Los mejores 10 momentos del deporte en 2014
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Los mejores 10 momentos del deporte en 2014

En el Mundial de futbol en Brasil ocurrieron la mayoría de los mejores momentos deportivos de este año
Por AP
25 de diciembre, 2014
Comparte
La mordida del argentino Luis Suárez está entre los mejores momentos deportivos de 2014 Foto: AP

La mordida del argentino Luis Suárez está entre los mejores momentos deportivos de 2014 Foto: AP

Se acaba 2014, un año lleno de emociones deportivas en todo el mundo. Esta es una lista de los momentos más memorables que se vivieron dentro y fuera de las canchas.

15 de febrero. Ray Rice agrede a su novia en un hotel de Atlantic City.

“Altercado menor”. Fue la descripción inicial dada por el abogado del running back de los Ravens sobre el incidente con su entonces novia Janay Palmer, en el fin de semana del Día de los Enamorados. En realidad lo ocurrido en el hotel Revel fue algo grave, algo que acabaría poniendo en evidencia a la NFL, que todo este tiempo se había hecho de la vista gorda con los recurrentes casos de violencia doméstica que involucraban a sus jugadores.

Casi de inmediato se difundió un video en el que Rice arrastraba a la mujer tras haberla golpeado en el elevador. La liga le impuso una suspensión de dos partidos. Pero había otra grabación, en la que se veía cuando Rice golpeaba brutalmente a su actual esposa. Ese video finalmente vio luz pública y se convirtió en una pesadilla para Roger Goodell, el comisionado de la liga. Pero la popularidad de la NFL sigue inmune, algo reflejado en que las emisiones de los partidos lideran los índices de audiencia.

24 de mayo. Real Madrid-Atlético de Madrid, la final española de la Liga de Campeones.

Corrían los 93 minutos en el Estadio de la Luz de Lisboa y el Atlético doblegaba 1-0 a su vecino. Diego Simeone palpitaba con dar a los colchoneros su primer cetro como campeón de Europa. Hasta que apareció Sergio Ramos, el central del Real Madrid, elevándose para cabecear el tiro de esquina cobrado por su compatriota Luka Modric, batiendo al portero Thibaut Courtois.

El partido se fue a tiempo extra. Con Angel di María como propulsor, los goles de Gareth Bale, Marcelo y Cristiano Ronaldo estamparon el 4-1 definitivo. Al definir de penal, con su 17mo gol del torneo, Cristiano se quitó la camiseta para exhibir su musculatura. Era el reflejo imperial de un Real Madrid que volvía a reinar en Europa tras 12 años de espera por la “Décima” Copa de Europa.

15 de junio. La clavada de Manu Ginóbili en el quinto juego de la serie final de la NBA.

El signo de exclamación de la victoria de los Spurs de San Antonio se produjo en un asombroso segundo cuarto. Manu Ginóbili tomó el balón por el centro de la pintura, se desmarcó de Ray Allen y se elevó para clavar con la zurda el balón ante el mastodonte Chris Bosh, uno de los tres súper astros de Miami. Una jugada para los afiches rumbo a un desigual triunfo 104-87, para el quinto título de los Spurs en 16 temporadas bajo la conducción de Gregg Popovich.

Ginóbili, Tony Parker y Tim Duncan acabaron estropeando la ambición de un tercer título seguido de LeBron James y el Heat. Pero den crédito a Popovich, relegado a un segundo plano en el panteón de los grandes entrenadores de la NBA por Phil Jackson y Pat Riley. Pop supo regular los minutos de su trío de veteranos y pulir nuevo talento como Kawhi Leonard (el más valioso de la final).

24 de junio. El mordisco de Luis Suárez en el Mundial.

El marcador en Natal mostraba un 0-0 a los 79 minutos. Uruguay era pura angustia al verse fuera del Mundial. El único resultado que le servía ante Italia era la victoria. Y fue cuando apareció la dentadura del delantero uruguayo, en un tercer incidente en el que muerde a un rival.

¿En serio? Pues sí. En un forcejeo dentro del área italiana, Suárez acabó mordiendo al zaguero Giorgio Chiellini, quien con desesperación le mostraba al árbitro mexicano Marco Rodríguez la marca dejada por el charrúa. Suárez no fue expulsado y Diego Godín anotó a los 81 para el triunfo que prolongó la estadía de la Celeste en Brasil. Pero el “Pistolero” no pudo jugar en la derrota ante Colombia en los octavos de final al caerle una fulminante suspensión que le dejó fuera del torneo y durante los siguientes cuatro meses.

