Derechos Humanos sanciona a regidores de Cuernavaca por burlarse de mujeres indígenas
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Foto: Paris Martínez.

Derechos Humanos sanciona a regidores de Cuernavaca por burlarse de mujeres indígenas

Al entrar al Ayuntamiento, para interponer una queja, al menos 15 mujeres indígenas recibieron burlas y jaloneos por parte de funcionarios municipales.
Foto: Paris Martínez.
Por Paris Martínez
19 de enero, 2015
Comparte
Foto: Paris Martínez.

Foto: Paris Martínez.

Luego de un año y ocho meses de investigaciones, la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Morelos concluyó que tres regidores de Cuernavaca violaron los derechos “a la igualdad ante la ley y a la no discriminación” en perjuicio de un grupo de 15 artesanas nahuas y mazahuas, quienes el pasado 2 de mayo de 2013 se acercaron a las instalaciones del gobierno municipal en busca de atención oficial, y en respuesta obtuvieron burlas por su origen étnico.

Según la Recomendación 181/2013-5, las afectadas habían acudido a las instalaciones públicas para denunciar a inspectores del Ayuntamiento, así como a comerciantes establecidos, quienes las hostigaban por vender sus artesanías en la Plaza de Armas de Cuernavaca; sin embargo, cuando ingresaron a las oficinas municipales, los regidores Alfredo Gutiérrez Trueheart (Partido Verde), LuisFernando Hidalgo Galicia (PAN) y Felipe Domínguez Alarcón (Partido Nueva Alianza) las recibieron cruzándose comentarios tales como “ya llegaron tus paisanas”, “ya llegaron tus amigas” y “¿quién las invitó?”, además de que, para ser atendidas, les pusieron como condición el que se dejaran tomar fotografías, para lo cual, incluso, una de ellas fue tironeada por el regidor Gutiérrez Trueheart.

Tal como narraron las afectadas ante el organismo defensor de los derechos humanos, “el día señalado (2 de mayo de 2013), acudimos a las oficinas de la presidencia municipal 15 compañeras, mujeres todas. Arribábamos cuando salían los regidores y a la entrada, justo donde está la palmera, dentro de la presidencia, escuchamos gritos y comentarios. Los regidores Gutiérrez Trueheart e Hidalgo Galicia, junto con otro regidor que no ubicamos, un hombre mayor, de lentes (el regidor Felipe Domínguez Alarcón) sacaron unos sus teléfonos celulares y otros su tablet, a la vez que decían ‘foto, foto’, ‘ya llegaron, ¿quién las invitó?’, ‘tus amigas’. Las risotadas y los empujones entre ellos hizo que volteáramos; una de las compañeras quiso salir (de las instalaciones oficiales) y el regidor Gutiérrez Trueheart la jaló, a la vez que decía ‘no te vayas, primero la foto’“.

En su denuncia, el grupo de artesanas, preguntan a la autoridad: “¿Qué no acaban de firmar un código de ética para los funcionarios del Ayuntamiento de Cuernavaca? Aún y cuando no existiera éste, ¿no es obligación de todas y todos conducirnos con respeto a las y los demás? Somos indígenas y con mucho orgullo vestimos nuestra indumentaria típica, somos mujeres que, día a día, trabajamos para llevar el sustento a nuestras casas, con nuestras manos elaboramos collares, pulseras, bordamos y tejemos telas y palma, pintamos barro con los colores de nuestra tierra, de la que nos sentimos también orgullosas (…) ¿Nuestra forma de vestir les causó risa y despertó los comentarios burlones de los regidores? O, ¿qué fue? ¿Que hablamos háhuatl o mazahua? ¿Qué desató la burla de los regidores? ¿Podemos saber? ¿Nos sentimos mal por lo que nos pasa? ¡No! Nos sentimos impotentes por no poder enseñarles a nuestras hijas e hijos que merecemos respeto, porque las autoridades se han encargado de mostrarles el desprecio que nos tienen y, sin embargo, seguimos fomentando nuestras tradiciones, le decimos a nuestras niñas y niños que algún día esto va a cambiar y que ellas y ellos, mientras tanto, deben estudiar y exigir que los respeten y tratar a las y los demás igual, como quieren ser tratados (…) Véanos, respétenos, escúchenos, inclúyanos”.

