Los costos que tienen que pagar los migrantes para regularizar su situación en México
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Mientras toman un descanso para continuar con el camino, los migrantes dejan las mochilas y el calzado deportivo en estanterías, en la Casa del Migrante de Arriaga. Foto: Manu Ureste

Los costos que tienen que pagar los migrantes para regularizar su situación en México

Con el Programa Temporal de Regularización Migratoria se puede obtener una residencia y un permiso de empleo temporal tras un trámite y el pago de 9 mil pesos en derechos.
Mientras toman un descanso para continuar con el camino, los migrantes dejan las mochilas y el calzado deportivo en estanterías, en la Casa del Migrante de Arriaga. Foto: Manu Ureste
Por Tania L. Montalvo
14 de enero, 2015
Comparte
Foto: Manu Ureste (@ManuVpC)

Foto: Manu Ureste (@ManuVpC)

Para que un migrante pueda regularizar su situación en México deberá pasar por un trámite burocrático en el que además de presentar documentos vigentes de identificación, tendrá que mostrar desde cuando está en el país, contar con un comprobante de domicilio mexicano y pagar una cuota de hasta 9 mil pesos.

Lo anterior según las reglas de operación del Programa Temporal de Regularización Migratoria que comenzó este 13 de enero y que estará vigente hasta el próximo 18 de diciembre de 2015; y que fue publicado en el Diario Oficial de la Federación por la Secretaría de Gobernación.

El objetivo de este Programa es que el Instituto Nacional de Migración (INM) cuente con herramientas para regularizar la situación migratoria de personas extranjeras que estén en México y deseen residir “de forma temporal” en el país.

Sin embargo, para el Grupo de Trabajo sobre Política Migratoria ⎯integrado por al menos 15 organizaciones civiles⎯ este Programa es “poco accesible para personas migrantes”, la población objetivo del mismo.

Para empezar, los beneficiaros son sólo aquellos que ingresaron al país antes del 9 de noviembre de 2012, quienes deberán seguir un trámite de al menos dos fases en el que primero podrán regularizarse y después obtener un permiso de empleo temporal vigente sólo por cuatro años.

Los migrantes que decidan inscribirse en el programa deben asegurar que su estancia en México sólo será temporal y mientras realizan el trámite no podrán trabajar. En caso de ser rechazados, el gobierno federal les da 30 días para abandonar el país.

Para iniciar el trámite se deberá hacer un pago de 1,124 pesos por los derechos de recepción y estudio de la solicitud. Una vez que ésta fue aceptada se deberán pagar 7,914 pesos más por la expedición de la tarjeta de residencia temporal.

Después de eso, el trámite del permiso temporal de empleo tiene un costo de 2,642 pesos; por lo que, en total, la persona migrante pagará 11,680 pesos si desea regularizar su situación y que el gobierno federal avale que pueda trabajar por un periodo de cuatro años.

Lo anterior, según las organizaciones civiles, es un obstáculo más para la mayoría de los migrantes en México que carecen de recursos económicos y que dejan todo en sus países de origen.

Las reglas expedidas por la Segob indican que un extranjero no podrá regularizar su situación si tiene otro trámite migratorio pendiente, está sujeto a un procedimiento de retorno asistido o deportación, proporcionó información falsa ante el INM o documentación apócrifa, ya ha sido deportado y tiene una restricción de ingreso; es sujeto de algún proceso penal, cuando su estancia comprometa la seguridad nacional o la seguridad pública “por sus antecedentes en México o en el extranjero”, o incumplió una orden de salida del país.

Las autoridades mexicanas también exigirán una identificación vigente con fotografía que puede ser el pasaporte, un documento de viaje, alguno expedido por autoridades del país de origen, o constancias consulares.

Pero además se deberá demostrar la residencia en México antes del 9 de noviembre de 2012, fecha límite de ingreso al país para aplicar al programa.

Lo anterior podrá comprobarse con boletos de avión, el sello en el pasaporte, recibos de luz, agua, teléfono, un contrato de arrendamiento, un expediente clínico o un documento con dos testigos que manifiesten conocer a la persona extranjera. Asimismo, se requieren comprobantes de domicilio en México.

Las reglas de este Programa de Regularización indican que ninguna persona podrá ser detenida por autoridades migratorias mientras solicita su inscripción o realiza el trámite para modificar su estatus irregular ante el Estado mexicano.