8 de julio. El Mineirazo de Brasil en las semifinales de su Mundial.

Como se hizo costumbre antes de cada partido de la Canarinha frente a sus aficionados, el prólogo era marcado por la vibrante interpretación del himno nacional. Ese trance se repitió en el Estadio Mineirao de Belo Horizonte frente a Alemania. Los brasileños silbaban cada vez que un alemán tocaba el balón. No tenían las más mínima idea del castigo que se venía.

Pasaron 11 minutos y cayó el primer gol tras un tiro de esquina. Thomas Mueller lo remató a placer. ¿Remontaría el local? Para nada, sin el goleador Neymar (lesionado) y el zaguero Thiago Silva (suspendido), era un equipo atolondrado. Y fue cuando empezó el aluvión de goles alemanes, cinco en un lapso de 18 minutos. Todo terminó con un lapidario 7-1. Del Maracanazo de 1950 al Mineirazo de 2014, otro trauma para la selección con más campeonatos mundiales. Pueden presumir de sus cinco copas, pero nunca en casa.

13 de julio. Goetze y el gol que sentenció el Mundial.

La volea de James Rodríguez. La palomita de Robin Van Persie. El Mundial ofreció una impresionante cantidad de goles de alta factura. Ahora bien, el que Mario Goetze anotó en la final quizás no ha sido valorado en su justa dimensión. Un gol trascendental porque (1) no sólo significó la conquista de un cuarto título para Alemania al sentenciar el triunfo 1-0 contra Argentina y (2) la extraordinaria elaboración y ejecución del mismo.

A los 113 minutos, en una prórroga, el duelo en el Estadio Maracaná parecía condenado a una definición por penales. Una jugada impecable por parte de los alemanes: el medido pase desde la izquierda por Andre Schuerrle, el temple de Goetze para dominar la pelota Brazuca con el pecho y, sin dejar que picara, clavarla al fondo al estirar la pierna zurda ante la salida del arquero Sergio Romero.

26 de septiembre. Derek Jeter, y un último hit conmovedor en el Yankee Stadium.

Fue el guion perfecto para el fin de una era, 20 años seguidos con el mismo equipo y erigiéndose como figura icónica del béisbol de Grandes Ligas.

El capitán de los Yanquis conectaba un sencillo en la parte baja del noveno inning para sellar una victoria 6-5 contra Baltimore en su último juego en su estadio. Todavía le quedaban unos juegos más en Boston, y los fanáticos del rival más enconado de su equipo no tuvieron reparo en corear el nombre del “Número 2” al retirarse con 3.465 hits (sexto en la lista de todos los tiempos) y cinco campeonatos de la Serie Mundial.

29 de octubre. Madison Bumgarner, el pitcher indomable de la Serie Mundial de béisbol.

Previo al partido que definiría el campeón de las Grandes Ligas, Bruce Bochy adelantó que Madison Bumgarner podría lanzar “al menos 50, 60 lanzamientos”. Al final, el as de los Gigantes tiró 68 desde el montículo del Kauffman Stadium de Kansas City en un sensacional relevo de cinco innings. El último lanzamiento fue un foul bateado por Salvador Pérez que acabó en el guante del tercera base Pablo Sandoval para sentenciar la victoria 3-2 y el tercer campeonato de la Serie Mundial conquistado por San Francisco desde 2010.

Pensar que dos noches antes, luego de ser blanqueados por el zurdo, los Reales daban como hecho que no tendrían que enfrentar más a Bumgarner. Pero volvió a aparecer, para preservar una ventaja de una carrera a partir del quinto inning. Sacó out a 15 de los últimos 16 bateadores que enfrentó y dejó en 0.25 su efectividad en 36 innings lanzados en cinco apariciones en la Serie Mundial.

23 de noviembre. Roger Federer y Suiza, campeones de la Copa Davis.

A sus 33 años y con 17 títulos de Grand Slam, Roger Federer podría darse por satisfecho. No se cansa. Más allá de su fenomenal clase como tenista, es un competidor nato. Apenas una semana después en la que debió renunciar a la final de la Copa Masters por una molestia en la espalda, Federer apareció en Lille.