Las acciones en las que incurrieron los tres regidores, destacó la Comisión de Derechos Humanos de Morelos, configuran un acto de “discriminación” y aunque “los regidores señalados como responsables negaron el acto reclamado, dicha negativa queda desvirtuada”, ya que, paradójicamente, los tres integrantes del cabildo presentaron en su defensa las fotos que ese día tomaron por la fuerza a las artesanas afectadas.

Aunque los regidores arguyeron que esas fotos habían sido tomadas con fines de registro de la atención oficial brindada, la Comisión de Derechos Humanos consideró que dicho alegato sólo tendría sustento si antes de los retratos hubieran atendido a las afectadas, lo cual no ocurrió.

Por ello, el ombudsman estatal ordenó que la Contraloría Municipal del Ayuntamiento de Cuernavaca inicie un “proceso administrativo contra los regidores implicados”, así como que “se tomen las medidas necesarias para reparar el daño ocasionado a las indígenas nahuas y mazahuas, como consecuencia de la responsabilidad institucional en la que se incurrió”.

Además, el ombudsman ordenó al Ayuntamiento de Cuernavaca “que se otorgue al personal la capacitación adecuada en materia de observancia y respeto a los derechos humanos“, así como que “se adopten las medidas de carácter preventivo para evitar la repetición de los actos de discriminación, como los que dieron origen a la presente recomendación”.

El origen del conflicto

Aunque la recomendación emitida en favor de las artesanas nahuas y mazahuas que venden sus artesanías en la Plaza de Armas de Cuernavaca fue considerada como un “triunfo” por este grupo, la abogada Susana Díaz, integrante de la Comisión de Derechos de Morelos Digna Ochoa –organismo civil que dio acompañamiento legal a las afectadas– destacó que dicha resolución no aborda dos puntos prioritarios del problema: en primer lugar, no exige que el Ayuntamiento de Cuernavaca formule una disculpa, pública y oficial, por los actos de discriminación en los que incurrió; y en segundo lugar, el ombudsman estatal no se pronunció en torno al conflicto que dio origen a la queja, que es el hostigamiento que estas mujeres sufren por parte de funcionarios y comerciantes establecidos que las acusan de “afear” la plaza.

De hecho, advirtió la abogada, “hace unos días vinieron los inspectores del Ayuntamiento a anunciarles a las compañeras artesanas que, a partir de este lunes (19 de enero), ya no las van a dejar entrar a la plaza a vender sus productos, porque van a remodelarla. Y sí, desde hace un año nosotras estamos solicitando al gobierno del estado que nos entregue toda la información sobre dicha obra, porque queremos poder defendernos”.

La abogada destacó que este grupo de artesanas –en el que están agrupadas alrededor de 40 mujeres, que venden los productos elaborados por toda la familia– vende en la Plaza de Armas de Cuernavaca desde hace más de tres décadas y, por eso, “ellas exigen ser incluidas en el proyecto, y si hay una reubicación de comerciantes, ellas demandan ser contempladas en dicha reubicación, y de una forma óptima, es decir, no vamos a aceptar que las reubiquen en un lugar en el que ya no puedan vender, no queremos que las manden a la salida de la ciudad, y que por esta vía se incurra en un nuevo acto de discriminación en su contra”.

La integrante del Centro de Derechos Humanos Digna Ochoa destacó, además, que el ombudsman estatal debe ampliar el rango de la recomendación, para que el llamado respetar el derecho a la “no discriminación” sea no sólo para los funcionarios públicos, sino “para la sociedad en general, ya que las compañeras artesanas no sólo son discriminadas por servidores públicos, sino también por comerciantes establecidos que mantienen una actitud intimidatoria en su contra, por considerar que afean la plaza”.