Según datos de la Secretaría de Gobernación, con este programa se puede beneficiar a por lo menos 30 mil migrantes que entraron a México antes de noviembre de 2012 y que permanecen en situación irregular.

El Estado mexicano insiste en que se busca crear “regímenes migratorios legales, seguros y ordenados” mientras se diseñan programas que atiendan a grupos vulnerables de migrantes.

Pero el Grupo de Trabajo sobre Política Migratoria insiste en que éste no es un Programa que atienda la situación de los migrantes que están en México y que buscan opciones para trabajar y permanecer legalmente en el país; además de que con este trámite no se les ofrece una solución para regularizar su estatus tomando en cuenta que son un grupo vulnerable con severas carencias.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Los beneficios del "ejercicio excéntrico", una de las formas más rápidas de mejorar tu fuerza

Estos ejercicios son clave para tener músculos y huesos más fuertes, el corazón más saludable y hasta quemar más calorías.
9 de mayo, 2022
Comparte

Hoy hice algo que normalmente no hago. Cuando salgo a trotar, acostumbro a subir una colina corriendo, pero hoy la subí caminando. Sin embargo, bajé corriendo. Y eso porque, por ilógico que parezca, correr cuesta abajo es probable que sea mejor para mí que correr cuesta arriba.

Lo que hice se conoce como “ejercicio excéntrico” y, a pesar del nombre, no tiene nada de extraño.

Lo fascinante es que, aunque se siente más fácil bajar que subir, el ejercicio excéntrico es realmente importante para todo tipo de beneficios para la salud, incluida la reparación y el crecimiento muscular, la flexibilidad y la densidad ósea.

Aunque te sorprenda (a mí ciertamente me sorprendió), la parte fácil, aquella en la que estás bajando, es en realidad una de las formas más rápidas de hacerte más fuerte.

Y no es solo correr cuesta abajo, es cualquier ejercicio en el que estés alargando el músculo bajo resistencia, como al bajar las pesas tras levantarlas: cuando levantas un peso, estás contrayendo los músculos de tu brazo (eso es ejercicio concéntrico); al bajarlas, los músculos se alargan.

Extender tus músculos en muchos sentidos es la parte más efectiva del ejercicio.

Si los haces bien, los ejercicios excéntricos pueden conferir beneficios realmente notables, desde mantenerte en forma hasta ayudar a tu cuerpo a seguir quemando más calorías cuando termines un entrenamiento aparentemente más duro.

¿Te gustaría probar?

Si te da curiosidad, puedes probar con “el reto de sentarse y pararse”.

Lo único que tienes que hacer es sentarte en una silla, solo que muy lentamente: tómate de tres a cinco segundos. Luego ponte de pie sobre ambas piernas.

Si te sientes particularmente enérgico, y tienes buen equilibrio, puedes intentar la parte de sentarte parado sobre una sola pierna.

Repite al menos 10 veces al día.

Chica sentándose

Getty Images
Despacito.

Los ejercicios excéntricos son la otra cara de muchos movimientos que ya estás haciendo, y han estado ocultos en tu régimen de ejercicio todo el tiempo, como un secreto.

Solo tienes que estar más pendiente de ellos, incorporarlos a tus rutinas y garantizar que el músculo activo trabaje.

Pero, ¿realmente traen beneficios significativos para tu salud en general?

Los estudios

En uno de mis estudios favoritos se les pidió a las personas que subieran o bajaran las escaleras de un edificio de 10 pisos dos veces por semana y que usaran el ascensor en la otra dirección.

Como era de esperar, ambos grupos vieron mejoras en muchos resultados de salud, pero sorprendentemente el grupo que subió en ascensor y bajó las escaleras estaba más en forma: tuvieron mejoras significativamente mayores en la frecuencia cardiaca en reposo, que es una forma de medir la salud y el estado físico en general.

El resultado fue sorprendente ya que el corazón no tiene que trabajar tan duro cuando estás bajando las escaleras como al subirlas.

Quienes bajaron las escaleras vieron además una mayor mejora en su sensibilidad a la insulina y sus niveles de grasa en la sangre.

Chico bajando escaleras

Getty Images
Bajar se siente más fácil. Y estudios muestran que es mejor.