La anfitriona Francia preparó la final en una superficie de arcilla. Federer perdió su primer punto ante Gael Monfils, pero no falló cuando le tocó la responsabilidad de conseguir el decisivo contra Richard Gasquet, despechándolo 6-4, 6-2, 6-2. Quizás no pudo aumentar su colección récord de títulos en los Slams, pero Federer sumó el gran título que le faltaba, el de la Copa Davis con Suiza. Cierto, su oro olímpico es en dobles, no en sencillos. Pero tiene la mente puesta en Río de Janeiro 2016.

25 de noviembre. Messi, el devorador de récords.

El 2014 fue un año de desilusiones para Lionel Messi. La derrota en la final del Mundial no fue consuelo por haber sido proclamado como el mejor jugador del torneo. Su Barcelona completó una temporada sin trofeos. En enero fue superado por su némesis Cristiano Ronaldo por el Balón de Oro.

Pero el argentino sigue tumbando toda clase de récords, pero nada como la sucesión que se mandó en un lapso de tres días en noviembre. Con un triplete ante Sevilla, Messi se convirtió en el máximo goleador de la liga de España al superar la cifra de 251 que tenía Telmo Zerra. Y tenía que ser con otro triplete ante el Apoel de Chipre (con qué más podría ser) se erigió como el máximo anotador de la Liga de Campeones de Europa, alcanzando los 74 para dejar atrás los 71 Raúl González. A Messi le demandó 91 partidos llegar a los 74, a Raúl le tomó 142.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Pandemia: las 5 ciudades más seguras del mundo tras la aparición del COVID

Ciudades en todo el mundo han tenido que volver a pensar sobre la seguridad a raíz de la pandemia. Las cinco que comentamos a continuación lo están haciendo mejor que el resto.
11 de octubre, 2021
Comparte

Ciudades en todo el mundo han tenido que volver a pensar sobre la seguridad a raíz de la pandemia de covid-19. Las siguientes son aquellas que lo están haciendo bien.

Nada en la historia moderna ha cambiado la vida en las ciudades tanto como lo ha hecho la covid.

Desde el cierre de oficinas en el centro de la ciudad hasta la obligación de usar mascarillas o las restricciones en los restaurantes, las precauciones pandémicas han transformado el panorama de las ciudades en todo el mundo, probablemente a largo plazo.

De hecho, la pandemia es la primera en su escala que nos sucede como una especie “urbanizada”. Cuando la gripe española se desató a principios de la década de 1900, solo el 14% de los humanos vivía en ciudades, pero hoy esa cifra ha aumentado al 57%, según estimaciones de la División de Población de la ONU.

Como resultado, las ciudades han tenido que volverse aún más vigilantes en términos de protección de la salud y seguridad general para cuidar mejor a sus habitantes.

Para entender qué cambios han llevado a una mayor seguridad, la unidad de inteligencia de la revista The Economist publicó recientemente el Índice de ciudades seguras 2021, que clasifica a 60 urbes según 76 indicadores de seguridad en infraestructura, vida digital, seguridad personal, factores ambientales y, por supuesto, salud, que este año incluye preparación para pandemias y mortalidad por covid-19.

Aquellas clasificadas en la parte superior del índice, incluidas Copenhague, Toronto, Singapur, Sídney y Tokio, tienen factores que ilustran cómo la seguridad general se correlaciona con un fuerte sentido de cohesión social, inclusión total de la población y confianza en la sociedad.

Hablamos con los residentes de estas ciudades para ver cómo los cambios provocados por la pandemia han hecho que sus ciudades sean más seguras, inclusivas y resilientes; y sobre qué cosas los viajeros necesitan saber para mantenerse seguros cuando finalmente puedan visitarlas.

Copenhague

Copenhague

Getty Images

Clasificada en la parte superior del índice, la capital de Dinamarca se posicionó particularmente bien debido al nuevo pilar de seguridad ambiental del índice, que mide la sostenibilidad (incluidos los incentivos de energía renovable), la calidad del aire, la gestión de desechos y la cubierta forestal urbana.

Esto último tuvo un impacto absoluto en lo bien que la ciudad y sus residentes pudieron hacer frente a las restricciones pandémicas, que se eliminaron por completo a partir de septiembre de 2021.