En la actualidad, cabe destacar, las artesanas nahuas y mazahuas no son las únicas que venden sus productos en la plaza, sino también comerciantes establecidos, especialmente restaruanteros, quienes han ampliado sus negocios hacia la vía pública.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Getty Images

COVID-19: qué puedes hacer y qué no tras recibir la vacuna, según la ciencia

A medida que la vacunación avanza en numerosos países, muchas personas también se preguntan en qué puede cambiar su vida luego de recibir las inmunizaciones.
Getty Images
2 de abril, 2021
Comparte

A medida que la vacunación avanza en numerosos países, muchas personas también se preguntan en qué pueden cambiar sus vidas luego de recibir las inmunizaciones.

Y es que desde que el coronavirus comenzó a propagarse por el mundo, las autoridades y la comunidad científica subrayan que la vacuna es una de las principales vías para terminar con la pandemia.

Ahora que millones de personas reciben dosis cada día, gobiernos, universidades y agencias de salud pública también han comenzado a publicar sus recomendaciones de lo que pueden hacer y lo que no los que han sido vacunados.

Estas recomendaciones, no obstante, pueden cambiar a medida que se conozca más de las vacunas o de las actuales variantes del coronavirus.

También pueden cambiar de un lugar a otro. De hecho, puede que en tu país aún no se apliquen, dada las restricciones que cada nación ha impuesto para controlar la pandemia por las circunstancias específicas de cada lugar.

También, en numerosos lugares, la flexibilización tras la vacunación ha sido limitada de momento, ya sea porque la cantidad de población que ha sido inmunizada es muy pequeña o ante temores de que dar una mayor libertad a personas vacunadas pueda llevar a discriminar a los que no han podido inmunizarse.

Los expertos también señalan que, más allá de las recomendaciones generales, cada persona debe evaluar sus riesgos individuales y hacer un análisis bien meditado de lo que es seguro hacer no solo para uno mismo, sino también para los que lo rodean.

Recuerda que aún estamos descubriendo cómo funciona el virus y las vacunas, por lo que te recomendamos que, ante la duda, consultes también con tu médico y visites las páginas oficiales sobre el tema de tu país.

¿Cuándo una persona puede considerarse completamente vacunada?

De acuerdo con los Centros para el Control de las Enfermedades de EE.UU. (CDC, por sus siglas en inglés), se considera que las personas están completamente vacunadas:

  • dos semanas después de recibir la última inyección de las vacunas que se administran en una serie de dos dosis, como las de Pfizer o Moderna;
  • dos semanas después de recibir una vacuna de dosis única, como la de Johnson & Johnson.

“Si han pasado menos de dos semanas desde su primera dosis, o si aún necesita recibir su segunda dosis de una vacuna de dos dosis, NO está completamente protegido”, alertan los CDC.

¿Puedo visitar amigos o reunirme con otras personas en grupos?

Aunque depende de las regulaciones vigentes en tu país, los científicos coinciden en que no supone un riesgo reunirte con otras personas en pequeños grupos si estas ya están también vacunadas.

Una reunión con un pequeño grupo de personas vacunadas, según la Universidad de Harvard, es considerada de bajo riesgo, ya sea en espacios abiertos o cerrados, y no es necesario el uso de mascarillas.

La situación es diferente si se visita a alguien que no ha sido vacunado, dado que existe una posibilidad de que, aunque tengas la vacuna, todavía puedas portar el virus y trasmitírselo a alguien que aún no tienen inmunidad.

Sin embargo, los CDC aseguran que es posible visitar personas no vacunadas que tengan un riesgo bajo de contraer una enfermedad grave debido al COVID-19 si tomas medidas de protección, como el uso de mascarillas y la distancia física de al menos dos metros.

La Universidad de Harvard señala que los riesgos son mayores si una persona vacunada visita a otra mayor de 60 años que no ha recibido aún la vacuna, dado que el COVID-19 suele ser más grave en edades avanzadas.

“Si es posible, realice la visita al aire libre o en un espacio bien ventilado para reducir el riesgo de contagio”, indica la universidad en ese último caso.

Algo semejante debe hacerse, indica, en caso de una reunión con personas que provengan de diferentes hogares o diferentes lugares.

¿Puedo viajar por placer o irme de vacaciones?

Este viernes, los CDC aseguraron que era seguro para las personas que estaban vacunadas viajar, siempre que mantuvieran la mascarilla en los medios de transporte público, incluidos aviones.

