinojosa, quien le vendió la llamada casa blanca a Angélica Rivera, esposa del presidente Enrique Peña Nieto, y otra casa al secretario de Hacienda, Luis Videgaray.

Constructora y Edificadora GIA+A, es propiedad de Hipólito Gerard, cuñado del expresidente Carlos Salinas de Gortari, mientras que Prodemex es de Olegario Vázquez Raña, quien apoyó la campaña presidencial de Francisco Labastida, en el año 2000, y de Hinojosa Cantú, concuño del exgobernador de Veracruz Fidel Herrera y amigo cercano de Peña Nieto.

Al principio de su comparecencia, Ruiz Esparza, aseguró que cancelar la licitación del tren México-Querétaro fue la mejor decisión que ha tomado el gobierno federal para asegurar la ejecución de este proyecto en un futuro próximo, puesto que, en caso de no cancelarse, se habría generado un daño patrimonial “muy importante”.

“De suscribirse el contrato se asumirían obligaciones legales, que de no cumplirse, situación muy posible, generarían costos adicionales de magnitud muy superior al pago de gastos no recuperables y generarían un daño patrimonial muy importante al Estado”, sostuvo.

Además, el secretario aclaró que no se ha pagado ninguna compensación al consorcio encabezado por la empresa China Railway Construction Corporation y reiteró que se trató de una licitación legal, transparente y objetiva.

“El plazo legal para inconformarse por la decisión ya venció y no hemos notificado de alguna inconformidad. A la fecha no se ha recibido tampoco ninguna solicitud para el pago de gastos no recuperables. Quiero dejar testimonio claro y categórico a esta Comisión que no se ha pagado al consorcio ninguna compensación o cantidad alguna por cualquier concepto”, dijo Ruiz Esparza.

El pasado 6 de noviembre, el presidente Enrique Peña Nieto instruyó a la SCT revocar la licitación para construir el tren de alta velocidad México-Querétaro, “con la finalidad de dar un tiempo más amplio y propiciar la posible participación de un mayor número de fabricantes de trenes, así como de fortalecer la absoluta claridad, legitimidad y transparencia, el Ejecutivo Federal determinó se convoque a un nuevo proceso de licitación”.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Venezuela le quita 6 ceros a su moneda y el bolívar soberano se convierte en bolívar digital

Con esta nueva reconversión, ya son 14 los ceros que se han quitado al bolívar en 14 años.
1 de octubre, 2021
Comparte
Bolívares venezolanos

Getty Images

A partir de este viernes, el bolívar soberano pasa a llamarse bolívar digital, con seis ceros menos.

De esta manera, el gobierno de Venezuela pone en marcha su decisión de apostar nuevamente en una reconversión monetaria para contrarrestar el proceso de hiperinflación que vive el país.

Solamente en lo que va año, el bolívar se ha depreciado más de un 70% y este viernes se necesitaban más de 4 millones 500 mil bolívares soberanos para comprar un dólar, según la plataforma venezolana Dolar Today.

El nuevo nombre “bolívar digital” se basa, según un comunicado del Banco Central de Venezuela (BCV), “en la profundización y desarrollo de la economía digital” en Venezuela.

La vicepresidenta del país, Delcy Rodríguez, anunció el jueves que todo el sistema bancario nacional ya se encontraba preparado para quitarle seis ceros a la moneda.

Pero la medida ha sido criticada desde la oposición, que la considera como una muestra del “fracaso” de la política económica del gobierno de Nicolás Maduro.

“Podría perderse en seis meses”

El exdiputado opositor José Guerra aseguró hace dos semanas que la nueva reconversión monetaria se podría perder “en meses” si no se pone en marcha un programa contra la hiperinflación.

“Si esa actualización del cono monetario no va relacionada con un programa económico para acabar con la hiperinflación y hacer crecer la economía, esa reconversión monetaria se va a perder en meses, tal vez en un año”, explicó en un video difundido por la oposición.

“Las causas de la hiperinflación siguen estando ahí y el cono monetario pierde otra vez sus atributos para facilitar y hacer factible la transacción”, añadió.

En los últimos 14 años, Venezuela le ha quitado 14 ceros a su moneda.

En 2007 se eliminaron tres y nació el bolívar fuerte. Once años después se eliminaron cinco ceros y surgió el bolívar soberano.

Ninguno de estos procesos de reconversión logró parar la hiperinflación, que ha pasado a ser la más alta del mundo.

Una economía altamente dolarizada

No obstante, esta nueva reconversión se da en un contexto diferente. En la actualidad, la economía venezolana está altamente dolarizada.

La moneda preferida hacer pagos en efectivo es el dólar estadounidense, y en caso de utilizar bolívares, la mayoría prefiere utilizar tarjetas o transferencias electrónicas.

Ya a comienzos del año, escribía el excorresponsal en Venezuela de BBC Mundo Guillermo D. Olmo, se estimaba “que más de un 55% de las transacciones en el país se realizan en dólares”.

El cambio en la moneda ha sido descrito por las autoridades económicas como “un hito histórico necesario en un momento en que el país comienza el camino de la recuperación económica”.

El BCV añadió que la introducción del bolívar digital no afectará el valor de la moneda y que “el tipo de cambio de referencia seguirá siendo el que determine el sistema de mercado cambiario venezolano”.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=SzEkz4DM-wU

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.