“Los parques, las áreas verdes y las vías fluviales fueron extremadamente populares durante la pandemia. Los habitantes de Copenhague paseaban y compraban comida para llevar y disfrutban de los muchos espacios para respirar de la ciudad”, señaló el residente Asbjørn Overgaard, director ejecutivo de la organización sin fines de lucro Copenhagen Capacity.

La ciudad también continúa proporcionando “guías sobre el coronavirus” para ayudar a la gente, y mantiene una amplia señalización y marcas claras para crear espacio entre grupos al aire libre.

Copenhague

Getty Images

El espíritu comunitario del país, resumido mejor en la palabra danesa samfundssind, también permite a los ciudadanos del país trabajar juntos y confiar mutuamente -incluidos los funcionarios gubernamentales- para crear un entorno de vida más seguro.

El Índice de Ciudades Seguras encontró una alta correlación entre el control de la corrupción y las ciudades más seguras, por lo que no sorprende que la clasificación de Dinamarca como uno de los países menos corruptos del mundo haya permitido a sus ciudadanos confiar en sus instituciones y en los demás durante la pandemia.

Copenhague también implementó un programa masivo de pruebas de covid, que sigue siendo gratuito para todos, incluidos los turistas. Los datos recopilados permiten el seguimiento detallado de los brotes.

Además, la ciudad implementará pruebas de aguas residuales para detectar brotes temprano.

Toronto

Toronto

Getty Images

La ciudad más grande de Canadá ocupó un cercano segundo lugar en el índice de seguridad general, con puntajes sólidos en infraestructura y seguridad ambiental. Los residentes creen que esto se debe a que allí hay una cultura inclusiva que valora la comunicación dirigida a través de las comunidades, especialmente cuando se trata de concientización y adopción de vacunas.

Farida Talaat, residente de Toronto, señala cómo la ciudad inició una serie de programas de vacunación específicos para la comunidad a fin de hacer que la ciudad fuera más segura.

Por ejemplo, se implementó un plan para completar las primeras dosis de los residentes que no podían salir de sus hogares; y el Grupo de Trabajo de Científicos Negros sobre Equidad de las Vacunas se estableció al principio de las campañas de vacunación para garantizar un enfoque de la vacuna basado en la equidad.

Toronto

Getty Images

Los residentes también se sienten seguros debido a la larga historia de multiculturalismo de la ciudad.

“En Toronto, es normal haber nacido fuera de Canadá. Descubrí que diferentes grupos étnicos y culturales interactúan entre sí y no viven en silos”, señaló Filipe Vernaza, quien vive en la ciudad desde 1998.

“Un grupo típico de personas probablemente tiene gente de diferentes etnias, orientaciones sexuales y religiones. Toronto es una ciudad de mente extremadamente abierta en la que puedes sentirte seguro siendo quien eres”.

Singapur

Singapur

Getty Images

Singapur, que ocupa el segundo lugar en seguridad digital, seguridad de la salud y seguridad de la infraestructura, utilizó esas fortalezas para moverse rápidamente durante los primeros días de la pandemia, implementando rápidamente el monitoreo digital y el rastreo de contactos.

El país también cuenta con una de las tasas de vacunación más altas del mundo (actualmente en un 80%), pero aún requiere un seguimiento estricto y el rastreo de contactos ante las nuevas variantes.

“Antes de que puedan ingresar a edificios o instalaciones, todos los residentes deben escanear su token TraceTogether o la aplicación de teléfono para registrarse en SafeEntry”, explica Sam Lee, residente de Singapur, que tiene un blog de viajes.

“Esto permite a las rastrear rápidamente a las personas que podrían haber interactuado con los infectados para que se pueda llevar a cabo una orden de cuarentena para contener o romper la cadena de transmisión del virus”.

Los viajeros también deben instalar el token TraceTogether o alquilar un teléfono con él instalado antes de ingresar al país.

Trabajar desde casa se ha convertido en un estándar en la mayoría de los lugares de trabajo para reducir las interacciones, lo que Lee señala que ha llevado a un transporte público menos concurrido.

Las atracciones turísticas y los centros comerciales tienen entradas limitadas, y los “embajadores de distancia segura” monitorean las multitudes para garantizar que el público cumpla con las órdenes sanitarias; las personas que no las cumplan se enfrentan a costosas multas.

El público también puede rastrear a las multitudes en los centros comerciales, oficinas de correos y tiendas de comestibles con la herramienta recientemente lanzadaSpace Out.

