La Ruana, entre el temor por más ataques y las acusaciones contra la Gendarmería

El grupo de Hipólito Mora teme más ataques, mientras que Simón El Americano acusó que los elementos de la Gendarmería son quienes iniciaron el enfrentamiento.

La Ruana, entre el temor por más ataques y las acusaciones contra la Gendarmería
La Ruana, Michoacán. Foto: Omar Sánchez de Tagle.
Simón El Americano. Foto: Omar Sánchez de Tagle.
Simón El Americano. Foto: Omar Sánchez de Tagle.
“Estamos esperando a nuestros muertos, estos hijos de la chingada ya nos dijeron que no podremos velarlos juntos, queríamos rendirles homenaje aquí en donde murieron justo en la barricada, pero dicen que no podemos alterar la escena del crimen y eso son chingaderas”, aseguró Pedro, hijo de uno de los 11 muertos tras el enfrentamiento de este martes 16 de diciembre en La Ruana, Michoacán.

Fue justo a las ocho de la noche que agentes ministeriales notificaron a familiares de las personas fallecidas que los cuerpos llegarían en la madrugada, que ya se habían terminado las autopsias pero no los interrogatorios ni las investigaciones.

La imagen de La Ruana este miércoles 17 de diciembre no se compara con la de hace 9 meses en las que la Policía federal y el Ejército llegó quitar las armas a la gente de Hipólito Mora tras ser detenido por diversas denuncias que había en su contra.

Hoy, la entrada a la que también se conoce como la tenencia de Felipe Carrillo Puerto está custodiada y bloqueada por elementos del Ejército mexicano, que afirman que no se puede pasar a la comunidad debido a que se podrían obstruir las investigaciones y por tanto alterar la escena de los hechos.

Cerca de 70 militares son los que se encuentran colocados justo en la entrada de El Rancho Los Palmares, lugar que por meses fue la base de operación de Hipólito Mora.

A 200 metros se encuentra la barricada en la que se mantienen los hombres de Hipólito Mora, quienes durante todo el día estuvieron declarando ante el ministerio público. Y quienes no se atreven a ir a sus casas por temor a que los agreda la gente de Simón El Americano.

“Algunos tenemos aún armas de cargo pero ni modo de irme a mi casa y enfrentarme solo contra los 100 hombres que trae Simón”, dice Juan, uno de los más jóvenes fuerzas rurales que hay en La Ruana.

Y es que a diferencia de hace nueve meses, El Americano decidió en esta ocasión no salir de La Ruana, él y sus hombre conformaron una base en la plaza central de dicho poblado y desde ahí mantienen contacto con los elementos de la Procuraduría de Justicia que llegaron al lugar.

La orden de Simón a su gente fue la no abandonar la comunidad y efectuar rondines por las calles. Situación que provocó mayor tensión en la zona, pues es justo en el lugar donde se estableció Simón que viven Hipólito Mora y sus hombres. Esto, a pesar de que el comisionado por la seguridad en Michoacàn, Alfredo Castillo, había prohibido esos rondines.

De hecho, al igual que los hombres de Hipólito, la gente de “El Americano” se encuentran armados y rondando las calles, todos ellos con armas de distintos calibres.

Tenemos miedo por nuestras familias, no podemos ir a nuestras casas, allá tienen a la gente del H3 y el ejército y los federales no los sacan todos ellos siguen armados, la gente tiene miedo hasta de abrir los negocios”, señala Calixto, un hombre cercano a Hipólito Mora

La Ruana cuenta con seis accesos, pero todos ellos están custodiados por federales o elementos del ejército que impiden el paso a toda persona que no vive en dicha comunidad.

Tenemos miedo pero tenemos videos y pruebas que nos darán la razón: Hipólito Mora

Ya sin uniforme de las fuerzas rurales, y con una R-15 en su espalda, Hipólito Mora aseguró temer por la vida de su gente y también temor de ser encarcelado.

Tenemos videos, fotos y testigos de que Simón disparó primero y vimos cómo incluso su gente golpeó ya muerto a uno de nuestros hombres, a mí me avisaron por el celular 20 minutos antes, recibí la alerta de un amigo y no se equivocó, mire el mensaje me llegó justo a las cuatro de la tarde”, aseguró Hipólito Mora

Hipólito refiere que tras el enfrentamiento, el día no ha sido fácil, pues su gente declaró ante el ministerio público y al mismo tiempo han tenido que vigilar que sus familias no sean atacadas.

“No es posible que a tan solo kilómetro y medio y justo en la plaza central de nuestro pueblo mantengan a Simón, eso no me gusta y la gente tiene miedo; bueno, tenemos”.

Entrevistado luego de ser notificado de que el cuerpo de su hijo llegaría en la madrugada, Hipólito Mora se mostró molesto pues dijo que no les dejarían velar a sus muertos juntos.

“Cada uno tendrá que velarlos en sus casas, pero no sé cómo lo haremos si la gente de Simón sigue allá metida”.

Simón aseguró que todo fue culpa de la Gendarmería

Aunque Simón El Americano ha demostrado que no le gusta hablar ante los medios, ayer miércoles ofreció una inusual conferencia en la plaza central de la Ruana, conferencia a la que incluso personal de la procuraduría de justicia del estado invitaba.

En ella, Simón manifestó que el enfrentamiento del pasado sábado fue responsabilidad de la Gendarmería.

“Nosotros cada que llegamos a La Ruana somos revisados por la gente de Hipólito en esta ocasión los federales nos revisaron y al haber una confusión nos dispararon primero, esto causo que el grupo de Hipólito respondiera y por minutos hubiera incluso fuego cruzado”.

Simón aseguró que el enfrentamiento no fue culpa de el ni de Hipólito, sin embargo, tras los muertos de ambos lados ya existe un verdadero problema.

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.

Close
Comentarios