¿Blanco o azul? El vestido que divide a internet
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

¿Blanco o azul? El vestido que divide a internet

Unos lo ven azul y negro, y otros dorado y blanco. ¿Qué tienen esta prenda de vestir para que no podamos ponernos de acuerdo en algo tan básico como de qué color es?
Por BBCMundo
27 de febrero, 2015
Comparte

150227114053_vestido_624x351_toher_nocredit¿Cómo es posible que nuestros ojos se equivoquen?

Cuando vemos algo claramente podemos afirmar, sin el menor asomo de duda, que hemos sido testigos de algo.

Pero, al parecer, a veces podemos cometer errores.

¿De qué color es el vestido que vemos en la foto de arriba?

Algunos lo ven blanco y dorado.

“Kane lo ve negro y azul”, escribió Kim Kardashian en su cuenta de Twitter, haciendo referencia a su marido.

Y no es el único: las redes sociales muestran una línea divisoria tajante entre quienes lo ven de un modo u otro.

Julianne Moore, flamante ganadora de un Oscar, aseguró en Twitter que lo veía blanco y dorado. Taylor Swift y Justin Bieber forman parte, en cambio, del equipo azul y negro.

Explicando la confusión

Le preguntamos a la editora de fotografía del Servicio Mundial de la BBC, Emma Lynch, si podía objetivamente determinar el color de la imagen usando un programa de edición de fotos.

Tras analizarla, Lynch concluyó que todas las tonalidades del vestido son azules, no blancas.

Vestido
La redacción de BBC Mundo está dividiDa, aunque son más lo que perciben la prenda como blanca y dorada.

Al aumentar la saturación -es decir, reforzando los colores existentes sin añadir nuevos- el vestido se tornaba azul para todos.

Según lo explica la publicación Wired, las distintas longitudes de onda que corresponden a diferentes colores llegan al ojo a través de la lente y golpean la retina, donde los pigmentos estimulan las conexiones neuronales que llegan a la corteza visual y le permiten al cerebro transformar esas señales en una imagen.

Nuestro cerebro filtra intuitivamente el fondo y la luz para ver el “verdadero” color de un objeto, pero en este caso, la tonalidad azulina de la foto afecta esta habilidad.

En este caso, los colores que rodean al vestido son tan confusos que el cerebro no está seguro de cómo debe entender el color del vestido.

Esto significa que la gente que percibe el fondo como oscuro tenderá a ver la parte azul del vestido como blanca y el color negro como dorado.

Todo depende de la forma en la que el cerebro procese el color.

Una boda, un vestido y dos bandos enfrentados

La persona que compartió la imagen en las redes sociales concuerda con lo que señala Lynch.

Caitlin McNeill, una joven escocesa de 21 años, integra una banda de música folk.

Su grupo tocó en una boda en la que la madre de la novia llevaba el vestido en cuestión.

Según le dijo McNeill al sitio BuzzFeed, la discusión comenzó poco antes de la fiesta, cuando la madre de la novia compartió una serie de fotos sobre lo que pensaba usar esa noche.

La novia y el novio no podían ponerse de acuerdo en si el vestido era azul y negro o blanco y dorado y publicaron la foto en Facebook para pedir opiniones.

A partir de allí, se inició un debate que todavía está dando la vuelta al mundo.

El vestido que -aunque algunos no quieran- hay que admitir que es negro y azul está hecho por la compañía Roman Originals.

Aunque ofrecen el modelo en varios colores, no cuentan con una versión blanca y dorada.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Viruela del mono: ¿es hora de preocuparse o de ignorar el brote detectado en varios países?

Muchos de los casos que han aparecido en el mundo parecen no estar relacionados, por lo que faltan enlaces en una cadena que se extiende ya por varias regiones.
22 de mayo, 2022
Comparte

Si sientes que el mundo aún se está recuperando de la pandemia de COVID-19, lo siento, pero hay otro virus con el que lidiar.

Esta vez se trata de la viruela del mono y hay más de 90 casos confirmados en al menos 14 países donde normalmente no se esperaría que se registrara esta enfermedad.

¿Qué está pasando? ¿Es hora de preocuparse o nos estamos alterando demasiado por haber vivido la COVID?

Seamos claros: esto no es otra pandemia de COVID-19 y no estamos cerca de volver a ver confinamientos para contener la propagación de la viruela del mono.

Sin embargo, este es un brote inusual y sin precedentes que tomó completamente por sorpresa a los científicos que se especializan en la enfermedad y siempre es una preocupación cuando un virus cambia su comportamiento.

Hasta ahora, la viruela del mono era bastante predecible.

El hogar natural del virus son los animales salvajes, y en realidad se cree que son roedores y no monos los que lo están transmitiendo.

Cuando alguien en las selvas tropicales de África occidental y central entra en contacto con una criatura infectada, el virus salta entre especies. Su piel estalla en una erupción, que se ampolla y luego se forma una costra.

El virus ahora está fuera de su hogar habitual y se esfuerza por propagarse, por lo que necesita un contacto cercano prolongado para reproducirse. Por lo tanto, los brotes tienden a ser pequeños y a desaparecer por sí solos.