Sídney

Sídney

Getty Images

La ciudad más grande de Australia obtuvo el quinto lugar en general en el índice y se ubicó entre las diez primeras en seguridad sanitaria.

Australia fue uno de los primeros países en cerrar completamente sus fronteras durante la pandemia y ha mantenido bloqueos estrictos ante el aumento de casos, con un efecto positivo. La tasa de mortalidad de covid per cápita en Australia sigue siendo una de las más bajas del mundo.

A medida que las vacunas alcanzan el 70% en Nueva Gales del Sur, se espera que muchas de esas restricciones se levanten y las fronteras internacionales se abran en noviembre.

Además de sentirse protegidos de la pandemia, los residentes han tenido durante mucho tiempo una fuerte sensación de seguridad personal en las calles de Sídney.

“Realmente nunca me había sentido tan segura en un país, como al vivir en Sïdney”, dice Chloe Scorgie, fundadora del sitio web de viajes australiano Passport Down Under, quien se mudó por primera vez a esta ciudad en 2018.

“Viajé por Sídney sola y nunca sentí que estuviera en peligro”.

Sídney

Getty Images

La ciudad también ocupó el primer lugar en seguridad digital, que incluye la política de privacidad de la ciudad, las protecciones y amenazas de ciberseguridad y el plan general de ciudad inteligente.

Sídney ha liderado este esfuerzo en parte con su marco estratégico Ciudad Inteligente, que incluye algunas de las innovaciones recomendadas para ciudades más conectadas y seguras.

Por ejemplo, el plan describe cómo se podrían colocar sensores inteligentes en contenedores de basura, farolas y bancos para recopilar información sobre el uso general, el flujo de transporte y la actividad peatonal.

De manera similar, la iluminación inteligente y las redes de CCTV podrían mejorar la seguridad después del anochecer y la economía nocturna.

Algunas de estas ideas ya se están poniendo en práctica en el sur de la ciudad en forma de centros llamados ChillOUT: espacios al aire libre donde los residentes pueden reunirse bajo iluminación inteligente, conectarse al WiFi y enchufar dispositivos electrónicos, donde los datos sobre su uso son enviados a los líderes de la ciudad, para que puedan comprenderlo mejor y hacer cambios basados en la forma en que sus ciudadanos interactúan con la infraestructura de la ciudad.

Tokio

Tokio

Getty Images

La capital de Japón ocupó el quinto lugar en el índice general y se encuentra en la parte superior del índice de seguridad sanitaria, que mide factores como atención médica universal, preparación para pandemias, esperanza de vida, salud mental y mortalidad por covid-19.

Aunque los casos aumentaron durante los Juegos Olímpicos, las tasas se han reducido drásticamente ya que las vacunas han llegado a casi el 60% de la población.

A la luz de las noticias positivas, Japón anunció el fin del estado de emergencia federal y el levantamiento gradual de las restricciones a partir de finales de septiembre de 2021.

En su lugar, el país planea fomentar el uso de su pasaporte de vacunación para la admisión en centros médicos y grandes eventos, e incluso animar a las empresas a ofrecer descuentos o cupones a los titulares de estos pasaportes.

Tokio

Getty Images

Tokio también se ubicó entre los cinco primeros puestos por la seguridad de su infraestructura, que incluye seguridad en el transporte, facilidad para los peatones y redes de transporte.

Como ciudad transitable conectada por ferrocarril, Tokio se construyó para alentar las caminatas y la participación de la comunidad, lo que, a su vez, ha llevado a una participación ciudadana más fuerte en la seguridad, en forma de prevención y vigilancia del crimen en el vecindario, y un sentido compartido de responsabilidad en la prevención de los delitos.

“Desde los diversos centros de objetos perdidos en las estaciones de tren hasta los candados para bicicletas casi innecesarios, existe un inmenso respeto por el bienestar de los demás“, aseguró Sena Chang, residente de Tokio y fundadora de la revista The Global Youth Review.

Ella recuerda una vez que perdió su bolsa de la compra en el corazón de la ciudad, solo para encontrarla en el mismo lugar donde la había dejado, junto con una nota amable.

“Una cultura de colectivismo de siglos de antigüedad y un gran respeto mutuo hacen de Tokio la ciudad más segura en la que he vivido”, dice.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=ARrMFeZEfmU

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.