El ejercicio excéntrico también podría ser la clave para huesos y músculos más fuertes.

En el estudio de escaleras, el grupo que las bajó tenía una mayor mejora en la función muscular y la densidad ósea que el grupo que las subió.

E, increíblemente, los que bajaron las escaleras mejoraron su fuerza muscular en un 34%, más del doble que el grupo que subió las escaleras.

Un resultado similar al de un estudio de control aleatorio de 2019, que comparó a adultos mayores que hacían ejercicios tradicionales con un grupo que hacía ejercicios excéntricos, encontró que el grupo excéntrico mostró una mejora del 38% en la fuerza de las piernas frente a un 8% en el grupo de ejercicio tradicional.

También reduce el riesgo de lesiones y puede mejorar el equilibrio, algo muy importante para el bienestar general.

Otros estudios han demostrado que centrarse en la fase excéntrica de levantar pesas puede aumentar la velocidad a la que se queman calorías cuando termina el ejercicio.

Así que, por alguna razón, la parte del ejercicio que se siente más fácil en realidad tiene un mayor impacto beneficioso en todo… pero, ¿por qué razón?

Llegó el momento de consultar un experto sobre la extraña ciencia detrás de los ejercicios excéntricos, uno como Tony Kaye, profesor de Biomecánica en la Universidad de Northampton, Reino Unido.

Short presentational grey line

BBC

¿Por qué hacer “ejercicio excéntrico” es tan efectivo?

En primer lugar, porque es más fácil de hacer. Es mucho más difícil ir cuesta arriba que cuesta abajo y, sin embargo, estamos moviendo la misma cantidad de masa que nuestro cuerpo.

La segunda razón está en la forma en que funciona el músculo.

Es matemática simple que te explico con números ficticios: digamos que estamos levantando 100 kilos en una sentadilla.

Al levantarnos usamos 100 fibras musculares, así que cada una está siendo estresada por un kilo.

Al bajar, usamos diferentes fibras musculares que son mucho, mucho más grandes y poderosas, por lo que solo utilizamos 25 fibras musculares.

Cada una de ellas tiene que resistir cuatro veces la carga, y eso crea un daño microscópico mucho mayor en las células de esas fibras.

Es absolutamente fascinante que parte del beneficio del ejercicio es el daño que provoca: causa microrasgaduras, y es la recuperación lo que te hace más fuerte.

Correcto. Si bien nos hace más saludables, más en forma, etcétera, el ejercicio en sí mismo crea daños microscópicos que estimulan respuestas hormonales, y con la nutrición y el descanso y el sueño durante los días siguientes, se reconstruyen esos músculos a un nuevo nivel más alto y más fuerte.

El ejercicio excéntrico ha demostrado consistentemente crear un mayor daño microscópico que el concéntrico.

¿Y también puede ayudarte a quemar más calorías?

Sí y no.

No, mientras haces el ejercicio.

Pero sí después.

Eso porque provoca más daño microscópico, así que obliga al cuerpo a aumentar su tasa metabólica durante los próximos días mientras se repara; por lo tanto, la tasa metabólica se eleva durante un periodo prolongado.

¿Cuáles son los beneficios a medida que envejecemos?

A medida que envejecemos, nos debilitamos, los músculos de los brazos se hacen más pequeños y nuestros huesos también se debilitan. Y el ejercicio excéntrico ha demostrado repetidamente más efectos positivos en los tres que cualquier otro tipo de contracción.

Nosotros observamos el efecto del entrenamiento excéntrico en futbolistas masculinos jóvenes y sanos, y mostró aumentos dramáticos en la fuerza.

Luego realizamos el mismo ejercicio en individuos mayores, mayores de 65 años, algunos con condiciones clínicas.

Tuvieron aumentos muy grandes en la fuerza, de entre 30% a 50%, y un aumento del 10% en la masa muscular en los cuádriceps en apenas seis semanas.

Es un aumento sustancial mucho, mucho mayor de lo que esperaríamos del ejercicio normal.

Otro estudio que hice demostró aumento de cuatro veces en el rango de movimiento en el tobillo que el estiramiento tradicional.

Así que aumenta la flexibilidad, la masa muscular, la densidad ósea, la fuerza.

Es un ejercicio altamente efectivo.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=eeU0dpGZPZ8&t=13s

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.