Según los CDC, investigaciones recientes sugieren que las personas vacunadas pueden viajar sin necesidad de hacer cuarentenas o presentar pruebas de COVID-19, dado que para ellos el riesgo es bajo.

Esto solo aplica a Estados Unidos y es posible que en tu país todavía no sea posible.

A excepción de los CDC, la mayoría de las recomendaciones señalan que, de momento, no es prudente viajar, aunque te hayas vacunado.

“Viajar en avión, autobús o tren te pone en contacto con muchas personas y aumenta el riesgo de transmisión”, indica la Universidad de Harvard.

Playa de Miami Beach

Reuters
Los viajes y las vacaciones de momento no son recomendables.

Los expertos de la Universidad de Harvard explican que esto se debe a que las vacunas no ofrecen una protección del 100% y apuntan a la amenaza de nuevas cepas.

“Debemos mantener la cautela, especialmente a medida que aprendemos más sobre las variantes que nos preocupan y cuánto protege la vacuna contra estas”, indican.

¿Puedo ir a restaurantes o conciertos?

De nuevo, siempre dependerá de lo que tu país haya regulado en su estrategia para contener el coronavirus.

No obstante, lo que la ciencia ha averiguado hasta ahora es que el riesgo de infección durante actividades sociales públicas, como cenar en el interior de un restaurante o ir al gimnasio, es menor para las personas completamente vacunadas.

“Sin embargo, aún se deben tomar precauciones ya que el riesgo de transmisión en estos entornos es mayor y probablemente aumenta con la cantidad de personas no vacunadas presentes”, indican los CDC.

The Shady Maples Smorgasbord bufé

Getty Images
Aún no es recomendable comer en el interior de restaurantes.

Por lo tanto, señalan que las personas completamente vacunadas que participan en actividades sociales en entornos públicos deben continuar siguiendo todas las pautas de protección, incluido el uso de mascarillas bien ajustadas, mantener la distancia física, evitar multitudes o espacios mal ventilados y lavarse las manos con frecuencia.

¿Qué pasa si, después de la vacuna, entro en contacto con alguien que da positivo por coronavirus?

De acuerdo con los CDC, si ya te has vacunado y has estado cerca de alguien que tiene covid-19, no es necesario que hagas cuarentena ni que te hagas la prueba a no ser que presentes síntomas.

Sin embargo, la situación es diferente si vives con otras personas que no están vacunadas.

En ese caso se recomienda mantenerse alejado de los demás durante 14 días y hacerse la prueba, incluso si no tienes síntomas.

¿Qué más no debo hacer?

Cada país puede tener recomendaciones diferentes basadas en sus propias medidas para contener el virus.

Las diferentes recomendaciones publicadas hasta la fecha sugieren que las personas vacunadas deben seguir evitando aglomeraciones, ya sean medianas o grandes, y también visitar espacios cerrados donde haya muchas personas.

Un hombre inocula una vacuna a otro

Getty Images
Como las vacunas no son efectivas al 100% debemos protegernos aunque estemos vacunados.

Si las situaciones anteriores son inevitables, se recomienda el uso de mascarilla y mantener la distancia física de ser posible.

Los CDC recomiendan que en los lugares de trabajo también se mantengan las medidas de distanciamiento, aunque el personal esté vacunado.

También que las personas vacunadas estén atentas ante cualquier síntoma de coronavirus y evitar contacto con otros en caso de presentar alguno.

¿Qué debo tener en cuenta tras ser vacunado?

Los expertos insisten en que cada persona debe realizar una profunda evaluación de riesgos y tomar en cuenta que:

  • ninguna vacuna es totalmente efectiva;
  • no sabemos aún cuánto dura su protección;
  • no sabemos tampoco del todo cómo responden a las nuevas variantes;
  • se deben atender factores de riesgo personal que puedan colocarte a ti u a otras personas a tu alrededor en mayor riesgo;
  • no sabemos cuán bien protegen las vacunas de que propaguemos el virus a otras personas, aunque no nos afecte a nosotros;
  • y, por tanto, se deben mantener otras medidas de prevención que ayudan a detener la propagación del coronavirus incluso aunque estemos vacunados.

Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=5JIm2fDK1es

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.