Una pequeña cantidad de casos surgieron antes en otras partes del mundo, pero todos podían vincularse inmediatamente con alguien que había viajado a un país afectado y lo había traído a casa.

Ese ya no es el caso

  • Por primera vez, el virus se encuentra en personas sin una conexión clara con África occidental y central.
  • No está claro de quién se está contagiando la gente.
  • La viruela del mono se está propagando durante actividades sexuales y la mayoría de los casos tienen lesiones en los genitales y el área circundante.
  • Muchos de los afectados son jóvenes gays y bisexuales.

“Estamos en una situación muy nueva; eso es una sorpresa y una preocupación”, me dijo Peter Horby, director del Instituto de Ciencias de la Pandemia de la Universidad de Oxford (Reino Unido).

Si bien dijo que esto “no es COVID 2, acotó que “debemos actuar” para evitar que el virus se afiance, ya que esto es “algo que realmente queremos evitar”.

El médico Hugh Adler, que ha tratado a pacientes con viruela del mono, está de acuerdo: “No es un patrón que hayamos visto antes, es una sorpresa”.

Entonces, ¿qué está pasando?

Sabemos que este brote es diferente, pero no sabemos por qué.

Hay dos opciones amplias: el virus cambió o el mismo virus antiguo se encontró en el lugar correcto en el momento adecuado para prosperar.

La viruela del mono se contrae por un virus de ADN, por lo que no muta tan rápido como la covid o la gripe.

Partícula del virus de la viruela del mono.

Science Photo Library
Partícula del virus de la viruela del mono.

Un análisis genético muy temprano sugiere que los casos actuales están muy estrechamente relacionados con las formas del virus observadas en 2018 y 2019. Es demasiado pronto para estar seguros, pero por ahora no hay evidencia de que se trate de una nueva variante mutante en juego.

Pero un virus no tiene que cambiar para aprovechar una oportunidad, como hemos aprendido de los grandes brotes inesperados de los virus ébola y zika en la última década.

“Siempre pensamos que el ébola era fácil de contener, hasta que no fue así”, dijo el profesor Adam Kucharski, de la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres.

No está claro por qué los hombres gays y bisexuales se ven afectados de manera desproporcionada. ¿Los comportamientos sexuales facilitan la propagación? ¿Es solo una coincidencia? ¿Es una comunidad más consciente de la salud sexual y de hacerse chequeos?

También puede ser que se haya vuelto más fácil la propagación de la viruela del mono.

Costras en las manos de una persona debido a la viruela del mono.

Getty Images
La viruela del mono causa una erupción que puede provocar mucha picazón, que cambia y pasa por diferentes etapas antes de formar una costra.

Las vacunaciones masivas contra la viruela en el pasado pueden haber brindado a las generaciones mayores cierta protección contra la viruela del mono, estrechamente relacionada.

“Probablemente se está transmitiendo de manera más efectiva que en la era de la viruela, pero no vemos nada que sugiera que podría extenderse”, dijo Adler, quien todavía espera que este brote se desvanezca por sí solo.

¿Cuál es la conexión?

Comprender cómo comenzó este brote ayudará a predecir lo que sucederá a continuación.

Sabemos que solo estamos viendo la punta del iceberg, ya que los casos que se detectan no encajan en una imagen clara de “esta persona se la pasó a esta otra”.

En cambio, muchos de los casos parecen no estar relacionados, por lo que faltan enlaces en una cadena que parece extenderse por toda Europa y más allá.

Un reciente evento masivo de superpropagación, en el que un gran número de personas se reunieran y contrajeran la viruela del mono en el mismo lugar, como un festival, y luego se la llevaran a diferentes países, podría explicar la situación actual.

La explicación alternativa para que tantas personas no conectadas se infecten es si el virus realmente estuvo merodeando desapercibido durante bastante tiempo e involucrando a muchas personas.

De cualquier manera, podemos esperar que se sigan encontrando más casos.

Viruela del mono bajo el microscopio.

SPL

No creo que la gente en general deba preocuparse en esta etapa, pero tampcoo creo que hayamos descubierto todo y no tenemos el control de esto”, dijo el profesor Jimmy Whitworth, de la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres.

Pero recuerde que no estamos en la misma situación que estábamos con la covid-19.

Este es un virus conocido, no uno nuevo, y ya tenemos vacunas ytratamientos. En la mayor parte de los casos se pasa como una enfermedad leve, aunque puede ser más peligroso en niños pequeños, mujeres embarazadas y personas con sistemas inmunológicos débiles.

Pero se propaga más lentamente que la covid-19, y el sarpullido distintivo y doloroso hace que sea más difícil pasarlo por alto que una tos que podría ser cualquier cosa.

Esto facilita el trabajo de encontrar a personas que puedan haberse contagiado y vacunar a quienes corren el riesgo de contraerla.

Sin embargo, el director regional para Europa de la Organización Mundial de la Salud, Hans Kluge, lanzó una advertencia: “A medida que entramos en la temporada de verano (…) con reuniones masivas, festivales y fiestas, me preocupa que la transmisión pueda acelerarse”.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=lDXkbkXYtjo

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.